/ sábado 18 de mayo de 2019

A Ana no le robaron el celular, afirma hijo de la runner

Ayer familiares y amigos velaron los restos de la corredora ultimada en la ciclovía del Periférico

El celular de Ana Munguía, la corredora ultimada en la ciclopista del Periférico Ecológico, a la altura de la unidad habitacional Agua Santa, no le fue robado el día de los hechos, lo dejó en su domicilio, aseguró el hijo de la víctima, quien pidió que el caso de su madre no fuera politizado como, indicó, algunos lo han hecho.

En tanto, ayer, familiares ya amigos acudieron al velorio de la hoy occisa para darle el pésame al hijo de la corredora de 67 años de edad. “Tenemos que unirnos, ya no es posible que siga ocurriendo este tipo de cosas”, son algunas palabras con las que los asistentes hicieron muestra de su solidaridad y apoyo.

Aunque las autoridades ministeriales siguen el robo como línea de investigación, se sabe que el día de los hechos, la víctima salió a correr sin sus pertenencias. En este sentido, Valentín, el hijo de Ana, comentó a El Sol de Puebla que el celular de su madre se encuentra en su poder, ya que aquel día lo dejó en casa, descartando que éste le hubiera sido robado y que incluso haya sido vendido en el mercado Independencia, como algunos supusieron.

Triste pero también indignado ante la situación, Valentín pide que la desgracia por la que está atravesando, no sea tomada con tintes políticos, tal y como a su decir, algunos lo han comenzado a hacer.

Por otro lado, el doliente consideró que hubo negligencia por parte de quienes intervinieron en el auxilio de su madre, ya que tardaron cerca de media hora en definir si sería o no trasladada a un hospital, pues incluso ya la daban por muerta.

Respecto a las cámaras de vigilancia, explicó que las autoridades le han dicho que las imágenes obtenidas de las cámaras que se ubican donde ocurrió, “no son buenas”, por lo que aún no hay avances.

Bajo el cobijo de familiares y amigos de la hoy occisa, Valentín espera que se haga justicia y que la Fiscalía de Puebla detenga al responsable de la muerte de su madre, quien desde hace diez años corría y participaba en diferentes eventos deportivos; hoy su cuerpo se encuentra postrado en un ataúd rodeado de flores y veladoras.

Con ojos marcados por el llanto y música de Marco Antonio Solís- uno de los artistas preferidos de la víctima, este viernes familiares y amigos velaron el cuerpo de la sexagenaria a quien definían como una apasionada del deporte.

El celular de Ana Munguía, la corredora ultimada en la ciclopista del Periférico Ecológico, a la altura de la unidad habitacional Agua Santa, no le fue robado el día de los hechos, lo dejó en su domicilio, aseguró el hijo de la víctima, quien pidió que el caso de su madre no fuera politizado como, indicó, algunos lo han hecho.

En tanto, ayer, familiares ya amigos acudieron al velorio de la hoy occisa para darle el pésame al hijo de la corredora de 67 años de edad. “Tenemos que unirnos, ya no es posible que siga ocurriendo este tipo de cosas”, son algunas palabras con las que los asistentes hicieron muestra de su solidaridad y apoyo.

Aunque las autoridades ministeriales siguen el robo como línea de investigación, se sabe que el día de los hechos, la víctima salió a correr sin sus pertenencias. En este sentido, Valentín, el hijo de Ana, comentó a El Sol de Puebla que el celular de su madre se encuentra en su poder, ya que aquel día lo dejó en casa, descartando que éste le hubiera sido robado y que incluso haya sido vendido en el mercado Independencia, como algunos supusieron.

Triste pero también indignado ante la situación, Valentín pide que la desgracia por la que está atravesando, no sea tomada con tintes políticos, tal y como a su decir, algunos lo han comenzado a hacer.

Por otro lado, el doliente consideró que hubo negligencia por parte de quienes intervinieron en el auxilio de su madre, ya que tardaron cerca de media hora en definir si sería o no trasladada a un hospital, pues incluso ya la daban por muerta.

Respecto a las cámaras de vigilancia, explicó que las autoridades le han dicho que las imágenes obtenidas de las cámaras que se ubican donde ocurrió, “no son buenas”, por lo que aún no hay avances.

Bajo el cobijo de familiares y amigos de la hoy occisa, Valentín espera que se haga justicia y que la Fiscalía de Puebla detenga al responsable de la muerte de su madre, quien desde hace diez años corría y participaba en diferentes eventos deportivos; hoy su cuerpo se encuentra postrado en un ataúd rodeado de flores y veladoras.

Con ojos marcados por el llanto y música de Marco Antonio Solís- uno de los artistas preferidos de la víctima, este viernes familiares y amigos velaron el cuerpo de la sexagenaria a quien definían como una apasionada del deporte.

New Articles

Llega Alberto Evangelista a Morena Puebla para asegurar triunfo en 2021

Este partido nombró enlaces en los estados donde no tienen dirigente para que coordinen los trabajos del CEN

Estado

Se lían a balazos y ambos pierden la vida en Atlixco

Una de las víctimas perdió la vida en el lugar y el otro sujeto murió tras arribar a un nosocomio

Finanzas

Quintana Roo reactiva la recepción de turistas

Autoridades y empresarios calculan que el 8 de junio el semáforo epidemiológico ya se encuentre en naranja

Finanzas

Empresas improvisan para ganar contratos públicos de vigilancia

Actualmente, Insumos y Servicios en General LACG cuenta con el contrato más valioso entre 98 que distintas dependencias

Mundo

Ola de calor agravará crisis sanitaria por Covid-19, advierten

OPS anticipa semanas "muy duras" para América Latina, ya encaminada a ser el nuevo epicentro del nuevo coronavirus

Mundo

Recesión histórica se avecina en Brasil

Con imagen exterior arañada, sufre fuga récord de capital extranjero; temen 125 mil muertos en agosto

Mundo

Aumentan asesinatos de líderes sociales en Colombia

Entre enero y abril de este año se reportó la muerte de 49 activistas en Colombia, lo que representa un alza de 53% respecto a 2019

Sociedad

Sindicato de Volkswagen advierte que no hay condiciones para la "nueva normalidad"

Fiat Chrysler comenzó con la reapertura gradual de sus dos plantas en Toluca y Saltillo con 40 por ciento de su plantilla