/ lunes 17 de agosto de 2020

Retraso escolar, el resultado que dejaría la educación a distancia

Expertos reconocen que alumnos de primaria no pueden ser autónomos para aprender y no tienen la responsabilidad de estudiar por sí mismos, como lo exigen este modelo o

Limitantes tecnológicas, retraso académico, complicaciones para padres de familia que trabajan, alumnos que estudiarán sin supervisión y escenarios de violencia familiar para los estudiantes, son parte de los retos que se vislumbran con la implementación de un nuevo modelo de educación a distancia que llegó sin planeación y para resolver una de las tantas crisis que trajo consigo el coronavirus, coincidieron diversos especialistas en educación y psicología.

La llegada del Covid-19 a México puso a maestros, alumnos, padres de familia y autoridades en una emergencia educativa a partir del pasado 20 de marzo que se suspendieron las clases presenciales para evitar la propagación del virus. La gravedad de esta pandemia tomó desprevenidos a los sectores educativos, ya que, aunque muchos solo creían que esta interrupción sería por un mes, el confinamiento –hasta el momento- ha durado cerca de 5 meses, lo que dio vida a una nueva forma de aprendizaje a distancia desde el nivel de preescolar hasta universitario.

A pesar de que el ciclo escolar pasado (2019-2020) concluyó de esta manera –con ciertas dificultades-, aún existe mucha incertidumbre sobre el modelo que se implementará para que los más de un millón 450 mil estudiantes –de educación básica, media y media superior- en Puebla, regresen el próximo lunes 24 de agosto, ya que jamás se demostró cómo funcionó.

“No tenemos resultados de qué paso con la primera estrategia de Aprende en Casa l, por llamarla así. No sabemos cómo impactó, si se pudieron conectar los alumnos o no se pudieron conectar, qué salió de eso, no tenemos la información”, confesó en entrevista Rodolfo Cruz Vadillo, académico e investigador de la Facultad de Educación de la UPAEP.

Debido al impacto de la pandemia en México (que ha infectado a casi medio millón de personas) el pasado 3 de agosto el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, anunció que no hay condiciones para volver a las aulas, por lo que los estudiantes de todos los niveles deberán comenzar sus clases a distancia o de manera remota. De esta manera, surgió el programa Aprende en Casa ll, una estrategia federal, con diversas alternativas para que niños y adolescentes puedan continuar con sus actividades escolares, en donde la televisión será utilizada para transmitir el contenido educativo. Ante este escenario surge la pregunta ¿La educación en línea o a distancia es factible en la educación pública?

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla


De entrada, para la educación primaria, la respuesta en no, debido a que a esa edad los estudiantes no pueden ser autónomos para aprender y no tienen la responsabilidad de aprender por sí mismos. El problema más grande aquí será para los pequeños de primero y segundo grado, quienes se encuentran en el proceso de la enseñanza de lectoescritura. Aquí es donde los padres deben de estar al pendiente para que sus hijos cumplan.

“Este panorama, y con base en lo presentado, lo que nos arroja son más preguntas que respuestas (…) en este escenario, lo primero que nos llama la atención es ¿cuáles son los retos que van a tener los padres de familia en los estudiantes?”, enunció, ya que, desde el pasado viernes 7 de agosto, en Puebla, comenzó la reactivación económica en el estado y con ello, muchos papás empezaron a retornar a sus actividades laborales.

Por tal motivo, Cruz Vadillo comentó que esta nueva estrategia y disposición no presencial, de entrada, tendría que estar enfocada a tres grupos de población: los que tienen acceso a la tecnología, los que tienen conexión a la televisión o radio y los que solo contarán con libro de texto gratuito. De esta manera, se podrían conocer las limitantes tecnológicas que imposibilitarán al estudiante a efectuar un aprendizaje.

Por su parte, Mónica Monroy Kuhn, directora académica de la maestría en Educación Matemática de la UPAEP comentó que las carencias de este nuevo sistema podrían generar un retraso académico en el alumno, mismas que van desde la preparación del docente, el rezago que traen los escolares y los contenidos que presentarán.

“Si sabíamos que los niños traían retraso en lectura o escritura, el trabajar con el libro de texto se va a convertir en una limitante (…) las carencias de los docentes tienen que ver en el cómo están preparados, si tienen conocimientos de la educación a distancia y el uso de tecnologías de la información (…) el no tener con claridad una propuesta pedagógica mucho más concreta, creo que también es otra carencia del sistema educativo que no se ha definido rápido”, añadió.

