/ jueves 12 de marzo de 2020

Cómplices del asesinato de universitarios en Huejotzingo siguen prófugos

Los únicos tres detenidos fueron vinculados por homicidio y robo de vehículo; esperan que se desarrolle la etapa de investigación complementaria

A diecisiete días que el titular de la Fiscalía General del Estado, Gilberto Higuera Bernal, revelara que en el crimen de los tres universitarios y un chofer de Uber participaron más de las tres personas aseguradas, y posteriormente tras la marcha de miles de universitarios, Luis Miguel Barbosa Huerta, gobernador del estado, asegurara que habría más detenidos, no hay más aprehendidos por este multihomicidio que conmocionó a México y Colombia, ya que dos de las víctimas eran originarias de aquel país.

Pese a que en un inicio el fiscal general del estado señaló como presunto móvil de los hechos el robo de un sombrero azul que Ximena portaba el pasado 23 de febrero, en la audiencia inicial para definir al situación jurídica de los tres detenidos, el agente del Ministerio Público no pudo precisar el móvil o la línea de investigación ni tampoco la participación de los acusados. Además de que Luis Oswaldo Parada Prieto, cónsul general de Colombia, en entrevista con El Sol de México, consideró como “inverosímil” la versión dada a conocer por la FGE.

Aunque El Sol de Puebla solicitó una postura a la Fiscalía del Estado respecto al avance de las investigaciones, la dependencia únicamente se limitó a responder que “siguen trabajando y avanzando”, sin precisar en qué sentido, ni proporcionar mayores detalles sobre el tema.

En tanto, en Colombia, la familia de José Antonio N y Ximena N, de 22 y 25 años de edad, respectivamente, aún no superan su pérdida; incluso, en medio de su dolor, en sus hogares han decidido colocar un altar en memoria de los estudiantes de Medicina, cuyos sueños fueron interrumpidos mientras se encontraban de intercambio académico en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Para la familia de Francisco Xavier, estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), originario del estado de Veracruz, el dolor también sigue presente; incluso en aras de que se les haga justicia, el pasado 5 de marzo, los deudos marcharon por las calles de Puebla junto a miles de estudiantes que exigieron un alto a la violencia.

El grito y el llamado a las autoridades llegó hasta Casa Aguayo, donde Luis Miguel Barbosa Huerta salió a recibir a una comitiva de universitarios, y a la par, dar un mensaje en el que aseguró que habría más detenidos por el caso.

“Yo estoy actuando con honestidad y con fuerza, estamos desmontando todo un sistema corrupto. No tengo nada que esconder. En el caso de los muchachos no hay impunidad, ya hay tres detenidos y va a haber más, pero ustedes necesitan más seguridad y se las vamos a dar”, aseveró el mandatario estatal aquel 5 de marzo en el que también se comprometió a crear una Fiscalía Especializada en Atender a Universitarios, entre otras acciones, para brindar seguridad a los estudiantes.

De igual manera, el pasado 24 de febrero, al finalizar la rueda de prensa ofrecida por la Fiscalía General del Estado, a la pregunta expresa que El Sol de Puebla le realizó al titular de la dependencia, en cuanto si había más involucrados por este caso y en qué otros delitos se encontraban relacionados los dos hombres y la mujer asegurados por el crimen, el fiscal del estado, Gilberto Higuera Bernal, contestó que los asegurados pertenecían a una banda delictiva que operaba en la zona de Huejotzingo y que aún se buscaban a más integrantes, también por su posible participación en el multihomicidio.

En cuanto a los hechos, durante la audiencia inicial celebrada el pasado 28 de febrero en el Centro de Justicia Penal de San Andrés Cholula, relativa al delito de homicidio calificado y robo de vehículo agravado, el agente del Ministerio Público relató que el día 23 de febrero, alrededor de las 22:00 horas, los estudiantes de Medicina Ximena N, José Antonio N y Francisco Xavier N, abordaron una unidad de Uber tras haber acudido al Carnaval de Huejotzingo, al cual fueron invitados por un amigo de nombre Carlos, cuyos padres incluso le pidieron a los jóvenes se quedaran a dormir.

Sin embargo, ante el temor de quedarse dormida y no despertarse temprano para poder realizar sus actividades, Ximena insistió en tomar Uber. Fue así como al buscar regresar a Puebla, Josué Emmanuel N, conductor del taxi ejecutivo, se encontró con el cierre de las calles principales de Huejotzingo ante lo cual tuvo que tomar una vía alterna.

