/ lunes 4 de octubre de 2021

Seguiré activa en el ámbito político: Claudia Rivera Vivanco

En su balance de su administración, consideró que fueron tres retos los más complejo: el combate a la corrupción, el cambio de paradigmas y estereotipos

La falta de certeza durante los recientes comicios, el uso de prácticas arraigadas con boletas electorales, la ausencia de división por parte de los poderes del estado, así como el uso de violencia política de género, fue lo que la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco señaló como los principales factores que la llevaron a la derrota para mantener su cargo como edil durante un periodo más, el cual finalizará el próximo 14 de octubre.

A cuatro meses de que se llevó a cabo el proceso electoral para elegir presidente municipal en la capital poblana, la alcaldesa en turno hizo una introspección para evaluar los puntos que –desde su perspectiva- influyeron en su contra para continuar otros tres años al frente del ayuntamiento; además, hizo un balance de los obstáculos que enfrentó durante su gestión para cumplir algunas metas de su gobierno, entre las que atribuyó, la corrupción, el cambio de paradigmas y estereotipos.

Si bien, reconoció que sus estrategias de comunicación para lograr un acercamiento con la ciudadanía no fueron las mejores, señaló que hubo otros elementos externos que propiciaron para que los resultados no resultaran favorecedores.

“Hay algunos elementos que dependen de mí por supuesto, como la estrategia de comunicar… vimos que quedó limitada la manera de informar a la ciudadanía sobre las acciones que estábamos realizando; pero también, hubo otros elementos. Observamos que no hay una sana división de poderes y que algunas instituciones todavía tienen prácticas arraigadas y erróneas. Nos tocó observar y atestiguar que, el Instituto Electoral en el estado de Puebla anunció una semana antes del proceso electoral que iba a reimprimir las boletas que nos costaron cerca de 6 millones de pesos a las poblanas y los poblanos”, compartió en entrevista con El Sol de Puebla.

Estas prácticas, dijo, provocaron una destrucción e inequidad durante el proceso de la contienda, donde aseguró, hubo zonas en las que al abrir las urnas observaron que había boletas extendidas, es decir, sin un doblez, “prácticas que ya conocíamos ocurrían en el pasado y que hoy nos tocó confirmar que sí pasan”, aseguró.

Sin usar abiertamente el término, consideró que la denominada guerra sucia también fue otro elemento que dio pauta a este resultado desfavorable. “Como sabes, clonaron mi línea telefónica un día antes de la elección. Le hablaron a todos los contactos para decirles que no votaran por Morena, imagínate esa situación. El clonar una línea son prácticas que cuestan muy caras, además, hubo una carga mediática muy grande de la oposición. Todo eso es un conservadurismo –que también puede ser interno- y lo digo de manera objetiva”, destacó.

Rivera Vivanco indicó que aunado a estos factores que ella pudo detectar, algunos observatorios que se encargan de analizar la violencia política de género, evidenciaron algunas prácticas a nivel nacional y local en las que, de acuerdo a las evaluaciones, este tipo de hechos impactaron en el desarrollo de las mujeres en la escena política, ya sea como militantes o como aspirantes a candidatas a un cargo de elección popular, como el que asegura, fue su caso.

Claudia Rivera Vivanco a días de dejar su cargo. Foto: Julio Cesar Martínez | El Sol de Puebla

“Todas estas incidencias, inequidades y desbalances ocurrieron, no solamente en el estado, no solamente en la capital, también en el país, y se observa que son elementos que incidieron en el resultado”, compartió.

Ante este panorama, la presidenta aseguró que lo que sigue es vigilar el funcionamiento de las instituciones y denunciar, no solamente en el área pública o mediática, sino institucionalizar las denuncias para aplicar y hacer valer el ejercicio de la ley.

RETOS DENTRO DE SU GOBIERNO

En otro orden de ideas, la alcaldesa también destacó que los retos que enfrentó durante su gobierno fueron muchos, como el hecho de recibir un municipio con finanzas no sanas y una deuda de 300 millones de pesos, una incidencia alta en el robo de hidrocarburos, una policía con pocos elementos y malos salarios, así como un escenario en el que no había recursos para iniciar proyectos propios.

A pesar de ello, enfatizó que hubo tres retos que consideró como los más complejos: el combate a la corrupción; el cambio de paradigmas y estereotipos; así como los perfiles políticos de la alcaldesa y el gobernador del estado.

