/ lunes 28 de junio de 2021

[Entrevista] No hubo pacto con el gobernador ni le debo el triunfo: Eduardo Rivera

El edil electo afirma que gobernará para todos, incluidos grupos minoritarios, homosexuales, lesbianas, creyentes de todas las religiones y ateos

Eduardo Rivera Pérez se expresa con la satisfacción de haber ganado la contienda para presidente municipal de Puebla con 318 mil votos, cifra que le permitió derrotar por más de 20 puntos porcentuales a su oponente de Morena. Esa holgura en los números le autoriza para asegurar que el triunfo se lo debe a los electores, no al gobernador, no a los grupos empresariales ni a los partidos que lo postularon, por quienes manifiesta un profundo respeto.

El edil electo organiza un conglomerado de representaciones sociales que le ayude a lograr una mejor ciudad, pues admite que solo no podrá hacerlo. Esa tarea le llevó a reunirse primero con empresarios, rectores de universidades y el arzobispo, pero también ha sostenido encuentros con sindicatos y consejos ciudadanos. Además, subraya que su gobierno involucrará y trabajará para todos: católicos, cristianos, evangelistas, agnósticos, ateos y grupos minoritarios.

Rivera Pérez será a partir del 15 de octubre el panista con el cargo de elección popular más relevante del estado, hecho que le proveerá de las condiciones para convertirse en líder moral del PAN, título que, sin embargo, rechaza. Frente al proceso de renovación de dirigente en ese partido, invita a sus militantes a reflexionar lo que sucedió en las precampañas, los obstáculos que sufrieron algunos aspirantes por parte de la líder, para decidir qué rumbo quieren en el futuro.

¿Qué sentimientos experimentaste con el triunfo?

Se siente muy bonito, es una gran respuesta de la población, lo que representa esto es una gran confianza y esta confianza se traduce también en un gran compromiso y es algo que honra y compromete. La verdad es que veníamos trabajando de manera disciplinada, organizada, haciendo también una campaña adecuada, logramos conectar con la población. Yo veía las encuestas, pero lo más importante era la respuesta de la población en la calle, en los cruceros, en los mercados, en el transporte público y era fenomenal. Ver confirmada esa esperanza y esa actitud de la población en las urnas fue muy lindo.

¿En algún momento pensaste que podrías perder? ¿Incluso en la precampaña? Tuviste muchos obstáculos para ser candidato.

Absolutamente no, y como tú bien los has descrito, pues hubo muchos obstáculos, internos. Fue muy curioso porque todos los demás partidos políticos, desde un principio, habían manifestado, hasta de manera pública, el apoyo a Eduardo Rivera Pérez, desde un principio, y fue el obstáculo hacia el interior de Acción Nacional, en donde más trabas pusieron, y yo creo que el tiempo nos dio la razón: era por este lado, aquí está el resultado. Creo que hay que aprender de ese tipo de obstáculos o de errores, yo diría, porque me parece que esos procesos internos, a veces desgastantes dentro de los partidos políticos, pues ocasionan mucha pérdida de tiempo, y lo que más vale en una campaña política es el tiempo. Algunas diputaciones locales, a lo mejor, si hubiéramos tenido condiciones de diálogo y unidad, a lo mejor no se hubieran perdido, porque hubo diputaciones que se perdieron por mil o 2 mil votos, o por menos, y si hubiéramos estado totalmente cohesionados, unidos, desde meses atrás, seguramente hubiéramos obtenido un mejor resultado en las diputaciones federales y locales.

Enfrentaste a la candidata que te ganó en 2018. ¿Eso hizo de la contienda un asunto personal?

La vi como una contienda normal. Todas las campañas políticas son distintas, son diferentes, pero lo importante también es que los poblanos y las poblanas tenían la oportunidad de comparar una gestión con otra, el trabajo de uno y de otro, pero nunca lo tomé absolutamente de manera personal. No soy una persona que en el tema de la política me tome las cosas de manera personal. Entiendo muy bien que en la campaña hay calificaciones y descalificaciones, y hay que aguantar vara. Yo sabía que veníamos a esta contienda política con diferentes adversarios, muy probablemente en ese entonces Claudia Rivera, y así entré a la contienda, como un contendiente más, concentrado en lograr la victoria.

Esta es la segunda vez que vas a gobernar la ciudad, con una diferencia exacta de 10 años entre una y otra. ¿Qué diferencias hay entre el Eduardo Rivera de 2011 y el de ahora?

