/ sábado 24 de julio de 2021

Cruce mortal en la Central de Abasto ha cobrado cuatro vidas

Usuarios urgen del lado de la Vía Corta a Santa Ana la colocación de semáforos

La falta de semáforos para el cruce de los vehículos, la presencia de luminaria desvalijadas e incluso la poca o nula educación vial de quienes transitan por la zona, hacen de la Vía Corta a Santa Ana, frente a la Central de Abasto, un cruce mortal que, entre noviembre de 2020 y lo que va del año, ha cobrado la vida de cuatro personas, ya sea por choque o atropellamiento. Usuarios, entrevistados por este medio, urgieron la colocación de los dispositivos de señalización luminosa.

Decenas de personas, ya sea a pie, en moto, bicicleta o auto, circulan por la referida vialidad, muchas de ellas, llegan y salen de la Central de Abasto. Franeleros que incluso llevan más de cinco años trabajando en la zona, aseguraron que los horarios más complicados en dicho crucero, son entre las 5 y 7 de la mañana, y por la tarde, entre las 2 y las 4 de la tarde e incluso ya cerca de las 7 u 8 de la noche, hora en que muchos trabajadores salen del sitio.

En una visita al lugar y tras una hora de permanencia, este medio se percató que, por un lado, hacen falta diversas señaléticas, luminarias, pero además, fue visible la falta de educación vial, tanto de conductores de vehículos de dos, cuatro o más ruedas, como de peatones.

Se trata de un cruce donde los automovilistas, ciclistas y motociclistas que circulan sobre la Vía Corta a Santa con dirección a San Pablo del Monte, y que buscan entrar a la Central de Abasto, atraviesan los carriles hasta quedar en medio de la carretera; ahí sin ninguna señalética o semáforo de por medio, los conductores sortean el peligro y con el riesgo de ser impactados por otra unidad, terminan de cruzar hacia dicho centro de abasto.

Quienes observan o sienten que están a punto de ser impactados por otro vehículo, aceleran, o simplemente retrocede hacia la mitad de la vialidad, para nuevamente esperar el momento preciso para cruzar.

En al menos tres ocasiones, y en poco menos de 20 minutos, estuvo a punto de ocurrir un accidente de tránsito, incluso, el sonido del claxon de quienes circulaban sobre la Vía Corta con dirección a los estadios, se hizo sonar.

Cruces en el sitio dan cuenta de accidentes mortales registrados en años anteriores | Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

El problema también se presenta para quienes, al dirigirse hacia Tlaxcala y llegar a la altura de la Central de Abasto, buscan retornar hacia Puebla, ya que tampoco existe un letrero que lo prohíba o lo permita.

Aunque metros antes de llegar a la Central de Abasto existen topes, la mayoría de los conductores pasan a alta velocidad, sin que dicho bloque de concreto sirva demasiado para reducir la velocidad de los automovilistas, que incluso pasan muy cerca de quienes caminan a un lado de la vialidad.

Para el caso de los peatones, si bien existe un puente peatonal de rampa que conecta a la Central de Abasto con la colonia Jorge Murad Macluf, y gran parte de la gente lo usa, hay quienes, por comodidad o dificultad, prefieren no usarlo y cruzar debajo de este.


Por comodidad, peatones no utilizan el puente y cruzan sorteando el peligro | Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

Tal fue el caso de un hombre de alrededor de 40 años de edad, que, tras esperar cerca de cinco minutos, pudo cruzar de la Central hacia la colonia Jorge Murad; primero, sorteándose entre los autos, llegó al camellón central y posteriormente, repitió la misma acción para llegar de lado de la referida colonia.

Un vendedor de paletas, hizo lo mismo, pero de la Jorge Murad a la Central de Abasto. Un hombre con un diablito cargado de bolsas de maíz pozolero, también evadió subir al puente peatonal y buscó la ruta rápida.

Además, en la zona no se observó la presencia de agentes que se dedicaran a coordinar el paso de los vehículos.

