/ martes 9 de octubre de 2018

Con soborno de 161 pesos, presuntos asesinos de estudiante querían escapar

“Ya no le rasquen más”

Por el delito de homicidio, y al término de la audiencia en la que únicamente se les vinculó a proceso por intentar sobornar a agentes ministeriales, fueron reaprehendidos los tres jóvenes asegurados por la desaparición y muerte de José Andrés N., estudiante de la UDES.

Los imputados habían logrado que su proceso penal por el delito de cohecho lo enfrentaran en libertad ya que un juez de control les impuso medidas cautelares distintas a la prisión preventiva, sin embargo, afuera del Centro de Justicia Puebla, ya eran esperados por varios elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) de la Fiscalía General del Estado.

Ayer, durante el desahogo de la audiencia, la agente del Ministerio Público argumentó que los imputados, Abraham, Francisco Arturo y Luis Pablo, ofrecieron a los agentes ministeriales un vehículo, dos iPhone, un teléfono Samsung y 161 pesos en efectivo a cambio de su libertad.

En este sentido, la representante de la Fiscalía del Estado expuso ante el juez de control que fue la mañana del 4 de octubre cuando agentes investigadores realizaban diligencias con respecto a la desaparición de José Andrés N., por lo que, con la autorización del director de la Universidad de Ciencias y Desarrollo, procedieron a entrevistar a compañeros de la hoy víctima.

Fue así como en primera instancia los agentes ministeriales hablaron con Luis Pablo, quien les dijo que él solo había sido compañero de salón de José Andrés por un año en el primer y tercer semestre de Ingeniería en Mecánica Automotriz; sin embargo, solo podía decir que José Andrés se aislaba, era callado, tímido y no tenía amigos. Asimismo, Luis Pablo contó a las autoridades que él es poblano pero que gran parte de su niñez y juventud vivió en Los Cabos con su familia; cuando sus padres se divorciaron, decidió venir a vivir a Puebla.

Según lo dicho en la audiencia, Luis Pablo defendió que el día en que José Andrés desapareció no estaba en la universidad ya que debía materias y estaba atrasado. Por todo lo anterior, los agentes investigadores le hicieron la invitación al entrevistado de trasladarse a la Fiscalía de Puebla para tomarle de forma correcta su entrevista.

Posteriormente, los elementos de la AEI entrevistaron a Francisco Arturo, quien aseguró que no tenía ningún tipo de relación con el joven originario de Oaxaca más que de la escuela, ya que eran compañeros de quinto semestre; también lo invitaron a trasladarse a la Fiscalía de Puebla. En tanto, Abraham comentó que José Andrés a veces se quedaba dormido y no asistía a clases; al igual que con los otros dos detenidos, le hicieron la invitación de acudir a la Fiscalía de Puebla para tomar su entrevista.

Al final, los tres fueron llevados a la sala de espera del área de Desapariciones, donde los ahora investigados comenzaron a inquietarse para luego realizarles a los policías ministeriales, expresiones como “Dígame la verdad con por qué nos tienen acá”, según lo manifestado por Abraham.

A su vez, y de acuerdo con lo dicho por la Ministerio Público, Francisco Arturo agregó: “No sean malitos, díganos la verdad, no queremos caer en contradicciones. Ya lo encontraron, ¿verdad?”. Inmediatamente, Abraham refutó: “¡Cállate! No hables de más. Déjame, yo voy a hablar”.

Minutos después llegaron las supuestas ofertas para los ministeriales. “Jefes, la neta les damos nuestros celulares, mis padres tienen una camioneta”, “Les doy un iPhone, ya no le rasquen más”, y “Denos chance, juntamos unos 10 mil pesos, pero que ya no sigan ventilando las cosas en la universidad” fueron algunas manifestaciones, pues al final les daban 161 pesos, un vehículo y tres teléfonos celulares.

A pesar de lo dicho por los defensores particulares de los acusados, el juez de control decretó de legal el arresto de los tres universitarios, además, atendió a la solicitud de vincularlos a proceso por intentar sobornar a los elementos de la Agencia Estatal de Investigación.

Luego de que a los acusados se les impusieran medidas cautelares como firma periódica cada ocho días, exhibición económica de 2 mil pesos y prohibición de salir del estado, a la salida del citado Centro de Justicia fueron reaprehendidos por casi una decena de ministeriales, pero ahora por el delito de homicidio. De tal forma que será en próximas horas cuando se determine su situación jurídica.

Por el delito de homicidio, y al término de la audiencia en la que únicamente se les vinculó a proceso por intentar sobornar a agentes ministeriales, fueron reaprehendidos los tres jóvenes asegurados por la desaparición y muerte de José Andrés N., estudiante de la UDES.

Los imputados habían logrado que su proceso penal por el delito de cohecho lo enfrentaran en libertad ya que un juez de control les impuso medidas cautelares distintas a la prisión preventiva, sin embargo, afuera del Centro de Justicia Puebla, ya eran esperados por varios elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) de la Fiscalía General del Estado.