Hay un Eduardo Rivera con mayor experiencia. Ya fui alcalde de la ciudad, me he dedicado a ser consultor y académico en estos últimos siete años. He sido asesor de algunos gobernantes en el país, de algunos alcaldes y de alcaldías importantes en nuestro país, me he dedicado al tema de la academia tanto a nivel nacional como internacional, y me ha permitido tener una experiencia importante y actualización de las políticas púbicas. También hay un Eduardo Rivera resiliente. He aprendido a trabajar en la adversidad.

Ya conoces las posibilidades y limitaciones de un presidente municipal, en tiempo y recursos, ¿te va a alcanzar para corregir el rumbo, como lo prometiste en campaña?

No va a ser fácil corregir el rumbo de Puebla, va a tener sus complicaciones, sus costos, sus dificultades, sus tiempos y por supuesto, limitaciones de recursos, limitaciones quizá políticas, sin embargo, lo vamos a hacer. Ni nos vamos a esperar hasta el 15 de octubre para hacerlo. Como han visto, empezamos a trabajar inmediatamente después del triunfo, a dialogar con diferentes sectores.

¿Cuál será la prioridad de tu administración?

La prioridad está englobada en las seis propuestas de acciones que hicimos en campaña, que es la experiencia para corregir el rumbo de Puebla. ¿Qué significa esto?, pasar de un mal gobierno a un buen gobierno, que puede entregar resultados concretos a los problemas concretos. ¿Cuáles son los problemas concretos? Diría estos tres: la seguridad, reactivación económica y mejores servicios públicos.

En un principio te reuniste con cámaras empresariales, rectores y el arzobispo. ¿Por qué has elegido estos sectores? En redes sociales te han criticado por eso y se han preguntado cuándo dialogarás con los electores que te dieron el triunfo, con los ciudadanos.

Diría que es una visión incompleta, de que solamente me haya reunido con esos sectores. Ciertamente me reuní primero con esos sectores, porque hubo un compromiso en una reunión del Consejo Coordinador Empresarial, de que ellos, ante la necesidad de la reactivación económica, planteaban tener algún encuentro cuando yo fuera alcalde electo. Lo que urge es la reactivación económica y seguridad, no por ellos, no solamente por los empresarios, sino por quien nos está viendo en casa, por quienes precisamente siguen esta transmisión (en referencia a los lectores de El Sol de Puebla que ven la entrevista en redes sociales), lo que más piden es que haya trabajo, mejores salarios y seguridad. ¿Quiénes generan los empleos en este país?, ¿quiénes generan los empleos en Puebla capital?, ¿el gobierno de la ciudad?, absolutamente falso; ¿el gobierno estatal o gobierno federal?, absolutamente falso. Quienes generan los empleos y la riqueza, en este país y en todo el mundo son los empresarios. Entonces hay que hacer una alianza con los empresarios para que se generen más empleos, pueda haber más trabajo y seguridad.

También platiqué con los rectores, inmediatamente, pero no solamente he platicado con ellos, también platiqué con los sindicatos. En esta reunión que me refieres estuvieron presentes los tres sindicatos más importantes del estado, que son los que representan a los trabajadores. Entonces no solamente estoy viendo a los empresarios o la iglesia o a los rectores, nos sentamos también con los sindicatos, y también en esta reunión estuvo la representante de los consejos ciudadanos del municipio de Puebla, que son más de 23 consejos.

Lo que yo estoy haciendo es involucrando a toda la sociedad. Las iglesias también tienen algo qué opinar, y no solamente la iglesia católica, la evangélica, la cristiana, y con todos ellos tengo relación. Precisamente el fin de semana me reuní con los amigos de la Central de Abasto, para poder plantear un plan maestro, para recuperar nuestra central. Y voy también a tener una reunión con el sector transportista, porque uno de los lugares más inseguros para las poblanas y los poblanos de Puebla capital es el transporte público.

El alcalde, como lo dije después de la campaña política, va a trabajar absolutamente para todos. Lo único que estoy haciendo es liderar y congeniar, organizarnos con la sociedad para hacerlo de manera conjunta. No lo voy a poder hacer solo.

¿Atenderás a grupos vulnerables, minorías, personas que se definen como progresistas?

