/ martes 31 de octubre de 2023

Levantamiento de cuerpos, un trabajo de la UTREC donde se está en contacto con la muerte

Los levantamientos se complican cuando hay muertes o asesinatos múltiples donde hay más de diez cuerpos, pero también cuando las familias llegan y entran en crisis.

Francisco Javier Sosa Vázquez es de formación paramédico, sin embargo, desde hace 30 años se ha dedicado a trabajar en el levantamiento de cuerpos; en la actualidad, lo que pareciera un trabajo “sencillo”, lo realiza a través de la Unidad de Traslados y Recolección de Cadáveres (UTREC) de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE).

El hombre de 59 años narra todas las dificultades y riesgos de su labor, pero también, cómo ésta ha ido en aumento, ya que antes se realizaban cerca de 80 levantamientos en un mes y actualmente se contabilizan al menos 150 en 30 días, ya sea por homicidios, ejecuciones, fallecimientos en vía pública y accidentes, muchos de esto últimos, señala, son de motociclistas.

Sosa Vázquez, además de ser técnico en urgencias médicas es cirujano dentista; su formación fue en la unidad de Rescate y Primeros Auxilios de Puebla, donde brindaba ayuda a lesionados.

Posteriormente entró a trabajar en una oficina del Fondo del Reparación del Daño de Protección a Víctimas del Delito; de ahí pasó a formar parte de la entonces Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado de Puebla, hoy Fiscalía del Estado.

En esta temporada de festividades por los “días de muertos”, Francisco Javier explicó en qué consiste su trabajo e indicó que él junto con sus compañeros se encargan de realizar el levantamiento de los cuerpos, una vez que las autoridades correspondientes concluyen con las pesquisas de ley, tratándose de una labor que deben hacer lo mejor posible y con trato digno para las personas fallecidas o asesinadas.

El entrevistado compartió que anteriormente no contaban con todo el material que hoy en día se les facilita, como bolsas mortuorias para meter los cuerpos y llevarlos a la morgue.

Indicó que su trabajo de 24 horas por 48 de descanso pareciera sencillo, pero en realidad es complicado, principalmente cuando los cuerpos están putrefactos, en barrancas, desmembrados o quedan dañados por atropellamiento y les pasan varios vehículos, ya que a veces los restos quedan esparcidos a lo largo de muchos metros, por lo que deben contar con el apoyo de abanderamiento para levantar todos los segmentos humanos.

“Necesitamos implementos un poco rústicos, de guantes e incluso debemos apoyarnos de agentes viales que abanderen la zona. También debemos tener cuidado con los huesos, las astillas que quedan entre los restos humanos ya que también son riesgos sanitarios para nosotros; debemos ir parte por parte e irlas despostando en las bolsas mortuorias, es complicado, peligroso y el impacto mental es fuerte, porque además de los muertos por accidentes, a veces se trata de cuerpos en partes o desmembrados, sin cabeza y todo eso”, comentó el declarante.

A la par, el elemento de la UTREC confesó que los levantamientos también se complican cuando hay muertes o asesinatos múltiples donde hay más de diez cuerpos, pero también cuando las familias llegan y entran en crisis.

Este trabajo de 24 horas por 48 de descanso pareciera sencillo, pero es complicado, principalmente cuando los cuerpos están putrefactos, en barrancas, desmembrados o quedan dañados por atropellamiento. Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

“Lamentablemente es difícil porque a veces las familias entran en crisis y eso hace que tengamos una reacción sicológica; a veces están tranquilas, pero en otras ocasiones entran en shock y hasta nos han llegado a agredir, a amenazar”, narró.

A pesar de los años que lleva en este trabajo, hay situaciones que no le dejan de asombrar, pero hay otras más en las que siente coraje como en los decesos por accidentes donde la culpa es de conductores imprudentes o aquellos en los que se involucran a niños.

“El llegar a accidentes donde la gente muere por personas imprudentes, es lo que más me molesta, porque a veces las víctimas pues solo estaban en el lugar menos indicado o equivocado. Sin embargo recuerdo mucho el caso de un accidente que se dio hace mucho tiempo en Periférico Ecológico, tenía muy poco tiempo que el Periférico apenas empezaba a funcionar y un señor viajaba con sus dos hijos; a uno lo llevaba al kínder y a otro a la primaria, lamentablemente el señor no hizo las maniobras adecuadas para incorporarse al Periférico y quería atravesarse, al parecer iba un vehículo que ya no pudo frenar y partió el vehículo en dos; en la parte de adelante iba el señor y atrás los niños que salieron proyectados, todos murieron”, contó.