LA AUTOREGULACIÓN COMO NUEVA FORMA DE APRENDIZAJE

Empero a este panorama con ciertas decadencias e incertidumbres, Julio César Penagos Corzo, profesor en psicología de UDLAP, consideró que esta nueva modalidad, en donde la familia juega un papel importante, ayudará a mejorar la autorregulación de los estudiantes.

Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

“Indiscutiblemente en este sistema van a haber efectos, no todos positivos, pero va a depender, por un lado, de que los padres puedan ayudar a sus hijos a que se autorregulen y evidentemente, por otro lado, que realmente el proceso que se está generando a distancia contemple formas de aprender de manera colaborativa, aunque sea en línea, ya que si no se generan estos mecanismos claramente vamos a tener un déficit”, declaró.

Los mecanismos de autorregulación para los alumnos pueden ser de dos tipos:

a) Los papás –pensando en niveles básicos como primaria o secundaria- deberán enseñar a sus hijos a tomar decisiones para planear y cumplir metas que estén dentro de sus posibilidades. Esto ayudará, por ejemplo, a que el estudiante pueda comprometerse a hacer la tarea en cierto horario o sentarse a escuchar sus clases sin distraerse.

b) Las instituciones educativas deben de mandar tareas o actividades para hacerse necesariamente entre pares o equipos. Esto favorecerá la discusión y la interacción, ya que, es un hecho que las relaciones interpersonales son importantes para el aprendizaje.

Si bien, la enseñanza a través de la televisión soluciona la “accesibilidad” para llevar el conocimiento a casa, también es un hecho que puede traer un retroceso de enseñanza que nos remonte a la década de los 60’s. “Puede ser realmente una regresión, pero ahí realmente no sabemos cómo vaya a ser ese modelo televisivo, aun así, hay algunas cosas que hay que estar alerta como las creencias y la práctica”, aseguró el especialista en psicología.

Por una parte, está comprobado científicamente, que la creencia que los niños y jóvenes tengan acerca de sus capacidades intelectuales, afecta a su funcionamiento cognitivo, y estas creencias, se podrán modificar positivamente con la interacción con otros. “El niño tiene que aprender a ver que es capaz y que es flexible en términos intelectuales; si esto no sucede, sus objetivos de aprendizaje van a estar mucho más limitados y no se van a enfrentar a las tareas de manera positiva”, expresó.

La otra cuestión es la práctica, ya que, de acuerdo a su opinión, si nuevamente el conocimiento se suelta en la televisión, internet o radio, y no se da el ejercicio continuo que puede suceder en un ambiente de clases, ese conocimiento se pierde.

“Aquí el llamado es, que lo que se haga, debería de ser en equipo, aunque sea más lento el proceso pero es preferible que el niño trate de buscar con los papás, con sus primos o tíos, una forma de interacción para que pueda construir la enseñanza, porque de lo contrario, puede ser atrayente, no dudo que se pueda generar situaciones de exposición llamativas, pueden lograrse y hay ejemplos interesantes que ha habido como Plaza Sésamo que fue un buen modelo de aprendizaje extracurricular, no curricular, pero yo diría que una buena opción, es el trabajo con los demás”, advirtió.

Lo que es un hecho, comenta Penagos Corzo, es que las relaciones interpersonales y el bienestar emocional afectan directamente en el desarrollo del estudiante, por lo que reveló que, si los hijos están bien, asimilan y trabajan mejor.

Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

NO DESCARTAN ESCENARIOS DE VIOLENCIA

El encierro a consecuencia del coronavirus desde hace 5 meses acentuó la violencia de género en México hasta un 81% en contra de mujeres, niñas, niños y adolescentes, según la Red Nacional de Refugios AC.

Con base en datos del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública, los casos de violencia familiar en Puebla aumentaron un 5 por ciento en el primer semestre del 2020, sumando hasta 4 mil 736, a diferencia del 2019 que, de enero a junio, dieron un total de 4 mil 502.

La violencia intrafamiliar puede ser uno de los obstáculos a los que se pueden enfrentar niños y jóvenes en sus hogares, situación que no permitirá un acceso digno a este tipo de educación.

