imagotipo

El Sol ilumina la justicia

  • Redacción
  • en Policía

Por Vicente Leopoldo Avendaño Fernández*

Bienvenidos a esta sección que está hecha por y para ustedes, recuerden que los asesoramos gratuitamente, vía telefónica o por correo electrónico, respecto a cualquier problema legal que tengan.

En primer lugar quiero mencionar mi más profunda tristeza por los hechos sucedidos en Oaxaca, en donde el conflicto magisterial causó varias muertes y mucha violencia. Reitero mi opinión acerca de que la Reforma Educativa tiene mucho de laboral y poco de pedagógica, además de que no es una panacea a los problemas educativos. Espero que las partes se sienten a dialogar para evitar que siga corriendo sangre.

Recientemente nos consultó una señora viuda, de nombre Carolina S. quien nos comentó que recientemente le fueron a notificar que la mitad de su casa le pertenece a un señor que no conoce. El presunto nuevo copropietario afirma que el fallecido esposo le firmó unos pagarés y que nunca pagó la deuda, por lo que inició todo un proceso que ha dado como resultado la enajenación del inmueble. Cabe hacer la aclaración de que desde hace dos años le fueron arrojados diversos documentos donde se advertía el problema, a lo cual no se les prestó la atención debida.

Debemos señalar que una de las características del pagaré es que se puede cobrar mediante un juicio, aun cuando el que lo suscribió haya fallecido, por lo que no hay que confiarse en ese sentido.

Ahora bien, aunque la Constitución dice que todos tenemos el derecho a ser oídos y vencidos en juicio, en la realidad hay muchos litigios que se llevan en una especie de “secreto” para poder ganar sin que haya una oposición.

Es de todos sabido que si no hay un abogado que esté al pendiente de un asunto, éste no prosperará inclusive si tiene toda la justicia y razón de su lado.

En el caso que hoy nos toca, se emprendió un juicio mercantil en el que se supuestamente se solicita un pago, al no darse éste, se enajena un bien perteneciente al deudor.

Ya en la realidad, existen muchos vivales que andan buscando la forma de apropiarse mañosamente de casas, terrenos, vehículos, etcétera, dentro del marco de la ley, pero de forma ilegítima.

Debido a lo anterior, resulta sumamente importante el verificar y atender los diversos requerimientos, notificaciones o cualquier documento que pueda traer aparejada una obligación, de no darse esto, el conflicto puede crecer como una bola de nieve y tornarse incontrolable y/o insolucionable.

En el caso que hoy nos toca, hay que decir que está perdido el asunto; sin embargo, si se logra demostrar que hubo una incorrecta notificación, hay una posibilidad de revertir las cosas por la inconstitucionalidad del acto. Como siempre sucede, cada caso es diferente y requiere de un estudio particular para encontrar la solución.

Reitero mi consejo de tener mucho cuidado con lo que se firma y de atender los pendientes que pueda dejar una persona, ya que aun después de la muerte subsisten algunas obligaciones que hay que cumplir. Hasta la próxima semana.

Dudas, comentarios o consultas 22 25 64 75 05; justicia_editorial@hotmail.com; síganme en facebook por mi nombre y en twitter: @vicente_aven.

*Doctor en Derecho, consultor legal, abogado postulante y académico universitario.