SUBEN A 150 LOS LEVANTAMIENTOS

Por otro lado, Francisco Javier Sosa Vázquez, reveló que de acuerdo con sus estadísticas, anteriormente de forma mensual tenían alrededor de 80, 90 ó 100 levantamientos por decesos de diverso tipo incluso asesinatos; eran números variables, sin embargo, ahora la cifra va de los 140 a los 150 levantamientos mensuales.

El entrevistado señaló que últimamente muchas de esas muertes son por accidentes viales, principalmente de motociclistas.

“En accidentes automovilísticos, ahorita la cosa de las motos es algo que se está posicionando en el número uno, porque no llevan el casco, porque van drogados, no respetan las señales, porque solitos se derrapan, realmente se ha convertido en un vehículo de mucho peligro, antes no se usaba tanto, ya es un vehículo mortal”, explicó.

ACCIDENTES Y AGRESIONES, PELIGROS QUE ENFRENTAN

En otros asuntos, Sosa Vázquez indicó que entre los principales riesgos a los que se enfrentan son a accidentes y a ser agredidos físicamente.

“Luego los vehículos se impactan en el lugar donde estamos trabajando; es preocupante que pueda ocurrir algún accidente o lesión, igual cuando la gente quiere hacernos daño. En alguna ocasión estuvimos en una población donde la gente se enardeció porque unos ladrones se metieron a una casa y el dueño se defendió; el ladrón murió, la gente se juntó, decían que no nos lo íbamos a llevar hasta que se aclarara todo; vimos que los pobladores andaban con sus garrafas y amenazaban con quemarnos, además de que a nuestro vehículo y al de los peritos les bajaron las llantas, colocaron piedras, teníamos miedo de que nos fueran a agredir”, narró.

PANDEMIA POR COVID OTRO RETO Y RIESGO

A su vez, el declarante compartió que una de las temporadas más complicadas fue la pandemia por Covid19, pues a pesar de que gran parte de los decesos se daban en los hospitales y la Secretaría de Salud se encargaba de entregar los cuerpos, el problema se suscitó cuando las personas no acudían a los hospitales y tenían el virus y morían en casa, vía pública, en oficinas, por lo que al no saber con exactitud, tuvieron que extremar medidas cuando se sospechaba que había muerto por el virus.

“Había gente que moría en vía pública y tenían ese problema, y teníamos que hacer el levantamiento con mucho cuidado, realmente fue algo muy difícil, afortunadamente no hubo ninguna baja de parte de nosotros”, relató.

LLEGADA DE UTREC DEPENDE DE CONCLUSIÓN DE DILIGENCIAS

Finalmente, el entrevistado refirió que muchas veces hay quejas porque la gente piensa que es el Servicio Forense el que no llega porque no quieren, sin embargo, desafortunadamente hay trabajo, accidentes en los que se tardan hasta dos horas para llevar a cabo las diligencias que tienen que hacer los peritos, más el tiempo que se debe invertir para la generación de las carpetas de investigación.

“Que nos avisen y lleguemos al lugar puede ser en 15 minutos o media hora, dependiendo también la distancia, pero no depende de nosotros la demora del levantamiento, prácticamente nosotros al llegar la labor es rápida, solo que sean puntos de difícil acceso, que tengamos que bajar a barrancas, sacar cuerpos donde se tengan que hacer maniobras y pues ya es dependiendo de ese trabajo, que pudiera ser una hora o más dependiendo las condiciones”.

“No es como piensan que el cuerpo lleva ahí tirado dos o tres horas y es porque el Servicio Forense no llega”, aclaró Sosa Vázquez, quien hizo un llamado a la gente para que sean empáticos y comprendan esa parte de su labor.


Francisco Javier Sosa Vázquez es de formación paramédico, sin embargo, desde hace 30 años se ha dedicado a trabajar en el levantamiento de cuerpos; en la actualidad, lo que pareciera un trabajo “sencillo”, lo realiza a través de la Unidad de Traslados y Recolección de Cadáveres (UTREC) de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE).