Como está planteado el panorama que se vive en este momento, uno se preguntaría si quisiera ser niño, bajo estas condiciones en donde hay casos en los que ha aumentado el maltrato infantil y donde se vive sin ocio, bajo estrés y con una serie de deberes (en el caso de las familias de escasos recursos que tienen que trabajar para subsistir).

“Esta pandemia va a sacar lo peor y lo mejor de nosotros (…) pero yo creo que, si se pueden potencializar las desigualdades, justamente en la cuestión del que el más excluido pues va a quedar mucho más excluido y el que tenga problemas en casa, pues los problemas van a aumentar las dificultades del aprendizaje”, explicó Julio César.

Sin embargo, el especialista también afirmó que hay contextos diferentes, situaciones en donde el niño y la familia saldrán fortalecidos por el interés de protegerse en estos tiempos tan difíciles, por lo que insistió en que se debe de impulsar una especie de entrenamiento a los padres para que ayuden a sus hijos a ser más autosuficientes, más independientes, más planificados, más autorregulados y probablemente, en ese sentido, las cosas puedan facilitar las situaciones.

Para lograrlo, aconsejó a papás o tutores, buscar literatura sobre cómo facilitar la autorregulación de sus hijos, la organización y el autocontrol.

LAS ESCUELAS PRIVADAS

El reto más grande aun, lo tienen las escuelas privadas del estado que han comenzado a resentir los efectos económicos de la emergencia sanitaria. En el mejor de los casos han visto mermada la matrícula, y en el peor, se han reportado cierres definitivos, esto, debido a que muchos alumnos de la educación privada pasarán a formar parte de la matrícula de una escuela pública.

A pesar de las circunstancias, habrá familias que decidan que sus hijos permanezcan en los colegios de paga, mismos que tendrán que hacer las cosas de la mejor manera posible para que los papás estén contentos y le vean sentido solventar las colegiaturas por el servicio que les ofrecen.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla


“El que los papás estén comprometidos y paguen una escuela particular, dependerá de la escuela; si demuestra que hace bien las cosas y tiene un valor y un sentido permanecer en ella, los papás van a permanecer contentos y van a pagar. Si la escuela no lo demuestra, pondrá en riesgo el regreso”, argumentó Javier Osorio, representante educativo.

A diferencia de utilizar el televisor como una herramienta para la educación, las escuelas particulares han planteado estrategias para iniciar con éxito el ciclo escolar 2020-2021, poniendo especial interés en fortalecer esta etapa de enseñanza a distancia y facilitar el aprendizaje sincrónico y asincrónico.

“Actualmente contamos con el plan de Zoom Educativo y diversas plataformas educativas para cada nivel escolar de acuerdo con las edades de nuestro alumnado”, declaró Loyda Eunice Velasco Flores, directora de bachillerato del Instituto D’amicis.

Por otra parte, explicó que el mayor desafío que enfrentó la sociedad entera, fue la adaptación a una nueva forma de trabajo-aprendizaje, por lo que, en su experiencia en dicha institución, se aprovecharon todos los recursos materiales y humanos para hacer frente a esta contingencia y lograr el cierre del ciclo escolar satisfactoriamente.

Finalmente, la también maestra, expuso que, a pesar de los cambios y las pruebas que va a representar esta nueva modalidad, esta será una gran oportunidad para desarrollar habilidades, para aprender de manera autónoma y trabajar de manera colaborativa, para mostrar ingenio y resiliencia, además de buscar el bienestar físico, mental y emocional.

Ante este cisma en la educación, impulsado por la contingencia sanitaria, lo cierto es que el cambio educativo que se vivió y que está por venir, definitivamente es irreversible. Esta mudanza de aprendizaje iniciará con la parte tecnológica y se dará cuando se revalore la educación y el paradigma de la calificación sea sustituido por el del aprendizaje real, útil y aplicable en beneficio de los mismos estudiantes.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Limitantes tecnológicas, retraso académico, complicaciones para padres de familia que trabajan, alumnos que estudiarán sin supervisión y escenarios de violencia familiar para los estudiantes, son parte de los retos que se vislumbran con la implementación de un nuevo modelo de educación a distancia que llegó sin planeación y para resolver una de las tantas crisis que trajo consigo el coronavirus, coincidieron diversos especialistas en educación y psicología.

