/ martes 23 de marzo de 2021

"No pude ni estar en el entierro de mi hijo": expolicía judicial que demandará a Lydia Cacho

La exagente fue absuelta de los cargos de tortura en agravio de la periodista

La excomandante de la extinta Policía Judicial de Puebla, Verónica Chávez Cruz, presentará una demanda por daño moral y económico en contra de la periodista Lydia Cacho Ribeiro, luego de que la exagente resultara absuelta de los cargos de tortura en agravio de la también escritora del libro “Los demonios del Edén”, caso por el cual fue capturado el exgobernador Mario Marín Torres el mes pasado.

En rueda de prensa realizada este lunes, la exservidor público dio a conocer que desde 2014, fue separada de su cargo y desde entonces tuvo que esconderse para evitar ser detenida, incluso faltó al entierro de uno de sus hijos en el año 2019 y actualmente no logra que le den trabajo por estar estigmatizada, dijo, como una torturadora.

El año pasado, a través de su abogado José Luis Ramírez Téllez, tramitó y logró un amparo de la justicia federal que la absolvió de toda culpa y echó abajo la orden de aprehensión que tenía en su contra. Sin embargo, al momento de retomar su vida “normal” y tratar de un buscar un trabajo, en la entrega de su currículum, no la aceptan, dice, al pesar sobre ella la “sombra” de haber sido acusada de tortura; incluso, agregó, sus propios vecinos muestran su indiferencia al conocer su historia.

Por todo lo que ha vivido la expolicia judicial y posteriormente exagente ministerial, Verónica explicó que ahora su siguiente paso legal será demandar por la vía civil a la autora del libro “Los demonios del Edén”, por daño moral, sicológico y económico.

Su defensor jurídico explicó que ya solamente falta que el perito valuador determine el monto aproximado de los daños y perjuicios para que sobre dicho dictamen se solicite a la parte acusada, Lydia Cacho, el pago correspondiente.

Verónica, quien ingresó en el año 2002 a la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, explicó que el día de la captura de Lydia Cacho, en diciembre de 2005, a ella solamente le encomendaron, vía un oficio de la entonces Dirección de la Policía Judicial, ir a alcanzar a la detenida en la caseta de cobro de Esperanza, y de ahí únicamente, dijo, se encargó de custodiar su traslado al penal de San Miguel.

“Me acusa de tortura cuando nunca fue tocada, incluso como mujer fue que me enviaron para no atentar contra sus derechos, y ahora dice que le realice “miradas obscenas” y por eso me incluyó en la denuncia penal por tortura que enfrentan funcionarios gubernamentales y policiales de ese tiempo”, mencionó Chávez Cruz.

La mujer agregó que por esa denuncia fue separada de su cargo como comandante judicial en el año 2014 y dos años después formalmente despedida de manera injustificada, lo cual, agregó, también fue una violación a sus garantías individuales.

Con voz entrecortada, la declarante aseguro que desde aquel momento, tuvo que esconderse en distintos puntos del país. “No pude ni estar en el entierro de mi hijo Alexis, que fue asesinado a sus 25 años de edad y abandonado en su auto de alquiler el 11 de noviembre de 2019 en el cerro de Santa Cruz Alpuyeca”.

Mediante su defensa legal, la excomandante Verónica ganó el 27 de febrero de 2020 el amparo que la absolvió de toda culpa en el caso Lydia Cacho. Desafortunadamente eso solo le ha permitido que ya no sea perseguida, pero, agregó, sigue siendo estigmatizada como torturadora y al buscar trabajo se lo niegan porque la siguen relacionando con el caso.

Por lo anterior, junto con el bufete jurídico Ramírez Téllez y Asociados, ahora se encuentra elaborando la demanda civil en la que explica el abogado José Luis Ramírez, ya solamente falta cuantificar con el perito valuador, el monto del daño moral, sicológico y económico que ha venido sufriendo Chávez Cruz y que tendrá que pagar en su momento la periodista Lydia Cacho.

