/ viernes 24 de septiembre de 2021

Rectoría, una oportunidad para beneficiar al prójimo: Lilia Cedillo

Pese a haber hecho historia en la BUAP, la nueva rectora asegura que se mantendrá “con los pies en la tierra”

Científica, docente, esposa, madre de familia y ahora próxima rectora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) para el periodo 2021-2025, Lilia Cedillo Ramírez ya ha hecho historia al convertirse en la primera mujer, después de 33 hombres, en ser electa para dirigir la máxima casa de estudios del estado, pero quiere que su legado vaya más allá.

Asume su próxima encomienda como una oportunidad para aprovechar el poder en beneficio del prójimo, en este caso de los universitarios y de la sociedad; está dispuesta a atender problemas como el acoso sexual al interior de las aulas y la falta de infraestructura, además, desea imprimir su sello personal trasladando sus grandes pasiones a la rectoría: el deporte y la ciencia.

A 10 días de que rinda protesta al cargo, compartió con EL SOL DE PUEBLA que va a ser una rectora “con los pies en la tierra”, que aproveche lo bueno de la actual administración (la de Alfonso Esparza), tenga un trato de respeto con el gobierno estatal y defienda la autonomía universitaria, concebida no solo como la capacidad de autogobernanza, sino como la obligación de corresponder a las necesidades sociales.

El pasado 20 de septiembre, cuando se realizó la elección de rector, por primera ocasión de forma electrónica, la doctora Lilia pasó el día con sus hijos y su esposo, con quien lleva casada casi 31 años, todos apasionados de la ciencia y nerviosos por conocer el resultado, que al final le favoreció.

Ahora ya se encuentra trabajando en la transición, tiene claras las metas a cumplir y no está preocupada por el cambio que podría dar su vida, pues asegura que seguirá siendo la misma Lilia de siempre.

Pregunta: ¿Cómo será Lilia Cedillo desde la cumbre del poder universitario?

Un compañero que dejé de ver hace muchos años me encontró un día y me dijo: “¿Sigues viviendo en el mismo lugar?” Y le dije “sí”, me dijo “¿Por qué, si tú ya fuiste vicerrectora?”, le respondí: “No tengo por qué cambiarme de casa, este es mi rumbo y tampoco por qué cambiar, soy la misma, la misma Lilia Cedillo que tú conociste hace muchos años”. Yo creo que voy a seguir siendo la misma, voy a seguir dando clases, porque eso es tener los pies en la tierra.

P: ¿Se va a marear en un ladrillo, como se dice en el argot político?

No creo, porque he vivido como he vivido toda mi vida, no tengo necesidad de cambiar, en realidad yo creo que el poder se debe usar para servir a los demás. Le voy a decir algo en términos muy personales, aunque en este momento sí lo quiero compartir: en un momento de mi vida, que yo estuve enferma, mi esposo le pidió mucho a Dios que yo me salvara y le dijo: “Tú sabes señor que a ella le gusta ayudar a los demás, permítele que viva para que pueda hacerlo, seguirlo haciendo”.

Entonces, esa es mi misión, mi visión de mí misma, y cuando estoy en posición de hacerlo, siempre en son de burla, le echo la culpa a mi esposo: “¿Ya ves?, ¡Tú por andar prometiendo!” Entonces, si eso es lo que hice en una promesa, más bien la hizo mi esposo, la voy a cumplir con todo el gusto y la satisfacción, en el sentido extenso que significa servir a los demás.

OBLIGACIÓN MORAL CON LAS MUJERES

La especialista en microbiología se convertirá en la cuarta mujer en dirigir una universidad pública en el país a partir del próximo 4 de octubre. Hasta ahora solo las universidades de Sonora, Querétaro y la Pedagógica Nacional tienen un liderazgo femenino.

