/ sábado 10 de marzo de 2018

Vence la pobreza y machismo como notaria en Puebla

La Notaria Pública cuenta cómo ha integrado su trabajo como profesional, con su rol de ama de casa y de apoyo de sus hijos

En su niñez, Hilda Torres Gómez tenía que madrugar en su natal Tapachula, Chiapas, para apoyar a sus padres en una cremería que era su negocio familiar. Desde las 03:00 horas, ella y sus hermanos lavaban mantequilla y ayudaban en mostrador, antes de ir a la escuela. Hoy, tiene a cargo la Notaría Pública Número 56, con sede en la capital poblana, y apoya a la gente, con trámites como escrituración, resolver problemas legales relacionados con herencias, e incluso, “puso un granito de arena” para recuperar espacios públicos en el primer cuadro de la ciudad, en su paso por la administración pública.

Costó varios años para que Hilda tomase su lugar en el escenario público, pues antes de ello, además de una situación de pobreza, tuvo que enfrentar comportamiento machista de judiciales, jueces y funcionarios públicos que no permitían a una mujer, tomar las riendas de los asuntos jurídicos.

Durante entrevista con este medio, la Notaria Pública cuenta cómo ha integrado su trabajo como profesional, con su rol de ama de casa y de apoyo de sus tres hijos, uno de los cuales tiene una discapacidad que ha permeado en ella, para ser una persona altruista.

UNIVERSIDAD PÚBLICA LE ABRIÓ LAS PUERTAS

Por influencia de una de sus hermanas, Torres Flores llegó a Puebla para estudiar una licenciatura, pues en su comunidad de origen solo le era posible estudiar hasta el nivel preparatorio.

Describe que, gracias al sistema público de la entonces Universidad Autónoma de Puebla (UAP, hoy BUAP), ella logró estudiar la Licenciatura en Derecho, lo que la llevó a conocer a abogados que le abrieron las puertas.

La vida universitaria no fue fácil, pues carecía de recursos para una estancia ostentosa, mientras que en las aulas a las que acudía, había hasta 70 alumnos por clase.

Hizo prácticas en un despacho privado, donde conoció a figuras que le permitieron abundar sobre el litigio.

Posteriormente, ocupó cargos en el Ayuntamiento de Puebla, específicamente en la Sindicatura y en la Secretaría General, donde recibía a decenas de personas que tenían problemas legales, ya fuere para pelear bienes materiales, o para resolver sus problemas familiares.

SORTEANDO LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN UN “MUNDO DE HOMBRES”

Desde que era practicante, no todo fue fácil para Hilda, pues en las misiones que debía cumplir ante el Ministerio Público, hubo funcionarios que la segregaban por ser mujer y otros que le insinuaban que podían agilizar sus trámites en caso de que ella respondiera a sus galanterías.

En su paso por las instituciones públicas, fue testigo del asedio que algunos empleados públicos hacían a ella o hacia otras mujeres.

Incluso, recuerda que en la década de los noventas, un juez federal le enviaba flores para presionarla. Él retrasaba los trámites de los asuntos de Hilda, para hacer tiempo e invitarla a salir. Ella no aceptó la cortesía, pero su jefe le insinuó que debía hacerlo para mantener una buena relación con el jurista.

Uno de los eventos de acoso sexual y laboral que la Notaria Pública enfrentó, fue la de un hombre de la tercera edad, quien se le acercó demasiado en medio de una reunión con otros trabajadores. Ella tuvo que darle un golpe para alejarlo, ante el asedio.

Señala que, como a muchas mujeres, le costó años encontrar un lugar en “un mundo de hombres”, aunque entendió que el mundo es para ambos géneros y que la mujer debe saber para pelear por los derechos que le corresponden.

ENCONTRÓ MÁS MOTIVOS PARA CRECER

Una de las etapas de Torres Gómez, fue cuando conoció al padre de sus hijos, Carlos Meza Viveros, un abogado que le enseñó mucho –ella dice- en diferentes ámbitos.

Tras contraer matrimonio, ambos tuvieron un hijo que tiene una discapacidad. Ello, impulsó a la jurista a tener un papel preponderante en la labor social, toda vez que reflexionó que hay muchos niños, jóvenes y adultos con alguna discapacidad y sin recursos materiales para atenderse.

