/ viernes 26 de febrero de 2021

Le venden auto y luego lo reportan como robado; acusa a Agente de Fiscalía de negocio chueco

Tras la compra de la unidad Luis Enrique ha vivo un calvario que incluye su detención

Luis Enrique N, acusa a un agente de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) de haberle vendido un automóvil y posteriormente reportarlo a la policía como un vehículo robado, lo que provocó la detención de Luis y un calvario que continúa por recuperar su unidad. La FGE señaló que investigará al elemento involucrado por cualquier conducta inapropiada y actuará conforme a derecho.

En entrevista para El Sol de Puebla, Luis Enrique narró que todo inició el 17 de noviembre de 2020, cuando a través de Facebook contactó a Cristian N -agente de la Fiscalía, mismo que ofertaba un automóvil Mini Cooper modelo 2006 de color rojo con blanco y placas del estado de Tlaxcala, por lo que acordaron una cita para el 28 de noviembre en Plaza Balcones del Sur para ver las condiciones de la unidad.

En el estacionamiento de dicho complejo cerca de las 17:30 horas, Cristian N se identificó con su gafete como elemento de la Fiscalía de Puebla, acompañado de otro sujeto de nombre Jair N; tras las revisiones de la documentación entre las que destacaba la factura original, carta factura y pagos al corriente 2020, Cristian indicó que el contrato de compra-venta se celebraría a nombre de Jair, bajo el argumento de que la unidad era propiedad de ambos, no obstante, Jair era propietario mayoritario. La profesión de Cristian nutrió de credibilidad el dicho, por lo que Luis no dudó en ningún momento de las intenciones de los vendedores.

Así, Luis entregó la cantidad de 105 mil pesos en efectivo y a su vez Cristian y Jair le proporcionaron todos los papeles originales, dos juegos de llaves y el vehículo. Por lo anterior, el que se dijo afectado salió del sitio acompañado de su esposa con dirección a su domicilio.

Fue nueve días después, el 7 de diciembre de 2020 cuando Luis Enrique fue detenido por la Policía Municipal sobre la Avenida 3 Sur y 16 de Septiembre. A decir del hombre, quien viajaba con su esposa y sus dos hijos de 8 y 11 años de edad, fue sometido, golpeado y esposado por los uniformados a pesar de que nunca se negó a la revisión de su vehículo. Acusa también que no se establecieron los protocolos adecuados para el aseguramiento de su unidad, ya que fue conducida por uno de los agentes municipales sin que una grúa remolcara el automotor.

Cabe mencionar que el momento de la detención fue grabado por su esposa.

Luis fue trasladado a las instalaciones de Rancho Colorado y posteriormente puesto a disposición del agente del Ministerio Público en C5, donde le indicaron que si comprobaba la legal pertenencia del vehículo, podría ser puesto en libertad después de 48 horas. Luego de mostrar la documentación que avalaba la propiedad de la unidad, Luis fue liberado.

El automóvil fue llevado a un corralón ubicado en San Miguel Espejo, donde lo encontró destruido y sin las pertenencias que trasladaba el día de su aprehensión, tales como carteras, identificaciones, tarjetas bancarias, un dije de oro, mochilas, incluso juguetes de sus hijos y alrededor de 15 mil pesos, monto que estaba destinado para el pago de un préstamo que solicitó para adquirir el auto.

El afectado acudió a FGE para denunciar el hecho, donde a decir del denunciante el mismo personal de la dependencia identificó a Cristian como un agente activo, señalando que le “darían un jalón de orejas” y posteriormente le entregarían el automóvil en pugna, sin embargo, hasta el día de hoy dicha acción sigue sin ejercerse.

Luis Enrique tuvo acceso al reporte de emergencia que realizó Cristian al 9-1-1, con fecha del mismo 28 de noviembre, en el que alertaba a la policía sobre el robo de su unidad, aproximadamente dos horas después de la compra del vehículo. Hasta el día de hoy el automóvil no cuenta con reporte de robo en ninguna de las plataformas policiales.

Asimismo, Luis indicó que su salud ha mermado tras el incidente vivido, incluso dijo que sus hijos han acudido ante el DIF para tratar el daño sicológico que les derivó el día de su detención, cuando lo vieron sometido en el suelo por los oficiales.

Finalmente, Luis desconoce la intención del sujeto de reportar el automóvil como robado, no obstante, alerta a la ciudadanía para que no sufran la misma situación que le tocó vivir a él y lanza un llamado a las instancias correspondientes para que atiendan su caso y pueda recuperar el vehículo o los 105 mil pesos que pagó.

FISCALÍA INVESTIGARÁ CASO

Al cierre de esta edición la Fiscalía General del Estado de Puebla, confirmó que Cristian sí está dentro de la plantilla laboral, por lo que, dijeron, revisarán la conducta del elemento, de tal forma que de corroborarse que incurrió en algún tipo de falta, el agente será castigado conforme a lo establecido por la ley.

Por otra parte, personal de la dependencia señaló que se encuentra en la mejor disposición de ayudar a Luis Enrique para que se resuelva la situación a la brevedad.


Luis Enrique N, acusa a un agente de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) de haberle vendido un automóvil y posteriormente reportarlo a la policía como un vehículo robado, lo que provocó la detención de Luis y un calvario que continúa por recuperar su unidad. La FGE señaló que investigará al elemento involucrado por cualquier conducta inapropiada y actuará conforme a derecho.

En entrevista para El Sol de Puebla, Luis Enrique narró que todo inició el 17 de noviembre de 2020, cuando a través de Facebook contactó a Cristian N -agente de la Fiscalía, mismo que ofertaba un automóvil Mini Cooper modelo 2006 de color rojo con blanco y placas del estado de Tlaxcala, por lo que acordaron una cita para el 28 de noviembre en Plaza Balcones del Sur para ver las condiciones de la unidad.

