/ lunes 19 de abril de 2021

"Nos fuimos a Cancún y nos contagiamos de la Covid-19", relata familia de Puebla

Juan y su esposa María no creía en la existencia del coronavirus; uno de ellos murió

“Nos fuimos a Cancún y nos contagiamos de la Covid-19”, así empieza el relato de las vacaciones más tristes que ha vivido la familia González, quienes no creían en el coronavirus y perdieron a un familiar a causa de esta enfermedad.

Juan González y su esposa María son de Puebla, pero tienen a una hija viviendo en Cancún y debido a que no la habían visto desde hace mucho tiempo, decidieron ocupar las vacaciones de diciembre para ir a visitarla y de paso ir a turistear.

Ambos pertenecen al grupo de adultos mayores y por este motivo el resto de sus hijos que viven en Puebla les dijeron que no fueran a Cancún, pues la pandemia no había terminado y ellos son más vulnerables a contraer el coronavirus. Sin embargo, ellos no creían en esta enfermedad y decidieron comprar sus boletos de avión para irse a Cancún.

Pero no se fueron solos, decidieron invitar a dos de sus compadres que tienen la misma edad que ellos (entre los 70 años) a la señora Cristina y al señor Pedro; Pedro no quería ir, era el único que veía mala la idea ir a Cancún en diciembre del 2020 por el alza de contagios, pero después de tanta insistencia, accedió y los cuatro se fueron a vacacionar.

Llegaron y no se resguardaron en la casa de la hija de los González, visitaron las playas, conocieron un cenote y pocos días después el señor Pedro, quien no quería ir al viaje, empezó q sentirse mal. Se negó ir al doctor, se auto medicó y como fueron pasando los días su gripe, tos, calentura, empeoraron.

Los otros familiares empezaron a perder el gusto y también registraron los mismos síntomas, cansancio, temperatura, gripa, estornudos.

Aunque la hija de los González que vive en Cancún les insistió en llevarlos al médico ellos se negaron, pues creían que ya no los iban a dejar salir y que se iban a morir. Entonces solicitaron atención vía telefónica para atender a pacientes que quieren recuperarse desde su casa.

Tuvieron que comprar tanques de oxígeno, rentar un departamento junto al suyo para aislarlos, pero sus síntomas en vez de mejorar empeoraron. Principalmente el señor Pedro fue el que empeoró, al grado que una noche no pudo respirar y tuvieron que internarlo de emergencia. Al llegar al hospital tuvieron que intubarlo.

Sus hijos que viven en Puebla tuvieron que irse a Cancún y desde ese momento ya toda la comunicación con su familia fue a través de video llamadas, pero el no podía hablar, sino que una enfermera tenía que grabarlo para que los familiares estuvieran tranquilos.

Solo cinco días pasaron y Don José falleció, sus hijos decidieron no decirle a su mamá ni a sus compadres, porque aún seguían recuperándose de este virus. Desde Cancún tuvieron que buscar lugares para incinerar el cuerpo, checar todo el papeleo necesario y hablar con la aerolínea para cumplir con los trámites necesarios y poder subir las cenizas al avión.

Los hijos regresaron una semana después para darle la noticia a su madre y a sus compadres, quienes se arrepintieron mucho de haber ido a Cancún sabiendo que está vigente la pandemia.

La familia González regresó a Puebla hasta febrero, pues tenían que asegurarse de que ya estuvieran sanos al cien por ciento. Regresaron tristes, apenados, con culpa y muchos sentimientos encontrados.

Lo que creían que iban a ser las vacaciones de su vida se convirtieron en el peor viaje. Perdieron a un ser querido y pusieron en riesgo su salud.

Anímicamente aún no se recuperar, hay noches que lloran hasta quedarse dormidos por el remordimiento y físicamente aún quedan estragos de la COVID-19, pues se cansan al caminar mucho, de repente les falta el aire al subir escaleras y la comida no les ha vuelto a saber igual.

La familia González compartió este relato a El Sol de Puebla para hacer conciencia para confirmar que el virus sí existe y que aún no es tiempo de bajar la guardia.

Los nombres que se mencionaron no son reales, la familia pidió que fueran cambiados por respeto a los involucrados.

“Nos fuimos a Cancún y nos contagiamos de la Covid-19”, así empieza el relato de las vacaciones más tristes que ha vivido la familia González, quienes no creían en el coronavirus y perdieron a un familiar a causa de esta enfermedad.

Juan González y su esposa María son de Puebla, pero tienen a una hija viviendo en Cancún y debido a que no la habían visto desde hace mucho tiempo, decidieron ocupar las vacaciones de diciembre para ir a visitarla y de paso ir a turistear.

Ambos pertenecen al grupo de adultos mayores y por este motivo el resto de sus hijos que viven en Puebla les dijeron que no fueran a Cancún, pues la pandemia no había terminado y ellos son más vulnerables a contraer el coronavirus. Sin embargo, ellos no creían en esta enfermedad y decidieron comprar sus boletos de avión para irse a Cancún.

