/ lunes 24 de agosto de 2020

“Nos va a faltar el resto de la vida para llorar”: familiares de universitarios asesinados en Huejotzingo

A seis meses del crimen de tres estudiantes de medicina y un chofer de Uber, los deudos viven así su duelo

“Hemos tenido que ir a muchas consultas con sicólogo. Nos va a faltar el resto de la vida para llorar, porque esos malandros, asesinos, no solo mataron a mi hijo sino también a nosotros como familia. Asesinaron una parte de nosotros”, así es como a seis meses de los hechos, Angélica Cerpa, madre de José Antonio, uno de los tres estudiantes de medicina asesinados el pasado 24 de febrero en el municipio de Huejotzingo junto con un chofer de Uber, vive el duelo de haber perdido en Puebla a su único hijo, quien soñaba con ser secretario de salud en su natal Bogotá, Colombia.

Por otra parte, en su momento la Fiscalía de Puebla informó que al menos 15 personas estaban relacionadas con el multihomicidio, sin embargo, a la fecha, solo tres han sido detenidas por las autoridades, mismas que siguen bajo proceso.

Para Angélica, médico de profesión, y su familia, la muerte de “Coty”, como le decía de cariño, ha representado una situación verdaderamente difícil de entender y asimilar, aún con muchas interrogantes, y por lo que ahora, lo único que busca es justicia.

“Coty era nuestro único hijo, ha sido difícil porque al comienzo sentimos que quedamos sin rumbo, sin un norte, sin nada. Hemos tenido el apoyo de nuestros familiares, pero también ha sido duro para ellos, porque Coty era el centro de la familia, por su forma de ser y porque era el primer nieto, sobrino, hijo. Este acto tan canalla no ha sido tan fácil, pero estamos seguros que nuestro hijo desde el cielo nos está dando la fortaleza para superarlo, todo esto es terrible”, narró en entrevista telefónica para El Sol de Puebla, la madre de José Antonio, quien contaba con 25 años de edad.

Aunque Angélica junto con su esposo ha tenido el apoyo de la Universidad Sanitas, donde José Antonio y Ximena N, de 22 años de edad (otra de las víctimas), estudiaban, y por medio de la cual consiguieron un intercambio en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), ellos de manera particular también han tenido que recurrir a especialistas en sicología y tanatología en Colombia para superar este hecho tan traumatizante.

“Hemos recibido terapia de duelo de parte de la Universidad Sanitas, que es donde mi hijo y Ximenita estudiaron. Nos dieron un terapeuta de duelo, pero aparte, también hemos buscado a muchos especialistas porque esto es terrible”, explicó la entrevistada, quien recordó que “Coty” tenía muchos sueños, grandes, por delante.

José Antonio, debido a que sus padres cuentan con una empresa prestadora de servicios de salud en Bogotá, soñaba con hacerse cargo de la gerencia, pero, además, convertirse en el secretario de salud de aquella alcaldía. Incluso, al ser amante de los autos de lujo, añoraba con tener un vehículo.

“Teníamos planeado viajar apenas se graduara en junio, queríamos irnos a pasear, estar de viaje unos tres meses para darnos un descanso, él quería ser papá, darnos nietos, quería un carro, adoraba los carros elegantes, Coty era una persona que siempre pensó en grande”, confío Angélica, quien refirió que a pesar de que la Fiscalía de Puebla ha tenido contacto con ella y la familia de Ximena, e incluso les han respondido algunas dudas y les dan a conocer los avances de las investigaciones, aún tiene interrogantes.

Aunque la Fiscalía de Puebla continúa con diversas investigaciones, al momento no ha establecido un móvil de los hechos, incluso para la dependencia, con la detención de los dos hombres y la mujer que siguen en prisión y bajo proceso, el caso está esclarecido, sin embargo, para la familia de José Antonio, aún no hay justicia.