Dice que una de las dificultades que enfrentó cuando sus hijos eran pequeños, fue el hecho de dividir sus actividades profesionales con las de ama de casa. Incluso, algunos días se quedaba sin comer, pues tenía que acortar tiempos para llevar a su hijo con un especialista, cuando su esposo tenía algunas complicaciones, pues siempre la apoyó.

En medio de ello, participó con diferentes voluntariados, para financiar cirugías, tratamiento de personas con cáncer y pagar consultas médicas; también se ha ocupado en hacer jornadas de servicios, e incluso, organizar colectas y bodas comunitarias.

MUJERES DEBEN SER SOLIDARIAS

La fedataria dice que a la Notaría llegan mujeres que aún son vilipendiadas, sobre todo de manera económica y legal. Por ello, opina que hay un camino largo por recorrer, en cuanto a hacer respetar los derechos de las mujeres, aunque el primer avance es conocerlos.

En el marco del Día de la Mujer, la Notaria Pública aconseja a las personas de este género, respetarse y valorarse, así como poner límites en sus diferentes entornos, los cuales les garanticen una sana convivencia.

Opina que la dedicación y el esfuerzo por lo que se desea, serán las llaves para ser exitosas, en todos los ámbitos. Como último consejo, dice que las mujeres deben ser solidarias, pues de esta manera, sentarán precedente ante el sexo masculino.

En su niñez, Hilda Torres Gómez tenía que madrugar en su natal Tapachula, Chiapas, para apoyar a sus padres en una cremería que era su negocio familiar. Desde las 03:00 horas, ella y sus hermanos lavaban mantequilla y ayudaban en mostrador, antes de ir a la escuela. Hoy, tiene a cargo la Notaría Pública Número 56, con sede en la capital poblana, y apoya a la gente, con trámites como escrituración, resolver problemas legales relacionados con herencias, e incluso, “puso un granito de arena” para recuperar espacios públicos en el primer cuadro de la ciudad, en su paso por la administración pública.

Costó varios años para que Hilda tomase su lugar en el escenario público, pues antes de ello, además de una situación de pobreza, tuvo que enfrentar comportamiento machista de judiciales, jueces y funcionarios públicos que no permitían a una mujer, tomar las riendas de los asuntos jurídicos.

Durante entrevista con este medio, la Notaria Pública cuenta cómo ha integrado su trabajo como profesional, con su rol de ama de casa y de apoyo de sus tres hijos, uno de los cuales tiene una discapacidad que ha permeado en ella, para ser una persona altruista.

UNIVERSIDAD PÚBLICA LE ABRIÓ LAS PUERTAS

Por influencia de una de sus hermanas, Torres Flores llegó a Puebla para estudiar una licenciatura, pues en su comunidad de origen solo le era posible estudiar hasta el nivel preparatorio.

Describe que, gracias al sistema público de la entonces Universidad Autónoma de Puebla (UAP, hoy BUAP), ella logró estudiar la Licenciatura en Derecho, lo que la llevó a conocer a abogados que le abrieron las puertas.

La vida universitaria no fue fácil, pues carecía de recursos para una estancia ostentosa, mientras que en las aulas a las que acudía, había hasta 70 alumnos por clase.

Hizo prácticas en un despacho privado, donde conoció a figuras que le permitieron abundar sobre el litigio.

Posteriormente, ocupó cargos en el Ayuntamiento de Puebla, específicamente en la Sindicatura y en la Secretaría General, donde recibía a decenas de personas que tenían problemas legales, ya fuere para pelear bienes materiales, o para resolver sus problemas familiares.

SORTEANDO LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN UN “MUNDO DE HOMBRES”

Desde que era practicante, no todo fue fácil para Hilda, pues en las misiones que debía cumplir ante el Ministerio Público, hubo funcionarios que la segregaban por ser mujer y otros que le insinuaban que podían agilizar sus trámites en caso de que ella respondiera a sus galanterías.

En su paso por las instituciones públicas, fue testigo del asedio que algunos empleados públicos hacían a ella o hacia otras mujeres.

