/ martes 11 de febrero de 2020

Se esfuma plazo y la modernización del transporte no será una realidad

Pese a que esta última semana se notó un mayor número de unidades con el equipo de seguridad, los cambios siguen siendo mínimos

Asientos rotos, cables de electricidad de focos sueltos, vidrios estrellados, y la mayoría de las unidades con arreglos de costura en la tapicería, es como lucen las unidades del transporte público, a un día que venza el plazo de modernización acordado en el convenio por el incremento al pasaje en 2019.

Esta semana, aumentó notoriamente el número de unidades que cuenta con los equipos de seguridad, uno de los principales acuerdos entre concesionarios y el gobierno del estado. Algunos de estos dispositivos, confesaron conductores de manera anónima, solo fueron actualizados, pues ya contaban con ellos cuando fueron entregados por administraciones pasadas.

Durante la mañana de este lunes, El Sol de Puebla hizo un recorrido en 10 unidades en el mismo número de rutas de la ciudad de Puebla, de las cuales, en sólo dos ocasiones, en una unidad de la CREE-Madero y otra en la ruta Azteca, encontramos el equipo de vigilancia, el cual se supone debe de estar conectado al C5.

En las paradas tradicionales encontramos que algunas de estas mismas líneas de servicio no tienen el equipo, es decir, que el cumplimiento va “a medias”. Peor aún, la mejora física no existe, por ejemplo, en la ruta Azteca había fallas en la puerta, mientras los asientos estaban rotos y sucios.

De manera aleatoria, además, abordamos otras unidades en la que observamos que no tenían el equipo de seguridad. Una de ellas, una unidad JBS mejor conocido como “morados”. En la infraestructura, los focos del techo estaban colgando y los cables parchados con cinta negra, los vidrios de la puerta estrellados.

Mientras, en la ruta Angelopolitana, se hallaron al menos cuatro bancas rotas; se notó que en el pasado intentaron arreglarlas con pegamento. La lista sigue, una unidad de Azumiatla tenía desperfectos en el pasamanos y en el tubo que soporta a la gente para descender en la puerta trasera.

Foto: Javier Pérez | El Sol de Puebla

En gran parte, las unidades que tienen asientos de tela fueron parchados en el trabajo de tapicería y en algunos casos, como la unidad 1 de la ruta 86, se notó que la costura fue improvisada.

También, la ruta 20 tenía un cristal estrellado. En pésimas condiciones, igualmente se encontró una unidad Remanente 1, a la que por fuera solamente le pusieron una calcomanía nueva con el logo de la nueva administración: “Hacer historia, hacer futuro”.

En una visita a la ruta 10, se notó que únicamente tenía mal aspecto los asientos. Por otra parte, en mejores condiciones físicas se hallaron un par de unidades de la ruta 11 y 12.

De acuerdo al convenio entre el gobierno y los concesionarios, para modernizar el transporte público en seguridad se deben de instalar de tres a cuatro cámaras de videovigilancia, botones de pánico, un botón de alerta y sistema de localización GPS.

De manera general, otras unidades en las que se observa que las unidades les hacen falta el equipo de vigilancia, a pesar de que este 12 de febrero cumple el plazo de modernización, son a las que corresponden a las rutas 72A, 5, 21, 38, 2A, 44, además de Libertad Cuauhtémoc.

Si hubo, en contraste, algunas unidades con el equipo de seguridad en las rutas 70, 61, 7, 19, 7A, además de la 64B y RT.

A partir del 13 de febrero será el arranque con la revisión de las unidades, la que no cumpla con el lineamiento, será sancionada hasta con la revocación de la concesión.

Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

EL INTERNET OSCILARÁ ENTRE 800 A 500 PESOS

Los operadores, que solicitaron la gracia del anonimato, informaron que el costo por el internet que pagarán los dueños para el monitoreo en tiempo real de las unidades corresponde de 800 a 500 pesos.

En su caso, solicitaron a las autoridades que revisen que los dueños mantengan sus inversiones, para combatir los delitos.

“En la zona de La Paz y en Reforma, ya se conoce que hay que tener cuidado porque hay bandas robando. Queremos sentirnos seguros en las unidades”, dijo un operador de la ruta 10.

Joaquín Moreno, concesionario del municipio de Amozoc, destacó que sus socios pagaron un promedio de 18 mil pesos para equipar cada unidad, y que la renta de los datos de internet corresponde a 500 pesos.