Bajo este contexto, explicó que su intención es tejer alianzas con sus próximas homólogas y, en general, con quienes dirijan a las instituciones con las que se deba colaborar, atender a los universitarios, pero de forma especial, a las mujeres.

P: ¿Cómo impactará en la universidad el hecho de tener una rectora mujer?, ¿Habrá una administración con perspectiva de género?

Tengo una obligación moral con todas las universitarias, porque soy mujer, porque tengo una hija, porque he tenido muchas alumnas que han tenido necesidades de apoyo y en ese sentido créame que mi compromiso es apoyar a las y los universitarios por igual, pero obviamente las jóvenes universitarias requieren de apoyos especiales y, ¿a qué me refiero?, desde darles educación para prevenir, por ejemplo, embarazos no deseados, apoyar a las que son madres y sobre todo madres solteras y desean terminar sus estudios.

También tengo una obligación moral con las estudiantes, de atender demandas que se pudieran presentar en temas muy sensibles que se manifestaron en el paro (9M), por ejemplo, que eran cuestiones como el acoso, también lo vamos a abordar de una manera rápida y dando respuestas lo más pronto posible.

Sí hay un compromiso hacia las mujeres universitarias y, obviamente, las mujeres a lo mejor tenemos una visión ligeramente diferente por cuestiones fisiológicas, el tinte femenino se manifiesta en la forma de gestionar, de dirigir, que tenemos las mujeres.

P: ¿Hay acoso sexual en la universidad, hacia las estudiantes?

Tenemos que atender las demandas y las demandas que tengan también buen fundamento y en ese sentido he de decirle que estamos proponiendo una

Comisión por cada DES, que es un grupo de unidades académicas que son de una misma área de conocimiento. Por cada DES habrá una comisión, integrada por un abogado, médico criminólogo, alumna o alumno, profesor o profesora, es decir cinco estudiantes y cinco profesores, propuestos por el Consejo de Unidad Académica, para que esta comisión analice el caso, lo investigará a fondo y emitirá una recomendación, esa recomendación puede ir en el ámbito legal, laboral o ambos.

Con cerrar los ojos no podemos decir que no existe (el acoso), sí existe, se debe de atender.

TRANSICIÓN TRANSPARENTE Y TERSA

P: ¿Cómo será el proceso de transición con el rector saliente, Alfonso Esparza?

Va a ser un proceso transparente, terso, por así decirlo, porque el rector Esparza ha manifestado todo el apoyo y el interés para que así sea, para que los procesos que están en marcha tengan continuidad y que no se vean entorpecidos por este proceso, entonces yo confío en el equipo que está a cargo de la institución, el equipo del rector Esparza y obviamente habrá una gran colaboración de nuestra parte.

P: ¿Quiénes integrarán su equipo?

Son gente con capacidad y sobre todo con vocación de servicio; yo siempre he dicho que quienes quieran acompañarme en esta gran labor tendrán esas características y sobre todo un gran compromiso; esta gestión quiero que se caracterice por la calidez, el trato humano y respetuoso a todos los universitarios y esto es lo que queremos de este equipo.

P: ¿Quitará todo, habrá todo nuevo?, ¿Va a haber cambio total o todavía no sabe?

Yo nunca, a los lugares que he llegado, he borrado todo lo viejo y he hecho cosas nuevas, no, siempre hago un análisis muy serio y muy detallado de cómo están funcionando y las cosas que están funcionando seguirán ahí, porque están dando buenos resultados, pero lo que no funcione pues sí se tendrá que cambiar, entonces estoy en esa etapa de análisis y tengo todavía unos días para terminarla.

P: ¿Qué le pareció el rectorado de Alfonso Esparza?, ¿Le debe algo?

Tengo un trato muy respetuoso con el rector Alfonso Esparza, es el trato de cualquier universitario con su rector, en su momento yo, al frente del Centro de Detección Biomolecular, siempre tuve ese trato de respeto hacia el rector y también pues él, interesado en la salud de la comunidad universitaria, también apoyó las funciones del centro.