En el estacionamiento de dicho complejo cerca de las 17:30 horas, Cristian N se identificó con su gafete como elemento de la Fiscalía de Puebla, acompañado de otro sujeto de nombre Jair N; tras las revisiones de la documentación entre las que destacaba la factura original, carta factura y pagos al corriente 2020, Cristian indicó que el contrato de compra-venta se celebraría a nombre de Jair, bajo el argumento de que la unidad era propiedad de ambos, no obstante, Jair era propietario mayoritario. La profesión de Cristian nutrió de credibilidad el dicho, por lo que Luis no dudó en ningún momento de las intenciones de los vendedores.

Así, Luis entregó la cantidad de 105 mil pesos en efectivo y a su vez Cristian y Jair le proporcionaron todos los papeles originales, dos juegos de llaves y el vehículo. Por lo anterior, el que se dijo afectado salió del sitio acompañado de su esposa con dirección a su domicilio.

Fue nueve días después, el 7 de diciembre de 2020 cuando Luis Enrique fue detenido por la Policía Municipal sobre la Avenida 3 Sur y 16 de Septiembre. A decir del hombre, quien viajaba con su esposa y sus dos hijos de 8 y 11 años de edad, fue sometido, golpeado y esposado por los uniformados a pesar de que nunca se negó a la revisión de su vehículo. Acusa también que no se establecieron los protocolos adecuados para el aseguramiento de su unidad, ya que fue conducida por uno de los agentes municipales sin que una grúa remolcara el automotor.

Cabe mencionar que el momento de la detención fue grabado por su esposa.

Luis fue trasladado a las instalaciones de Rancho Colorado y posteriormente puesto a disposición del agente del Ministerio Público en C5, donde le indicaron que si comprobaba la legal pertenencia del vehículo, podría ser puesto en libertad después de 48 horas. Luego de mostrar la documentación que avalaba la propiedad de la unidad, Luis fue liberado.

El automóvil fue llevado a un corralón ubicado en San Miguel Espejo, donde lo encontró destruido y sin las pertenencias que trasladaba el día de su aprehensión, tales como carteras, identificaciones, tarjetas bancarias, un dije de oro, mochilas, incluso juguetes de sus hijos y alrededor de 15 mil pesos, monto que estaba destinado para el pago de un préstamo que solicitó para adquirir el auto.

El afectado acudió a FGE para denunciar el hecho, donde a decir del denunciante el mismo personal de la dependencia identificó a Cristian como un agente activo, señalando que le “darían un jalón de orejas” y posteriormente le entregarían el automóvil en pugna, sin embargo, hasta el día de hoy dicha acción sigue sin ejercerse.

Luis Enrique tuvo acceso al reporte de emergencia que realizó Cristian al 9-1-1, con fecha del mismo 28 de noviembre, en el que alertaba a la policía sobre el robo de su unidad, aproximadamente dos horas después de la compra del vehículo. Hasta el día de hoy el automóvil no cuenta con reporte de robo en ninguna de las plataformas policiales.

Asimismo, Luis indicó que su salud ha mermado tras el incidente vivido, incluso dijo que sus hijos han acudido ante el DIF para tratar el daño sicológico que les derivó el día de su detención, cuando lo vieron sometido en el suelo por los oficiales.

Finalmente, Luis desconoce la intención del sujeto de reportar el automóvil como robado, no obstante, alerta a la ciudadanía para que no sufran la misma situación que le tocó vivir a él y lanza un llamado a las instancias correspondientes para que atiendan su caso y pueda recuperar el vehículo o los 105 mil pesos que pagó.

FISCALÍA INVESTIGARÁ CASO

Al cierre de esta edición la Fiscalía General del Estado de Puebla, confirmó que Cristian sí está dentro de la plantilla laboral, por lo que, dijeron, revisarán la conducta del elemento, de tal forma que de corroborarse que incurrió en algún tipo de falta, el agente será castigado conforme a lo establecido por la ley.

Por otra parte, personal de la dependencia señaló que se encuentra en la mejor disposición de ayudar a Luis Enrique para que se resuelva la situación a la brevedad.


Policiaca

Por venganza contra el padre, mujer mata a sus propios hijos en Puebla

El doble crimen ocurrió en una casa abandonada del barrio de Ixtlahuaca, perteneciente al municipio de Chignahuapan

Local

Pide arzobispo a jóvenes, cuidar de sus adultos mayores aunque estén vacunados

"Siguen infectándose miles y miles de hermanos en todo el mundo, en México... tenemos que seguir cuidándonos"

Policiaca

Le piden servicio viernes por la noche, así terminó esta corrida de un Cabify

Todo ocurrió en inmediaciones del fraccionamiento Misiones de San Francisco

Local

Roban fuente radiactiva, ponen en alerta a Puebla y ocho estados del centro

De ser extraída de su contenedor o tener contacto con ella, podría causar lesiones permanentes e incluso mortales

Local

Pide arzobispo a jóvenes, cuidar de sus adultos mayores aunque estén vacunados

"Siguen infectándose miles y miles de hermanos en todo el mundo, en México... tenemos que seguir cuidándonos"

Local

Se registra Fabio Núñez como candidato a diputado local

Contenderá por el distrito 19 con cabecera en Puebla capital

Policiaca

Le piden servicio viernes por la noche, así terminó esta corrida de un Cabify

Todo ocurrió en inmediaciones del fraccionamiento Misiones de San Francisco