/ domingo 30 de mayo de 2021

Militar asesino sigue prófugo de la justicia, a tres años del homicidio de madre e hijo en Amalucan

A decir de la Fiscalía, el presunto responsable se encuentra plenamente identificado, sin embargo, no ha sido detenido

A poco más de tres años del crimen de madre e hijo en la colonia Amalucan, el presunto responsable, un militar retirado, continúa prófugo de la justicia, sin embargo, la Fiscalía de Puebla señaló que se encuentra plenamente identificado.

Vecinos de la referida unidad habitacional indicaron que hasta el momento no saben nada sobre las investigaciones de las autoridades ministeriales, debido a que “Lolita” y “Toño”, de 60 y 35 años de edad, respectivamente, sólo tenían un familiar que podría darle seguimiento a las indagatorias, no obstante, el hermano de “Lolita”, no parece tener demasiado interés en el tema, según señalaron.

De acuerdo con algunos testimonios recuperados sobre la calle Tejocote, el presunto responsable, identificado como Juan Manuel N, de aproximadamente 60 años de edad, mantuvo amenazas previas en contra de la señora Dolores; en alguna ocasión “Lolita” comentó a sus vecinos: “Tengo miedo, dice que me va a matar y va a asesinar a mi hijo”.

A decir de los colonos, la vivienda del exelemento del Ejército Mexicano contaba con cámaras de video; cuando personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó las primeras diligencias en el departamento del sujeto, aseguró el registro de las grabaciones, por lo que presumen la existencia de evidencia que podría incriminar a Juan Manuel.

Por lo anterior, amigos y conocidos de “Lolita” y “Toño” expresaron que, después de tres años de ocurrido el doble homicidio, ya deberían de haber elementos suficientes para el esclarecimiento del asesinato.

Recordaron que el día de la agresión, luego de una discusión en la que se enfrascaron las partes, la hija de Juan Manuel profirió: “Ya tírales papá”; seguido de la insinuación, el atacante disparó a quemarropa en contra de Dolores, en al menos siete ocasiones y José Antonio recibió dos disparos por arma de fuego. Los cuerpos de los afectados quedaron sobre la carpeta asfáltica alrededor de las 22:30 horas, fue hasta cerca de las 03:00 de la madrugada cuando se realizaron las diligencias correspondientes al levantamiento de los cadáveres.

Tras escuchar las detonaciones los colonos salieron de sus casas, momento en el que vieron correr al presunto responsable con dirección al cerro de Amalucan, mientras su esposa e hija intentaban encender una camioneta para escapar de la zona, sin embargo, los cuerpos de las víctimas impedían el paso del vehículo, por lo que los vecinos recriminaron a la conductora. “¿Cómo vas a pasar encima de ellos?; a ambas mujeres no les quedó de otra, que descender de la unidad y huir a pie.

Según el dicho de los declarantes, desde aquel día no han sabido nada en torno a las investigaciones del caso, aunque, un conocido del exmilitar les refirió que el hombre podría esconderse en los estados de Guerrero o Chiapas.

En este sentido, sabían que Juan Manuel formó parte de grupos de seguridad asignados a importantes funcionarios públicos, lo que les hace pensar que el sujeto podría gozar de protección y el crimen quedar impune.

El domicilio de Juan Manuel, quien vivía en compañía de su esposa, hijo e hija, se encuentra en las mismas condiciones en las que fue abandonada, con muebles obstruyendo la entrada, no obstante, hace aproximadamente un año, el vástago de Juan Manuel intentó ingresar a la casa, pero fue retenido por una muchedumbre, misma que exigía que si querían sacar algo de la vivienda debería presentarse el exmilitar. “Que venga él, que venga el asesino”, gritaba la turba.

Al cierre de esta edición, La FGE detalló que la Carpeta de Investigación ya ha sido judicializaba y remitida a un área especializada que ya cuenta con los avances del caso, aunque por el sigilo en las indagatorias, evitaron dar más detalles sobre el probable responsable, de quien indicó, se encuentra plenamente identificado.