Le debo el apoyo que ha dado a la investigación y al centro del que estuve al frente, esa sensibilidad que tuvo ante la pandemia para responder ante las necesidades de nuestra comunidad, sobre todo de nuestros estudiantes y esa es la deuda que yo tengo hacia él, en el sentido del apoyo hacia los diversos sectores, no solo hacia el mío y, como le decía, siempre el trato fue de respeto entre el rector y una universitaria.

ATENCIÓN A NECESIDADES PARTICULARES

Lilia Cedillo no planea un rectorado que trate por igual a toda la comunidad académica, ya que, a su juicio, cada una de las 43 unidades es como un paciente, con condiciones y necesidades distintas.

Para ella, la pandemia de la Covid-19 ha evidenciado la necesidad de fomentar el desarrollo de nuevas habilidades entre el alumnado, como la capacidad de investigación, misma que puede detonarse a partir de la implementación de actividades integradoras.

P: ¿Cuál es su visión de la universidad para el 2025?

Mi visión es ver una institución sólida, consolidada en lo académico, reconocida por la calidad de los egresados y de la investigación que se realiza, vinculada con la sociedad y atendiendo las demandas de nuestra sociedad, esa es mi visión.

P: ¿Qué necesita la universidad y qué necesitan los universitarios?

En la campaña conocí aspectos generales, pero en el caso de los estudiantes, ellos manifestaron la necesidad de que se les acompañe y atienda de una manera más cercana, también manifestaron la necesidad de una atención a la salud emocional porque debido a la pandemia han sufrido estados de depresión y ansiedad, los cuales no solamente los manifestaron los estudiantes, sino también los trabajadores, tanto docentes y administrativos.

En cuanto a investigadores, apoyo con materiales, reactivos, equipo y mantenimiento el equipo, publicaciones en cuanto a investigación. En extensión y difusión de la cultura y el deporte también hay manifestaciones de que esto se intensifique, ahorita que todavía estamos en pandemia, a través de actividades virtuales y en el aspecto laboral, la certeza laboral se manifestó como una inquietud.

P: ¿Cómo va a mejorar el desarrollo académico en la universidad?

Hay organismos que acreditan la calidad y que son reconocidos a nivel nacional e incluso internacional. Seguiremos siendo evaluados por estos organismos, que es lo que les da una ventaja competitiva a los estudiantes, pero más allá de esas evaluaciones, que requerimos de esas acreditaciones, también se requiere estar en contacto con la sociedad porque finalmente ellos se van a insertar ahí, laboralmente hablando.

Necesitamos atender las necesidades de la sociedad, de quienes van a ser sus empleadores y apoyar a quienes van a emprender por sí solos.

P: ¿Va a privilegiar o a equilibrar la infraestructura?

No podemos generalizar. A través de la campaña conocí las necesidades de cada unidad académica y son diferentes. Hay unidades académicas que cuentan con una muy buena infraestructura en estos momentos, capaz de responder a las necesidades, pero hay otras que carecen de esa infraestructura y que es necesario atenderla, por eso es que debe haber esos sanos equilibrios. Es como un paciente cada unidad académica.

Por ejemplo, en la Facultad de Medicina es innegable la falta de espacios, de salones; a mí me ha tocado algún semestre o algunos semestres quedarme sin salón y esperar a que se consiga un salón para poder impartir mi cátedra, no es lo mismo esa situación en otras unidades académicas que tienen menor demanda; entonces tenemos que apoyar específicamente en lo que requiere en cada unidad académica.

Hay centros de investigación con buena infraestructura y planta física suficiente, pero hay otros donde tenemos una deuda y debemos atenderlos en este momento.

Generalizar no es bueno en el caso de atender uno u otro rubro, pero sí atender las necesidades específicas.

P: ¿Cuál es su visión del compromiso social de la universidad?

