/ lunes 12 de agosto de 2019

Esto fue lo último que le dijo a su esposa uno de los linchados en Tepexco y Cohuecan

Una niña de 6 años de edad y un niño de 7 quedan huérfanos tras el asesinato a manos de poblanos de la zona

“Si no salgo de esta, quiero decirte que no tengo nada que ver, y no hay de otra, que Dios los perdone... ", fue lo que llorando alcanzó a decir uno de los siete linchados en los municipios de Tepexco y Cohuecan a su esposa en una videollamada el pasado miércoles.

En ese momento Ulises Odair dijo a su cónyuge que había acompañó a su cuñado Merary Zuriel –hermano de la mujer- a comprar comida y de pronto vio que una multitud les dio alcance para señalarlos de ser secuestradores.

Más tarde, los dos varones fueron hallados muertos colgados de un árbol, linchados por la turba enardecida.

La hoy viuda de Ulises, entrevistada vía telefónica por este medio, señaló que su esposo y hermano tenían un año de estar trabajando en esa zona, desde donde mandaban dinero para sus respectivos hijos: un menor de 7 años de la pareja y de Merary Zuriel, una niña de 6 años, quien quedó en la orfandad en Chilpancingo, Guerrero, a unas cinco horas de distancia.

La mujer dijo que su hermano Zuriel era taxista, pero al quedarse sin trabajo viajó al municipio guerrerense de Tlapa, donde tampoco consiguió empleo, sin embargo, tiempo después conoció a un hombre que le ofreció trabajo en un rancho cercano al municipio de Tepexco, por lo que invitó a su cuñado Ulises; "ambos se fueron para allá donde su patrón era muy bueno y les daba alojamiento, además de su pago...", detalló la fémina.

"El miércoles me hizo una videollamada Ulises, cuando salieron por comida, mientras Merary pedía los alimentos en una fonda, yo hablaba con mi esposo, en eso muy asustado me dijo él que venía muchísima gente, como unas 300 personas que gritaban que éramos secuestradores y venían armados con palos y machetes, pero además unos venían montados en caballos y otros traían perros... yo alcance a escuchar ya muy cerca el ladrar de los perros y las pisadas de los caballos... Ulises me dijo que se llevaron a mi hermano y él corrió asustado a esconderse en una barranca, ahí fue cuando llorando me alcanzó a decir que no sabía qué había pasado, porqué la gente estaba alzada y me aseguró que era inocente, incluso me pidió que llamara a su patrón para que los ayudara... sin embargo poco después se cortó la comunicación...", relató la mujer que supo del linchamiento de sus familiares horas después, por los medios de comunicación.

Tras sufrir el dolor de perder a sus familiares, la mujer señaló el calvario que padecieron los familiares para identificar y reclamar los cuerpos. "Sólo queríamos que nos dieran pronto los cuerpos, ya estaban putrefactos y aún así nadie nos hacía caso, alguien de la comandancia ministerial de Izúcar nos dijo que tenían que identificar los siete cuerpos para poder entregarlos juntos".

Finalmente en los primeros minutos del pasado sábado, les fueron entregados los cuerpos, por lo que ahora exigen justicia, pues aseguran que eran inocentes y sostienen que procederán legalmente para que esto no quede impune.

“Si no salgo de esta, quiero decirte que no tengo nada que ver, y no hay de otra, que Dios los perdone... ", fue lo que llorando alcanzó a decir uno de los siete linchados en los municipios de Tepexco y Cohuecan a su esposa en una videollamada el pasado miércoles.

En ese momento Ulises Odair dijo a su cónyuge que había acompañó a su cuñado Merary Zuriel –hermano de la mujer- a comprar comida y de pronto vio que una multitud les dio alcance para señalarlos de ser secuestradores.

Más tarde, los dos varones fueron hallados muertos colgados de un árbol, linchados por la turba enardecida.

La hoy viuda de Ulises, entrevistada vía telefónica por este medio, señaló que su esposo y hermano tenían un año de estar trabajando en esa zona, desde donde mandaban dinero para sus respectivos hijos: un menor de 7 años de la pareja y de Merary Zuriel, una niña de 6 años, quien quedó en la orfandad en Chilpancingo, Guerrero, a unas cinco horas de distancia.

La mujer dijo que su hermano Zuriel era taxista, pero al quedarse sin trabajo viajó al municipio guerrerense de Tlapa, donde tampoco consiguió empleo, sin embargo, tiempo después conoció a un hombre que le ofreció trabajo en un rancho cercano al municipio de Tepexco, por lo que invitó a su cuñado Ulises; "ambos se fueron para allá donde su patrón era muy bueno y les daba alojamiento, además de su pago...", detalló la fémina.

"El miércoles me hizo una videollamada Ulises, cuando salieron por comida, mientras Merary pedía los alimentos en una fonda, yo hablaba con mi esposo, en eso muy asustado me dijo él que venía muchísima gente, como unas 300 personas que gritaban que éramos secuestradores y venían armados con palos y machetes, pero además unos venían montados en caballos y otros traían perros... yo alcance a escuchar ya muy cerca el ladrar de los perros y las pisadas de los caballos... Ulises me dijo que se llevaron a mi hermano y él corrió asustado a esconderse en una barranca, ahí fue cuando llorando me alcanzó a decir que no sabía qué había pasado, porqué la gente estaba alzada y me aseguró que era inocente, incluso me pidió que llamara a su patrón para que los ayudara... sin embargo poco después se cortó la comunicación...", relató la mujer que supo del linchamiento de sus familiares horas después, por los medios de comunicación.

Tras sufrir el dolor de perder a sus familiares, la mujer señaló el calvario que padecieron los familiares para identificar y reclamar los cuerpos. "Sólo queríamos que nos dieran pronto los cuerpos, ya estaban putrefactos y aún así nadie nos hacía caso, alguien de la comandancia ministerial de Izúcar nos dijo que tenían que identificar los siete cuerpos para poder entregarlos juntos".

Finalmente en los primeros minutos del pasado sábado, les fueron entregados los cuerpos, por lo que ahora exigen justicia, pues aseguran que eran inocentes y sostienen que procederán legalmente para que esto no quede impune.

Local

Adeuda Fundación Jenkins 629.2 mdp al SAT; TFJA ordena cubrir el pago

La cifra corresponde al incumplimiento del pago de créditos fiscales de 2014

Local

Pospone BUAP examen de admisión 2020

La pandemia obliga a tomar esta decisión por cuestiones de seguridad

Estado

Muere el segundo médico de Tehucán víctima de Covid-19

El galeno permaneció ocho días bajo tratamiento en la capital poblana

Local

Mantiene BUAP suspensión de actividades por la pandemia

Sólo el Hospital Universitario y las farmacias Fleming, seguirán operando y el personal continuará laborando

Doble Vía

[Video] Con lágrimas, empresario poblano denuncia el robo 41 de uno de sus trailers

La retribución de dicha mercancía la ocuparía para el pago de sus 300 trabajadores, pues a pesar de la pandemia a sus empleados los mantiene

México

Gobernadores, responsables de cuidar reactivación

Sólo podrán abrir las empresas con actividades esenciales, las cuales deberán instrumentar medidas de seguridad para evitar los contagios

México

Estos son los lineamientos para la reapertura de empresas

Los centros de trabajo deberán identificar el nivel de riesgo establecido para el municipio o población en el cual se encuentren ubicados

México

Acuerdo con EU baja 74% el flujo migratorio

A un año de que Trump obligó a México a firmar el pacto, la política migratoria se militarizó