/ lunes 9 de julio de 2018

A lado de Catedral, joven ingiere fosfuro de aluminio para acabar con su vida

La paramédico que lo atendía presenta vómito por el alto grado de toxicidad de este producto

Momentos de tensión se vivieron la tarde de este lunes en el Centro Histórico de Puebla, luego de que un joven comenzara a convulsionar y vomitar por la ingesta de fosfuro de aluminio, una sustancia altamente tóxica, situación por la cual incluso una paramédico que lo atendió comenzó a presentar malestares. Se presume que se trató de un intento de suicidio.

La zona, es decir la avenida 5 Oriente entre 16 de Septiembre y la calle 2 Sur, atrás de Catedral fue inmediatamente acordonada y resguardada tanto por policías viales como de proximidad del municipio.

En tanto, con las debidas precauciones y el equipo de seguridad necesario, más técnicos en Urgencias Médicas llegaron al sitio para brindar la atención necesaria al hombre de entre 30 y 35 años de edad, quien fue llevado al Hospital General de Cholula a bordo de una ambulancia de la Cruz Roja.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el varón ingirió pastillas de fosfuro de aluminio, una sustancia que al tener contacto con el agua, la humedad o el aire, produce un compuesto llamado fosfina que es inflamable y que incluso puede llegar a ser explosiva, según los expertos. Por lo anterior, elementos de Protección Civil Municipal prohibieron el paso a los transeúntes, ya que como medida de seguridad se recomendaba permanecer a una distancia de 50 metros.

Al final, los cuerpos de ayuda procedieron a limpiar el área.

Momentos de tensión se vivieron la tarde de este lunes en el Centro Histórico de Puebla, luego de que un joven comenzara a convulsionar y vomitar por la ingesta de fosfuro de aluminio, una sustancia altamente tóxica, situación por la cual incluso una paramédico que lo atendió comenzó a presentar malestares. Se presume que se trató de un intento de suicidio.

La zona, es decir la avenida 5 Oriente entre 16 de Septiembre y la calle 2 Sur, atrás de Catedral fue inmediatamente acordonada y resguardada tanto por policías viales como de proximidad del municipio.

En tanto, con las debidas precauciones y el equipo de seguridad necesario, más técnicos en Urgencias Médicas llegaron al sitio para brindar la atención necesaria al hombre de entre 30 y 35 años de edad, quien fue llevado al Hospital General de Cholula a bordo de una ambulancia de la Cruz Roja.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el varón ingirió pastillas de fosfuro de aluminio, una sustancia que al tener contacto con el agua, la humedad o el aire, produce un compuesto llamado fosfina que es inflamable y que incluso puede llegar a ser explosiva, según los expertos. Por lo anterior, elementos de Protección Civil Municipal prohibieron el paso a los transeúntes, ya que como medida de seguridad se recomendaba permanecer a una distancia de 50 metros.

Al final, los cuerpos de ayuda procedieron a limpiar el área.

Policiaca

Caen dos presuntos distribuidores de droga de “La Güera” en Amozoc

Su zona de influencia sería la colonia El Arenal y San Salvador Chachapa

Mundo

Marchas antirraciales se extienden por EU

Sexta noche de protestas por casos de brutalidad policíaca en varias ciudades del país

Política

Votarán desde el extranjero más de 33 mil mexicanos

De los votantes en el extranjero, 66 por ciento prefieren el voto electrónico, mientras que 33 por ciento apuestan por vía postal

Mundo

Guerra diplomática se intensifica contra Rusia

Ucrania intercambia expulsiones de diplomáticos; Republica Checa también echa a 18 funcionarios

Sociedad

Crecen 4% los contagios por Semana Santa

La epidemia activa pasó de 29 mil 370 a 30 mil 540 casos activos, mientras que en términos generales desde la llegada de la pandemia de Covid-19 a nuestro país cobró la vida de 212 mil 228 casos.

Sociedad

Nula presencia del Ejército en la frontera sur

En los límites de México y Guatemala, la presencia de la GN y en INM es cada vez más escasa, principalmente al caer el sol

Sociedad

La violencia de los Mara no se detiene

Miembros de la Mara quitan a las familias los fondos para la reconstrucción de la zona