Eso de progresista es cuestión de enfoques y también la opinión de cada quien. Un alcalde debe trabajar para todos y voy a trabajar para católicos, cristianos, evangelistas, agnósticos, ateos, grupos minoritarios, grupos que se sientan también afectados, discriminados en ese sentido. No quiero imponer mi forma de pensar o mis creencias personales, ni en mi gobierno ni en la sociedad. Cada quien tiene sus creencias. Yo tengo las mías y quienes nos ven tienen las propias y todas son respetables, pero un alcalde tiene que garantizar seguridad pública para todos, para los grupos minoritarios, para los homosexuales, para las lesbianas, para los cristianos, para los que le van al Puebla, para los que le van al América, absolutamente para todos y esa es mi convicción. Quiero decirte que en campaña algunos de estos grupos minoritarios salieron a apoyarme y a respaldarme a mí, y voy a trabajar también para ellos.

¿Cómo será la transición con el gobierno de Claudia Rivera? ¿Qué esperas de ella?

Tiene que ser una transición apegada a derecho. Hay procesos que ya están establecidos en la ley, los reglamentos que se tienen que llevar a cabo, pero más allá de lo que está establecido en la ley y en los reglamentos, tiene que haber una actitud positiva de ambas partes. Lo que espero es la disposición del gobierno saliente de entregar bien las cosas, de saber cómo está el diagnóstico de las áreas, el diagnóstico presupuestal, el diagnóstico de los conflictos que se heredan, litigios, pendientes, obras en tránsito.

La transición acaba una vez que entras, pero la revisión de lo que recibes continuará. Si encuentras irregularidades ¿las darás a conocer?

Es lo que está establecido en la ley y en los reglamentos. Si hay alguna situación, como está establecido en la ley, que algo es de alguna manera irregular, por su puesto, se tendrá que llevar a cabo el procedimiento necesario.

¿Qué platicaron Claudia Rivera y tú en corto, en esas dos horas de la primera reunión? ¿Se dijeron cosas como “me ganaste, pero yo te gané antes” o algo así?

Hubo un buen diálogo. Es algo muy curioso, fue una reunión tranquila, pero sí algo que se acotó en la plática que ella y yo tuvimos es que realmente tampoco nunca habíamos dialogado, nunca habíamos platicado.

¿Te cayó bien?

Hubo buena plática. Yo quiero tener esta actitud positiva y yo creo que lo importante es trabajar por la ciudad y hubo una buena disposición.

Te convertirás en líder moral del PAN por ser el panista con el cargo público más importante del estado. ¿Querrás ser líder formal? Es decir, ahora que se aproxima la renovación de dirigente en el PAN, ¿quieres un aliado como presidente del partido?

Yo creo que el partido sí tiene que hacer un proceso de reflexión, eso es importante, cada militante del Partido Acción Nacional, y también lo diría, los partidos políticos que participaron en esta candidatura común, tienen que hacer un análisis con objetividad. Yo lo que te mencionaba desde un principio y tú lo acotabas bien, que hubo muchos obstáculos para llegar a esta candidatura y este proceso, y no solamente sucedió en Puebla, también sucedió en otros municipios del interior del estado. Cada panista tiene que revisar y analizar cuál es la ruta adecuada de Acción Nacional. Yo no me quiero convertir en el líder moral. Eduardo Rivera Pérez solo vale un voto dentro de la decisión de la eventual renovación de la dirigencia.

¿Qué es lo que más me interesa? Te lo digo con honestidad y franqueza, a mi me interesa gobernar bien para Puebla, y con todo respeto, pues las dinámicas de los propios partidos políticos serán sus propias dinámicas, serán las decisiones de los propios partidos políticos, pero yo estoy enfocado en corregir el rumbo de Puebla

¿Genoveva Huerta debe quedarse o debe llegar alguien nuevo?

Que los panistas lo decidan. Cada quien tiene su voto y esa es una responsabilidad de cada uno de los panistas.

El lunes de la semana pasada circuló una presunta encuesta, a través de una llamada telefónica que le hicieron a panistas, en la que aplicaban tres preguntas que daban por sentado que habías hecho un pacto con el gobernador para ganar la elección. ¿Guerra sucia?, ¿de parte de quién? Algunos se lo atribuyeron a Claudia Rivera Vivanco. Parece más una guerra interna del partido. ¿Qué piensas de eso?

