/ martes 23 de junio de 2020

Antes de morir, Gardenia le pidió a su verdugo que la dejara de hostigar

Alonso N. también habría amenazado de muerte al hermano de la víctima

Alonso habría asesinado a Gardenia y a la hija de esta, Dulce Dayann, luego de que fueran a buscarlo para detener el hostigamiento hacia su familia pero además, le exigieran devolver una motocicleta que presuntamente, días antes le robó al hermano de Gardenia, al cual incluso lo amagó con una pistola y lo amenazó con asesinar tanto a su hermana como a su sobrina, lo cual, finalmente lo cumplió.

Fuentes cercanas al caso y de acuerdo con lo que obra en la carpeta de investigación, la tarde del 10 de junio un hermano de Gardenia salió de su domicilio a bordo de una motocicleta Italika color verde, modelo 2017; en ese instante se percató que por el lugar andaba Alonso en una camioneta Toyota blanca.

Calles más adelante se lo volvió a encontrar, sin embargo en la calle Reforma entre 5 y 7 Sur, Alonso le habría cerrado el paso al hermano de su expareja sentimental, Gardenia N, de 26 años, con la que a finales de 2018 y tras cuatro meses de vivir en unión libre, terminó la relación sentimental.

Según las indagatorias, en ese momento Alonso con la ayuda de otro sujeto, se apoderaron de la motocicleta del hermano de la joven de 26 años, para luego subirla a la camioneta y llevársela. Aunque el agraviado le hizo frente al hoy detenido, este sacó un arma de fuego para luego encañonarlo y amenazarlo con matarlo a él y Gardenia junto con su hija.

Una vez que la familia se enteró de los hechos, decidieron acudir a la presidencia auxiliar para poner de conocimiento de las autoridades locales sobre lo sucedido, siendo hasta el 13 de junio cuando se presentó la denuncia ante la Fiscalía de Puebla.

Previo a lo anterior, la tarde del 11 de junio Gardenia en compañía de su hija abordó su automóvil Suzuki negro, de tal manera que lo único que le manifestó a su familia fue que iría a ver a Alonso para dejarla de molestarlos y devolviera la motocicleta, sin embargo, la joven y su hija de 11 años no fueron vistas hasta el día siguiente que su auto fue hallado calcinado y dentro de este los cuerpos de madre e hija.

Por lo anterior, al momento Alonso solo fue acusado y vinculado a proceso por robo de vehículo, aunque se espera que en próximas días se le impute el doble feminicidio ocurrido en la comunidad de La Madgalena Tetela en Acajete.

Alonso habría asesinado a Gardenia y a la hija de esta, Dulce Dayann, luego de que fueran a buscarlo para detener el hostigamiento hacia su familia pero además, le exigieran devolver una motocicleta que presuntamente, días antes le robó al hermano de Gardenia, al cual incluso lo amagó con una pistola y lo amenazó con asesinar tanto a su hermana como a su sobrina, lo cual, finalmente lo cumplió.

Fuentes cercanas al caso y de acuerdo con lo que obra en la carpeta de investigación, la tarde del 10 de junio un hermano de Gardenia salió de su domicilio a bordo de una motocicleta Italika color verde, modelo 2017; en ese instante se percató que por el lugar andaba Alonso en una camioneta Toyota blanca.

Calles más adelante se lo volvió a encontrar, sin embargo en la calle Reforma entre 5 y 7 Sur, Alonso le habría cerrado el paso al hermano de su expareja sentimental, Gardenia N, de 26 años, con la que a finales de 2018 y tras cuatro meses de vivir en unión libre, terminó la relación sentimental.

Según las indagatorias, en ese momento Alonso con la ayuda de otro sujeto, se apoderaron de la motocicleta del hermano de la joven de 26 años, para luego subirla a la camioneta y llevársela. Aunque el agraviado le hizo frente al hoy detenido, este sacó un arma de fuego para luego encañonarlo y amenazarlo con matarlo a él y Gardenia junto con su hija.

Una vez que la familia se enteró de los hechos, decidieron acudir a la presidencia auxiliar para poner de conocimiento de las autoridades locales sobre lo sucedido, siendo hasta el 13 de junio cuando se presentó la denuncia ante la Fiscalía de Puebla.

Previo a lo anterior, la tarde del 11 de junio Gardenia en compañía de su hija abordó su automóvil Suzuki negro, de tal manera que lo único que le manifestó a su familia fue que iría a ver a Alonso para dejarla de molestarlos y devolviera la motocicleta, sin embargo, la joven y su hija de 11 años no fueron vistas hasta el día siguiente que su auto fue hallado calcinado y dentro de este los cuerpos de madre e hija.

Por lo anterior, al momento Alonso solo fue acusado y vinculado a proceso por robo de vehículo, aunque se espera que en próximas días se le impute el doble feminicidio ocurrido en la comunidad de La Madgalena Tetela en Acajete.

México

“La Chiva Loca”, el mote que pone en la mira a Javier Lozano en Estados Unidos

Tras estos señalamientos, el exsenador no se ha pronunciado en su cuenta de twitter, donde suele ser muy activo

Estado

Menor iba a la papelería cuando fue atacado por un perro en Tehuacán

Familiares del infante esperaron a que el dueño de la mascota saliera de su vivienda y se hiciera cargo de solventar los daños, pero no mostró interés

Local

Solicitan apoyo económico para volador que cayó de 10 metros de altura

El gobierno de Puebla pidió contactar a la familia para trasladarlo a Puebla

En el ring

Reconocimiento a sus campeones en San Juan Tuxco

Sammy Guty y Chamuel fueron galardonados durante la apertura del gimnasio de la Región

Círculos

Ayuda a tus hijos a entender y regular sus emociones desde pequeños 

El ejemplo, la empatía y la presencia activa en la vida de los niños son fundamentales para que se enseñen a autorregularse

Local

Cierre de cementerios mata la última esperanza de los floristas

El Ayuntamiento de Puebla confirmó que la contingencia impide autorizar su apertura

Policiaca

Patrullan puente de Bosques de Chapultepec; falta cercar ruta de escape

Tras los asaltos a transeúntes en el puente del fraccionamiento la policía municipal inició rondines, pero vecinos piden más seguridad

Estado

Buscan beatificar a sacerdote milagroso de Xicotepec, investigan sanación

Escritora relata en libro el acontecimiento atribuido al sacerdote Francisco Velazco Marañón en la parroquia de San Juan Bautista