El compromiso debe ser hacia dentro y hacia afuera.

Hacia adentro porque todos los que estamos laborando, formando a esos jóvenes, debemos tener esa vocación de servicio. ¿Qué significa? Significa que en cada actividad que hagamos tengamos presente que muy probablemente de ella depende el futuro de esos jóvenes, es decir, si nosotros estamos cumpliendo como docentes, seguramente esos conocimientos le van a servir cuando salgan, cuando egresen. Si estamos prestando un servicio dentro de la institución, saber que atender a ese estudiante de manera eficiente y eficaz le puede hacer la vida más sencilla y egresar en un menor tiempo y también competir hacia afuera.

Si nosotros en cada acción que hagamos ponemos por delante el futuro de nuestros estudiantes, créame que nuestra visión va a cambiar y hacia afuera igualmente.

Tenemos un gran compromiso social en el sentido de atender las necesidades de nuestra sociedad y le pongo un ejemplo, el desarrollo que han tenido y el impacto que han tenido los complejos regionales en los municipios donde se encuentran es innegable entonces debemos seguir en ese rumbo y seguir trabajando por nuestros universitarios y nuestra sociedad.

P: ¿Su pasión por el deporte se trasladará como política pública a la universidad?

Es el sello que quiero que caracterice a nuestra institución, que un estudiante diga: Yo quiero estudiar en la BUAP por la calidad de sus programas académicos, pero también quiero estudiar ahí porque está el mejor equipo de básquetbol o el mejor entrenador de voleibol, el mejor equipo de triatlón. Así quiero que sea.

RESPETO MUTUO CON EL GOBIERNO

En el pasado reciente hubo fricciones explícitas entre el gobernador Luis Miguel Barbosa y el rector Alfonso Esparza, usted en dos ocasiones le ha ofrecido al gobernador una relación de respeto mutuo. ¿A qué se refiere?

Respeto nuestro hacia una autoridad que es la figura y la autoridad del gobernador; respeto hacia la sociedad porque los recursos que llegan a nuestra institución son recursos que provienen de los impuestos de las personas y respeto de parte de las demás instancias hacia la autonomía universitaria, a eso me refiero cuando hablo de respeto y colaboración, porque tenemos mucho en común y nuestro principal interés es, definitivamente, el bienestar y el desarrollo de nuestra comunidad poblana.

P: ¿Qué es para usted la autonomía universitaria?

La autonomía para mi va más allá de ese derecho de autogobernarnos, de decidir el rumbo que vamos a tener como institución. La autonomía tiene que ver con la manera en que hacemos las cosas y cumplimos con nuestras funciones y nuestra misión y en ese sentido implica el hacer, modificar los planes, programas de estudio, adecuarlos a las necesidades de nuestra sociedad, en las cuestiones que todos sabemos: emitir títulos, emitir los grados correspondientes, pero, la autonomía tiene que ser eso, tiene que ser esa capacidad que tengamos de dirigir el rumbo de la institución, tomar nuestras decisiones pero siempre con esa mira de que estamos cumpliendo con una encomienda social.




Científica, docente, esposa, madre de familia y ahora próxima rectora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) para el periodo 2021-2025, Lilia Cedillo Ramírez ya ha hecho historia al convertirse en la primera mujer, después de 33 hombres, en ser electa para dirigir la máxima casa de estudios del estado, pero quiere que su legado vaya más allá.

Asume su próxima encomienda como una oportunidad para aprovechar el poder en beneficio del prójimo, en este caso de los universitarios y de la sociedad; está dispuesta a atender problemas como el acoso sexual al interior de las aulas y la falta de infraestructura, además, desea imprimir su sello personal trasladando sus grandes pasiones a la rectoría: el deporte y la ciencia.