RECUERDAN A “LOLITA” Y A “TOÑO COMO PERSONAS DE BIEN

“Eran personas que trabajaban mucho, de un carácter muy noble, no se metían con nadie”, señalaron los testigos, quienes rememoraron que “Lolita” vendía gelatinas y era mesera, debido a que delincuentes de la zona abrieron una zapatería de su propiedad sobre Avenida las Torres, que le obligó a buscar otra forma de vida, mientras su hijo laboraba en una tienda de electrónica.

Asimismo, indicaron que amigos de José Antonio asisten de manera ocasional al lugar donde las víctimas habitaban para dejarle una cerveza y un cigarro.

Es importante decir que la casa de “Lolita” y “Toño” permanece sin habitar, incluso, el hermano de Dolores refirió a algunos vecinos que la vivienda sería donada, aunque hasta el momento dicha acción no se ha llevado a cabo.

Finalmente, los colonos creen que la detención de responsable parece muy complicada, ya que el único hermano de la hoy finada, no parece tener mucho interés en el seguimiento del caso, aunque confían que las autoridades realicen su trabajo de forma responsable.

Cabe recordar que Dolores y José Antonio fueron ultimados a balazos a manos de su vecino, un exmilitar iracundo que reclamaba a los hoy occisos la ampliación de su vivienda en la parte superior, no obstante, “Lolita” y “Toño se opusieron, incluso, el caso llegó hasta el juzgado de lo civil, cuya autoridad falló en contra de Juan Manuel, lo que desencadenó en la agresión.

A poco más de tres años del crimen de madre e hijo en la colonia Amalucan, el presunto responsable, un militar retirado, continúa prófugo de la justicia, sin embargo, la Fiscalía de Puebla señaló que se encuentra plenamente identificado.

Vecinos de la referida unidad habitacional indicaron que hasta el momento no saben nada sobre las investigaciones de las autoridades ministeriales, debido a que “Lolita” y “Toño”, de 60 y 35 años de edad, respectivamente, sólo tenían un familiar que podría darle seguimiento a las indagatorias, no obstante, el hermano de “Lolita”, no parece tener demasiado interés en el tema, según señalaron.

De acuerdo con algunos testimonios recuperados sobre la calle Tejocote, el presunto responsable, identificado como Juan Manuel N, de aproximadamente 60 años de edad, mantuvo amenazas previas en contra de la señora Dolores; en alguna ocasión “Lolita” comentó a sus vecinos: “Tengo miedo, dice que me va a matar y va a asesinar a mi hijo”.

A decir de los colonos, la vivienda del exelemento del Ejército Mexicano contaba con cámaras de video; cuando personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó las primeras diligencias en el departamento del sujeto, aseguró el registro de las grabaciones, por lo que presumen la existencia de evidencia que podría incriminar a Juan Manuel.

Por lo anterior, amigos y conocidos de “Lolita” y “Toño” expresaron que, después de tres años de ocurrido el doble homicidio, ya deberían de haber elementos suficientes para el esclarecimiento del asesinato.

Recordaron que el día de la agresión, luego de una discusión en la que se enfrascaron las partes, la hija de Juan Manuel profirió: “Ya tírales papá”; seguido de la insinuación, el atacante disparó a quemarropa en contra de Dolores, en al menos siete ocasiones y José Antonio recibió dos disparos por arma de fuego. Los cuerpos de los afectados quedaron sobre la carpeta asfáltica alrededor de las 22:30 horas, fue hasta cerca de las 03:00 de la madrugada cuando se realizaron las diligencias correspondientes al levantamiento de los cadáveres.

Tras escuchar las detonaciones los colonos salieron de sus casas, momento en el que vieron correr al presunto responsable con dirección al cerro de Amalucan, mientras su esposa e hija intentaban encender una camioneta para escapar de la zona, sin embargo, los cuerpos de las víctimas impedían el paso del vehículo, por lo que los vecinos recriminaron a la conductora. “¿Cómo vas a pasar encima de ellos?; a ambas mujeres no les quedó de otra, que descender de la unidad y huir a pie.

Según el dicho de los declarantes, desde aquel día no han sabido nada en torno a las investigaciones del caso, aunque, un conocido del exmilitar les refirió que el hombre podría esconderse en los estados de Guerrero o Chiapas.