“Por parte la Fiscalía hemos estado enterados de cómo va el caso, nos hablaron de que la investigación se estaba terminando, pero nos dijeron de que el caso ya estaba prácticamente esclarecido. La gestión por parte de la Fiscalía ha sido buena, yo no conozco nada de las leyes mexicanas, pero a mí sí me llama mucho la atención que inicialmente el fiscal dijo que era una banda de 15 malhechores, y después que detuvieron a tres, ya todo estaba esclarecido. Lo que yo quiero es que haya justicia y que realmente se investigue, que fue por el gorro, que fue por el carro, por lo que haya sido, yo voy a quedar tranquila cuando se esclarezca con la verdad”, expresó la médico, quien pidió que los responsables, seas estos tres o más implicados, paguen con la mayor condena que consideren las leyes mexicanas.

Angélica incluso destacó que los responsables no tienen derecho a estar libres, ya que “gente tan mala como esta, no tiene que estar afuera haciéndole daño a otros jóvenes o a otras familias, deben permanecer en la cárcel”, sentenció la madre de “Coty”, quien compartió que el 28 de agosto se vence el plazo de investigación complementaria que el juez de la causa dio en el caso para pasar a la etapa intermedia y el desahogo de pruebas, en tanto, a través de la Fiscalía y de unos abogados mexicanos que están fungiendo como asesores legales para su familia y la de Ximena, se mantienen pendientes de las resoluciones que puedan darse dentro del proceso penal en el que aparecen como responsables Pablo de Jesús N, Ángel N y Lisset N.

HALLAN CUERPOS DE ESTUDIANTES Y DEL CHOFER DE UBER

La mañana del pasado 24 de febrero, fue cuando autoridades municipales y agentes ministeriales recibieron una llamada de emergencia en la que se alertó sobre el hallazgo de cuatro cuerpos sin vida en el paraje conocido como Los Tanques en el municipio de Huejotzingo.

Horas más tarde, se informó que se trataba de tres estudiantes de medicina y un chofer de Uber, identificados como Ximena N, de 22 años de edad, y José Antonio N, de 25 (ambos de Colombia e intercambio en la UPAEP), así como Francisco Xavier N, de 22 años (de Veracruz y estudiante de la BUAP), también Josué Emmanuel N, de 28 años de edad, chofer de Uber, originario de San Lorenzo Almecatla, Cuautlancingo.

Ese mismo día, el fiscal del estado, Gilberto Higuera Bernal, ofreció una rueda de prensa para dar a conocer la detención de tres presuntos responsables, sin ofrecer mayores detalles ya que se estaban realizando cateos en el municipio donde todo ocurrió.

CÁMARAS DE VIGILANCIA CAPTAN A ESTUDIANTES DESPEDIRSE

Al día siguiente, 25 de febrero, circuló un video obtenido de las cámaras de vigilancia en la zona de Huejotzingo, en el que se observa cómo a las 22:21 horas del 23 de febrero, el chofer de Uber (también asesinado junto con los universitarios), espera sobre la calle mientras los tres jóvenes se despiden de un amigo y los padres de este, que los invitaron al carnaval en el mencionado municipio.

RIÑA POR SOMBRERO Y ROBO DE VEHÍCULO COMO MÓVILES

Para el 26 de febrero, el fiscal del estado dio a conocer la riña de un sombrero azul que Ximena llevaba, como móvil de los hechos e incluso detalló que durante el carnaval, Lisset "N", una de las personas detenidas, le quitó a la estudiante colombiana su sombrero, objeto que fue localizado por los elementos de la FGE durante los cateos que se realizaron en tres inmuebles en Xalmimilulco.

Asimismo, indicó que como Ximena presentaba más impactos de bala que las otras tres víctimas, esto pudo ser a consecuencia del pleito que tuvo con la detenida, por lo que sería una línea de investigación para esclarecer los homicidios, sin embargo, seguirían las investigaciones.

De igual manera, surgió la hipótesis de que el robo de la unidad de Uber había derivado en el multihomicidio.