Fíjate qué curioso, todavía no empieza la responsabilidad (de ser alcalde en funciones) y ya empezaron las patadas por debajo de la mesa. Yo creo, la verdad, comparto más tu hipótesis, (aunque) no tengo tampoco ningún elemento para probarlo. La verdad es que, para mí, te lo digo francamente, no me importa. Lo que me importa es trabajar por Puebla, y aquí lo importante y lo valioso es que, por supuesto que no hubo ningún pacto con el gobernador. Él tiene su trinchera y yo tengo la mía, él tiene una forma de pensar y yo tengo una forma de pensar.

Lo vimos apenas, que dijo que no se iba a reunir con las cámaras empresariales porque no son útiles.

Así es. Cada quien está haciendo su estilo, cada quien su trinchera y cada quien tiene su partido (…) aquí lo más importante es que yo no le debo esta victoria absolutamente a nadie

¿Ni al gobernador?

Ni al gobernador, ni a ningún grupo empresarial, y lo digo con profundo respeto, también a los propios partidos políticos que me impulsaron y que agradezco, y soy muy agradecido con ellos, pero este triunfo histórico se lo debo a nuestros amigos electores, a los poblanos y poblanas, a esos 318 mil 424 votos. Mi compromiso es con ellos, la deuda es con ellos. Este tipo de grillas no me importan.

¿Cómo será tu relación con el gobernador Miguel Barbosa, una vez que entres en funciones?

De respeto y colaboración, y de acuerdo, que es lo que yo quiero y lo que manifestamos en la reunión en corto, cuando platiqué con él y frente a los medios de comunicación. A mí lo que me interesa es trabajar por Puebla. Él manifestó también esa disposición. Comentamos que íbamos a dialogar, que íbamos siempre a respetarnos y que íbamos a procurar mantener siempre acuerdos en acciones conjuntas, como él lo manifestó, en temas de seguridad, de economía, de obra pública. Ya tendremos la oportunidad de aterrizar esos “cómos”. Y quiero decirte a ti, frente a los amigos del auditorio, que yo tocaré todas las puertas que sean necesarias para lograr corregir el rumbo de Puebla.

¿Vamos a ver un ayuntamiento plural, que represente a esos cinco partidos que te postularon?

Sí, por supuesto que sí, hubo disposición y generosidad absolutamente de todos, por eso decía también que estoy muy agradecido con ellos, con su respaldo, porque gracias a ellos también tuve el vehículo para poder ser el candidato, y si bien no hay una condición de decir “tienes que meter a tantos” o “tienes que meter a B o C”, yo tengo un compromiso moral en donde aquellas personas que te apoyan, por su puesto los partidos políticos tienen que verse representados.

Acción Nacional, por su puesto que se ve de una manera mucho más fácil representado, porque yo soy candidato de un partido político donde milito desde hace varios años, pero para los partidos políticos que me acompañaron tengo la disposición de abrir las puertas y estamos platicando en ello, viendo perfiles, y eso es importante decirlo, tampoco va a ser una agencia de colocaciones. Seré muy exigente para designar al gabinete.

¿Debe replicarse la alianza electoral del PAN con los otros partidos, entre ellos el PRI, en 2024?

El tema de las alianzas llegó para quedarse desde el 2010. Hubo esfuerzos previos, pero realmente la primera alianza fue en el 2010. Yo fui un candidato de la alianza hace 10 años y gané también con el apoyo del PRD, Nueva Alianza y Acción Nacional. Yo creo que es conveniente, no solamente proyectarlo hacia 2024. La razón porque es importante que haya un gobierno de coalición, porque yo le expresaba a los propios partidos políticos: “no se trata que sea una relación matrimonial solamente de kermés, que ya ganamos y cada quien a su casa”, tenemos que hacer que esto realmente funcione y tenemos que mostrarle a la sociedad que esta coalición tuvo sentido. Me parece que hay las condiciones, para que no solamente en Puebla, sino en otras partes del país, se pueda mantener una alianza que pueda permitir no solamente ganar elecciones locales, sino también de cara a la elección a la presidencia de la República y a las propias elecciones federales.

¿Cómo te sentiste con el chaleco rojo?, ¿te lo volverías a poner?

