/ martes 23 de marzo de 2021

"No pude ni estar en el entierro de mi hijo": expolicía judicial que demandará a Lydia Cacho

La exagente fue absuelta de los cargos de tortura en agravio de la periodista

La excomandante de la extinta Policía Judicial de Puebla, Verónica Chávez Cruz, presentará una demanda por daño moral y económico en contra de la periodista Lydia Cacho Ribeiro, luego de que la exagente resultara absuelta de los cargos de tortura en agravio de la también escritora del libro “Los demonios del Edén”, caso por el cual fue capturado el exgobernador Mario Marín Torres el mes pasado.

En rueda de prensa realizada este lunes, la exservidor público dio a conocer que desde 2014, fue separada de su cargo y desde entonces tuvo que esconderse para evitar ser detenida, incluso faltó al entierro de uno de sus hijos en el año 2019 y actualmente no logra que le den trabajo por estar estigmatizada, dijo, como una torturadora.

El año pasado, a través de su abogado José Luis Ramírez Téllez, tramitó y logró un amparo de la justicia federal que la absolvió de toda culpa y echó abajo la orden de aprehensión que tenía en su contra. Sin embargo, al momento de retomar su vida “normal” y tratar de un buscar un trabajo, en la entrega de su currículum, no la aceptan, dice, al pesar sobre ella la “sombra” de haber sido acusada de tortura; incluso, agregó, sus propios vecinos muestran su indiferencia al conocer su historia.

Por todo lo que ha vivido la expolicia judicial y posteriormente exagente ministerial, Verónica explicó que ahora su siguiente paso legal será demandar por la vía civil a la autora del libro “Los demonios del Edén”, por daño moral, sicológico y económico.

Su defensor jurídico explicó que ya solamente falta que el perito valuador determine el monto aproximado de los daños y perjuicios para que sobre dicho dictamen se solicite a la parte acusada, Lydia Cacho, el pago correspondiente.

Verónica, quien ingresó en el año 2002 a la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, explicó que el día de la captura de Lydia Cacho, en diciembre de 2005, a ella solamente le encomendaron, vía un oficio de la entonces Dirección de la Policía Judicial, ir a alcanzar a la detenida en la caseta de cobro de Esperanza, y de ahí únicamente, dijo, se encargó de custodiar su traslado al penal de San Miguel.

“Me acusa de tortura cuando nunca fue tocada, incluso como mujer fue que me enviaron para no atentar contra sus derechos, y ahora dice que le realice “miradas obscenas” y por eso me incluyó en la denuncia penal por tortura que enfrentan funcionarios gubernamentales y policiales de ese tiempo”, mencionó Chávez Cruz.

La mujer agregó que por esa denuncia fue separada de su cargo como comandante judicial en el año 2014 y dos años después formalmente despedida de manera injustificada, lo cual, agregó, también fue una violación a sus garantías individuales.

Con voz entrecortada, la declarante aseguro que desde aquel momento, tuvo que esconderse en distintos puntos del país. “No pude ni estar en el entierro de mi hijo Alexis, que fue asesinado a sus 25 años de edad y abandonado en su auto de alquiler el 11 de noviembre de 2019 en el cerro de Santa Cruz Alpuyeca”.

Mediante su defensa legal, la excomandante Verónica ganó el 27 de febrero de 2020 el amparo que la absolvió de toda culpa en el caso Lydia Cacho. Desafortunadamente eso solo le ha permitido que ya no sea perseguida, pero, agregó, sigue siendo estigmatizada como torturadora y al buscar trabajo se lo niegan porque la siguen relacionando con el caso.

Por lo anterior, junto con el bufete jurídico Ramírez Téllez y Asociados, ahora se encuentra elaborando la demanda civil en la que explica el abogado José Luis Ramírez, ya solamente falta cuantificar con el perito valuador, el monto del daño moral, sicológico y económico que ha venido sufriendo Chávez Cruz y que tendrá que pagar en su momento la periodista Lydia Cacho.

Verónica Chávez indicó que también Cacho Ribeiro deberá ofrecer una disculpa pública.