En el trayecto, según lo manifestado por la representación social, un grupo armado de más de tres sujetos, entre ellos los hoy detenidos, a bordo de una camioneta interceptaron a los universitarios y al chofer de Uber para despojarlos de sus pertenencias, someterlos y llevárselos junto con el taxi ejecutivo, para finalmente asesinarlos.

Tras los datos de prueba aportados por el agente del Ministerio Público, sin que se precisara el grado de participación de los detenidos ni el móvil de los hechos, incluso sin que se mencionara el supuesto robo del sombrero azul de Ximena, el juez de la causa vinculó a proceso a Pablo de Jesús N, Ángel N, y Lisset N, los cuales se reservaron el derecho a declarar.

No obstante, bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, los acusados fueron enviados al penal de San Miguel, donde a la fecha permanecen en espera de que se cumplan los seis meses de investigación complementaria otorgados por el juez de control, para así dar inicio a la etapa intermedia en la que el juez determinará qué pruebas serán admitidas, ya sea a favor o en contra de los tres imputados.

  • Pese a que en un inicio el titular de la Fiscalía señaló como presunto móvil de los hechos el robo de un sombrero azul que Ximena portaba, en la audiencia inicial para definir al situación jurídica de los tres detenidos, el agente del Ministerio Público no pudo precisar el móvil o la línea de investigación ni tampoco la participación de los acusados
  • En Colombia, la familia de José Antonio N y Ximena N, de 22 y 25 años de edad, respectivamente, aún no superan su pérdida
  • 1 Conductor de Uber, fue la cuarta víctima

SUSCRÍBETE A NUESTRO YOUTUBE

A diecisiete días que el titular de la Fiscalía General del Estado, Gilberto Higuera Bernal, revelara que en el crimen de los tres universitarios y un chofer de Uber participaron más de las tres personas aseguradas, y posteriormente tras la marcha de miles de universitarios, Luis Miguel Barbosa Huerta, gobernador del estado, asegurara que habría más detenidos, no hay más aprehendidos por este multihomicidio que conmocionó a México y Colombia, ya que dos de las víctimas eran originarias de aquel país.

Pese a que en un inicio el fiscal general del estado señaló como presunto móvil de los hechos el robo de un sombrero azul que Ximena portaba el pasado 23 de febrero, en la audiencia inicial para definir al situación jurídica de los tres detenidos, el agente del Ministerio Público no pudo precisar el móvil o la línea de investigación ni tampoco la participación de los acusados. Además de que Luis Oswaldo Parada Prieto, cónsul general de Colombia, en entrevista con El Sol de México, consideró como “inverosímil” la versión dada a conocer por la FGE.

Aunque El Sol de Puebla solicitó una postura a la Fiscalía del Estado respecto al avance de las investigaciones, la dependencia únicamente se limitó a responder que “siguen trabajando y avanzando”, sin precisar en qué sentido, ni proporcionar mayores detalles sobre el tema.

En tanto, en Colombia, la familia de José Antonio N y Ximena N, de 22 y 25 años de edad, respectivamente, aún no superan su pérdida; incluso, en medio de su dolor, en sus hogares han decidido colocar un altar en memoria de los estudiantes de Medicina, cuyos sueños fueron interrumpidos mientras se encontraban de intercambio académico en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Para la familia de Francisco Xavier, estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), originario del estado de Veracruz, el dolor también sigue presente; incluso en aras de que se les haga justicia, el pasado 5 de marzo, los deudos marcharon por las calles de Puebla junto a miles de estudiantes que exigieron un alto a la violencia.

El grito y el llamado a las autoridades llegó hasta Casa Aguayo, donde Luis Miguel Barbosa Huerta salió a recibir a una comitiva de universitarios, y a la par, dar un mensaje en el que aseguró que habría más detenidos por el caso.

“Yo estoy actuando con honestidad y con fuerza, estamos desmontando todo un sistema corrupto. No tengo nada que esconder. En el caso de los muchachos no hay impunidad, ya hay tres detenidos y va a haber más, pero ustedes necesitan más seguridad y se las vamos a dar”, aseveró el mandatario estatal aquel 5 de marzo en el que también se comprometió a crear una Fiscalía Especializada en Atender a Universitarios, entre otras acciones, para brindar seguridad a los estudiantes.