Yo creo que las cosas cambian, hay que también cambiar uno. Yo creo que es importante siempre tener esa pluralidad, esa apertura para sumar a los distintos, a los que piensan de alguna manera diferente, pero que tenemos propósitos comunes. Nos unió el propósito de Puebla y de México y creo que funcionó. Yo tengo una relación muy estrecha y coordinada con el dirigente estatal del PRI y con el presidente nacional también del PRI, tanto con Néstor (Camarillo) como con Alito (Moreno) y también por supuesto con (Jesús) Zambrano, también con Carlos Martínez Amador del PRD, y como un proyecto de aliados estamos en esa disposición de seguir caminando juntos.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Ya conoces las posibilidades y limitaciones de un presidente municipal, en tiempo y recursos, ¿te va a alcanzar para corregir el rumbo, como lo prometiste en campaña?

No va a ser fácil corregir el rumbo de Puebla, va a tener sus complicaciones, sus costos, sus dificultades, sus tiempos y por supuesto, limitaciones de recursos, limitaciones quizá políticas, sin embargo, lo vamos a hacer. Ni nos vamos a esperar hasta el 15 de octubre para hacerlo. Como han visto, empezamos a trabajar inmediatamente después del triunfo, a dialogar con diferentes sectores.

¿Cuál será la prioridad de tu administración?

La prioridad está englobada en las seis propuestas de acciones que hicimos en campaña, que es la experiencia para corregir el rumbo de Puebla. ¿Qué significa esto?, pasar de un mal gobierno a un buen gobierno, que puede entregar resultados concretos a los problemas concretos. ¿Cuáles son los problemas concretos? Diría estos tres: la seguridad, reactivación económica y mejores servicios públicos.

En un principio te reuniste con cámaras empresariales, rectores y el arzobispo. ¿Por qué has elegido estos sectores? En redes sociales te han criticado por eso y se han preguntado cuándo dialogarás con los electores que te dieron el triunfo, con los ciudadanos.

Diría que es una visión incompleta, de que solamente me haya reunido con esos sectores. Ciertamente me reuní primero con esos sectores, porque hubo un compromiso en una reunión del Consejo Coordinador Empresarial, de que ellos, ante la necesidad de la reactivación económica, planteaban tener algún encuentro cuando yo fuera alcalde electo. Lo que urge es la reactivación económica y seguridad, no por ellos, no solamente por los empresarios, sino por quien nos está viendo en casa, por quienes precisamente siguen esta transmisión (en referencia a los lectores de El Sol de Puebla que ven la entrevista en redes sociales), lo que más piden es que haya trabajo, mejores salarios y seguridad. ¿Quiénes generan los empleos en este país?, ¿quiénes generan los empleos en Puebla capital?, ¿el gobierno de la ciudad?, absolutamente falso; ¿el gobierno estatal o gobierno federal?, absolutamente falso. Quienes generan los empleos y la riqueza, en este país y en todo el mundo son los empresarios. Entonces hay que hacer una alianza con los empresarios para que se generen más empleos, pueda haber más trabajo y seguridad.

También platiqué con los rectores, inmediatamente, pero no solamente he platicado con ellos, también platiqué con los sindicatos. En esta reunión que me refieres estuvieron presentes los tres sindicatos más importantes del estado, que son los que representan a los trabajadores. Entonces no solamente estoy viendo a los empresarios o la iglesia o a los rectores, nos sentamos también con los sindicatos, y también en esta reunión estuvo la representante de los consejos ciudadanos del municipio de Puebla, que son más de 23 consejos.

Lo que yo estoy haciendo es involucrando a toda la sociedad. Las iglesias también tienen algo qué opinar, y no solamente la iglesia católica, la evangélica, la cristiana, y con todos ellos tengo relación. Precisamente el fin de semana me reuní con los amigos de la Central de Abasto, para poder plantear un plan maestro, para recuperar nuestra central. Y voy también a tener una reunión con el sector transportista, porque uno de los lugares más inseguros para las poblanas y los poblanos de Puebla capital es el transporte público.

El alcalde, como lo dije después de la campaña política, va a trabajar absolutamente para todos. Lo único que estoy haciendo es liderar y congeniar, organizarnos con la sociedad para hacerlo de manera conjunta. No lo voy a poder hacer solo.

¿Atenderás a grupos vulnerables, minorías, personas que se definen como progresistas?