Por su parte, el abogado José Luis Ramírez puntualizó que en el mismo proceso penal se encuentra el exagente ministerial Alejandro Rocha, de quien esta semana estará por resolverse su juicio de amparo con el que, confía, también pueda ser protegido por la justicia federal, pues su participación en la detención de Lydia Cacho solo fue en llevar a la comandante Verónica hasta la caseta de Esperanza.

Según el litigante, Alejandro Rocha sólo dejó a Lydia Cacho y a la excomandante Verónica que se trasladaran en otra camioneta; además de que el expolicía judicial nunca se bajó de su unidad, ni tuvo algún contacto físico o visual con Lydia Cacho, por lo que regresó solo en el vehículo oficial en el que acudió.

El abogado dijo que por este argumento también podría obtener su libertad, ya que se encuentra detenido desde el 4 de diciembre de 2018 en Cancún, Quintana Roo, en la misma prisión que ingresó la noche del 3 de febrero el exgobernador de Puebla Mario Marín Torres, detenido en el puerto de Acapulco por personal de la Fiscalía General de la República.

Quien actualmente se encuentra prófugo de la justicia por la detención y tortura en agravio de Lydia Cacho, es quien en ese entonces (2005) fuera el director de la Policía Judicial de Puebla, Adolfo Karam Beltrán.

La excomandante de la extinta Policía Judicial de Puebla, Verónica Chávez Cruz, presentará una demanda por daño moral y económico en contra de la periodista Lydia Cacho Ribeiro, luego de que la exagente resultara absuelta de los cargos de tortura en agravio de la también escritora del libro “Los demonios del Edén”, caso por el cual fue capturado el exgobernador Mario Marín Torres el mes pasado.

En rueda de prensa realizada este lunes, la exservidor público dio a conocer que desde 2014, fue separada de su cargo y desde entonces tuvo que esconderse para evitar ser detenida, incluso faltó al entierro de uno de sus hijos en el año 2019 y actualmente no logra que le den trabajo por estar estigmatizada, dijo, como una torturadora.

El año pasado, a través de su abogado José Luis Ramírez Téllez, tramitó y logró un amparo de la justicia federal que la absolvió de toda culpa y echó abajo la orden de aprehensión que tenía en su contra. Sin embargo, al momento de retomar su vida “normal” y tratar de un buscar un trabajo, en la entrega de su currículum, no la aceptan, dice, al pesar sobre ella la “sombra” de haber sido acusada de tortura; incluso, agregó, sus propios vecinos muestran su indiferencia al conocer su historia.

Por todo lo que ha vivido la expolicia judicial y posteriormente exagente ministerial, Verónica explicó que ahora su siguiente paso legal será demandar por la vía civil a la autora del libro “Los demonios del Edén”, por daño moral, sicológico y económico.

Su defensor jurídico explicó que ya solamente falta que el perito valuador determine el monto aproximado de los daños y perjuicios para que sobre dicho dictamen se solicite a la parte acusada, Lydia Cacho, el pago correspondiente.

Verónica, quien ingresó en el año 2002 a la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, explicó que el día de la captura de Lydia Cacho, en diciembre de 2005, a ella solamente le encomendaron, vía un oficio de la entonces Dirección de la Policía Judicial, ir a alcanzar a la detenida en la caseta de cobro de Esperanza, y de ahí únicamente, dijo, se encargó de custodiar su traslado al penal de San Miguel.

“Me acusa de tortura cuando nunca fue tocada, incluso como mujer fue que me enviaron para no atentar contra sus derechos, y ahora dice que le realice “miradas obscenas” y por eso me incluyó en la denuncia penal por tortura que enfrentan funcionarios gubernamentales y policiales de ese tiempo”, mencionó Chávez Cruz.

La mujer agregó que por esa denuncia fue separada de su cargo como comandante judicial en el año 2014 y dos años después formalmente despedida de manera injustificada, lo cual, agregó, también fue una violación a sus garantías individuales.