La llegada del Covid-19 a México puso a maestros, alumnos, padres de familia y autoridades en una emergencia educativa a partir del pasado 20 de marzo que se suspendieron las clases presenciales para evitar la propagación del virus. La gravedad de esta pandemia tomó desprevenidos a los sectores educativos, ya que, aunque muchos solo creían que esta interrupción sería por un mes, el confinamiento –hasta el momento- ha durado cerca de 5 meses, lo que dio vida a una nueva forma de aprendizaje a distancia desde el nivel de preescolar hasta universitario.

A pesar de que el ciclo escolar pasado (2019-2020) concluyó de esta manera –con ciertas dificultades-, aún existe mucha incertidumbre sobre el modelo que se implementará para que los más de un millón 450 mil estudiantes –de educación básica, media y media superior- en Puebla, regresen el próximo lunes 24 de agosto, ya que jamás se demostró cómo funcionó.

“No tenemos resultados de qué paso con la primera estrategia de Aprende en Casa l, por llamarla así. No sabemos cómo impactó, si se pudieron conectar los alumnos o no se pudieron conectar, qué salió de eso, no tenemos la información”, confesó en entrevista Rodolfo Cruz Vadillo, académico e investigador de la Facultad de Educación de la UPAEP.

Debido al impacto de la pandemia en México (que ha infectado a casi medio millón de personas) el pasado 3 de agosto el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, anunció que no hay condiciones para volver a las aulas, por lo que los estudiantes de todos los niveles deberán comenzar sus clases a distancia o de manera remota. De esta manera, surgió el programa Aprende en Casa ll, una estrategia federal, con diversas alternativas para que niños y adolescentes puedan continuar con sus actividades escolares, en donde la televisión será utilizada para transmitir el contenido educativo. Ante este escenario surge la pregunta ¿La educación en línea o a distancia es factible en la educación pública?

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla


De entrada, para la educación primaria, la respuesta en no, debido a que a esa edad los estudiantes no pueden ser autónomos para aprender y no tienen la responsabilidad de aprender por sí mismos. El problema más grande aquí será para los pequeños de primero y segundo grado, quienes se encuentran en el proceso de la enseñanza de lectoescritura. Aquí es donde los padres deben de estar al pendiente para que sus hijos cumplan.

“Este panorama, y con base en lo presentado, lo que nos arroja son más preguntas que respuestas (…) en este escenario, lo primero que nos llama la atención es ¿cuáles son los retos que van a tener los padres de familia en los estudiantes?”, enunció, ya que, desde el pasado viernes 7 de agosto, en Puebla, comenzó la reactivación económica en el estado y con ello, muchos papás empezaron a retornar a sus actividades laborales.

Por tal motivo, Cruz Vadillo comentó que esta nueva estrategia y disposición no presencial, de entrada, tendría que estar enfocada a tres grupos de población: los que tienen acceso a la tecnología, los que tienen conexión a la televisión o radio y los que solo contarán con libro de texto gratuito. De esta manera, se podrían conocer las limitantes tecnológicas que imposibilitarán al estudiante a efectuar un aprendizaje.

Por su parte, Mónica Monroy Kuhn, directora académica de la maestría en Educación Matemática de la UPAEP comentó que las carencias de este nuevo sistema podrían generar un retraso académico en el alumno, mismas que van desde la preparación del docente, el rezago que traen los escolares y los contenidos que presentarán.

“Si sabíamos que los niños traían retraso en lectura o escritura, el trabajar con el libro de texto se va a convertir en una limitante (…) las carencias de los docentes tienen que ver en el cómo están preparados, si tienen conocimientos de la educación a distancia y el uso de tecnologías de la información (…) el no tener con claridad una propuesta pedagógica mucho más concreta, creo que también es otra carencia del sistema educativo que no se ha definido rápido”, añadió.

LA AUTOREGULACIÓN COMO NUEVA FORMA DE APRENDIZAJE

Empero a este panorama con ciertas decadencias e incertidumbres, Julio César Penagos Corzo, profesor en psicología de UDLAP, consideró que esta nueva modalidad, en donde la familia juega un papel importante, ayudará a mejorar la autorregulación de los estudiantes.

Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

“Indiscutiblemente en este sistema van a haber efectos, no todos positivos, pero va a depender, por un lado, de que los padres puedan ayudar a sus hijos a que se autorregulen y evidentemente, por otro lado, que realmente el proceso que se está generando a distancia contemple formas de aprender de manera colaborativa, aunque sea en línea, ya que si no se generan estos mecanismos claramente vamos a tener un déficit”, declaró.