Eso de progresista es cuestión de enfoques y también la opinión de cada quien. Un alcalde debe trabajar para todos y voy a trabajar para católicos, cristianos, evangelistas, agnósticos, ateos, grupos minoritarios, grupos que se sientan también afectados, discriminados en ese sentido. No quiero imponer mi forma de pensar o mis creencias personales, ni en mi gobierno ni en la sociedad. Cada quien tiene sus creencias. Yo tengo las mías y quienes nos ven tienen las propias y todas son respetables, pero un alcalde tiene que garantizar seguridad pública para todos, para los grupos minoritarios, para los homosexuales, para las lesbianas, para los cristianos, para los que le van al Puebla, para los que le van al América, absolutamente para todos y esa es mi convicción. Quiero decirte que en campaña algunos de estos grupos minoritarios salieron a apoyarme y a respaldarme a mí, y voy a trabajar también para ellos.

¿Cómo será la transición con el gobierno de Claudia Rivera? ¿Qué esperas de ella?

Tiene que ser una transición apegada a derecho. Hay procesos que ya están establecidos en la ley, los reglamentos que se tienen que llevar a cabo, pero más allá de lo que está establecido en la ley y en los reglamentos, tiene que haber una actitud positiva de ambas partes. Lo que espero es la disposición del gobierno saliente de entregar bien las cosas, de saber cómo está el diagnóstico de las áreas, el diagnóstico presupuestal, el diagnóstico de los conflictos que se heredan, litigios, pendientes, obras en tránsito.

La transición acaba una vez que entras, pero la revisión de lo que recibes continuará. Si encuentras irregularidades ¿las darás a conocer?

Es lo que está establecido en la ley y en los reglamentos. Si hay alguna situación, como está establecido en la ley, que algo es de alguna manera irregular, por su puesto, se tendrá que llevar a cabo el procedimiento necesario.

¿Qué platicaron Claudia Rivera y tú en corto, en esas dos horas de la primera reunión? ¿Se dijeron cosas como “me ganaste, pero yo te gané antes” o algo así?

Hubo un buen diálogo. Es algo muy curioso, fue una reunión tranquila, pero sí algo que se acotó en la plática que ella y yo tuvimos es que realmente tampoco nunca habíamos dialogado, nunca habíamos platicado.

¿Te cayó bien?

Hubo buena plática. Yo quiero tener esta actitud positiva y yo creo que lo importante es trabajar por la ciudad y hubo una buena disposición.

Te convertirás en líder moral del PAN por ser el panista con el cargo público más importante del estado. ¿Querrás ser líder formal? Es decir, ahora que se aproxima la renovación de dirigente en el PAN, ¿quieres un aliado como presidente del partido?

Yo creo que el partido sí tiene que hacer un proceso de reflexión, eso es importante, cada militante del Partido Acción Nacional, y también lo diría, los partidos políticos que participaron en esta candidatura común, tienen que hacer un análisis con objetividad. Yo lo que te mencionaba desde un principio y tú lo acotabas bien, que hubo muchos obstáculos para llegar a esta candidatura y este proceso, y no solamente sucedió en Puebla, también sucedió en otros municipios del interior del estado. Cada panista tiene que revisar y analizar cuál es la ruta adecuada de Acción Nacional. Yo no me quiero convertir en el líder moral. Eduardo Rivera Pérez solo vale un voto dentro de la decisión de la eventual renovación de la dirigencia.

¿Qué es lo que más me interesa? Te lo digo con honestidad y franqueza, a mi me interesa gobernar bien para Puebla, y con todo respeto, pues las dinámicas de los propios partidos políticos serán sus propias dinámicas, serán las decisiones de los propios partidos políticos, pero yo estoy enfocado en corregir el rumbo de Puebla

¿Genoveva Huerta debe quedarse o debe llegar alguien nuevo?

Que los panistas lo decidan. Cada quien tiene su voto y esa es una responsabilidad de cada uno de los panistas.

El lunes de la semana pasada circuló una presunta encuesta, a través de una llamada telefónica que le hicieron a panistas, en la que aplicaban tres preguntas que daban por sentado que habías hecho un pacto con el gobernador para ganar la elección. ¿Guerra sucia?, ¿de parte de quién? Algunos se lo atribuyeron a Claudia Rivera Vivanco. Parece más una guerra interna del partido. ¿Qué piensas de eso?

Fíjate qué curioso, todavía no empieza la responsabilidad (de ser alcalde en funciones) y ya empezaron las patadas por debajo de la mesa. Yo creo, la verdad, comparto más tu hipótesis, (aunque) no tengo tampoco ningún elemento para probarlo. La verdad es que, para mí, te lo digo francamente, no me importa. Lo que me importa es trabajar por Puebla, y aquí lo importante y lo valioso es que, por supuesto que no hubo ningún pacto con el gobernador. Él tiene su trinchera y yo tengo la mía, él tiene una forma de pensar y yo tengo una forma de pensar.