En este sentido, sabían que Juan Manuel formó parte de grupos de seguridad asignados a importantes funcionarios públicos, lo que les hace pensar que el sujeto podría gozar de protección y el crimen quedar impune.

El domicilio de Juan Manuel, quien vivía en compañía de su esposa, hijo e hija, se encuentra en las mismas condiciones en las que fue abandonada, con muebles obstruyendo la entrada, no obstante, hace aproximadamente un año, el vástago de Juan Manuel intentó ingresar a la casa, pero fue retenido por una muchedumbre, misma que exigía que si querían sacar algo de la vivienda debería presentarse el exmilitar. “Que venga él, que venga el asesino”, gritaba la turba.

Al cierre de esta edición, La FGE detalló que la Carpeta de Investigación ya ha sido judicializaba y remitida a un área especializada que ya cuenta con los avances del caso, aunque por el sigilo en las indagatorias, evitaron dar más detalles sobre el probable responsable, de quien indicó, se encuentra plenamente identificado.

RECUERDAN A “LOLITA” Y A “TOÑO COMO PERSONAS DE BIEN

“Eran personas que trabajaban mucho, de un carácter muy noble, no se metían con nadie”, señalaron los testigos, quienes rememoraron que “Lolita” vendía gelatinas y era mesera, debido a que delincuentes de la zona abrieron una zapatería de su propiedad sobre Avenida las Torres, que le obligó a buscar otra forma de vida, mientras su hijo laboraba en una tienda de electrónica.

Asimismo, indicaron que amigos de José Antonio asisten de manera ocasional al lugar donde las víctimas habitaban para dejarle una cerveza y un cigarro.

Es importante decir que la casa de “Lolita” y “Toño” permanece sin habitar, incluso, el hermano de Dolores refirió a algunos vecinos que la vivienda sería donada, aunque hasta el momento dicha acción no se ha llevado a cabo.

Finalmente, los colonos creen que la detención de responsable parece muy complicada, ya que el único hermano de la hoy finada, no parece tener mucho interés en el seguimiento del caso, aunque confían que las autoridades realicen su trabajo de forma responsable.

Cabe recordar que Dolores y José Antonio fueron ultimados a balazos a manos de su vecino, un exmilitar iracundo que reclamaba a los hoy occisos la ampliación de su vivienda en la parte superior, no obstante, “Lolita” y “Toño se opusieron, incluso, el caso llegó hasta el juzgado de lo civil, cuya autoridad falló en contra de Juan Manuel, lo que desencadenó en la agresión.

Local

Daños al sindicato del Ayuntamiento ascienden a más de un millón de pesos: secretario

Gonzalo Juárez informó que 20 personas involucradas ya fueron trasladadas al Cereso

Local

Estacionamiento del CIS ha dejado de ser gratuito: Barbosa

El gobernador explicó que las personas dejaban sus vehículos estacionados y se iban a realizar sus compras

Deportes

Dodgers buscan repetir la medicina de 2020 a los Bravos

Max Scherzer y Walker Buehler se mantienen como sus dos cartas fuertes en el pitcheo de los Dodgers

Sociedad

Necesario crear una corriente en defensa de la UNAM: académicos

Los académicos sostuvieron que es momento de crear una corriente de opinión en defensa de la UNAM, del resto de las universidades públicas

Sociedad

Libertad académica, una conquista de la UNAM para México: rechaza Krauze críticas de AMLO

El historiador publicó un breve mensaje donde aseguró que "la libertad académica es una conquista de la UNAM para México". 

Doble Vía

"El Capi" arranca suspiros tras publicar foto en sus redes sociales

A sus 56 años, Roberto Ruiz Esparza demostró que se encuentra en perfectas condiciones físicas

Automotriz

Ford Ranger Wildtrak 2021 luce y se comporta implacable

Una versión creada para sortear cualquier dificultad que presente el trayecto: segura, elegante e innovadora

Salud

Pfizer en menores de edad demuestra una efectividad superior al 90%

Hace unas semanas la farmacéutica ya había logrado la aprobación de su vacuna contra la Covid-19 en el grupo del 12 a 17 años