Con voz entrecortada, la declarante aseguro que desde aquel momento, tuvo que esconderse en distintos puntos del país. “No pude ni estar en el entierro de mi hijo Alexis, que fue asesinado a sus 25 años de edad y abandonado en su auto de alquiler el 11 de noviembre de 2019 en el cerro de Santa Cruz Alpuyeca”.

Mediante su defensa legal, la excomandante Verónica ganó el 27 de febrero de 2020 el amparo que la absolvió de toda culpa en el caso Lydia Cacho. Desafortunadamente eso solo le ha permitido que ya no sea perseguida, pero, agregó, sigue siendo estigmatizada como torturadora y al buscar trabajo se lo niegan porque la siguen relacionando con el caso.

Por lo anterior, junto con el bufete jurídico Ramírez Téllez y Asociados, ahora se encuentra elaborando la demanda civil en la que explica el abogado José Luis Ramírez, ya solamente falta cuantificar con el perito valuador, el monto del daño moral, sicológico y económico que ha venido sufriendo Chávez Cruz y que tendrá que pagar en su momento la periodista Lydia Cacho.

Verónica Chávez indicó que también Cacho Ribeiro deberá ofrecer una disculpa pública.

Por su parte, el abogado José Luis Ramírez puntualizó que en el mismo proceso penal se encuentra el exagente ministerial Alejandro Rocha, de quien esta semana estará por resolverse su juicio de amparo con el que, confía, también pueda ser protegido por la justicia federal, pues su participación en la detención de Lydia Cacho solo fue en llevar a la comandante Verónica hasta la caseta de Esperanza.

Según el litigante, Alejandro Rocha sólo dejó a Lydia Cacho y a la excomandante Verónica que se trasladaran en otra camioneta; además de que el expolicía judicial nunca se bajó de su unidad, ni tuvo algún contacto físico o visual con Lydia Cacho, por lo que regresó solo en el vehículo oficial en el que acudió.

El abogado dijo que por este argumento también podría obtener su libertad, ya que se encuentra detenido desde el 4 de diciembre de 2018 en Cancún, Quintana Roo, en la misma prisión que ingresó la noche del 3 de febrero el exgobernador de Puebla Mario Marín Torres, detenido en el puerto de Acapulco por personal de la Fiscalía General de la República.

Quien actualmente se encuentra prófugo de la justicia por la detención y tortura en agravio de Lydia Cacho, es quien en ese entonces (2005) fuera el director de la Policía Judicial de Puebla, Adolfo Karam Beltrán.

Local

[Video] Vacunación a mayores de 30 en Puebla genera grandes filas

En el Centro Expositor hay gran aglomeración de poblanos que esperan recibir el biológico contra la pandemia de coronavirus

Finanzas

Ventas de Volkswagen y Audi aún lejos de niveles prepandemia

Durante los primeros siete meses del 2021, VW logró vender 59 mil 499 unidades con lo que superó la cifra del 2020

Local

Claudia Rivera niega corrupción en la SSC por limpia de mercados

La alcaldesa de Puebla capital ofrece trabajo conjunto con el gobierno estatal para combatir la delincuencia en los centros de abasto

Deportes

Pericos sella su pase a playoffs con doble triunfo ante Oaxaca

El derecho Kurt Heyer hace historia al ganar dos juegos en un mismo día en su debut en la Liga Mexicana

Gossip

Charlie Watts abandona gira de los Rolling Stones

El músico anunció que una reciente intervención médica le impedirá reunirse con sus compañeros en el escenario

Gossip

El exorcista tendrá secuela a 50 años de su estreno

La nueva cinta forma parte de una trilogía de terror que se lanzará en 2023

Gossip

Gigi Saul Guerrero presentará Bingo en Festival Macabro

La directora ofrecerá una charla donde platicará sobre la más reciente cinta protagonizada por la nominada al Oscar, Adriana Barraza

Gossip

Celebran la cultura cubana con musical animado

Vivo, el primer musical animado de Lin-Manuel Miranda, una historia sobre la música y la amistad

Círculos

¿Qué valor tiene el Chile en Nogada para los poblanos?

“La verdadera receta era la de mi abuela”, rezan todas las familias poblanas al presumir su platillo