imagotipo

Periodistas poblanos exigen investigación a fondo por asesinato de colegas

  • Maritza Mena
  • en Local

Frente a Catedral de Puebla, alrededor de medio centenar de periodistas y comunicadores exigieron a las autoridades federales garantías para ejercer el periodismo en el estado y en el país; además, de investigar y castigar los 102 asesinatos cometidos desde el año 2000, impunes en el 99 por ciento de los casos.

“No se mata la verdad matando periodistas”, “un periodista asesinado es una voz menos para el pueblo”, fueron algunas de las consignas plasmadas en pancartas y otras más recordaron los nombres de los comunicadores asesinados y de los siete ocurridos este año, el último el de Javier Valdez.

Martín Hernández Alcántara, periodista de “La Jornada”, destacó que lo que está pasando con el gremio periodístico es solo el reflejo de lo que ocurre en el país. “Nos están matando a todos. Lo que pasa en Puebla, lo que pasa en México no es privativo del gremio, sólo tiene mayor visibilidad, no hay ningún sector social que no sea víctima de la violencia, actualmente no hay un ciudadano en México, en el país, que no transite con miedo”.

Entre los periodistas recordados estuvo Aurelio Cabrera Campos, director del Gráfico de Huauchinango, ultimado en septiembre del año pasado, cuya línea de investigación habría arrojado algún conflicto con otro medio, versión que los periodistas poblanos cuestionaron.

Leer más: Anuncia Peña Nieto acciones de protección para los periodistas

Francisco Sánchez Nolasco, periodista de Intolerancia, destacó que este año la sangre de los comunicadores ha corrido como nunca antes, mientras las autoridades federales se han limitado a lanzar promesas pero sin actuar de fondo. Es así que en marzo fueron asesinados comunicadores en Veracruz, Guerrero y Chihuahua, dos más sobrevivieron, 13 más fueron retenidos en Guerrero por 100 personas a unos metros de un retén del Ejército y amenazados con ser quemados vivos. El botín fue de casi un millón de pesos en equipo.

Leer más: Protestan periodistas mexicanos tras asesinato de Javier Valdez

A través de una petición, que surgió de defensores de la libertad de expresión en todo el país, se pidió al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, que el Gobierno Mexicano forme una Comisión Internacional para reducir la impunidad, que la Fiscalía encarada de investigar los delitos en contra de periodistas y defensores de los derechos humanos sea un poder autónomo y que su titular sea elegido en un proceso público, en el que participen las organizaciones de libertad de expresión.

Asimismo, Sánchez leyó que es fundamental que se abran las investigaciones de los periodistas que han sido asesinados en México, además de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) le dé seguimiento a las propias recomendaciones que ha enviado para proteger a los comunicadores.

Al término de la manifestación fue hurtado el teléfono de la periodista gráfica Hilda Ríos, de la agencia Enfoque, mientras tomaba una fotografía.

Foto: Erik Guzmán

Foto: Erik Guzmán