/ lunes 17 de enero de 2022

¡Reprobado! Cereso de San Miguel presenta problemas de autogobierno desde 2015

El pasado 11 de enero fue hallado el cadáver de un bebé al interior de un contendedor de basura de la prisión

Desde el año 2015, el Centro de Reinserción Social de San Miguel ha presentado problemas de autogobierno, falta de seguridad, entre otros, por lo que en los Diagnósticos Nacionales de Supervisión Penitenciaria realizados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ha obtenido calificaciones reprobatorias.

Deficiencia del personal de seguridad y custodia, prácticas de autogobierno, presencia de objetos y sustancias prohibidas dentro del centro penitenciario y falta de procedimientos para la revisión de visitantes, son algunas de las actividades que persistieron dentro del centro penitenciario ubicado en el municipio de Puebla desde el año previamente mencionado hasta 2019, último diagnóstico en el que fue visitado.

De acuerdo con información de la CNDH, este CERESO mantuvo una calificación de seis, es decir qué pasó de “panzazo” desde 2015 hasta 2019 cuando obtuvo una calificación de 6.6.

En el primer diagnóstico se especifica que se encontró deficiencia en personal para atender a los internos, notificación de irregularidades detectadas, seguimiento a la atención de irregularidades, prevención de incidentes violentos y acciones para atender los incidentes.

Así como no tener una normativa para el procedimiento para la revisión de visitantes, poco personal de seguridad y custodia, así como sobrepoblación. En los rubros mencionados, el centro penitenciario obtuvo una calificación de cero.

Estas condiciones persistieron durante el año siguiente pues de acuerdo con el Diagnóstico Nacional del órgano defensor de los derechos humanos, en 2016 obtuvo una calificación de 6.9. La sobrepoblación y hacinamiento se mantuvo con cero puntos, sin embargo, la notificación de irregularidades y el seguimiento a las mismas obtuvo un puntaje de 10.

En contraste, el número de personal de seguridad siguió siendo insuficiente y las acciones de autogobierno continuaron pues el control de la seguridad obtuvo 1.6 puntos de los diez posibles.

Para el año 2017, el Centro de Reinserción Social de Puebla bajó su calificación a 6.4. En el desglose de datos, el número de personal de seguridad seguía siendo insuficiente por lo que no existía control.

En el siguiente año, el puntaje general subió a 7 pero las acciones para atender incidentes violentos eran nulas, el personal persistió con insuficiencia, las condiciones de autogobierno seguían presentes, los objetos y sustancias prohibidas aún se encontraban dentro de la cárcel.

Para el 2019, último año que fue analizado este centro penitenciario por la CNDH, la calificación global fue de 6.6 y después de cuatro años la seguridad no era suficiente, no existían acciones de cateo, aunado a ello, los objetos y sustancias prohibidas persistían.

Cabe recordar que el pasado 11 de enero, el CERESO estuvo en el ojo público debido al hallazgo del cadáver de un bebé al interior de un contendedor de basura de la prisión, acción que provocó la intervención de la CNDH para la investigación del caso.

Desde el año 2015, el Centro de Reinserción Social de San Miguel ha presentado problemas de autogobierno, falta de seguridad, entre otros, por lo que en los Diagnósticos Nacionales de Supervisión Penitenciaria realizados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ha obtenido calificaciones reprobatorias.

Deficiencia del personal de seguridad y custodia, prácticas de autogobierno, presencia de objetos y sustancias prohibidas dentro del centro penitenciario y falta de procedimientos para la revisión de visitantes, son algunas de las actividades que persistieron dentro del centro penitenciario ubicado en el municipio de Puebla desde el año previamente mencionado hasta 2019, último diagnóstico en el que fue visitado.

De acuerdo con información de la CNDH, este CERESO mantuvo una calificación de seis, es decir qué pasó de “panzazo” desde 2015 hasta 2019 cuando obtuvo una calificación de 6.6.

En el primer diagnóstico se especifica que se encontró deficiencia en personal para atender a los internos, notificación de irregularidades detectadas, seguimiento a la atención de irregularidades, prevención de incidentes violentos y acciones para atender los incidentes.