“Yo creo que lo más complejo fue el combate a la corrupción. Y es complicado porque, un acto de corrupción es un problema de dos, del que pidió y el que dio (…) Otro punto es el cambio de paradigmas y romper estereotipos. En el propio cargo que me tocó desempeñar nunca había venido alguien de la sociedad civil y, entonces, no deja de haber resistencia de una clase política que históricamente tenía el control y el poder. A mí me toca ser la primera presidenta más joven que ha tenido el municipio de Puebla, y entonces, es romper esos estereotipos y cambiar esos paradigmas de dejar de ver a la gente joven como incapaz o inexperta”.

Rivera Vivanco hace un balance de su administración. Foto: Julio Cesar Martínez | El Sol de Puebla

En un tercer punto señaló que el perfil político de la alcaldesa y del gobernador, Miguel Barbosa Huerta, provocó algunas diferencias que no permitieron un trabajo coordinado. “El señor gobernador es de un perfil que viene de años de hacer política en un formato muy tradicional, y yo pertenezco a un grupo de ciudadanas y de ciudadanos que estamos haciendo política, rompiendo paradigmas y haciéndolo en un nuevo traje a la medida: en nuestro formato, en nuestra esencia y eso no siempre gusta. Hoy me tocó ser tomadora de decisiones y evidentemente eso choca, pero nunca para impedir un trabajo coordinado, sin embargo, sí de tomar decisiones importantes que se contraponían a las que él tenía consideradas”.

Aunque la presidenta evitó decir de manera directa cómo concluye su relación con el gobernador, dejo entrever que las diferencias entre ambos siguen vigentes; y aunque adelantó que seguirá activa en ámbito político, no precisó cuál serán sus proyectos ahora que culmine su periodo como alcaldesa.

La falta de certeza durante los recientes comicios, el uso de prácticas arraigadas con boletas electorales, la ausencia de división por parte de los poderes del estado, así como el uso de violencia política de género, fue lo que la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco señaló como los principales factores que la llevaron a la derrota para mantener su cargo como edil durante un periodo más, el cual finalizará el próximo 14 de octubre.

A cuatro meses de que se llevó a cabo el proceso electoral para elegir presidente municipal en la capital poblana, la alcaldesa en turno hizo una introspección para evaluar los puntos que –desde su perspectiva- influyeron en su contra para continuar otros tres años al frente del ayuntamiento; además, hizo un balance de los obstáculos que enfrentó durante su gestión para cumplir algunas metas de su gobierno, entre las que atribuyó, la corrupción, el cambio de paradigmas y estereotipos.

Si bien, reconoció que sus estrategias de comunicación para lograr un acercamiento con la ciudadanía no fueron las mejores, señaló que hubo otros elementos externos que propiciaron para que los resultados no resultaran favorecedores.

“Hay algunos elementos que dependen de mí por supuesto, como la estrategia de comunicar… vimos que quedó limitada la manera de informar a la ciudadanía sobre las acciones que estábamos realizando; pero también, hubo otros elementos. Observamos que no hay una sana división de poderes y que algunas instituciones todavía tienen prácticas arraigadas y erróneas. Nos tocó observar y atestiguar que, el Instituto Electoral en el estado de Puebla anunció una semana antes del proceso electoral que iba a reimprimir las boletas que nos costaron cerca de 6 millones de pesos a las poblanas y los poblanos”, compartió en entrevista con El Sol de Puebla.

Estas prácticas, dijo, provocaron una destrucción e inequidad durante el proceso de la contienda, donde aseguró, hubo zonas en las que al abrir las urnas observaron que había boletas extendidas, es decir, sin un doblez, “prácticas que ya conocíamos ocurrían en el pasado y que hoy nos tocó confirmar que sí pasan”, aseguró.

Sin usar abiertamente el término, consideró que la denominada guerra sucia también fue otro elemento que dio pauta a este resultado desfavorable. “Como sabes, clonaron mi línea telefónica un día antes de la elección. Le hablaron a todos los contactos para decirles que no votaran por Morena, imagínate esa situación. El clonar una línea son prácticas que cuestan muy caras, además, hubo una carga mediática muy grande de la oposición. Todo eso es un conservadurismo –que también puede ser interno- y lo digo de manera objetiva”, destacó.

Rivera Vivanco indicó que aunado a estos factores que ella pudo detectar, algunos observatorios que se encargan de analizar la violencia política de género, evidenciaron algunas prácticas a nivel nacional y local en las que, de acuerdo a las evaluaciones, este tipo de hechos impactaron en el desarrollo de las mujeres en la escena política, ya sea como militantes o como aspirantes a candidatas a un cargo de elección popular, como el que asegura, fue su caso.

Claudia Rivera Vivanco a días de dejar su cargo. Foto: Julio Cesar Martínez | El Sol de Puebla

“Todas estas incidencias, inequidades y desbalances ocurrieron, no solamente en el estado, no solamente en la capital, también en el país, y se observa que son elementos que incidieron en el resultado”, compartió.

