/ jueves 4 de marzo de 2021

"Ser femenina está en todas las formas de abordar la vida", Sofía Rivera

Con tenacidad y pese a los obstáculos, la artista escénica ha logrado los objetivos que se ha propuesto en la vida

“Amanda tiene 7 años y quiero que crezca como una mujer que se sienta gustosa de serlo y que pueda enfrentar lo que le toque vivir con valentía y disciplina, siguiendo el ejemplo que me dio mi abuela, quien me crió y era una mujer adelantada a su época. Por eso siempre le digo a mi hija: tu desciendes de una serie de mujeres poderosas, tu puedes, cree en ti, escúchate y hazle caso a tus instintos”, expone la artista escénica Sofía Rivera, quien con tenacidad ha logrado los objetivos que se ha propuesto en la vida.

“Ser mujer no se nace, se hace”, asegura la entrevistada quien con esta frase hace referencia al libro ´El segundo sexo´ en el que se lee que la principal tarea de la mujer es reconquistar su identidad desde sus propios criterios, ya que muchas de las características que la definen, no le vienen dadas de la genética, sino de cómo han sido educadas y socializadas.

“Yo no entendía esta frase, pero convertirnos en mujeres es un trabajo que va más allá del sexo; decidir qué tipo de mujeres vamos a ser para trabajar en ello, es algo muy interesante. Las mujeres podemos aportar a la sociedad muchos más que el cuidado de la familia”, advierte.

Sofía recuerda sus años en la universidad, cuando estudio Arte Dramático en la BUAP y a las estudiantes de esta licenciatura se les tomaba como chicas “más libres” y, según los estereotipos, no solo tenías que tener buen cuerpo sino además, ser guapa o bonita, para obtener un papel o protagónico. Y aunque la presión venía de los compañeros, asegura que había maestros que si trabajaban la cualidad artística y luchaban por el talento de las mujeres y no por el físico.

“Mi abuela siempre me decía que me diera a respetar y yo tenía esa presión de comportarme bien para merecer un respeto. Ahora creo que eso son limitantes mentales que uno va rompiendo con los años, porque ´yo merezco un respeto sin darme a respetar´”, enfatiza.

A pesar de que como mujer siente que ha tenido que trabajar más para sobresalir y romper paradigmas, siempre tuvo sus objetivos claros y no se detuvo.

Comenta que ahora trabaja con muchos varones y se da cuenta que los años han servido para entender que, hombres y mujeres, pueden ser un gran equipo, por lo que deberíamos tener igualdad de oportunidades sin obviar que somos diferentes y esto lejos de ser algo negativo es algo enriquecedor, porque cada género puede aportar sus cualidades en todos los ámbitos para construir una mejor sociedad.

“Una amiga siempre decía que la autonomía de la mujer comienza con la independencia económica y, estoy de acuerdo, pero también creo que ser femenina está en todas las formas de abordar la vida porque una mujer que se queda en casa también lo es; cuando decidimos salir a competir en el campo laboral no nos dimos cuenta de que íbamos a trabajar más, porque en esta sociedad una mujer nunca deja de ser ama de casa ni cuidar a los hijos”, expone.

MUJER MULTIFACÉTICA

Sofía es una mujer emprendedora que tras la pandemia tuvo que cerrar físicamente su “Café O11CE” y hoy vende a granel café en grano de Puebla, Chiapas, Oaxaca o Veracruz, a través de la red social del mismo negocio.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Actriz, empresaria y también pintora, se siente satisfecha y realizada con su trabajo porque a través de él ha tenido el placer de comunicarse con el público, ver sonreír a las personas y hacerlas reflexionar generando una catarsis que le ha servido para descubrirse a sí misma y saber qué hace y por qué lo hace.

Para ella la creatividad no es pintar un gran cuadro o tocar música sensible sino “ser creativo con la vida”, es decir, saber cómo solucionar los problemas cuando se te presentan o en caso de una pérdida (personal, de trabajo) saber cómo enfrentar ese dolor. Ella lo ha logrado a través de las artes porque asegura que ha sido el medio que ha tenido para descubrirse a sí misma.

“Cuando estaba estudiando yo sabía que quería tener hijos pero también quería hacer algo con mi vida. Yo me pague mis estudios y me costó mucho trabajo pero decidí que tenía que terminar lo que había empezado. A través de los años me he enfrentado a varias batallas tanto personales como profesionales pero mi terquedad y el creer en mí, es lo que me ha ayudado(…) Algo muy importante es rodearse de mujeres y personas valiosas porque son las que nos van a ayudar a andar el camino”, finaliza.

“Amanda tiene 7 años y quiero que crezca como una mujer que se sienta gustosa de serlo y que pueda enfrentar lo que le toque vivir con valentía y disciplina, siguiendo el ejemplo que me dio mi abuela, quien me crió y era una mujer adelantada a su época. Por eso siempre le digo a mi hija: tu desciendes de una serie de mujeres poderosas, tu puedes, cree en ti, escúchate y hazle caso a tus instintos”, expone la artista escénica Sofía Rivera, quien con tenacidad ha logrado los objetivos que se ha propuesto en la vida.