Verónica Chávez indicó que también Cacho Ribeiro deberá ofrecer una disculpa pública.

Por su parte, el abogado José Luis Ramírez puntualizó que en el mismo proceso penal se encuentra el exagente ministerial Alejandro Rocha, de quien esta semana estará por resolverse su juicio de amparo con el que, confía, también pueda ser protegido por la justicia federal, pues su participación en la detención de Lydia Cacho solo fue en llevar a la comandante Verónica hasta la caseta de Esperanza.

Según el litigante, Alejandro Rocha sólo dejó a Lydia Cacho y a la excomandante Verónica que se trasladaran en otra camioneta; además de que el expolicía judicial nunca se bajó de su unidad, ni tuvo algún contacto físico o visual con Lydia Cacho, por lo que regresó solo en el vehículo oficial en el que acudió.

El abogado dijo que por este argumento también podría obtener su libertad, ya que se encuentra detenido desde el 4 de diciembre de 2018 en Cancún, Quintana Roo, en la misma prisión que ingresó la noche del 3 de febrero el exgobernador de Puebla Mario Marín Torres, detenido en el puerto de Acapulco por personal de la Fiscalía General de la República.

Quien actualmente se encuentra prófugo de la justicia por la detención y tortura en agravio de Lydia Cacho, es quien en ese entonces (2005) fuera el director de la Policía Judicial de Puebla, Adolfo Karam Beltrán.

La excomandante de la extinta Policía Judicial de Puebla, Verónica Chávez Cruz, presentará una demanda por daño moral y económico en contra de la periodista Lydia Cacho Ribeiro, luego de que la exagente resultara absuelta de los cargos de tortura en agravio de la también escritora del libro “Los demonios del Edén”, caso por el cual fue capturado el exgobernador Mario Marín Torres el mes pasado.

En rueda de prensa realizada este lunes, la exservidor público dio a conocer que desde 2014, fue separada de su cargo y desde entonces tuvo que esconderse para evitar ser detenida, incluso faltó al entierro de uno de sus hijos en el año 2019 y actualmente no logra que le den trabajo por estar estigmatizada, dijo, como una torturadora.

El año pasado, a través de su abogado José Luis Ramírez Téllez, tramitó y logró un amparo de la justicia federal que la absolvió de toda culpa y echó abajo la orden de aprehensión que tenía en su contra. Sin embargo, al momento de retomar su vida “normal” y tratar de un buscar un trabajo, en la entrega de su currículum, no la aceptan, dice, al pesar sobre ella la “sombra” de haber sido acusada de tortura; incluso, agregó, sus propios vecinos muestran su indiferencia al conocer su historia.

Por todo lo que ha vivido la expolicia judicial y posteriormente exagente ministerial, Verónica explicó que ahora su siguiente paso legal será demandar por la vía civil a la autora del libro “Los demonios del Edén”, por daño moral, sicológico y económico.

Su defensor jurídico explicó que ya solamente falta que el perito valuador determine el monto aproximado de los daños y perjuicios para que sobre dicho dictamen se solicite a la parte acusada, Lydia Cacho, el pago correspondiente.

Verónica, quien ingresó en el año 2002 a la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, explicó que el día de la captura de Lydia Cacho, en diciembre de 2005, a ella solamente le encomendaron, vía un oficio de la entonces Dirección de la Policía Judicial, ir a alcanzar a la detenida en la caseta de cobro de Esperanza, y de ahí únicamente, dijo, se encargó de custodiar su traslado al penal de San Miguel.

“Me acusa de tortura cuando nunca fue tocada, incluso como mujer fue que me enviaron para no atentar contra sus derechos, y ahora dice que le realice “miradas obscenas” y por eso me incluyó en la denuncia penal por tortura que enfrentan funcionarios gubernamentales y policiales de ese tiempo”, mencionó Chávez Cruz.

La mujer agregó que por esa denuncia fue separada de su cargo como comandante judicial en el año 2014 y dos años después formalmente despedida de manera injustificada, lo cual, agregó, también fue una violación a sus garantías individuales.