CHOFER DE UBER SE DESVIÓ POR CALLES CERRADAS

En la audiencia inicial celebrada el pasado 28 de febrero en el Centro de Justicia Penal de San Andrés Cholula, relativa al delito de homicidio calificado y robo de vehículo agravado, el agente del Ministerio Público relató que el día 23 de febrero, alrededor de las 22:00 horas, los estudiantes de Medicina Ximena N, José Antonio N y Francisco Xavier N, abordaron una unidad de Uber tras haber acudido al Carnaval de Huejotzingo, al cual fueron invitados por un amigo de nombre Carlos, cuyos padres incluso le pidieron a los jóvenes se quedaran a dormir.

Sin embargo, ante el temor de quedarse dormida y no despertarse temprano para poder realizar sus actividades escolares, Ximena insistió en tomar un Uber. Fue así como al regresar a Puebla, Josué Emmanuel N, conductor del taxi ejecutivo, se encontró con el cierre de las calles principales de Huejotzingo, ante lo cual tuvo que tomar una vía alterna.

En el trayecto, según lo manifestado por la representación social, un grupo armado de más de tres sujetos, entre ellos los hoy detenidos, a bordo de una camioneta, interceptaron a los universitarios y al chofer de Uber para despojarlos de sus pertenencias, someterlos y llevárselos junto con el taxi ejecutivo, para finalmente asesinarlos.

Tras los datos de prueba aportados por el agente del Ministerio Público, sin que se precisara el grado de participación de los detenidos, ni el móvil de los hechos, incluso sin que se mencionara el supuesto robo del sombrero azul de Ximena, el juez de la causa vinculó a proceso a Pablo de Jesús N, Ángel N, y Lisset N, los cuales se reservaron el derecho a declarar.

No obstante, bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, los acusados fueron enviados al penal de Cholula, donde permanecen en espera de que se resuelva su situación legal.

MARCHA HISTÓRICA EN CALLES DE PUEBLA

El pasado 5 de marzo, los deudos del joven veracruzano marcharon por las calles de Puebla junto a miles de estudiantes que exigieron un alto a la violencia.

El grito y el llamado para las autoridades llegó hasta Casa Aguayo, donde Luis Miguel Barbosa Huerta salió a recibir a una comitiva de universitarios, y a la par, dar un mensaje en el que aseguró que habría más detenidos por el caso.

“Yo estoy actuando con honestidad y con fuerza, estamos desmontando todo un sistema corrupto. No tengo nada que esconder. En el caso de los muchachos no hay impunidad, ya hay tres detenidos y va a haber más, pero ustedes necesitan más seguridad y se las vamos a dar”, aseveró el mandatario estatal aquel 5 de marzo en el que también se comprometió a crear una Fiscalía Especializada en Atender a Universitarios, entre otras acciones, para brindar seguridad a los estudiantes.

BUSCAN A 15 INVOLUCRADOS

El 12 de marzo, Gilberto Higuera Bernal informó que al menos 15 personas relacionadas con el homicidio de los tres estudiantes de Medicina y conductor de Uber en Xalmimilulco, Huejotzingo, serían detenidas. Ese día en entrevista posterior a acudir a una reunión con estudiantes, el titular de la FGE refirió que los tenían identificados y se trataba de un grupo criminal local que se dedica al robo de autos, robo de vehículo con mercancía y secuestro.

Sin embargo, a la fecha no hay más detenidos por este caso que generó manifestaciones y movilizaciones históricas por parte de estudiantes de decenas de universidades públicas y privadas no solo de Puebla, sino también de universidades de otros estados que se sumaron al repudio por este crimen que trascendió fronteras.

“Hemos tenido que ir a muchas consultas con sicólogo. Nos va a faltar el resto de la vida para llorar, porque esos malandros, asesinos, no solo mataron a mi hijo sino también a nosotros como familia. Asesinaron una parte de nosotros”, así es como a seis meses de los hechos, Angélica Cerpa, madre de José Antonio, uno de los tres estudiantes de medicina asesinados el pasado 24 de febrero en el municipio de Huejotzingo junto con un chofer de Uber, vive el duelo de haber perdido en Puebla a su único hijo, quien soñaba con ser secretario de salud en su natal Bogotá, Colombia.

