/ miércoles 3 de junio de 2020

“No hemos aceptado ningún aumento”: estatales rechazan anuncio del gobierno de Puebla

Los uniformados afirman que continúan con la protesta

Policías estatales que se encuentran en paro laboral, en la corporación central, rechazaron el anuncio oficial del gobierno de un acuerdo de incremento salarial que es del 14 por ciento.

Ante más de un centenar de elementos apostados en el patio principal de sus instalaciones en la 9 oriente y 16 Sur, los uniformados dijeron que el gobernador miente y pidieron que deje de hacerlo.

“Desconocemos con quién se hayan arreglado pero nosotros seguimos en pie de lucha, no hemos aceptado ningún aumento y lo hemos de hacer aquí en presencia de todos”, resaltó uno de los uniformados.

Al grito de “Honor y Gloria”, concluyeron su breve postura esta tarde (13:35 horas), e invitaron al personal de las bases de operaciones que se sumen al movimiento que inició ayer por la mañana.

Cuando cerca de 300 policías inconformes, en compañía de sus líderes, realizaban una marcha de la Dirección de la Policía Estatal hasta el zócalo de la capital poblana, la mañana de ayer, los secretarios de Gobernación y de Seguridad Pública, David Méndez Márquez y Raciel López Salazar, respectivamente, encabezaron la reunión con dicha comisión en la que fueron citados elementos de Bomberos, de la Policía Procesal, Turística y Vial.

En esta reunión se anunció el aumento del 14 por ciento que equivale para un policía raso, un incremento a su salario de mil 4 pesos, que sumados a los 7 mil 178 que percibe, daría un total de 8 mil 182 pesos, muy por debajo de los 12 mil 925 que percibe un agente municipal.

Lo anterior no cumple lo planteado en el pliego petitorio presentado por los policías, que busca principalmente homologar el salario con respecto a los policías del municipio de Puebla y la mejora de prestaciones.

Durante la marcha, sostuvieron que el gobernador Miguel Barbosa mintió e iban a esperar hasta que la negociación fuera a “mesa abierta” en las instalaciones policíacas.

SE CONGREGARON EN EL CAMBIO DE TURNO

Aprovechando el cambio de turno a las 7 de la mañana, los uniformados que salían francos comenzaron a congregarse en el patio central de la Dirección General de la Policía Estatal, mientras el resto de sus compañeros que iniciaban labores, se encaminaron a sus actividades para no descuidar la seguridad pública.

Así poco antes de las 8 horas había alrededor de 300 efectivos estaban pendientes de indicaciones, pues de un momento a otro esperaban a funcionarios estatales para una nueva propuesta de incremento salarial.

Uno de los elementos que encabeza al grupo de agentes inconformes, en entrevista con El Sol de Puebla, sostuvo que la Policía Estatal se encuentra defraudada por el gobernador Miguel Barbosa, al ignorar su petición de incremento de salario sustancial, a pesar de haber sido una promesa de campaña; el agente aseguró que no iban a detenerse en estas manifestaciones que han emprendido desde el martes; a la vez, rechazó que tengan patrocinadores políticos, “el movimiento es por el bienestar de nuestras familias”, puntualizó.

Los agentes estaban a la espera del secretario de Gobernación con una nueva propuesta, después de que la tarde del martes rechazaran el ofrecimiento de 3 por ciento de incremento salarial que sólo representaba 108 pesos, lo que consideraron una burla y no la aceptaron.

Recalcaron que el mandatario estatal, durante su campaña, les prometió un aumento salarial del 50 por ciento.

Las horas transcurrieron y la incertidumbre crecía entre los uniformados; de momento llegó una camioneta de modelo atrasado, blanca y con unas bocinas con las cuales se logró escuchar la videoconferencia en vivo de Miguel Barbosa, en la que el gobernador aseguró que tenía nombres, fotos y videos de quienes estaban atrás del movimiento de los uniformados y que él solo iba a tratar con los verdaderos policías.

Así pasaron tres horas y al ver que no llegaba nadie de la Secretaría de Gobernación, comenzaron a organizarse con pancartas y junto la mencionada camioneta, salieron los uniformados a las calles nuevamente como el pasado lunes. Tomaron la 11 Oriente hasta el Bulevar 5 de Mayo y llegaron a la esquina de la 12 Oriente para plantarse afuera de las oficinas de la Policía Auxiliar.

Pidieron a sus compañeros unirse a su lucha, pero después de varios minutos de insistir, nadie se atrevió a salir y los uniformados anunciaron que darían vuelta en "U" para volver a tomar el Bulevar y luego subir en la esquina de la 2 Oriente para el Centro Histórico.