Los mecanismos de autorregulación para los alumnos pueden ser de dos tipos:

a) Los papás –pensando en niveles básicos como primaria o secundaria- deberán enseñar a sus hijos a tomar decisiones para planear y cumplir metas que estén dentro de sus posibilidades. Esto ayudará, por ejemplo, a que el estudiante pueda comprometerse a hacer la tarea en cierto horario o sentarse a escuchar sus clases sin distraerse.

b) Las instituciones educativas deben de mandar tareas o actividades para hacerse necesariamente entre pares o equipos. Esto favorecerá la discusión y la interacción, ya que, es un hecho que las relaciones interpersonales son importantes para el aprendizaje.

Si bien, la enseñanza a través de la televisión soluciona la “accesibilidad” para llevar el conocimiento a casa, también es un hecho que puede traer un retroceso de enseñanza que nos remonte a la década de los 60’s. “Puede ser realmente una regresión, pero ahí realmente no sabemos cómo vaya a ser ese modelo televisivo, aun así, hay algunas cosas que hay que estar alerta como las creencias y la práctica”, aseguró el especialista en psicología.

Por una parte, está comprobado científicamente, que la creencia que los niños y jóvenes tengan acerca de sus capacidades intelectuales, afecta a su funcionamiento cognitivo, y estas creencias, se podrán modificar positivamente con la interacción con otros. “El niño tiene que aprender a ver que es capaz y que es flexible en términos intelectuales; si esto no sucede, sus objetivos de aprendizaje van a estar mucho más limitados y no se van a enfrentar a las tareas de manera positiva”, expresó.

La otra cuestión es la práctica, ya que, de acuerdo a su opinión, si nuevamente el conocimiento se suelta en la televisión, internet o radio, y no se da el ejercicio continuo que puede suceder en un ambiente de clases, ese conocimiento se pierde.

“Aquí el llamado es, que lo que se haga, debería de ser en equipo, aunque sea más lento el proceso pero es preferible que el niño trate de buscar con los papás, con sus primos o tíos, una forma de interacción para que pueda construir la enseñanza, porque de lo contrario, puede ser atrayente, no dudo que se pueda generar situaciones de exposición llamativas, pueden lograrse y hay ejemplos interesantes que ha habido como Plaza Sésamo que fue un buen modelo de aprendizaje extracurricular, no curricular, pero yo diría que una buena opción, es el trabajo con los demás”, advirtió.

Lo que es un hecho, comenta Penagos Corzo, es que las relaciones interpersonales y el bienestar emocional afectan directamente en el desarrollo del estudiante, por lo que reveló que, si los hijos están bien, asimilan y trabajan mejor.

Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

NO DESCARTAN ESCENARIOS DE VIOLENCIA

El encierro a consecuencia del coronavirus desde hace 5 meses acentuó la violencia de género en México hasta un 81% en contra de mujeres, niñas, niños y adolescentes, según la Red Nacional de Refugios AC.

Con base en datos del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública, los casos de violencia familiar en Puebla aumentaron un 5 por ciento en el primer semestre del 2020, sumando hasta 4 mil 736, a diferencia del 2019 que, de enero a junio, dieron un total de 4 mil 502.

La violencia intrafamiliar puede ser uno de los obstáculos a los que se pueden enfrentar niños y jóvenes en sus hogares, situación que no permitirá un acceso digno a este tipo de educación.

Como está planteado el panorama que se vive en este momento, uno se preguntaría si quisiera ser niño, bajo estas condiciones en donde hay casos en los que ha aumentado el maltrato infantil y donde se vive sin ocio, bajo estrés y con una serie de deberes (en el caso de las familias de escasos recursos que tienen que trabajar para subsistir).

“Esta pandemia va a sacar lo peor y lo mejor de nosotros (…) pero yo creo que, si se pueden potencializar las desigualdades, justamente en la cuestión del que el más excluido pues va a quedar mucho más excluido y el que tenga problemas en casa, pues los problemas van a aumentar las dificultades del aprendizaje”, explicó Julio César.

Sin embargo, el especialista también afirmó que hay contextos diferentes, situaciones en donde el niño y la familia saldrán fortalecidos por el interés de protegerse en estos tiempos tan difíciles, por lo que insistió en que se debe de impulsar una especie de entrenamiento a los padres para que ayuden a sus hijos a ser más autosuficientes, más independientes, más planificados, más autorregulados y probablemente, en ese sentido, las cosas puedan facilitar las situaciones.