Por otra parte, en su momento la Fiscalía de Puebla informó que al menos 15 personas estaban relacionadas con el multihomicidio, sin embargo, a la fecha, solo tres han sido detenidas por las autoridades, mismas que siguen bajo proceso.

Para Angélica, médico de profesión, y su familia, la muerte de “Coty”, como le decía de cariño, ha representado una situación verdaderamente difícil de entender y asimilar, aún con muchas interrogantes, y por lo que ahora, lo único que busca es justicia.

“Coty era nuestro único hijo, ha sido difícil porque al comienzo sentimos que quedamos sin rumbo, sin un norte, sin nada. Hemos tenido el apoyo de nuestros familiares, pero también ha sido duro para ellos, porque Coty era el centro de la familia, por su forma de ser y porque era el primer nieto, sobrino, hijo. Este acto tan canalla no ha sido tan fácil, pero estamos seguros que nuestro hijo desde el cielo nos está dando la fortaleza para superarlo, todo esto es terrible”, narró en entrevista telefónica para El Sol de Puebla, la madre de José Antonio, quien contaba con 25 años de edad.

Aunque Angélica junto con su esposo ha tenido el apoyo de la Universidad Sanitas, donde José Antonio y Ximena N, de 22 años de edad (otra de las víctimas), estudiaban, y por medio de la cual consiguieron un intercambio en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), ellos de manera particular también han tenido que recurrir a especialistas en sicología y tanatología en Colombia para superar este hecho tan traumatizante.

“Hemos recibido terapia de duelo de parte de la Universidad Sanitas, que es donde mi hijo y Ximenita estudiaron. Nos dieron un terapeuta de duelo, pero aparte, también hemos buscado a muchos especialistas porque esto es terrible”, explicó la entrevistada, quien recordó que “Coty” tenía muchos sueños, grandes, por delante.

José Antonio, debido a que sus padres cuentan con una empresa prestadora de servicios de salud en Bogotá, soñaba con hacerse cargo de la gerencia, pero, además, convertirse en el secretario de salud de aquella alcaldía. Incluso, al ser amante de los autos de lujo, añoraba con tener un vehículo.

“Teníamos planeado viajar apenas se graduara en junio, queríamos irnos a pasear, estar de viaje unos tres meses para darnos un descanso, él quería ser papá, darnos nietos, quería un carro, adoraba los carros elegantes, Coty era una persona que siempre pensó en grande”, confío Angélica, quien refirió que a pesar de que la Fiscalía de Puebla ha tenido contacto con ella y la familia de Ximena, e incluso les han respondido algunas dudas y les dan a conocer los avances de las investigaciones, aún tiene interrogantes.

Aunque la Fiscalía de Puebla continúa con diversas investigaciones, al momento no ha establecido un móvil de los hechos, incluso para la dependencia, con la detención de los dos hombres y la mujer que siguen en prisión y bajo proceso, el caso está esclarecido, sin embargo, para la familia de José Antonio, aún no hay justicia.

“Por parte la Fiscalía hemos estado enterados de cómo va el caso, nos hablaron de que la investigación se estaba terminando, pero nos dijeron de que el caso ya estaba prácticamente esclarecido. La gestión por parte de la Fiscalía ha sido buena, yo no conozco nada de las leyes mexicanas, pero a mí sí me llama mucho la atención que inicialmente el fiscal dijo que era una banda de 15 malhechores, y después que detuvieron a tres, ya todo estaba esclarecido. Lo que yo quiero es que haya justicia y que realmente se investigue, que fue por el gorro, que fue por el carro, por lo que haya sido, yo voy a quedar tranquila cuando se esclarezca con la verdad”, expresó la médico, quien pidió que los responsables, seas estos tres o más implicados, paguen con la mayor condena que consideren las leyes mexicanas.