Lo vimos apenas, que dijo que no se iba a reunir con las cámaras empresariales porque no son útiles.

Así es. Cada quien está haciendo su estilo, cada quien su trinchera y cada quien tiene su partido (…) aquí lo más importante es que yo no le debo esta victoria absolutamente a nadie

¿Ni al gobernador?

Ni al gobernador, ni a ningún grupo empresarial, y lo digo con profundo respeto, también a los propios partidos políticos que me impulsaron y que agradezco, y soy muy agradecido con ellos, pero este triunfo histórico se lo debo a nuestros amigos electores, a los poblanos y poblanas, a esos 318 mil 424 votos. Mi compromiso es con ellos, la deuda es con ellos. Este tipo de grillas no me importan.

¿Cómo será tu relación con el gobernador Miguel Barbosa, una vez que entres en funciones?

De respeto y colaboración, y de acuerdo, que es lo que yo quiero y lo que manifestamos en la reunión en corto, cuando platiqué con él y frente a los medios de comunicación. A mí lo que me interesa es trabajar por Puebla. Él manifestó también esa disposición. Comentamos que íbamos a dialogar, que íbamos siempre a respetarnos y que íbamos a procurar mantener siempre acuerdos en acciones conjuntas, como él lo manifestó, en temas de seguridad, de economía, de obra pública. Ya tendremos la oportunidad de aterrizar esos “cómos”. Y quiero decirte a ti, frente a los amigos del auditorio, que yo tocaré todas las puertas que sean necesarias para lograr corregir el rumbo de Puebla.

¿Vamos a ver un ayuntamiento plural, que represente a esos cinco partidos que te postularon?

Sí, por supuesto que sí, hubo disposición y generosidad absolutamente de todos, por eso decía también que estoy muy agradecido con ellos, con su respaldo, porque gracias a ellos también tuve el vehículo para poder ser el candidato, y si bien no hay una condición de decir “tienes que meter a tantos” o “tienes que meter a B o C”, yo tengo un compromiso moral en donde aquellas personas que te apoyan, por su puesto los partidos políticos tienen que verse representados.

Acción Nacional, por su puesto que se ve de una manera mucho más fácil representado, porque yo soy candidato de un partido político donde milito desde hace varios años, pero para los partidos políticos que me acompañaron tengo la disposición de abrir las puertas y estamos platicando en ello, viendo perfiles, y eso es importante decirlo, tampoco va a ser una agencia de colocaciones. Seré muy exigente para designar al gabinete.

¿Debe replicarse la alianza electoral del PAN con los otros partidos, entre ellos el PRI, en 2024?

El tema de las alianzas llegó para quedarse desde el 2010. Hubo esfuerzos previos, pero realmente la primera alianza fue en el 2010. Yo fui un candidato de la alianza hace 10 años y gané también con el apoyo del PRD, Nueva Alianza y Acción Nacional. Yo creo que es conveniente, no solamente proyectarlo hacia 2024. La razón porque es importante que haya un gobierno de coalición, porque yo le expresaba a los propios partidos políticos: “no se trata que sea una relación matrimonial solamente de kermés, que ya ganamos y cada quien a su casa”, tenemos que hacer que esto realmente funcione y tenemos que mostrarle a la sociedad que esta coalición tuvo sentido. Me parece que hay las condiciones, para que no solamente en Puebla, sino en otras partes del país, se pueda mantener una alianza que pueda permitir no solamente ganar elecciones locales, sino también de cara a la elección a la presidencia de la República y a las propias elecciones federales.

¿Cómo te sentiste con el chaleco rojo?, ¿te lo volverías a poner?

Yo creo que las cosas cambian, hay que también cambiar uno. Yo creo que es importante siempre tener esa pluralidad, esa apertura para sumar a los distintos, a los que piensan de alguna manera diferente, pero que tenemos propósitos comunes. Nos unió el propósito de Puebla y de México y creo que funcionó. Yo tengo una relación muy estrecha y coordinada con el dirigente estatal del PRI y con el presidente nacional también del PRI, tanto con Néstor (Camarillo) como con Alito (Moreno) y también por supuesto con (Jesús) Zambrano, también con Carlos Martínez Amador del PRD, y como un proyecto de aliados estamos en esa disposición de seguir caminando juntos.



Te recomendamos el podcast ⬇️