A 10 días de que rinda protesta al cargo, compartió con EL SOL DE PUEBLA que va a ser una rectora “con los pies en la tierra”, que aproveche lo bueno de la actual administración (la de Alfonso Esparza), tenga un trato de respeto con el gobierno estatal y defienda la autonomía universitaria, concebida no solo como la capacidad de autogobernanza, sino como la obligación de corresponder a las necesidades sociales.

El pasado 20 de septiembre, cuando se realizó la elección de rector, por primera ocasión de forma electrónica, la doctora Lilia pasó el día con sus hijos y su esposo, con quien lleva casada casi 31 años, todos apasionados de la ciencia y nerviosos por conocer el resultado, que al final le favoreció.

Ahora ya se encuentra trabajando en la transición, tiene claras las metas a cumplir y no está preocupada por el cambio que podría dar su vida, pues asegura que seguirá siendo la misma Lilia de siempre.

Pregunta: ¿Cómo será Lilia Cedillo desde la cumbre del poder universitario?

Un compañero que dejé de ver hace muchos años me encontró un día y me dijo: “¿Sigues viviendo en el mismo lugar?” Y le dije “sí”, me dijo “¿Por qué, si tú ya fuiste vicerrectora?”, le respondí: “No tengo por qué cambiarme de casa, este es mi rumbo y tampoco por qué cambiar, soy la misma, la misma Lilia Cedillo que tú conociste hace muchos años”. Yo creo que voy a seguir siendo la misma, voy a seguir dando clases, porque eso es tener los pies en la tierra.

P: ¿Se va a marear en un ladrillo, como se dice en el argot político?

No creo, porque he vivido como he vivido toda mi vida, no tengo necesidad de cambiar, en realidad yo creo que el poder se debe usar para servir a los demás. Le voy a decir algo en términos muy personales, aunque en este momento sí lo quiero compartir: en un momento de mi vida, que yo estuve enferma, mi esposo le pidió mucho a Dios que yo me salvara y le dijo: “Tú sabes señor que a ella le gusta ayudar a los demás, permítele que viva para que pueda hacerlo, seguirlo haciendo”.

Entonces, esa es mi misión, mi visión de mí misma, y cuando estoy en posición de hacerlo, siempre en son de burla, le echo la culpa a mi esposo: “¿Ya ves?, ¡Tú por andar prometiendo!” Entonces, si eso es lo que hice en una promesa, más bien la hizo mi esposo, la voy a cumplir con todo el gusto y la satisfacción, en el sentido extenso que significa servir a los demás.

OBLIGACIÓN MORAL CON LAS MUJERES

La especialista en microbiología se convertirá en la cuarta mujer en dirigir una universidad pública en el país a partir del próximo 4 de octubre. Hasta ahora solo las universidades de Sonora, Querétaro y la Pedagógica Nacional tienen un liderazgo femenino.

Bajo este contexto, explicó que su intención es tejer alianzas con sus próximas homólogas y, en general, con quienes dirijan a las instituciones con las que se deba colaborar, atender a los universitarios, pero de forma especial, a las mujeres.

P: ¿Cómo impactará en la universidad el hecho de tener una rectora mujer?, ¿Habrá una administración con perspectiva de género?

Tengo una obligación moral con todas las universitarias, porque soy mujer, porque tengo una hija, porque he tenido muchas alumnas que han tenido necesidades de apoyo y en ese sentido créame que mi compromiso es apoyar a las y los universitarios por igual, pero obviamente las jóvenes universitarias requieren de apoyos especiales y, ¿a qué me refiero?, desde darles educación para prevenir, por ejemplo, embarazos no deseados, apoyar a las que son madres y sobre todo madres solteras y desean terminar sus estudios.

También tengo una obligación moral con las estudiantes, de atender demandas que se pudieran presentar en temas muy sensibles que se manifestaron en el paro (9M), por ejemplo, que eran cuestiones como el acoso, también lo vamos a abordar de una manera rápida y dando respuestas lo más pronto posible.