De igual manera, el pasado 24 de febrero, al finalizar la rueda de prensa ofrecida por la Fiscalía General del Estado, a la pregunta expresa que El Sol de Puebla le realizó al titular de la dependencia, en cuanto si había más involucrados por este caso y en qué otros delitos se encontraban relacionados los dos hombres y la mujer asegurados por el crimen, el fiscal del estado, Gilberto Higuera Bernal, contestó que los asegurados pertenecían a una banda delictiva que operaba en la zona de Huejotzingo y que aún se buscaban a más integrantes, también por su posible participación en el multihomicidio.

En cuanto a los hechos, durante la audiencia inicial celebrada el pasado 28 de febrero en el Centro de Justicia Penal de San Andrés Cholula, relativa al delito de homicidio calificado y robo de vehículo agravado, el agente del Ministerio Público relató que el día 23 de febrero, alrededor de las 22:00 horas, los estudiantes de Medicina Ximena N, José Antonio N y Francisco Xavier N, abordaron una unidad de Uber tras haber acudido al Carnaval de Huejotzingo, al cual fueron invitados por un amigo de nombre Carlos, cuyos padres incluso le pidieron a los jóvenes se quedaran a dormir.

Sin embargo, ante el temor de quedarse dormida y no despertarse temprano para poder realizar sus actividades, Ximena insistió en tomar Uber. Fue así como al buscar regresar a Puebla, Josué Emmanuel N, conductor del taxi ejecutivo, se encontró con el cierre de las calles principales de Huejotzingo ante lo cual tuvo que tomar una vía alterna.

En el trayecto, según lo manifestado por la representación social, un grupo armado de más de tres sujetos, entre ellos los hoy detenidos, a bordo de una camioneta interceptaron a los universitarios y al chofer de Uber para despojarlos de sus pertenencias, someterlos y llevárselos junto con el taxi ejecutivo, para finalmente asesinarlos.

Tras los datos de prueba aportados por el agente del Ministerio Público, sin que se precisara el grado de participación de los detenidos ni el móvil de los hechos, incluso sin que se mencionara el supuesto robo del sombrero azul de Ximena, el juez de la causa vinculó a proceso a Pablo de Jesús N, Ángel N, y Lisset N, los cuales se reservaron el derecho a declarar.

No obstante, bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, los acusados fueron enviados al penal de San Miguel, donde a la fecha permanecen en espera de que se cumplan los seis meses de investigación complementaria otorgados por el juez de control, para así dar inicio a la etapa intermedia en la que el juez determinará qué pruebas serán admitidas, ya sea a favor o en contra de los tres imputados.

  • Pese a que en un inicio el titular de la Fiscalía señaló como presunto móvil de los hechos el robo de un sombrero azul que Ximena portaba, en la audiencia inicial para definir al situación jurídica de los tres detenidos, el agente del Ministerio Público no pudo precisar el móvil o la línea de investigación ni tampoco la participación de los acusados
  • En Colombia, la familia de José Antonio N y Ximena N, de 22 y 25 años de edad, respectivamente, aún no superan su pérdida
  • 1 Conductor de Uber, fue la cuarta víctima

SUSCRÍBETE A NUESTRO YOUTUBE

Local

Son los impresentables de Puebla, pero aún así buscan nuevo hueso en el 2021

Presunta pedofilia, violencia política de género, desvío de recursos, incapacidad para gobernar, uso de documentos falsos, e incluso secuestro son algunas de las acusaciones que recaen sobre aquellos que buscan ser candidatos en la próxima elección

Local

[Video] De las burlas a la NASA, ella es la poblana que investiga la expansión del universo

“Todo mundo me decía que de qué iba a vivir, que me iba a morir de hambre, que iba a terminar dando clases en la prepa": Margaret Zoila Domínguez Rodríguez

Deportes

El dinero no define la actitud

La pandemia sigue causando estragos.

Círculos

¿Sientes como si tuvieras cuchillos clavados en tu talón? Esto es la fascitis plantar

Si te gusta correr, tienes sobrepeso o tu trabajo requiere que estés muchas horas parado, esta información es para ti

Policiaca

Castración química no frenará violaciones: especialista

Imponer la media en Puebla violentaría Derechos Humanos y tendría consecuencias internacionales por medio de diversos tratados

Policiaca

La muerte, su única compañera; fallecen en soledad siete personas en Puebla

Cuatro perecieron durante el mes de enero, los tres restantes perdieron la vida en febrero

Policiaca

Puebla, cuarto lugar nacional en secuestros

La capital del estado, Tehuacán y Huejotzingo, los municipios que concentran la mayor cantidad de casos