En la esquina de la calle 5 de Mayo y 10 Oriente, los inconformes sorprendieron a dos personas, supuestos infiltrados del gobierno que los estaban videograbando; aunque pretendían golpearlos, la mayoría gritó que era una marcha pacífica, que no cayeran en provocaciones y optaron por soltarlos y continuar su marcha.

Así, nuevamente marcharon y llegaron hasta las oficinas del Palacio Municipal, donde agradecieron el apoyo de la Secretaria de Seguridad Ciudadana (Policía Municipal); tras algunos minutos decidieron retornar a la Dirección de la Policía Estatal, poco después del mediodía.

Cuando se dirigían a su base, en la 9 Oriente y 16 Sur, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado subió un mensaje en su cuenta de Twitter en el que aseguraba que ya había un arreglo salarial efectivo a partir de este mes y se levantaba el paro de labores.

El mensaje decía: "Informamos que tras entablar un diálogo formal e institucional, el @Gob_Puebla ha logrado un acuerdo con los elementos de la @SSPGobPue, al otorgar un incremento salarial del 14 por ciento, mismo que se hará efectivo a partir del 1 de junio”.

Lo anterior causó indignación entre los uniformados pues no había sido tomada en cuenta la comisión conformada por los agentes inconformes y, acusaron, se había acordado con una comisión a modo. Cuando llegaron a la explanada de la corporación policíaca, anunciaron su rechazo al anuncio del gobierno sobre el mencionado acuerdo de incremento salarial.

Ante los elementos apostados en el patio principal de sus instalaciones, los uniformados dijeron que el gobernador mentía y pidieron que dejara de hacerlo.

“Desconocemos con quién se hayan arreglado, pero nosotros seguimos en pie de lucha, no hemos aceptado ningún aumento y lo hemos de hacer aquí en presencia de todos”, resaltó uno de los uniformados.

Al grito de “Honor y Gloria”, invitaron al personal de las bases de operaciones para que se sumaran al movimiento que inició el pasado lunes.

Por lo anterior, se prepararon para realizar una segunda marcha, ahora con dirección a Casa Aguayo para protestar por dicho arreglo.

Sobre el camino, ya solo con un centenar de uniformados, portando lonas y pancartas, gritaban únicamente "aumento, aumento".

Así, llegaron a las 16 horas a la 14 Oriente y 14 Norte, donde bloquearon la circulación vehicular en el perímetro y siguieron con el grito de “aumento, aumento...”.

Los inconformes, a través de perifoneo, exigieron al gobernador Miguel Barbosa un diálogo con ellos y no con desconocidos; en el sitio nuevamente rechazaron el acuerdo del incremento salarial del 14 por ciento.

Tras 20 minutos plantados afuera de Casa Aguayo, los policías estatales fueron ignorados y no fueron atendidos por algún funcionario, por lo que regresaron a continuar su paro de labores en la Dirección de la Policía Estatal.

No sin antes realizar tres acciones, la primera fue alzar los brazos, todos, para demostrar que nadie portaba armas; la segunda, brindar un minuto de aplausos para los cinco uniformados que han muerto contagiados por Covid-19 y la tercera difundir el audio donde Barbosa Huerta les prometió en campaña el 50 por ciento de aumento salarial.

En el momento que regresaban a sus instalaciones, uno de los líderes que encabezaba la marcha, informó a sus compañeros que le estaban llamando vía celular de la Secretaría de Gobernación, pero que había rechazado la llamada, bajo el argumento de que eso debió haber sido antes de la supuesta negociación con personal, el cual, aseguró, desconocen de quienes se trate.

Así, hasta el cierre de esta edición, el paro de labores de la Policía Estatal se mantenía vigente y los oficiales amagaban con plantarse nuevamente este día afuera de Casa Aguayo.

Policías estatales que se encuentran en paro laboral, en la corporación central, rechazaron el anuncio oficial del gobierno de un acuerdo de incremento salarial que es del 14 por ciento.

Ante más de un centenar de elementos apostados en el patio principal de sus instalaciones en la 9 oriente y 16 Sur, los uniformados dijeron que el gobernador miente y pidieron que deje de hacerlo.

“Desconocemos con quién se hayan arreglado pero nosotros seguimos en pie de lucha, no hemos aceptado ningún aumento y lo hemos de hacer aquí en presencia de todos”, resaltó uno de los uniformados.

Al grito de “Honor y Gloria”, concluyeron su breve postura esta tarde (13:35 horas), e invitaron al personal de las bases de operaciones que se sumen al movimiento que inició ayer por la mañana.