Sí hay un compromiso hacia las mujeres universitarias y, obviamente, las mujeres a lo mejor tenemos una visión ligeramente diferente por cuestiones fisiológicas, el tinte femenino se manifiesta en la forma de gestionar, de dirigir, que tenemos las mujeres.

P: ¿Hay acoso sexual en la universidad, hacia las estudiantes?

Tenemos que atender las demandas y las demandas que tengan también buen fundamento y en ese sentido he de decirle que estamos proponiendo una

Comisión por cada DES, que es un grupo de unidades académicas que son de una misma área de conocimiento. Por cada DES habrá una comisión, integrada por un abogado, médico criminólogo, alumna o alumno, profesor o profesora, es decir cinco estudiantes y cinco profesores, propuestos por el Consejo de Unidad Académica, para que esta comisión analice el caso, lo investigará a fondo y emitirá una recomendación, esa recomendación puede ir en el ámbito legal, laboral o ambos.

Con cerrar los ojos no podemos decir que no existe (el acoso), sí existe, se debe de atender.

TRANSICIÓN TRANSPARENTE Y TERSA

P: ¿Cómo será el proceso de transición con el rector saliente, Alfonso Esparza?

Va a ser un proceso transparente, terso, por así decirlo, porque el rector Esparza ha manifestado todo el apoyo y el interés para que así sea, para que los procesos que están en marcha tengan continuidad y que no se vean entorpecidos por este proceso, entonces yo confío en el equipo que está a cargo de la institución, el equipo del rector Esparza y obviamente habrá una gran colaboración de nuestra parte.

P: ¿Quiénes integrarán su equipo?

Son gente con capacidad y sobre todo con vocación de servicio; yo siempre he dicho que quienes quieran acompañarme en esta gran labor tendrán esas características y sobre todo un gran compromiso; esta gestión quiero que se caracterice por la calidez, el trato humano y respetuoso a todos los universitarios y esto es lo que queremos de este equipo.

P: ¿Quitará todo, habrá todo nuevo?, ¿Va a haber cambio total o todavía no sabe?

Yo nunca, a los lugares que he llegado, he borrado todo lo viejo y he hecho cosas nuevas, no, siempre hago un análisis muy serio y muy detallado de cómo están funcionando y las cosas que están funcionando seguirán ahí, porque están dando buenos resultados, pero lo que no funcione pues sí se tendrá que cambiar, entonces estoy en esa etapa de análisis y tengo todavía unos días para terminarla.

P: ¿Qué le pareció el rectorado de Alfonso Esparza?, ¿Le debe algo?

Tengo un trato muy respetuoso con el rector Alfonso Esparza, es el trato de cualquier universitario con su rector, en su momento yo, al frente del Centro de Detección Biomolecular, siempre tuve ese trato de respeto hacia el rector y también pues él, interesado en la salud de la comunidad universitaria, también apoyó las funciones del centro.

Le debo el apoyo que ha dado a la investigación y al centro del que estuve al frente, esa sensibilidad que tuvo ante la pandemia para responder ante las necesidades de nuestra comunidad, sobre todo de nuestros estudiantes y esa es la deuda que yo tengo hacia él, en el sentido del apoyo hacia los diversos sectores, no solo hacia el mío y, como le decía, siempre el trato fue de respeto entre el rector y una universitaria.

ATENCIÓN A NECESIDADES PARTICULARES

Lilia Cedillo no planea un rectorado que trate por igual a toda la comunidad académica, ya que, a su juicio, cada una de las 43 unidades es como un paciente, con condiciones y necesidades distintas.

Para ella, la pandemia de la Covid-19 ha evidenciado la necesidad de fomentar el desarrollo de nuevas habilidades entre el alumnado, como la capacidad de investigación, misma que puede detonarse a partir de la implementación de actividades integradoras.

P: ¿Cuál es su visión de la universidad para el 2025?

