imagotipo

Suman esfuerzos BUAP y SEDESOL

  • Belén Cancino
  • en Local

 

La BUAP y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) firmaron un convenio de colaboración para que los estudiantes puedan hacer servicio social en la dependencia, pero también para que sean beneficiarios de programas sociales, como el Seguro de Vida para Jefas de Familia.

El delegado de la Sedesol, Juan Manuel Vega Rayet, y el rector, Alfonso Esparza Ortiz, signaron el compromiso mediante el cual ofrecieron apoyar a los jóvenes más vulnerables de la máxima casa de estudios, el 10 por ciento aproximadamente, según explicó el director ejecutivo de Fundación BUAP, Gonzalo Bojalil.

Y es que el encargado de la Fundación BUAP expuso que aproximadamente el 10 por ciento de los estudiantes que logran ingresar a la institución, presentan condiciones de vulnerabilidad que ponen en riesgo su permanencia en la universidad.

Ante tal situación, Juan Manuel Vega Rayet ofreció el Seguro de Vida para Jefas de Familia, de manera que si algún estudiante perdiera a su madre, pueda continuar con sus estudios universitarios.

Además comentó, los estudiantes podrán prestar su servicio social y conocimientos, a favor de las acciones que ejecuta la dependencia para bien de la comunidad.

“Para nosotros es de vital importancia contar con el trabajo, con la ayuda, con la asesoría de estudiantes para que en las comunidades más pobres de nuestro estado, que tenemos indígenas, podamos ayudarlos con nuestros programas sociales. No nada más se combate la pobreza con dinero, con recursos, con programas, se combate con acciones sociales”, enfatizó.

Leer más: UDLAP, BUAP y UPAEP, dentro de las mejores universidades del país

Por su parte, el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, presumió el capital humano con el que cuenta la institución y que pueden aportar propuestas en diversas disciplinas con el objetivo de contribuir al desarrollo de la población más vulnerable.

Y subrayó que a partir de este convenio, la BUAP y la Sedesol podrán definir acuerdos con objetivos específicos para la gestión territorial y el combate de la pobreza, como la tarea de alfabetización que hace la institución, a través del Centro Universitario de Participación Social (CUPS).

“En nuestra universidad impulsamos nuevos diseños para el desarrollo y ejecución de diversos proyectos, con un amplio sentido de responsabilidad entre las partes que permita asegurar su impacto en el entorno y sobretodo, que sea a favor de la sociedad”, destacó.