Incluso, recuerda que en la década de los noventas, un juez federal le enviaba flores para presionarla. Él retrasaba los trámites de los asuntos de Hilda, para hacer tiempo e invitarla a salir. Ella no aceptó la cortesía, pero su jefe le insinuó que debía hacerlo para mantener una buena relación con el jurista.

Uno de los eventos de acoso sexual y laboral que la Notaria Pública enfrentó, fue la de un hombre de la tercera edad, quien se le acercó demasiado en medio de una reunión con otros trabajadores. Ella tuvo que darle un golpe para alejarlo, ante el asedio.

Señala que, como a muchas mujeres, le costó años encontrar un lugar en “un mundo de hombres”, aunque entendió que el mundo es para ambos géneros y que la mujer debe saber para pelear por los derechos que le corresponden.

ENCONTRÓ MÁS MOTIVOS PARA CRECER

Una de las etapas de Torres Gómez, fue cuando conoció al padre de sus hijos, Carlos Meza Viveros, un abogado que le enseñó mucho –ella dice- en diferentes ámbitos.

Tras contraer matrimonio, ambos tuvieron un hijo que tiene una discapacidad. Ello, impulsó a la jurista a tener un papel preponderante en la labor social, toda vez que reflexionó que hay muchos niños, jóvenes y adultos con alguna discapacidad y sin recursos materiales para atenderse.

Dice que una de las dificultades que enfrentó cuando sus hijos eran pequeños, fue el hecho de dividir sus actividades profesionales con las de ama de casa. Incluso, algunos días se quedaba sin comer, pues tenía que acortar tiempos para llevar a su hijo con un especialista, cuando su esposo tenía algunas complicaciones, pues siempre la apoyó.

En medio de ello, participó con diferentes voluntariados, para financiar cirugías, tratamiento de personas con cáncer y pagar consultas médicas; también se ha ocupado en hacer jornadas de servicios, e incluso, organizar colectas y bodas comunitarias.

MUJERES DEBEN SER SOLIDARIAS

La fedataria dice que a la Notaría llegan mujeres que aún son vilipendiadas, sobre todo de manera económica y legal. Por ello, opina que hay un camino largo por recorrer, en cuanto a hacer respetar los derechos de las mujeres, aunque el primer avance es conocerlos.

En el marco del Día de la Mujer, la Notaria Pública aconseja a las personas de este género, respetarse y valorarse, así como poner límites en sus diferentes entornos, los cuales les garanticen una sana convivencia.

Opina que la dedicación y el esfuerzo por lo que se desea, serán las llaves para ser exitosas, en todos los ámbitos. Como último consejo, dice que las mujeres deben ser solidarias, pues de esta manera, sentarán precedente ante el sexo masculino.

Local

Campus de la UDLAP podría volver a manos de la Fundación Mary Street Jenkins

El juez aceptó ejecutar la orden de suspensión provisional que le fue concedida desde julio pasado

Local

Se licitarán 34 verificentros y serán intransferibles, advierte gobierno

Este será el primer paso al público para poner en operación el programa de verificación en Puebla

Policiaca

Dejan embolsado en la colonia Santa María de la capital poblana

Vecinos alertaron de una bolsa negra en el que se veía un cuerpo

Gossip

Enjambre graba "Ambrosía", su primer disco en inglés

Desde el inicio de su carrera el grupo Enjambre ha estado influenciado por cantantes de habla inglesa

Gossip

Chiquis Rivera Sigue su carrera con la mirada hacia el frente

Chiquis regresa a la escena musical, luego de haber obtenido su primer Latin Grammy, y prepara el lanzamiento de su tercer libro

Gossip

Pide Álex de la Iglesia aprovechar el momento apasionante que vive el cine

El cine en el mundo vive actualmente uno de los momentos más apasionantes en la historia

Gossip

"Una película de policías" Se estrena en el Festival Internacional de Cine de Morelia

Una película de policías es la historia real de dos patrulleros en la Ciudad de México; su historia es recreada por los actores Mónica del Carmen y Raúl Briones

Gossip

Tania Libertad hará homenaje a Manzanero en clausura del Cervantino

Tania Libertad ofrecerá el concierto con repertorio del compositor yucateco

Cultura

FICM exhibirá memoria fílmica de Juan Bustillo

La décimo novena edición del festival de cine rendirá homenaje a uno de los directores más importantes de la época de oro del cine mexicano