Ayer, durante el desahogo de la audiencia, la agente del Ministerio Público argumentó que los imputados, Abraham, Francisco Arturo y Luis Pablo, ofrecieron a los agentes ministeriales un vehículo, dos iPhone, un teléfono Samsung y 161 pesos en efectivo a cambio de su libertad.

En este sentido, la representante de la Fiscalía del Estado expuso ante el juez de control que fue la mañana del 4 de octubre cuando agentes investigadores realizaban diligencias con respecto a la desaparición de José Andrés N., por lo que, con la autorización del director de la Universidad de Ciencias y Desarrollo, procedieron a entrevistar a compañeros de la hoy víctima.

Fue así como en primera instancia los agentes ministeriales hablaron con Luis Pablo, quien les dijo que él solo había sido compañero de salón de José Andrés por un año en el primer y tercer semestre de Ingeniería en Mecánica Automotriz; sin embargo, solo podía decir que José Andrés se aislaba, era callado, tímido y no tenía amigos. Asimismo, Luis Pablo contó a las autoridades que él es poblano pero que gran parte de su niñez y juventud vivió en Los Cabos con su familia; cuando sus padres se divorciaron, decidió venir a vivir a Puebla.

Según lo dicho en la audiencia, Luis Pablo defendió que el día en que José Andrés desapareció no estaba en la universidad ya que debía materias y estaba atrasado. Por todo lo anterior, los agentes investigadores le hicieron la invitación al entrevistado de trasladarse a la Fiscalía de Puebla para tomarle de forma correcta su entrevista.

Posteriormente, los elementos de la AEI entrevistaron a Francisco Arturo, quien aseguró que no tenía ningún tipo de relación con el joven originario de Oaxaca más que de la escuela, ya que eran compañeros de quinto semestre; también lo invitaron a trasladarse a la Fiscalía de Puebla. En tanto, Abraham comentó que José Andrés a veces se quedaba dormido y no asistía a clases; al igual que con los otros dos detenidos, le hicieron la invitación de acudir a la Fiscalía de Puebla para tomar su entrevista.

Al final, los tres fueron llevados a la sala de espera del área de Desapariciones, donde los ahora investigados comenzaron a inquietarse para luego realizarles a los policías ministeriales, expresiones como “Dígame la verdad con por qué nos tienen acá”, según lo manifestado por Abraham.

A su vez, y de acuerdo con lo dicho por la Ministerio Público, Francisco Arturo agregó: “No sean malitos, díganos la verdad, no queremos caer en contradicciones. Ya lo encontraron, ¿verdad?”. Inmediatamente, Abraham refutó: “¡Cállate! No hables de más. Déjame, yo voy a hablar”.

Minutos después llegaron las supuestas ofertas para los ministeriales. “Jefes, la neta les damos nuestros celulares, mis padres tienen una camioneta”, “Les doy un iPhone, ya no le rasquen más”, y “Denos chance, juntamos unos 10 mil pesos, pero que ya no sigan ventilando las cosas en la universidad” fueron algunas manifestaciones, pues al final les daban 161 pesos, un vehículo y tres teléfonos celulares.

A pesar de lo dicho por los defensores particulares de los acusados, el juez de control decretó de legal el arresto de los tres universitarios, además, atendió a la solicitud de vincularlos a proceso por intentar sobornar a los elementos de la Agencia Estatal de Investigación.

Luego de que a los acusados se les impusieran medidas cautelares como firma periódica cada ocho días, exhibición económica de 2 mil pesos y prohibición de salir del estado, a la salida del citado Centro de Justicia fueron reaprehendidos por casi una decena de ministeriales, pero ahora por el delito de homicidio. De tal forma que será en próximas horas cuando se determine su situación jurídica.

Policiaca

[Video] Con varios disparos de arma de fuego culmina intento de asalto en San Andrés Cholula

El dueño de una camioneta BMW X1 color gris fue herido de bala tras un intento de asalto en el estacionamiento de Plaza Arcángeles, entre Chedraui Selecto y Mc Donald's de la Vía Atlixcáyotl en San Andrés Cholula

Local

Revocarán patente de notario de Mario Marín

El ex gobernador de Puebla se encuentra prófugo de la justicia desde abril de este año

Local

Granizada pinta de blanco las calles de Cuautlancingo

Un aguacero sorprendió a los habitantes de este municipio metropolitano

Mundo

Volverá a Bolivia "con más fuerza y energía": Evo Morales

El gobierno de México concedió asilo político al expresidente de Bolivia

Sociedad

Tras ataque a los LeBarón, decenas de familias dejan Chihuahua

Julián LeBarón comentó que no se puede confiar de las autoridades mexicanas

Finanzas

Tras hackeo, Pemex despacha pipas con notas de remisión

Por su parte, la Sener aseguró que no hay desabasto de combustible en el país

Futbol

Ricardo Antonio La Volpe deja de ser técnico de Toluca

El cuadro rojo confirmó la destitución en sus redes sociales y falta de una jornada para que concluya en torneo

Local

Ingresa al Congreso solicitud de revocación contra Felipe Patjane, edil de Tehuacán

En el proceso se señala al alcalde por usurpación de funciones en el despido de su Contralor