/ martes 3 de diciembre de 2019

Escapó de Veracruz para salvar su vida y en Puebla se convirtió en presunto feminicida

El criminal dejó huérfanos a dos niños

Tras el feminicidio de Dalia N, de 27 años de edad, cuyo cuerpo fue hallado envuelto en cobijas en la colonia San José Los Cerritos el pasado sábado, dos pequeños 6 y 7 años quedaron en la orfandad; ante las sospechas de que la expareja sentimental de la joven sería el autor del crimen, la Fiscalía de Puebla ya investiga al acusado de nombre Sergio N, un vendedor de frutas en la Central de Abasto, que habría actuado en complicidad de más sujetos.

Ayer, el cuerpo de Dalia, caso que marcó el asesinato de mujer número 98 en lo que va del año en toda la entidad poblana, fue velado por familiares y amigos, quienes recordaron que la víctima conoció a su verdugo en la Central de Abasto, donde ella vendía gelatinas y Sergio, aproximadamente de la misma edad que la hoy occisa, comercializaba papaya, específicamente en la Nave C.

Frente al ataúd de la joven, el cual fue rodeado por flores y veladoras, una de las hermanas de la víctima aseguró que ya estaban siendo atendidos por la Fiscalía de Puebla y que incluso trascendió que la mañana del sábado pasado, Sergio fue visto abandonando el cuerpo de Dalia con la ayuda de otros sujetos, sin que al momento lo anterior se tenga confirmado.

No obstante, minutos después, tras una llamada telefónica, otra hermana de la víctima reiteró el apoyo que ya obtienen de la Fiscalía e incluso el acercamiento que han tenido con la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CDH) Puebla, instancias que aseveraron, les han pedido no hablar sobre el tema con los medios de comunicación.

Sin embargo, de forma previa, personas cercanas a la familia revelaron que el sospechoso es originario de Veracruz y que incluso se sabe que este venía huyendo de aquel estado, donde su vida se encontraba en peligro, de tal manera que vino a refugiarse a Puebla, donde tras comprarle gelatinas a Dalia por todo un año, surgió una amistad que tiempo después se convirtió en una relación, a decir de sus conocidos, con mucha violencia.

Incluso un hermano de la hoy occisa señaló que Dalia y el sospechoso tenían dos años de conocerse, aunque por un año vivieron juntos, en ese tiempo el vendedor de frutas la habría obligado a abortar en dos ocasiones.

Aunque terminaron la relación varias veces, siempre regresaban, no obstante, la noche del pasado viernes tras haber discutido, Sergio acudió al domicilio de Dalia para pedirle que regresaran por lo que ella accedió a salir y hablar con el sospechoso, sin imaginar que jamás llegaría con vida a casa.

Por todo lo anterior, aunado a los supuestos mensajes que un hermano mayor de Dalia recibió por parte del acusado, Sergio es el principal sospechoso del feminicidio de la joven de 27 años de edad, cuyo cuerpo con signos de estrangulamiento fue envuelto en cobijas y abandonado a unas cuadras de su domicilio en San José Los Cerritos.

AMIGOS Y CONOCIDOS LA RECUERDAN CON CARIÑO

En tanto, quienes conocieron a la joven hoy lloran su muerte sin dar crédito a lo ocurrido, incluso han enviado sus condolencias a la familia de Dalia a quien de cariño le decían “chaparra”.

“Descansa en paz chaparra, no será nada fácil tu partida para todos los que te queríamos y menos para tus papás y mucho menos para tus hijos, pero estoy que segura que desde el cielo les darás fuerzas para salir adelante”, es como amigos de la hoy occisa se han manifestado ante la partida de la joven, cuyo cuerpo fue velado por sus familiares y amigos, quienes hoy le darán el último adiós.

Tras el feminicidio de Dalia N, de 27 años de edad, cuyo cuerpo fue hallado envuelto en cobijas en la colonia San José Los Cerritos el pasado sábado, dos pequeños 6 y 7 años quedaron en la orfandad; ante las sospechas de que la expareja sentimental de la joven sería el autor del crimen, la Fiscalía de Puebla ya investiga al acusado de nombre Sergio N, un vendedor de frutas en la Central de Abasto, que habría actuado en complicidad de más sujetos.