“A cada camión se le instalaron cuatro cámaras de videovigilancia, tres botones de alerta y sistema de GPS, los cuales están conectados al centro de comando C5. Esperemos que, si funcione, porque estos días que han estado encendido cuando pasan por un camino con el toque de las ramas de árbol, si ahí se enciende por la alerta, igual en otro movimiento no normal”, dijo.

El representante de los concesionarios dijo que la situación de inseguridad es grave, porque en el trayecto de la capital a Amozoc, se dan hasta dos asaltos por semana: “Ojalá que nos apoye el gobierno porque ya cumplimos”.

Otro concesionario, que pidió dar su declaración anónima, refirió que el convenio de seguridad implica la mejora de las unidades, debido a que la renovación total, o compra de nuevas unidades, será cuando las autoridades empiecen con el proceso de reemplacamiento, que podría ser a mediados de este año.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

PASAJEROS INSATISFECHOS

Laura “N”, señaló que no está satisfecha con la modernización del transporte y que las unidades que más utiliza, de la ruta 50 y 63, siguen en las mismas condiciones: “los asientos lastiman y los pasamanos no son seguros”.

A su vez, Herminia “N”, refirió que las unidades 10 y “Morados” no han tenido una mejoría, incluso, que en la primera ruta ha sido víctima de robo. El atraco fue en la zona de CAPU, después de las 7 de la noche, la semana pasada.

“La verdad yo no veo la mejora, puede ser que hay alguna cámara, pero creo que no van a servir de mucho si no actúa de inmediato la policía”, concluyó José Roberto Morales.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol de Puebla

Regístrate al Whatsapp Noticias

Asientos rotos, cables de electricidad de focos sueltos, vidrios estrellados, y la mayoría de las unidades con arreglos de costura en la tapicería, es como lucen las unidades del transporte público, a un día que venza el plazo de modernización acordado en el convenio por el incremento al pasaje en 2019.

Esta semana, aumentó notoriamente el número de unidades que cuenta con los equipos de seguridad, uno de los principales acuerdos entre concesionarios y el gobierno del estado. Algunos de estos dispositivos, confesaron conductores de manera anónima, solo fueron actualizados, pues ya contaban con ellos cuando fueron entregados por administraciones pasadas.

Durante la mañana de este lunes, El Sol de Puebla hizo un recorrido en 10 unidades en el mismo número de rutas de la ciudad de Puebla, de las cuales, en sólo dos ocasiones, en una unidad de la CREE-Madero y otra en la ruta Azteca, encontramos el equipo de vigilancia, el cual se supone debe de estar conectado al C5.

En las paradas tradicionales encontramos que algunas de estas mismas líneas de servicio no tienen el equipo, es decir, que el cumplimiento va “a medias”. Peor aún, la mejora física no existe, por ejemplo, en la ruta Azteca había fallas en la puerta, mientras los asientos estaban rotos y sucios.

De manera aleatoria, además, abordamos otras unidades en la que observamos que no tenían el equipo de seguridad. Una de ellas, una unidad JBS mejor conocido como “morados”. En la infraestructura, los focos del techo estaban colgando y los cables parchados con cinta negra, los vidrios de la puerta estrellados.

Mientras, en la ruta Angelopolitana, se hallaron al menos cuatro bancas rotas; se notó que en el pasado intentaron arreglarlas con pegamento. La lista sigue, una unidad de Azumiatla tenía desperfectos en el pasamanos y en el tubo que soporta a la gente para descender en la puerta trasera.

Foto: Javier Pérez | El Sol de Puebla

En gran parte, las unidades que tienen asientos de tela fueron parchados en el trabajo de tapicería y en algunos casos, como la unidad 1 de la ruta 86, se notó que la costura fue improvisada.

También, la ruta 20 tenía un cristal estrellado. En pésimas condiciones, igualmente se encontró una unidad Remanente 1, a la que por fuera solamente le pusieron una calcomanía nueva con el logo de la nueva administración: “Hacer historia, hacer futuro”.

En una visita a la ruta 10, se notó que únicamente tenía mal aspecto los asientos. Por otra parte, en mejores condiciones físicas se hallaron un par de unidades de la ruta 11 y 12.

De acuerdo al convenio entre el gobierno y los concesionarios, para modernizar el transporte público en seguridad se deben de instalar de tres a cuatro cámaras de videovigilancia, botones de pánico, un botón de alerta y sistema de localización GPS.

De manera general, otras unidades en las que se observa que las unidades les hacen falta el equipo de vigilancia, a pesar de que este 12 de febrero cumple el plazo de modernización, son a las que corresponden a las rutas 72A, 5, 21, 38, 2A, 44, además de Libertad Cuauhtémoc.