Pero no se fueron solos, decidieron invitar a dos de sus compadres que tienen la misma edad que ellos (entre los 70 años) a la señora Cristina y al señor Pedro; Pedro no quería ir, era el único que veía mala la idea ir a Cancún en diciembre del 2020 por el alza de contagios, pero después de tanta insistencia, accedió y los cuatro se fueron a vacacionar.

Llegaron y no se resguardaron en la casa de la hija de los González, visitaron las playas, conocieron un cenote y pocos días después el señor Pedro, quien no quería ir al viaje, empezó q sentirse mal. Se negó ir al doctor, se auto medicó y como fueron pasando los días su gripe, tos, calentura, empeoraron.

Los otros familiares empezaron a perder el gusto y también registraron los mismos síntomas, cansancio, temperatura, gripa, estornudos.

Aunque la hija de los González que vive en Cancún les insistió en llevarlos al médico ellos se negaron, pues creían que ya no los iban a dejar salir y que se iban a morir. Entonces solicitaron atención vía telefónica para atender a pacientes que quieren recuperarse desde su casa.

Tuvieron que comprar tanques de oxígeno, rentar un departamento junto al suyo para aislarlos, pero sus síntomas en vez de mejorar empeoraron. Principalmente el señor Pedro fue el que empeoró, al grado que una noche no pudo respirar y tuvieron que internarlo de emergencia. Al llegar al hospital tuvieron que intubarlo.

Sus hijos que viven en Puebla tuvieron que irse a Cancún y desde ese momento ya toda la comunicación con su familia fue a través de video llamadas, pero el no podía hablar, sino que una enfermera tenía que grabarlo para que los familiares estuvieran tranquilos.

Solo cinco días pasaron y Don José falleció, sus hijos decidieron no decirle a su mamá ni a sus compadres, porque aún seguían recuperándose de este virus. Desde Cancún tuvieron que buscar lugares para incinerar el cuerpo, checar todo el papeleo necesario y hablar con la aerolínea para cumplir con los trámites necesarios y poder subir las cenizas al avión.

Los hijos regresaron una semana después para darle la noticia a su madre y a sus compadres, quienes se arrepintieron mucho de haber ido a Cancún sabiendo que está vigente la pandemia.

La familia González regresó a Puebla hasta febrero, pues tenían que asegurarse de que ya estuvieran sanos al cien por ciento. Regresaron tristes, apenados, con culpa y muchos sentimientos encontrados.

Lo que creían que iban a ser las vacaciones de su vida se convirtieron en el peor viaje. Perdieron a un ser querido y pusieron en riesgo su salud.

Anímicamente aún no se recuperar, hay noches que lloran hasta quedarse dormidos por el remordimiento y físicamente aún quedan estragos de la COVID-19, pues se cansan al caminar mucho, de repente les falta el aire al subir escaleras y la comida no les ha vuelto a saber igual.

La familia González compartió este relato a El Sol de Puebla para hacer conciencia para confirmar que el virus sí existe y que aún no es tiempo de bajar la guardia.

Los nombres que se mencionaron no son reales, la familia pidió que fueran cambiados por respeto a los involucrados.

Estado

En Tehuacán, Tepole dijo que resolvería problema de basura en una semana y nada

El munícipe ofreció limpiar la basura en una semana, pero hasta este viernes las calles de la ciudad lucen con montoneras de desechos sólidos

Estado

Pese a "oposición" al fracking, AMLO destina 13.6 mil mdp para Chicontepec

A pesar de los bajos niveles de extracción logrados en la zona y del discurso en contra de esta actividad, el proyecto sigue recibiendo inversión

Mundo

Talibanes le cortan la cabeza a capitana de voleibol de Afganistán

Mahjabin Hakimi fue asesinada por el nuevo régimen, luego de que intentará escapar del país sin éxito; su familia ocultó la noticia por ser amenazados

Local

Aprueba Ayuntamiento que Gobierno intervenga en regulación de predios rústicos

Regidores de la capital poblana también dieron luz verde para regularización de estancias infantiles

Local

Con amparo en mano, adolescentes de Puebla son vacunados

Tras días de espera, por fin menores de Puebla, cuyas familias tramitaron un recurso para recibir la dosis, fueron inmunizados

Policiaca

Retardo y maltrato, el reto a vencer de los Ministerios Públicos

Laura Hernández desempeña este cargo y reconoce que hace falta recuperar la confianza de los ciudadanos

Estado

En Tehuacán, Tepole dijo que resolvería problema de basura en una semana y nada

El munícipe ofreció limpiar la basura en una semana, pero hasta este viernes las calles de la ciudad lucen con montoneras de desechos sólidos

OMG!

Alec Baldwin mata accidentalmente a directora de fotografía durante rodaje

Dos personas fueron baleadas en el set de Rust, mientras una de ellas murió, la otra resultó herida y recibe atención de emergencia en un hospital