Sobre este asunto, algunos peatones indicaron que ellos prefieren subir al puente peatonal, ya que es muy arriesgado cruzar por la Vía Corta, pues los automovilistas no se detienen y pasan muy rápido.

Quienes utilizan el puente peatonal aseguraron que prefieren invertir "cinco minutos o más, a no llegar a casa" | Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

“Prefiero invertir cinco minutos o más, a no llegar a casa. A veces sí cansa cuando llevas muchas cosas cargando, pero puedes ir descansando porque aquí la Vía la agarran como si fuera autopista”, contó Adolfo, quien acude a la Central para surtirse de materia prima para su panadería.

Otros que estuvieron a punto de cruzar debajo del puente y que este medio buscó entrevistarlos, evadieron cualquier cuestionamiento.

Algunos otros clientes de la Central de Abasto consideraron que realmente lo que hacen falta son semáforos que coordinen la entrada y salida de vehículos a la Central, además de que la gente tenga conciencia de no cruzar por abajo del puente peatonal.

“Luego tienen prisa, otros llevan mercancía pesada y cómo van para Santa Ana, lo más fácil es cruzar. No todos suben el puente, luego también las motos, los ciclistas, los automovilistas llegan a amontonarse, y ha habido muchos accidentes. Lo que más hace falta es un semáforo, las luminarias también porque en la madrugada o ya tarde, no se ve bien; me tocó ver cómo a un chico de moto lo choraron y aventaron contra el poste”, refirió Miguel N, quien prefirió que su rostro no fuera publicado.

Un hombre de alrededor de 40 años de edad, que, tras esperar cerca de cinco minutos, pudo cruzar de la Central hacia la colonia Jorge Murad. Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

Es así, como dicho crucero, no solo tiene varios factores que representan un riesgo para peatones sino también para conductores de cualquier tipo de vehículo.

Tan solo, entre noviembre de 2020 y lo que va del presente año, este medio documentó tres accidentes con saldo de cuatro muertos, dos hombres y dos mujeres.

Fue el 20 de noviembre de 2020, que un hombre de entre 30 y 35 años de edad, murió por la madrugada, después de haber sido arrollado por un vehículo frente a la Central de Abasto; el responsable escapó del lugar sin que se conociera sobre su paradero.

Antonia N, de 33 años de edad, falleció a consecuencia de las heridas que sufrió al ser atropellada por un vehículo que se dio a la fuga, frente a la Central de Abasto. Lo anterior, la madrugada del 11 de abril de 2021, sobre la Vía Corta a Santa Ana frente a la Central de Abasto; el culpable siguió su camino.

Finalmente, la madrugada del 27 de junio del presente año, en la Vía Corta a Santa Ana a la altura de la Central de Abasto, Oswaldo N, conducía un automóvil Volkswagen tipo Bora, color blanco, modelo 2008 con placas de Puebla; y al no tener precaución, chocó por alcance contra un vehículo Chevrolet tipo Onix, color vino.

De manera inicial la colisión provocó la muerte de un joven de 21 años y dejó tres lesionados; el conductor responsable también resultó herido por lo que fue llevado a un hospital bajo custodia policíaca. Dos días después, una mujer de 45 años de edad se sumó a la lista de decesos por este accidente.

A estos casos se les suma al menos tres más, ocurridos en años anteriores, pues en el citado tramo de la vialidad se observaron tres cruces más, una de ellas, hacen alusión a la muerte de un hombre de 31 años, quien pereció el 7 de julio de 2016.

La falta de semáforos para el cruce de los vehículos, la presencia de luminaria desvalijadas e incluso la poca o nula educación vial de quienes transitan por la zona, hacen de la Vía Corta a Santa Ana, frente a la Central de Abasto, un cruce mortal que, entre noviembre de 2020 y lo que va del año, ha cobrado la vida de cuatro personas, ya sea por choque o atropellamiento. Usuarios, entrevistados por este medio, urgieron la colocación de los dispositivos de señalización luminosa.