Con voz entrecortada, la declarante aseguro que desde aquel momento, tuvo que esconderse en distintos puntos del país. “No pude ni estar en el entierro de mi hijo Alexis, que fue asesinado a sus 25 años de edad y abandonado en su auto de alquiler el 11 de noviembre de 2019 en el cerro de Santa Cruz Alpuyeca”.

Mediante su defensa legal, la excomandante Verónica ganó el 27 de febrero de 2020 el amparo que la absolvió de toda culpa en el caso Lydia Cacho. Desafortunadamente eso solo le ha permitido que ya no sea perseguida, pero, agregó, sigue siendo estigmatizada como torturadora y al buscar trabajo se lo niegan porque la siguen relacionando con el caso.

Por lo anterior, junto con el bufete jurídico Ramírez Téllez y Asociados, ahora se encuentra elaborando la demanda civil en la que explica el abogado José Luis Ramírez, ya solamente falta cuantificar con el perito valuador, el monto del daño moral, sicológico y económico que ha venido sufriendo Chávez Cruz y que tendrá que pagar en su momento la periodista Lydia Cacho.

Verónica Chávez indicó que también Cacho Ribeiro deberá ofrecer una disculpa pública.

Por su parte, el abogado José Luis Ramírez puntualizó que en el mismo proceso penal se encuentra el exagente ministerial Alejandro Rocha, de quien esta semana estará por resolverse su juicio de amparo con el que, confía, también pueda ser protegido por la justicia federal, pues su participación en la detención de Lydia Cacho solo fue en llevar a la comandante Verónica hasta la caseta de Esperanza.

Según el litigante, Alejandro Rocha sólo dejó a Lydia Cacho y a la excomandante Verónica que se trasladaran en otra camioneta; además de que el expolicía judicial nunca se bajó de su unidad, ni tuvo algún contacto físico o visual con Lydia Cacho, por lo que regresó solo en el vehículo oficial en el que acudió.

El abogado dijo que por este argumento también podría obtener su libertad, ya que se encuentra detenido desde el 4 de diciembre de 2018 en Cancún, Quintana Roo, en la misma prisión que ingresó la noche del 3 de febrero el exgobernador de Puebla Mario Marín Torres, detenido en el puerto de Acapulco por personal de la Fiscalía General de la República.

Quien actualmente se encuentra prófugo de la justicia por la detención y tortura en agravio de Lydia Cacho, es quien en ese entonces (2005) fuera el director de la Policía Judicial de Puebla, Adolfo Karam Beltrán.

Estado

En Tehuacán, Tepole dijo que resolvería problema de basura en una semana y nada

El munícipe ofreció limpiar la basura en una semana, pero hasta este viernes las calles de la ciudad lucen con montoneras de desechos sólidos

Estado

Pese a "oposición" al fracking, AMLO destina 13.6 mil mdp para Chicontepec

A pesar de los bajos niveles de extracción logrados en la zona y del discurso en contra de esta actividad, el proyecto sigue recibiendo inversión

Sociedad

Destinaron 150 mdp para rehabilitar escuelas en NL; el dinero nunca llegó

El director del Instituto Constructor de Infraestructura Física Educativa y Deportiva de Nuevo León dice desconocer dónde están los recursos económicos

Salud

¡Prepárate! Está lista la logística de vacunación para rezagados en Sierra Norte y Nororiental

La aplicación de la dosis se llevará a cabo del domingo 24 al jueves 28 de octubre

Justicia

Capturan a "El Michigan", presunto responsable de ataques a la Policía de León

Con la captura del capo criminal se concretó la detención de María Noelia “N”, clasificada como segunda al mando de la organización criminal

Doble Vía

El Juego del Calamar causa furor en funerarias: clientes piden féretros de la serie

Esta creación tuvo lugar en el Funermostra 2021, un espacio sobre innovación en la industria de la muerte

Gossip

Mejores documentales sobre volcanes que puedes ver en línea

Desde su relación con prácticas espirituales hasta con tiburones, estos documentales describen lo mejor sobre los volcanes