El hombre de 59 años narra todas las dificultades y riesgos de su labor, pero también, cómo ésta ha ido en aumento, ya que antes se realizaban cerca de 80 levantamientos en un mes y actualmente se contabilizan al menos 150 en 30 días, ya sea por homicidios, ejecuciones, fallecimientos en vía pública y accidentes, muchos de esto últimos, señala, son de motociclistas.

Sosa Vázquez, además de ser técnico en urgencias médicas es cirujano dentista; su formación fue en la unidad de Rescate y Primeros Auxilios de Puebla, donde brindaba ayuda a lesionados.

Posteriormente entró a trabajar en una oficina del Fondo del Reparación del Daño de Protección a Víctimas del Delito; de ahí pasó a formar parte de la entonces Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado de Puebla, hoy Fiscalía del Estado.

En esta temporada de festividades por los “días de muertos”, Francisco Javier explicó en qué consiste su trabajo e indicó que él junto con sus compañeros se encargan de realizar el levantamiento de los cuerpos, una vez que las autoridades correspondientes concluyen con las pesquisas de ley, tratándose de una labor que deben hacer lo mejor posible y con trato digno para las personas fallecidas o asesinadas.

El entrevistado compartió que anteriormente no contaban con todo el material que hoy en día se les facilita, como bolsas mortuorias para meter los cuerpos y llevarlos a la morgue.

Indicó que su trabajo de 24 horas por 48 de descanso pareciera sencillo, pero en realidad es complicado, principalmente cuando los cuerpos están putrefactos, en barrancas, desmembrados o quedan dañados por atropellamiento y les pasan varios vehículos, ya que a veces los restos quedan esparcidos a lo largo de muchos metros, por lo que deben contar con el apoyo de abanderamiento para levantar todos los segmentos humanos.

“Necesitamos implementos un poco rústicos, de guantes e incluso debemos apoyarnos de agentes viales que abanderen la zona. También debemos tener cuidado con los huesos, las astillas que quedan entre los restos humanos ya que también son riesgos sanitarios para nosotros; debemos ir parte por parte e irlas despostando en las bolsas mortuorias, es complicado, peligroso y el impacto mental es fuerte, porque además de los muertos por accidentes, a veces se trata de cuerpos en partes o desmembrados, sin cabeza y todo eso”, comentó el declarante.

A la par, el elemento de la UTREC confesó que los levantamientos también se complican cuando hay muertes o asesinatos múltiples donde hay más de diez cuerpos, pero también cuando las familias llegan y entran en crisis.

Este trabajo de 24 horas por 48 de descanso pareciera sencillo, pero es complicado, principalmente cuando los cuerpos están putrefactos, en barrancas, desmembrados o quedan dañados por atropellamiento. Foto: Paulina Gómez | El Sol de Puebla

“Lamentablemente es difícil porque a veces las familias entran en crisis y eso hace que tengamos una reacción sicológica; a veces están tranquilas, pero en otras ocasiones entran en shock y hasta nos han llegado a agredir, a amenazar”, narró.

A pesar de los años que lleva en este trabajo, hay situaciones que no le dejan de asombrar, pero hay otras más en las que siente coraje como en los decesos por accidentes donde la culpa es de conductores imprudentes o aquellos en los que se involucran a niños.

“El llegar a accidentes donde la gente muere por personas imprudentes, es lo que más me molesta, porque a veces las víctimas pues solo estaban en el lugar menos indicado o equivocado. Sin embargo recuerdo mucho el caso de un accidente que se dio hace mucho tiempo en Periférico Ecológico, tenía muy poco tiempo que el Periférico apenas empezaba a funcionar y un señor viajaba con sus dos hijos; a uno lo llevaba al kínder y a otro a la primaria, lamentablemente el señor no hizo las maniobras adecuadas para incorporarse al Periférico y quería atravesarse, al parecer iba un vehículo que ya no pudo frenar y partió el vehículo en dos; en la parte de adelante iba el señor y atrás los niños que salieron proyectados, todos murieron”, contó.

SUBEN A 150 LOS LEVANTAMIENTOS

Por otro lado, Francisco Javier Sosa Vázquez, reveló que de acuerdo con sus estadísticas, anteriormente de forma mensual tenían alrededor de 80, 90 ó 100 levantamientos por decesos de diverso tipo incluso asesinatos; eran números variables, sin embargo, ahora la cifra va de los 140 a los 150 levantamientos mensuales.

El entrevistado señaló que últimamente muchas de esas muertes son por accidentes viales, principalmente de motociclistas.