Así como no tener una normativa para el procedimiento para la revisión de visitantes, poco personal de seguridad y custodia, así como sobrepoblación. En los rubros mencionados, el centro penitenciario obtuvo una calificación de cero.

Estas condiciones persistieron durante el año siguiente pues de acuerdo con el Diagnóstico Nacional del órgano defensor de los derechos humanos, en 2016 obtuvo una calificación de 6.9. La sobrepoblación y hacinamiento se mantuvo con cero puntos, sin embargo, la notificación de irregularidades y el seguimiento a las mismas obtuvo un puntaje de 10.

En contraste, el número de personal de seguridad siguió siendo insuficiente y las acciones de autogobierno continuaron pues el control de la seguridad obtuvo 1.6 puntos de los diez posibles.

Para el año 2017, el Centro de Reinserción Social de Puebla bajó su calificación a 6.4. En el desglose de datos, el número de personal de seguridad seguía siendo insuficiente por lo que no existía control.

En el siguiente año, el puntaje general subió a 7 pero las acciones para atender incidentes violentos eran nulas, el personal persistió con insuficiencia, las condiciones de autogobierno seguían presentes, los objetos y sustancias prohibidas aún se encontraban dentro de la cárcel.

Para el 2019, último año que fue analizado este centro penitenciario por la CNDH, la calificación global fue de 6.6 y después de cuatro años la seguridad no era suficiente, no existían acciones de cateo, aunado a ello, los objetos y sustancias prohibidas persistían.

Cabe recordar que el pasado 11 de enero, el CERESO estuvo en el ojo público debido al hallazgo del cadáver de un bebé al interior de un contendedor de basura de la prisión, acción que provocó la intervención de la CNDH para la investigación del caso.

Local

Convocan a firmar petición para respaldar la prohibición de corridas de toros

El movimiento animalista de Puebla convoca a firmar una petición para respaldar la propuesta de la diputada para prohibir corridas de toros y peleas de gallos

Policiaca

Por usurpación de funciones públicas ponen a disposición de un juez al empresario Jorge N.

El acusado de usurpación de funciones públicas y uso indebido de uniformes o condecoraciones fue llevado este domingo por la mañana a Casa de Justicia Puebla al sur de la capital poblana

Finanzas

Puebla en el top 10 con más empresas que no sobrevivieron a la crisis económica

El estado de Puebla se coloca en el lugar nueve de las 32 entidades del país, con el mayor porcentaje de empresas que no llegaron a junio de 2022

Mundo

Ecuador: Líderes indígenas y gobierno tienen primer diálogo en medio de protestas

Las movilizaciones comenzaron el 13 de junio con llamados de los indígenas a bajar los precios del combustible y los alimentos

Mundo

Velan en Brasil a periodista británico asesinado en la Amazonía

Phillips, de 57 años, fue asesinado a tiros el 5 de junio junto al experto indigenista Bruno Pereira mientras recorrían la Amazonía

Local

Convocan a firmar petición para respaldar la prohibición de corridas de toros

El movimiento animalista de Puebla convoca a firmar una petición para respaldar la propuesta de la diputada para prohibir corridas de toros y peleas de gallos

Sociedad

Revocan concesión a basurero en Hidalgo donde fue asesinado un activista

Tras el asesinato del activista Jesús Bañuelos, el Ayuntamiento de Antitalaquia, Hidalgo, revocó la concesión del Centro Regional de Tratamiento de Residuos Sólidos

Gossip

Yrma Lydya y los mensajes que dejó escritos antes de ser asesinada ¿qué decían?

Presuntamente, la cantante dejó un mensaje escrito y un boceto, sobre la mesa del restaurante Suntory de la Ciudad de México, momentos antes de ser asesinada

Policiaca

Por usurpación de funciones públicas ponen a disposición de un juez al empresario Jorge N.

El acusado de usurpación de funciones públicas y uso indebido de uniformes o condecoraciones fue llevado este domingo por la mañana a Casa de Justicia Puebla al sur de la capital poblana