Si hubo, en contraste, algunas unidades con el equipo de seguridad en las rutas 70, 61, 7, 19, 7A, además de la 64B y RT.

A partir del 13 de febrero será el arranque con la revisión de las unidades, la que no cumpla con el lineamiento, será sancionada hasta con la revocación de la concesión.

Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

EL INTERNET OSCILARÁ ENTRE 800 A 500 PESOS

Los operadores, que solicitaron la gracia del anonimato, informaron que el costo por el internet que pagarán los dueños para el monitoreo en tiempo real de las unidades corresponde de 800 a 500 pesos.

En su caso, solicitaron a las autoridades que revisen que los dueños mantengan sus inversiones, para combatir los delitos.

“En la zona de La Paz y en Reforma, ya se conoce que hay que tener cuidado porque hay bandas robando. Queremos sentirnos seguros en las unidades”, dijo un operador de la ruta 10.

Joaquín Moreno, concesionario del municipio de Amozoc, destacó que sus socios pagaron un promedio de 18 mil pesos para equipar cada unidad, y que la renta de los datos de internet corresponde a 500 pesos.

“A cada camión se le instalaron cuatro cámaras de videovigilancia, tres botones de alerta y sistema de GPS, los cuales están conectados al centro de comando C5. Esperemos que, si funcione, porque estos días que han estado encendido cuando pasan por un camino con el toque de las ramas de árbol, si ahí se enciende por la alerta, igual en otro movimiento no normal”, dijo.

El representante de los concesionarios dijo que la situación de inseguridad es grave, porque en el trayecto de la capital a Amozoc, se dan hasta dos asaltos por semana: “Ojalá que nos apoye el gobierno porque ya cumplimos”.

Otro concesionario, que pidió dar su declaración anónima, refirió que el convenio de seguridad implica la mejora de las unidades, debido a que la renovación total, o compra de nuevas unidades, será cuando las autoridades empiecen con el proceso de reemplacamiento, que podría ser a mediados de este año.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

PASAJEROS INSATISFECHOS

Laura “N”, señaló que no está satisfecha con la modernización del transporte y que las unidades que más utiliza, de la ruta 50 y 63, siguen en las mismas condiciones: “los asientos lastiman y los pasamanos no son seguros”.

A su vez, Herminia “N”, refirió que las unidades 10 y “Morados” no han tenido una mejoría, incluso, que en la primera ruta ha sido víctima de robo. El atraco fue en la zona de CAPU, después de las 7 de la noche, la semana pasada.

“La verdad yo no veo la mejora, puede ser que hay alguna cámara, pero creo que no van a servir de mucho si no actúa de inmediato la policía”, concluyó José Roberto Morales.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol de Puebla

Regístrate al Whatsapp Noticias

Local

Se acabó la espera, desde este martes vacunarán a adultos de 50 y más en Puebla capital

Aquí te compartimos los horarios y la lista de las unidades médicas sedes de la inoculación

Policiaca

Golpean y casi asfixian a mujer embarazada; familia exige justicia

El responsable sería hermano de Juana Moreno, candidata a diputada por el distrito XIII en Zacatelco, Tlaxcala

Estado

En tres meses empeora inseguridad en Atlixco y Guillermo Velázquez en campaña

El último reporte del Semáforo Delictivo enciende en foco rojo a siete de once delitos de alto impacto

Política

Cuatroté impulsa obras en municipios morenistas

Entre los proyectos destacan la construcción y renovación de campos de beisbol en los municipios de Balancán, Jalpa de Méndez y Cunduacán

Sociedad

No abrirán todos los planteles educativos en Chiapas y Coahuila

La falta de protocolos sanitarios, en Chiapas y Coahuila, impide las clases presenciales

Sociedad

Por inseguridad, clase media compra autos blindados

La industria del blindaje en México creció a una tasa interanual de cinco a 10 por ciento entre 2018 y 2020

Finanzas

SAT embarga cuentas de Grupo R

Desde febrero, la autoridad fiscal audita las cuentas de la petrolera de Ramiro Garza Cantú

Mundo

Israel mata a decenas de palestinos en Gaza

Tras los intensos bombardeos, cientos de heridos son enviados a Egipto; otros miles huyen y se refugian en escuelas de la ONU

Mundo

Ciudadanos y oposición marcarán la pauta en la nueva Constitución de Chile

Chile culminó una jornada histórica al elegir a los redactores de una nueva Constitución; la derecha no lograría poder de veto