Decenas de personas, ya sea a pie, en moto, bicicleta o auto, circulan por la referida vialidad, muchas de ellas, llegan y salen de la Central de Abasto. Franeleros que incluso llevan más de cinco años trabajando en la zona, aseguraron que los horarios más complicados en dicho crucero, son entre las 5 y 7 de la mañana, y por la tarde, entre las 2 y las 4 de la tarde e incluso ya cerca de las 7 u 8 de la noche, hora en que muchos trabajadores salen del sitio.

En una visita al lugar y tras una hora de permanencia, este medio se percató que, por un lado, hacen falta diversas señaléticas, luminarias, pero además, fue visible la falta de educación vial, tanto de conductores de vehículos de dos, cuatro o más ruedas, como de peatones.

Se trata de un cruce donde los automovilistas, ciclistas y motociclistas que circulan sobre la Vía Corta a Santa con dirección a San Pablo del Monte, y que buscan entrar a la Central de Abasto, atraviesan los carriles hasta quedar en medio de la carretera; ahí sin ninguna señalética o semáforo de por medio, los conductores sortean el peligro y con el riesgo de ser impactados por otra unidad, terminan de cruzar hacia dicho centro de abasto.

Quienes observan o sienten que están a punto de ser impactados por otro vehículo, aceleran, o simplemente retrocede hacia la mitad de la vialidad, para nuevamente esperar el momento preciso para cruzar.

En al menos tres ocasiones, y en poco menos de 20 minutos, estuvo a punto de ocurrir un accidente de tránsito, incluso, el sonido del claxon de quienes circulaban sobre la Vía Corta con dirección a los estadios, se hizo sonar.

Cruces en el sitio dan cuenta de accidentes mortales registrados en años anteriores | Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

El problema también se presenta para quienes, al dirigirse hacia Tlaxcala y llegar a la altura de la Central de Abasto, buscan retornar hacia Puebla, ya que tampoco existe un letrero que lo prohíba o lo permita.

Aunque metros antes de llegar a la Central de Abasto existen topes, la mayoría de los conductores pasan a alta velocidad, sin que dicho bloque de concreto sirva demasiado para reducir la velocidad de los automovilistas, que incluso pasan muy cerca de quienes caminan a un lado de la vialidad.

Para el caso de los peatones, si bien existe un puente peatonal de rampa que conecta a la Central de Abasto con la colonia Jorge Murad Macluf, y gran parte de la gente lo usa, hay quienes, por comodidad o dificultad, prefieren no usarlo y cruzar debajo de este.


Por comodidad, peatones no utilizan el puente y cruzan sorteando el peligro | Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

Tal fue el caso de un hombre de alrededor de 40 años de edad, que, tras esperar cerca de cinco minutos, pudo cruzar de la Central hacia la colonia Jorge Murad; primero, sorteándose entre los autos, llegó al camellón central y posteriormente, repitió la misma acción para llegar de lado de la referida colonia.

Un vendedor de paletas, hizo lo mismo, pero de la Jorge Murad a la Central de Abasto. Un hombre con un diablito cargado de bolsas de maíz pozolero, también evadió subir al puente peatonal y buscó la ruta rápida.

Además, en la zona no se observó la presencia de agentes que se dedicaran a coordinar el paso de los vehículos.

Sobre este asunto, algunos peatones indicaron que ellos prefieren subir al puente peatonal, ya que es muy arriesgado cruzar por la Vía Corta, pues los automovilistas no se detienen y pasan muy rápido.

Quienes utilizan el puente peatonal aseguraron que prefieren invertir "cinco minutos o más, a no llegar a casa" | Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

“Prefiero invertir cinco minutos o más, a no llegar a casa. A veces sí cansa cuando llevas muchas cosas cargando, pero puedes ir descansando porque aquí la Vía la agarran como si fuera autopista”, contó Adolfo, quien acude a la Central para surtirse de materia prima para su panadería.

Otros que estuvieron a punto de cruzar debajo del puente y que este medio buscó entrevistarlos, evadieron cualquier cuestionamiento.

Algunos otros clientes de la Central de Abasto consideraron que realmente lo que hacen falta son semáforos que coordinen la entrada y salida de vehículos a la Central, además de que la gente tenga conciencia de no cruzar por abajo del puente peatonal.