“Ser mujer no se nace, se hace”, asegura la entrevistada quien con esta frase hace referencia al libro ´El segundo sexo´ en el que se lee que la principal tarea de la mujer es reconquistar su identidad desde sus propios criterios, ya que muchas de las características que la definen, no le vienen dadas de la genética, sino de cómo han sido educadas y socializadas.

“Yo no entendía esta frase, pero convertirnos en mujeres es un trabajo que va más allá del sexo; decidir qué tipo de mujeres vamos a ser para trabajar en ello, es algo muy interesante. Las mujeres podemos aportar a la sociedad muchos más que el cuidado de la familia”, advierte.

Sofía recuerda sus años en la universidad, cuando estudio Arte Dramático en la BUAP y a las estudiantes de esta licenciatura se les tomaba como chicas “más libres” y, según los estereotipos, no solo tenías que tener buen cuerpo sino además, ser guapa o bonita, para obtener un papel o protagónico. Y aunque la presión venía de los compañeros, asegura que había maestros que si trabajaban la cualidad artística y luchaban por el talento de las mujeres y no por el físico.

“Mi abuela siempre me decía que me diera a respetar y yo tenía esa presión de comportarme bien para merecer un respeto. Ahora creo que eso son limitantes mentales que uno va rompiendo con los años, porque ´yo merezco un respeto sin darme a respetar´”, enfatiza.

A pesar de que como mujer siente que ha tenido que trabajar más para sobresalir y romper paradigmas, siempre tuvo sus objetivos claros y no se detuvo.

Comenta que ahora trabaja con muchos varones y se da cuenta que los años han servido para entender que, hombres y mujeres, pueden ser un gran equipo, por lo que deberíamos tener igualdad de oportunidades sin obviar que somos diferentes y esto lejos de ser algo negativo es algo enriquecedor, porque cada género puede aportar sus cualidades en todos los ámbitos para construir una mejor sociedad.

“Una amiga siempre decía que la autonomía de la mujer comienza con la independencia económica y, estoy de acuerdo, pero también creo que ser femenina está en todas las formas de abordar la vida porque una mujer que se queda en casa también lo es; cuando decidimos salir a competir en el campo laboral no nos dimos cuenta de que íbamos a trabajar más, porque en esta sociedad una mujer nunca deja de ser ama de casa ni cuidar a los hijos”, expone.

MUJER MULTIFACÉTICA

Sofía es una mujer emprendedora que tras la pandemia tuvo que cerrar físicamente su “Café O11CE” y hoy vende a granel café en grano de Puebla, Chiapas, Oaxaca o Veracruz, a través de la red social del mismo negocio.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Actriz, empresaria y también pintora, se siente satisfecha y realizada con su trabajo porque a través de él ha tenido el placer de comunicarse con el público, ver sonreír a las personas y hacerlas reflexionar generando una catarsis que le ha servido para descubrirse a sí misma y saber qué hace y por qué lo hace.

Para ella la creatividad no es pintar un gran cuadro o tocar música sensible sino “ser creativo con la vida”, es decir, saber cómo solucionar los problemas cuando se te presentan o en caso de una pérdida (personal, de trabajo) saber cómo enfrentar ese dolor. Ella lo ha logrado a través de las artes porque asegura que ha sido el medio que ha tenido para descubrirse a sí misma.

“Cuando estaba estudiando yo sabía que quería tener hijos pero también quería hacer algo con mi vida. Yo me pague mis estudios y me costó mucho trabajo pero decidí que tenía que terminar lo que había empezado. A través de los años me he enfrentado a varias batallas tanto personales como profesionales pero mi terquedad y el creer en mí, es lo que me ha ayudado(…) Algo muy importante es rodearse de mujeres y personas valiosas porque son las que nos van a ayudar a andar el camino”, finaliza.

Policiaca

Infanticidio en Chignahuapan, mujer asesina a dos menores de edad

Trascendió que una discusión con el padre de los niños desató el crimen

Cultura

Barrio de El Alto, el sitio que fue testigo de la fundación de Puebla | Los tiempos idos

La Plazuela, ubicada entre la 14 Oriente y 14 Norte, ha sido el corazón del barrio durante varios siglos

Virales

Con todo y mamut, memes destrozan logo del aeropuerto Felipe Ángeles

En la imagen del AIFA fue plasmado un mamut, una torre de control y un avión, acompañados de las iniciales del Aeropuerto

Policiaca

Entre plástico encuentran cráneo humano en Huauchinango

Vecinos alertaron a las autoridades sobre malos olores que despedía el envoltorio

Estado

Niño de cinco años sufre quemaduras en el 50% de su cuerpo tras descarga eléctrica

El menor de edad fue trasladado al Hospital del Niño Poblano para ser atendido

Policiaca

Lo detienen tras golpear a su esposa en Barranca Honda

El presunto agresor tenía una escopeta y algunas dosis de enervantes

Mundo

Brasil tendrá un nuevo Cristo gigante, más alto que el de Rio

Esta semana fueron erigidos los brazos y la cabeza de la estatua, cuya construcción se inició en 2019 en Encantado, Rio Grande del Sur

Local

Movilidad en Puebla fue 20% mayor en diciembre: Waze

En contraste Guadalajara y Monterrey redujeron hasta 77% sus niveles de tráfico