“En accidentes automovilísticos, ahorita la cosa de las motos es algo que se está posicionando en el número uno, porque no llevan el casco, porque van drogados, no respetan las señales, porque solitos se derrapan, realmente se ha convertido en un vehículo de mucho peligro, antes no se usaba tanto, ya es un vehículo mortal”, explicó.

ACCIDENTES Y AGRESIONES, PELIGROS QUE ENFRENTAN

En otros asuntos, Sosa Vázquez indicó que entre los principales riesgos a los que se enfrentan son a accidentes y a ser agredidos físicamente.

“Luego los vehículos se impactan en el lugar donde estamos trabajando; es preocupante que pueda ocurrir algún accidente o lesión, igual cuando la gente quiere hacernos daño. En alguna ocasión estuvimos en una población donde la gente se enardeció porque unos ladrones se metieron a una casa y el dueño se defendió; el ladrón murió, la gente se juntó, decían que no nos lo íbamos a llevar hasta que se aclarara todo; vimos que los pobladores andaban con sus garrafas y amenazaban con quemarnos, además de que a nuestro vehículo y al de los peritos les bajaron las llantas, colocaron piedras, teníamos miedo de que nos fueran a agredir”, narró.

PANDEMIA POR COVID OTRO RETO Y RIESGO

A su vez, el declarante compartió que una de las temporadas más complicadas fue la pandemia por Covid19, pues a pesar de que gran parte de los decesos se daban en los hospitales y la Secretaría de Salud se encargaba de entregar los cuerpos, el problema se suscitó cuando las personas no acudían a los hospitales y tenían el virus y morían en casa, vía pública, en oficinas, por lo que al no saber con exactitud, tuvieron que extremar medidas cuando se sospechaba que había muerto por el virus.

“Había gente que moría en vía pública y tenían ese problema, y teníamos que hacer el levantamiento con mucho cuidado, realmente fue algo muy difícil, afortunadamente no hubo ninguna baja de parte de nosotros”, relató.

LLEGADA DE UTREC DEPENDE DE CONCLUSIÓN DE DILIGENCIAS

Finalmente, el entrevistado refirió que muchas veces hay quejas porque la gente piensa que es el Servicio Forense el que no llega porque no quieren, sin embargo, desafortunadamente hay trabajo, accidentes en los que se tardan hasta dos horas para llevar a cabo las diligencias que tienen que hacer los peritos, más el tiempo que se debe invertir para la generación de las carpetas de investigación.

“Que nos avisen y lleguemos al lugar puede ser en 15 minutos o media hora, dependiendo también la distancia, pero no depende de nosotros la demora del levantamiento, prácticamente nosotros al llegar la labor es rápida, solo que sean puntos de difícil acceso, que tengamos que bajar a barrancas, sacar cuerpos donde se tengan que hacer maniobras y pues ya es dependiendo de ese trabajo, que pudiera ser una hora o más dependiendo las condiciones”.

“No es como piensan que el cuerpo lleva ahí tirado dos o tres horas y es porque el Servicio Forense no llega”, aclaró Sosa Vázquez, quien hizo un llamado a la gente para que sean empáticos y comprendan esa parte de su labor.


Local

En el interior del PAN inicia la pugna por el control del instituto político

Tras el proceso electoral, diversos liderazgos panistas han manifestado sus inconformidades y han solicitado un proceso de autocrítica

Local

Donación altruista de sangre en Puebla, una oportunidad de vida

En el marco del Día del Donador de Sangre, conmemorado este 14 de junio, la Secretaría de Salud en Puebla dio a conocer que durante el año pasado en la entidad se captaron mil 860 unidades de sangre

Cultura

Junior H, Panteón Rococó, Noche de Museos y más este fin de semana en Puebla

Este fin de semana se celebra el Día del Padre y en Puebla se tienen preparadas diferentes actividades

Finanzas

Conoce el nuevo MG3, uno de los vehículos más baratos del mercado

El nuevo modelo MG3 2025 llega a la entidad poblana con dos tipos de motorización: el clásico de gasolina y el híbrido

Local

Tras agresión a conductor de la Ruta 10, el chofer es citado por la autoridad

Al chofer de la Ruta 10 se le apercibió para acatar los límites de velocidad y conducir con precaución

Local

SEP autoriza que padres trabajadores de la educación falten este viernes 14 de junio

Los padres de la comunidad educativa no tendrán que justificar su falta, derivado de que la SEP les dará el día