“Luego tienen prisa, otros llevan mercancía pesada y cómo van para Santa Ana, lo más fácil es cruzar. No todos suben el puente, luego también las motos, los ciclistas, los automovilistas llegan a amontonarse, y ha habido muchos accidentes. Lo que más hace falta es un semáforo, las luminarias también porque en la madrugada o ya tarde, no se ve bien; me tocó ver cómo a un chico de moto lo choraron y aventaron contra el poste”, refirió Miguel N, quien prefirió que su rostro no fuera publicado.

Un hombre de alrededor de 40 años de edad, que, tras esperar cerca de cinco minutos, pudo cruzar de la Central hacia la colonia Jorge Murad. Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

Es así, como dicho crucero, no solo tiene varios factores que representan un riesgo para peatones sino también para conductores de cualquier tipo de vehículo.

Tan solo, entre noviembre de 2020 y lo que va del presente año, este medio documentó tres accidentes con saldo de cuatro muertos, dos hombres y dos mujeres.

Fue el 20 de noviembre de 2020, que un hombre de entre 30 y 35 años de edad, murió por la madrugada, después de haber sido arrollado por un vehículo frente a la Central de Abasto; el responsable escapó del lugar sin que se conociera sobre su paradero.

Antonia N, de 33 años de edad, falleció a consecuencia de las heridas que sufrió al ser atropellada por un vehículo que se dio a la fuga, frente a la Central de Abasto. Lo anterior, la madrugada del 11 de abril de 2021, sobre la Vía Corta a Santa Ana frente a la Central de Abasto; el culpable siguió su camino.

Finalmente, la madrugada del 27 de junio del presente año, en la Vía Corta a Santa Ana a la altura de la Central de Abasto, Oswaldo N, conducía un automóvil Volkswagen tipo Bora, color blanco, modelo 2008 con placas de Puebla; y al no tener precaución, chocó por alcance contra un vehículo Chevrolet tipo Onix, color vino.

De manera inicial la colisión provocó la muerte de un joven de 21 años y dejó tres lesionados; el conductor responsable también resultó herido por lo que fue llevado a un hospital bajo custodia policíaca. Dos días después, una mujer de 45 años de edad se sumó a la lista de decesos por este accidente.

A estos casos se les suma al menos tres más, ocurridos en años anteriores, pues en el citado tramo de la vialidad se observaron tres cruces más, una de ellas, hacen alusión a la muerte de un hombre de 31 años, quien pereció el 7 de julio de 2016.

Finanzas

Canirac anuncia inversiones para la construcción de ocho restaurantes en Puebla

Las inversiones podrían ir de los 750 mil pesos a los 3 millones de pesos aproximadamente

Estado

Explosión pone al descubierto presunta bodega de gas LP en Tlalancaleca

Se detectaron cinco tanques estacionarios y 43 tanques de gas de 20 litros

Local

Se unen diputados del PAN y Morena para pedir avances en hospital San Alejandro

El objetivo es exhortar al director general del IMSS para que se constituya un grupo interdisciplinario y lograr avanzar con el proyecto

Deportes

Arranca la campaña 75 de la NBA: Nets, Lakers, Bucks y GS son los favoritos

Te presentamos a los contendientes a la corona del mejor básquet del mundo; además, repasamos a los posibles ganadores del MVP

Sociedad

Niñas deambulan solas por frontera de México; agentes las auxilian

Una de las pequeñas llevaba una hoja de papel con un teléfono de contacto en Estados Unidos

Finanzas

¿Cuánto ahorras por realizar el canje de placas antes de diciembre? Aquí te decimos

Para hacer el trámite es importante conocer los pasos a seguir, así como los casos en los que no aplica este beneficio

Finanzas

¿Cómo obtener una CURP verificada y certificada?

A través de redes sociales surgió la duda sobre si los documentos sin esta leyenda aún serán válidos

Sociedad

Así planean la reestructuración del transporte público en Nuevo León

Autoridades proponen que las rutas de transporte eliminen pago en efectivo y comience a cobrarse por distancia recorrida