Ante este panorama, la presidenta aseguró que lo que sigue es vigilar el funcionamiento de las instituciones y denunciar, no solamente en el área pública o mediática, sino institucionalizar las denuncias para aplicar y hacer valer el ejercicio de la ley.

RETOS DENTRO DE SU GOBIERNO

En otro orden de ideas, la alcaldesa también destacó que los retos que enfrentó durante su gobierno fueron muchos, como el hecho de recibir un municipio con finanzas no sanas y una deuda de 300 millones de pesos, una incidencia alta en el robo de hidrocarburos, una policía con pocos elementos y malos salarios, así como un escenario en el que no había recursos para iniciar proyectos propios.

A pesar de ello, enfatizó que hubo tres retos que consideró como los más complejos: el combate a la corrupción; el cambio de paradigmas y estereotipos; así como los perfiles políticos de la alcaldesa y el gobernador del estado.

“Yo creo que lo más complejo fue el combate a la corrupción. Y es complicado porque, un acto de corrupción es un problema de dos, del que pidió y el que dio (…) Otro punto es el cambio de paradigmas y romper estereotipos. En el propio cargo que me tocó desempeñar nunca había venido alguien de la sociedad civil y, entonces, no deja de haber resistencia de una clase política que históricamente tenía el control y el poder. A mí me toca ser la primera presidenta más joven que ha tenido el municipio de Puebla, y entonces, es romper esos estereotipos y cambiar esos paradigmas de dejar de ver a la gente joven como incapaz o inexperta”.

Rivera Vivanco hace un balance de su administración. Foto: Julio Cesar Martínez | El Sol de Puebla

En un tercer punto señaló que el perfil político de la alcaldesa y del gobernador, Miguel Barbosa Huerta, provocó algunas diferencias que no permitieron un trabajo coordinado. “El señor gobernador es de un perfil que viene de años de hacer política en un formato muy tradicional, y yo pertenezco a un grupo de ciudadanas y de ciudadanos que estamos haciendo política, rompiendo paradigmas y haciéndolo en un nuevo traje a la medida: en nuestro formato, en nuestra esencia y eso no siempre gusta. Hoy me tocó ser tomadora de decisiones y evidentemente eso choca, pero nunca para impedir un trabajo coordinado, sin embargo, sí de tomar decisiones importantes que se contraponían a las que él tenía consideradas”.

Aunque la presidenta evitó decir de manera directa cómo concluye su relación con el gobernador, dejo entrever que las diferencias entre ambos siguen vigentes; y aunque adelantó que seguirá activa en ámbito político, no precisó cuál serán sus proyectos ahora que culmine su periodo como alcaldesa.

Policiaca

Sedan, golpean y violan a joven de Tehuacán en hotel de Veracruz

La víctima había conocido al agresor en redes sociales y decidió viajar a la ciudad de Córdoba para encontrarse con él

Local

Diputada critica decisión de la SCJN sobre aborto en menores víctimas de violación

La diputada Mónica Rodríguez considera que las menores no deberían tener acceso al aborto sin el consentimiento de sus padres

Local

Retiran a ambulante de calles del Centro Histórico; acusan uso excesivo de la fuerza

En redes sociales se hizo viral un video en el que un vendedor de frituras es detenido por supuestos inspectores de la Secretaría de Gobernación Municipal

Gossip

Premier de Elvis, Del Toro con Gael García y premio para Colombia marcan el día en Cannes

La premiere de Elvis, la presencia de Guillermo del Toro con Gael García y un premio para una cinta colombiana marcan el día en la Croisette

Gossip

Eduardo Lizalde deja como legado el uso preciso de la palabra poética

Eduardo Lizalde deja como legado el uso preciso de la palabra poética para reflexionar sobre la vida, coinciden sus colegas

Gossip

Tras 19 años, Ellen DeGeneres le dice adiós a su show televisivo

Hoy es la última emisión del programa que la comediante y conductora estrenó en 2003 

Gossip

Se enfrentan rudos y técnicos de la impro

El espectáculo La impro lucha de José Luis Saldaña, se presenta en temporada en el Foro Shakespeare

Gossip

Mocedades tendría un musical, pero no bioserie

El sexteto vocal abre su Tour Infinito Duets en Mérida, en tributo a Armando Manzanero

Gossip

Lupita D’Alessio dedica a sus tres hijos su nuevo disco de éxitos Aquí estoy yo

“Aguantaron como buenos hombres que son, todo lo que pasaron, qué lindo es tener a los hijos sanos”, dijo la cantante