Ayer, el cuerpo de Dalia, caso que marcó el asesinato de mujer número 98 en lo que va del año en toda la entidad poblana, fue velado por familiares y amigos, quienes recordaron que la víctima conoció a su verdugo en la Central de Abasto, donde ella vendía gelatinas y Sergio, aproximadamente de la misma edad que la hoy occisa, comercializaba papaya, específicamente en la Nave C.

Frente al ataúd de la joven, el cual fue rodeado por flores y veladoras, una de las hermanas de la víctima aseguró que ya estaban siendo atendidos por la Fiscalía de Puebla y que incluso trascendió que la mañana del sábado pasado, Sergio fue visto abandonando el cuerpo de Dalia con la ayuda de otros sujetos, sin que al momento lo anterior se tenga confirmado.

No obstante, minutos después, tras una llamada telefónica, otra hermana de la víctima reiteró el apoyo que ya obtienen de la Fiscalía e incluso el acercamiento que han tenido con la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CDH) Puebla, instancias que aseveraron, les han pedido no hablar sobre el tema con los medios de comunicación.

Sin embargo, de forma previa, personas cercanas a la familia revelaron que el sospechoso es originario de Veracruz y que incluso se sabe que este venía huyendo de aquel estado, donde su vida se encontraba en peligro, de tal manera que vino a refugiarse a Puebla, donde tras comprarle gelatinas a Dalia por todo un año, surgió una amistad que tiempo después se convirtió en una relación, a decir de sus conocidos, con mucha violencia.

Incluso un hermano de la hoy occisa señaló que Dalia y el sospechoso tenían dos años de conocerse, aunque por un año vivieron juntos, en ese tiempo el vendedor de frutas la habría obligado a abortar en dos ocasiones.

Aunque terminaron la relación varias veces, siempre regresaban, no obstante, la noche del pasado viernes tras haber discutido, Sergio acudió al domicilio de Dalia para pedirle que regresaran por lo que ella accedió a salir y hablar con el sospechoso, sin imaginar que jamás llegaría con vida a casa.

Por todo lo anterior, aunado a los supuestos mensajes que un hermano mayor de Dalia recibió por parte del acusado, Sergio es el principal sospechoso del feminicidio de la joven de 27 años de edad, cuyo cuerpo con signos de estrangulamiento fue envuelto en cobijas y abandonado a unas cuadras de su domicilio en San José Los Cerritos.

AMIGOS Y CONOCIDOS LA RECUERDAN CON CARIÑO

En tanto, quienes conocieron a la joven hoy lloran su muerte sin dar crédito a lo ocurrido, incluso han enviado sus condolencias a la familia de Dalia a quien de cariño le decían “chaparra”.

“Descansa en paz chaparra, no será nada fácil tu partida para todos los que te queríamos y menos para tus papás y mucho menos para tus hijos, pero estoy que segura que desde el cielo les darás fuerzas para salir adelante”, es como amigos de la hoy occisa se han manifestado ante la partida de la joven, cuyo cuerpo fue velado por sus familiares y amigos, quienes hoy le darán el último adiós.

Local

Si avances, modernización y seguridad en el transporte público de Puebla

Los conductores se corretean, exponen a pasajeros, llevan las puertas abiertas, no levantan pasaje y contaminan; señalan

Local

Multarán con más de 300 mil pesos a quien viole la ley de espacios libres de humo

Las comisiones de Salud, Gobernación y Puntos Constitucionales aprobaron por unanimidad esta nueva norma

Policiaca

“Sentíamos que la casa se caía”, así fue el terror en San Hipólito por explosión de pirotecnia

En la localidad perteneciente al municipio de Tepeaca, fueron desalojados 300 alumnos de una telesecundaria

Policiaca

Encuentran en Morelos tanque  de pipa robado en Tecomatlán, Puebla

 El recipiente pertenece a la Sociedad Cooperativa Agropecuaria

Local

Logra Cuautlancingo 9.8 en transparencia

“Es un esfuerzo de nuestro gobierno, de que todas las compras que realizamos, los contratos que celebramos de prestación de servicios con las diferentes empresas son transparentes, son legítimos”

Local

Pendiente, la designación del titular de la Comisión de Búsqueda de personas

Han pasado dos meses desde la emisión de la convocatoria para el  cargo