Cuando cerca de 300 policías inconformes, en compañía de sus líderes, realizaban una marcha de la Dirección de la Policía Estatal hasta el zócalo de la capital poblana, la mañana de ayer, los secretarios de Gobernación y de Seguridad Pública, David Méndez Márquez y Raciel López Salazar, respectivamente, encabezaron la reunión con dicha comisión en la que fueron citados elementos de Bomberos, de la Policía Procesal, Turística y Vial.

En esta reunión se anunció el aumento del 14 por ciento que equivale para un policía raso, un incremento a su salario de mil 4 pesos, que sumados a los 7 mil 178 que percibe, daría un total de 8 mil 182 pesos, muy por debajo de los 12 mil 925 que percibe un agente municipal.

Lo anterior no cumple lo planteado en el pliego petitorio presentado por los policías, que busca principalmente homologar el salario con respecto a los policías del municipio de Puebla y la mejora de prestaciones.

Durante la marcha, sostuvieron que el gobernador Miguel Barbosa mintió e iban a esperar hasta que la negociación fuera a “mesa abierta” en las instalaciones policíacas.

SE CONGREGARON EN EL CAMBIO DE TURNO

Aprovechando el cambio de turno a las 7 de la mañana, los uniformados que salían francos comenzaron a congregarse en el patio central de la Dirección General de la Policía Estatal, mientras el resto de sus compañeros que iniciaban labores, se encaminaron a sus actividades para no descuidar la seguridad pública.

Así poco antes de las 8 horas había alrededor de 300 efectivos estaban pendientes de indicaciones, pues de un momento a otro esperaban a funcionarios estatales para una nueva propuesta de incremento salarial.

Uno de los elementos que encabeza al grupo de agentes inconformes, en entrevista con El Sol de Puebla, sostuvo que la Policía Estatal se encuentra defraudada por el gobernador Miguel Barbosa, al ignorar su petición de incremento de salario sustancial, a pesar de haber sido una promesa de campaña; el agente aseguró que no iban a detenerse en estas manifestaciones que han emprendido desde el martes; a la vez, rechazó que tengan patrocinadores políticos, “el movimiento es por el bienestar de nuestras familias”, puntualizó.

Los agentes estaban a la espera del secretario de Gobernación con una nueva propuesta, después de que la tarde del martes rechazaran el ofrecimiento de 3 por ciento de incremento salarial que sólo representaba 108 pesos, lo que consideraron una burla y no la aceptaron.

Recalcaron que el mandatario estatal, durante su campaña, les prometió un aumento salarial del 50 por ciento.

Las horas transcurrieron y la incertidumbre crecía entre los uniformados; de momento llegó una camioneta de modelo atrasado, blanca y con unas bocinas con las cuales se logró escuchar la videoconferencia en vivo de Miguel Barbosa, en la que el gobernador aseguró que tenía nombres, fotos y videos de quienes estaban atrás del movimiento de los uniformados y que él solo iba a tratar con los verdaderos policías.

Así pasaron tres horas y al ver que no llegaba nadie de la Secretaría de Gobernación, comenzaron a organizarse con pancartas y junto la mencionada camioneta, salieron los uniformados a las calles nuevamente como el pasado lunes. Tomaron la 11 Oriente hasta el Bulevar 5 de Mayo y llegaron a la esquina de la 12 Oriente para plantarse afuera de las oficinas de la Policía Auxiliar.

Pidieron a sus compañeros unirse a su lucha, pero después de varios minutos de insistir, nadie se atrevió a salir y los uniformados anunciaron que darían vuelta en "U" para volver a tomar el Bulevar y luego subir en la esquina de la 2 Oriente para el Centro Histórico.

En la esquina de la calle 5 de Mayo y 10 Oriente, los inconformes sorprendieron a dos personas, supuestos infiltrados del gobierno que los estaban videograbando; aunque pretendían golpearlos, la mayoría gritó que era una marcha pacífica, que no cayeran en provocaciones y optaron por soltarlos y continuar su marcha.

Así, nuevamente marcharon y llegaron hasta las oficinas del Palacio Municipal, donde agradecieron el apoyo de la Secretaria de Seguridad Ciudadana (Policía Municipal); tras algunos minutos decidieron retornar a la Dirección de la Policía Estatal, poco después del mediodía.

Cuando se dirigían a su base, en la 9 Oriente y 16 Sur, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado subió un mensaje en su cuenta de Twitter en el que aseguraba que ya había un arreglo salarial efectivo a partir de este mes y se levantaba el paro de labores.