Mi visión es ver una institución sólida, consolidada en lo académico, reconocida por la calidad de los egresados y de la investigación que se realiza, vinculada con la sociedad y atendiendo las demandas de nuestra sociedad, esa es mi visión.

P: ¿Qué necesita la universidad y qué necesitan los universitarios?

En la campaña conocí aspectos generales, pero en el caso de los estudiantes, ellos manifestaron la necesidad de que se les acompañe y atienda de una manera más cercana, también manifestaron la necesidad de una atención a la salud emocional porque debido a la pandemia han sufrido estados de depresión y ansiedad, los cuales no solamente los manifestaron los estudiantes, sino también los trabajadores, tanto docentes y administrativos.

En cuanto a investigadores, apoyo con materiales, reactivos, equipo y mantenimiento el equipo, publicaciones en cuanto a investigación. En extensión y difusión de la cultura y el deporte también hay manifestaciones de que esto se intensifique, ahorita que todavía estamos en pandemia, a través de actividades virtuales y en el aspecto laboral, la certeza laboral se manifestó como una inquietud.

P: ¿Cómo va a mejorar el desarrollo académico en la universidad?

Hay organismos que acreditan la calidad y que son reconocidos a nivel nacional e incluso internacional. Seguiremos siendo evaluados por estos organismos, que es lo que les da una ventaja competitiva a los estudiantes, pero más allá de esas evaluaciones, que requerimos de esas acreditaciones, también se requiere estar en contacto con la sociedad porque finalmente ellos se van a insertar ahí, laboralmente hablando.

Necesitamos atender las necesidades de la sociedad, de quienes van a ser sus empleadores y apoyar a quienes van a emprender por sí solos.

P: ¿Va a privilegiar o a equilibrar la infraestructura?

No podemos generalizar. A través de la campaña conocí las necesidades de cada unidad académica y son diferentes. Hay unidades académicas que cuentan con una muy buena infraestructura en estos momentos, capaz de responder a las necesidades, pero hay otras que carecen de esa infraestructura y que es necesario atenderla, por eso es que debe haber esos sanos equilibrios. Es como un paciente cada unidad académica.

Por ejemplo, en la Facultad de Medicina es innegable la falta de espacios, de salones; a mí me ha tocado algún semestre o algunos semestres quedarme sin salón y esperar a que se consiga un salón para poder impartir mi cátedra, no es lo mismo esa situación en otras unidades académicas que tienen menor demanda; entonces tenemos que apoyar específicamente en lo que requiere en cada unidad académica.

Hay centros de investigación con buena infraestructura y planta física suficiente, pero hay otros donde tenemos una deuda y debemos atenderlos en este momento.

Generalizar no es bueno en el caso de atender uno u otro rubro, pero sí atender las necesidades específicas.

P: ¿Cuál es su visión del compromiso social de la universidad?

El compromiso debe ser hacia dentro y hacia afuera.

Hacia adentro porque todos los que estamos laborando, formando a esos jóvenes, debemos tener esa vocación de servicio. ¿Qué significa? Significa que en cada actividad que hagamos tengamos presente que muy probablemente de ella depende el futuro de esos jóvenes, es decir, si nosotros estamos cumpliendo como docentes, seguramente esos conocimientos le van a servir cuando salgan, cuando egresen. Si estamos prestando un servicio dentro de la institución, saber que atender a ese estudiante de manera eficiente y eficaz le puede hacer la vida más sencilla y egresar en un menor tiempo y también competir hacia afuera.

Si nosotros en cada acción que hagamos ponemos por delante el futuro de nuestros estudiantes, créame que nuestra visión va a cambiar y hacia afuera igualmente.

Tenemos un gran compromiso social en el sentido de atender las necesidades de nuestra sociedad y le pongo un ejemplo, el desarrollo que han tenido y el impacto que han tenido los complejos regionales en los municipios donde se encuentran es innegable entonces debemos seguir en ese rumbo y seguir trabajando por nuestros universitarios y nuestra sociedad.