Para lograrlo, aconsejó a papás o tutores, buscar literatura sobre cómo facilitar la autorregulación de sus hijos, la organización y el autocontrol.

LAS ESCUELAS PRIVADAS

El reto más grande aun, lo tienen las escuelas privadas del estado que han comenzado a resentir los efectos económicos de la emergencia sanitaria. En el mejor de los casos han visto mermada la matrícula, y en el peor, se han reportado cierres definitivos, esto, debido a que muchos alumnos de la educación privada pasarán a formar parte de la matrícula de una escuela pública.

A pesar de las circunstancias, habrá familias que decidan que sus hijos permanezcan en los colegios de paga, mismos que tendrán que hacer las cosas de la mejor manera posible para que los papás estén contentos y le vean sentido solventar las colegiaturas por el servicio que les ofrecen.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla


“El que los papás estén comprometidos y paguen una escuela particular, dependerá de la escuela; si demuestra que hace bien las cosas y tiene un valor y un sentido permanecer en ella, los papás van a permanecer contentos y van a pagar. Si la escuela no lo demuestra, pondrá en riesgo el regreso”, argumentó Javier Osorio, representante educativo.

A diferencia de utilizar el televisor como una herramienta para la educación, las escuelas particulares han planteado estrategias para iniciar con éxito el ciclo escolar 2020-2021, poniendo especial interés en fortalecer esta etapa de enseñanza a distancia y facilitar el aprendizaje sincrónico y asincrónico.

“Actualmente contamos con el plan de Zoom Educativo y diversas plataformas educativas para cada nivel escolar de acuerdo con las edades de nuestro alumnado”, declaró Loyda Eunice Velasco Flores, directora de bachillerato del Instituto D’amicis.

Por otra parte, explicó que el mayor desafío que enfrentó la sociedad entera, fue la adaptación a una nueva forma de trabajo-aprendizaje, por lo que, en su experiencia en dicha institución, se aprovecharon todos los recursos materiales y humanos para hacer frente a esta contingencia y lograr el cierre del ciclo escolar satisfactoriamente.

Finalmente, la también maestra, expuso que, a pesar de los cambios y las pruebas que va a representar esta nueva modalidad, esta será una gran oportunidad para desarrollar habilidades, para aprender de manera autónoma y trabajar de manera colaborativa, para mostrar ingenio y resiliencia, además de buscar el bienestar físico, mental y emocional.

Ante este cisma en la educación, impulsado por la contingencia sanitaria, lo cierto es que el cambio educativo que se vivió y que está por venir, definitivamente es irreversible. Esta mudanza de aprendizaje iniciará con la parte tecnológica y se dará cuando se revalore la educación y el paradigma de la calificación sea sustituido por el del aprendizaje real, útil y aplicable en beneficio de los mismos estudiantes.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Salud

Puebla llega al peor día de la pandemia: 407 nuevos casos en 24 horas

Día de Muertos, Navidad, Año Nuevo y Reyes coinciden con las fechas de aceleración de casos en el estado

Policiaca

Se matan dos hombres por contraer Covid-19 en Puebla

En un tercer caso, un sujeto intentó tomar insecticida y posteriormente se clavó unas tijeras en el pecho

Cultura

Carolino, sitio emblemático de la vida estudiantil poblana | Los tiempos idos

Inicia como un proyecto de formación religiosa, en 1825 se vuelve el Colegio del Estado y en 1956 se convierte en la Universidad Autónoma de Puebla

Policiaca

Encuentran a tigre de bengala de La Libertad en Acatzingo

En el lugar detuvieron aun hombre por no portar el cinturón de seguridad

Policiaca

Detienen a sujeto por robo a transportista en Puebla

Delfino N. fue detenido y cuenta con antecedentes penales

Policiaca

Ocupa Puebla el lugar 11 en casos de trata de personas a nivel nacional

Las entidades federativas que más casos registraron durante el año pasado fueron la Ciudad de México, Estado de México y Baja California

Local

Se registran ocho aspirantes del PRI a diputados federales

Los priistas buscaran posicionarse en el Distrito 8, 14 , 3, 2, y 15

Estado

Edil de Atlixco da positivo a prueba de sangre de Covid-19

El funcionario es asintomático y habría estado enfermo durante la Navidad o Año Nuevo, según sus médicos