El mensaje decía: "Informamos que tras entablar un diálogo formal e institucional, el @Gob_Puebla ha logrado un acuerdo con los elementos de la @SSPGobPue, al otorgar un incremento salarial del 14 por ciento, mismo que se hará efectivo a partir del 1 de junio”.

Lo anterior causó indignación entre los uniformados pues no había sido tomada en cuenta la comisión conformada por los agentes inconformes y, acusaron, se había acordado con una comisión a modo. Cuando llegaron a la explanada de la corporación policíaca, anunciaron su rechazo al anuncio del gobierno sobre el mencionado acuerdo de incremento salarial.

Ante los elementos apostados en el patio principal de sus instalaciones, los uniformados dijeron que el gobernador mentía y pidieron que dejara de hacerlo.

“Desconocemos con quién se hayan arreglado, pero nosotros seguimos en pie de lucha, no hemos aceptado ningún aumento y lo hemos de hacer aquí en presencia de todos”, resaltó uno de los uniformados.

Al grito de “Honor y Gloria”, invitaron al personal de las bases de operaciones para que se sumaran al movimiento que inició el pasado lunes.

Por lo anterior, se prepararon para realizar una segunda marcha, ahora con dirección a Casa Aguayo para protestar por dicho arreglo.

Sobre el camino, ya solo con un centenar de uniformados, portando lonas y pancartas, gritaban únicamente "aumento, aumento".

Así, llegaron a las 16 horas a la 14 Oriente y 14 Norte, donde bloquearon la circulación vehicular en el perímetro y siguieron con el grito de “aumento, aumento...”.

Los inconformes, a través de perifoneo, exigieron al gobernador Miguel Barbosa un diálogo con ellos y no con desconocidos; en el sitio nuevamente rechazaron el acuerdo del incremento salarial del 14 por ciento.

Tras 20 minutos plantados afuera de Casa Aguayo, los policías estatales fueron ignorados y no fueron atendidos por algún funcionario, por lo que regresaron a continuar su paro de labores en la Dirección de la Policía Estatal.

No sin antes realizar tres acciones, la primera fue alzar los brazos, todos, para demostrar que nadie portaba armas; la segunda, brindar un minuto de aplausos para los cinco uniformados que han muerto contagiados por Covid-19 y la tercera difundir el audio donde Barbosa Huerta les prometió en campaña el 50 por ciento de aumento salarial.

En el momento que regresaban a sus instalaciones, uno de los líderes que encabezaba la marcha, informó a sus compañeros que le estaban llamando vía celular de la Secretaría de Gobernación, pero que había rechazado la llamada, bajo el argumento de que eso debió haber sido antes de la supuesta negociación con personal, el cual, aseguró, desconocen de quienes se trate.

Así, hasta el cierre de esta edición, el paro de labores de la Policía Estatal se mantenía vigente y los oficiales amagaban con plantarse nuevamente este día afuera de Casa Aguayo.

Local

Con todo y niños padres rompen confinamiento en medio de la cresta de contagios

Durante el recorrido que hizo El Sol de Puebla se pudo observar que también hay que llevaban a sus hijos sin careta y cubrebocas, pese a que también son susceptibles a contraer el virus

Finanzas

Estiman reapertura de 3 mil negocios en CH a partir del lunes

Los establecimientos estarán disponibles con el 30% de su personal

Policiaca

Se apoderan de telefonía en tienda de autoservicio en Xonaca

Los hampones escaparon a bordo de una motocicleta verde con rumbo al mercado Morelos

Estado

Incendian taxi tras asalto a tienda rural en Aquixtla

Pobladores de Aquixtla exigen mayor seguridad a la alcaldesa tras ola de crímenes en el municipio 

Local

Sugieren a operadores de Uber, Cabify y DiDi a unirse a esquema de seguridad de la SMT

“Seguimos promoviendo que se instalen GPS, cámaras de vigilancia, botón de alerta, que los podamos conectar al C5”: Guillermo Aréchiga

Local

Tardan contagiados de coronavirus en buscar atención médica

Exhorta no automedicarse y atenderse en la primera semana de los síntomas

Local

Respalda regidor a comercio establecido  

Deben ser más estrictas las medidas con los negocios de comida que están en la vía pública, señala

Sociedad

Alcaldesa de Los Reyes La Paz denuncia amenazas de muerte en su contra

La edil solicitó a la FGJEM la apertura de una carpeta de investigación para dar con los responsables de las agresiones

Policiaca

Quinceañera muere ahogada en Puebla

Otro joven de 18 años de edad falleció en iguales circunstancias en la junta auxiliar de San Pedro Zacachimalpa