P: ¿Su pasión por el deporte se trasladará como política pública a la universidad?

Es el sello que quiero que caracterice a nuestra institución, que un estudiante diga: Yo quiero estudiar en la BUAP por la calidad de sus programas académicos, pero también quiero estudiar ahí porque está el mejor equipo de básquetbol o el mejor entrenador de voleibol, el mejor equipo de triatlón. Así quiero que sea.

RESPETO MUTUO CON EL GOBIERNO

En el pasado reciente hubo fricciones explícitas entre el gobernador Luis Miguel Barbosa y el rector Alfonso Esparza, usted en dos ocasiones le ha ofrecido al gobernador una relación de respeto mutuo. ¿A qué se refiere?

Respeto nuestro hacia una autoridad que es la figura y la autoridad del gobernador; respeto hacia la sociedad porque los recursos que llegan a nuestra institución son recursos que provienen de los impuestos de las personas y respeto de parte de las demás instancias hacia la autonomía universitaria, a eso me refiero cuando hablo de respeto y colaboración, porque tenemos mucho en común y nuestro principal interés es, definitivamente, el bienestar y el desarrollo de nuestra comunidad poblana.

P: ¿Qué es para usted la autonomía universitaria?

La autonomía para mi va más allá de ese derecho de autogobernarnos, de decidir el rumbo que vamos a tener como institución. La autonomía tiene que ver con la manera en que hacemos las cosas y cumplimos con nuestras funciones y nuestra misión y en ese sentido implica el hacer, modificar los planes, programas de estudio, adecuarlos a las necesidades de nuestra sociedad, en las cuestiones que todos sabemos: emitir títulos, emitir los grados correspondientes, pero, la autonomía tiene que ser eso, tiene que ser esa capacidad que tengamos de dirigir el rumbo de la institución, tomar nuestras decisiones pero siempre con esa mira de que estamos cumpliendo con una encomienda social.




Local

Un calvario acceder a una prueba Covid-19 en instituciones públicas de Puebla

Ante el aumento de casos positivos de Covid-19, el IMSS puso a disposición de los derechohabientes el servicio de “Permiso Covid”

Policiaca

Cuatro líderes de comerciantes ligados a delitos de alto impacto

Por cobro de derecho de piso, extorsión, homicidio y narcomenudeo tres ya fueron aprehendidos y están sujetos a investigación

Local

Poblanos viajan en plataformas ilegales de transporte foraneo

Con precios muy inferiores pero sin cumplir lo que marca la legislación en la materia, estas empresas ganan mercado

Finanzas

Destaca Puebla entre los estados con más conflictos individuales de trabajo en 2020

El Inegi detalló que el sector con mayor número de conflictos fue el comercio con mil 065 y actividades del gobierno, con 582

Sociedad

Conagua identifica 10 puntos con extrema contaminación de ríos en Guanajuato

El río Turbio, que nace en León y que llega hasta Abasolo para unirse con el río Lerma, tiene los puntos con mayor contaminación de agua que hay en el estado

Local

Trabajadores de Conagua Puebla toman instalaciones, estas son sus exigencias

La mañana de este lunes los trabajadores de base a nivel local y nacional se manifestaron en las oficinas

Política

Gobernador de Durango supera el Covid por segunda ocasión

Por medio de sus redes sociales, el mandatario dio a conocer que se realizó una prueba de coronavirus, la cual resultó negativa

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | 2022, continúa la pesadilla para Rusia

Rusia inicia el año con una serie de conflictos que atentan contra la estabilidad e influencia que ha impuesto desde la desintegración de la Unión Soviética

Policiaca

Vinculan a proceso a dos por muerte de hombre en anexo de la Satélite Magisterial

La Fiscalía de Investigación Metropolitana recabó indicios y práctico diversas diligencias