Angélica incluso destacó que los responsables no tienen derecho a estar libres, ya que “gente tan mala como esta, no tiene que estar afuera haciéndole daño a otros jóvenes o a otras familias, deben permanecer en la cárcel”, sentenció la madre de “Coty”, quien compartió que el 28 de agosto se vence el plazo de investigación complementaria que el juez de la causa dio en el caso para pasar a la etapa intermedia y el desahogo de pruebas, en tanto, a través de la Fiscalía y de unos abogados mexicanos que están fungiendo como asesores legales para su familia y la de Ximena, se mantienen pendientes de las resoluciones que puedan darse dentro del proceso penal en el que aparecen como responsables Pablo de Jesús N, Ángel N y Lisset N.

HALLAN CUERPOS DE ESTUDIANTES Y DEL CHOFER DE UBER

La mañana del pasado 24 de febrero, fue cuando autoridades municipales y agentes ministeriales recibieron una llamada de emergencia en la que se alertó sobre el hallazgo de cuatro cuerpos sin vida en el paraje conocido como Los Tanques en el municipio de Huejotzingo.

Horas más tarde, se informó que se trataba de tres estudiantes de medicina y un chofer de Uber, identificados como Ximena N, de 22 años de edad, y José Antonio N, de 25 (ambos de Colombia e intercambio en la UPAEP), así como Francisco Xavier N, de 22 años (de Veracruz y estudiante de la BUAP), también Josué Emmanuel N, de 28 años de edad, chofer de Uber, originario de San Lorenzo Almecatla, Cuautlancingo.

Ese mismo día, el fiscal del estado, Gilberto Higuera Bernal, ofreció una rueda de prensa para dar a conocer la detención de tres presuntos responsables, sin ofrecer mayores detalles ya que se estaban realizando cateos en el municipio donde todo ocurrió.

CÁMARAS DE VIGILANCIA CAPTAN A ESTUDIANTES DESPEDIRSE

Al día siguiente, 25 de febrero, circuló un video obtenido de las cámaras de vigilancia en la zona de Huejotzingo, en el que se observa cómo a las 22:21 horas del 23 de febrero, el chofer de Uber (también asesinado junto con los universitarios), espera sobre la calle mientras los tres jóvenes se despiden de un amigo y los padres de este, que los invitaron al carnaval en el mencionado municipio.

RIÑA POR SOMBRERO Y ROBO DE VEHÍCULO COMO MÓVILES

Para el 26 de febrero, el fiscal del estado dio a conocer la riña de un sombrero azul que Ximena llevaba, como móvil de los hechos e incluso detalló que durante el carnaval, Lisset "N", una de las personas detenidas, le quitó a la estudiante colombiana su sombrero, objeto que fue localizado por los elementos de la FGE durante los cateos que se realizaron en tres inmuebles en Xalmimilulco.

Asimismo, indicó que como Ximena presentaba más impactos de bala que las otras tres víctimas, esto pudo ser a consecuencia del pleito que tuvo con la detenida, por lo que sería una línea de investigación para esclarecer los homicidios, sin embargo, seguirían las investigaciones.

De igual manera, surgió la hipótesis de que el robo de la unidad de Uber había derivado en el multihomicidio.

CHOFER DE UBER SE DESVIÓ POR CALLES CERRADAS

En la audiencia inicial celebrada el pasado 28 de febrero en el Centro de Justicia Penal de San Andrés Cholula, relativa al delito de homicidio calificado y robo de vehículo agravado, el agente del Ministerio Público relató que el día 23 de febrero, alrededor de las 22:00 horas, los estudiantes de Medicina Ximena N, José Antonio N y Francisco Xavier N, abordaron una unidad de Uber tras haber acudido al Carnaval de Huejotzingo, al cual fueron invitados por un amigo de nombre Carlos, cuyos padres incluso le pidieron a los jóvenes se quedaran a dormir.

Sin embargo, ante el temor de quedarse dormida y no despertarse temprano para poder realizar sus actividades escolares, Ximena insistió en tomar un Uber. Fue así como al regresar a Puebla, Josué Emmanuel N, conductor del taxi ejecutivo, se encontró con el cierre de las calles principales de Huejotzingo, ante lo cual tuvo que tomar una vía alterna.

En el trayecto, según lo manifestado por la representación social, un grupo armado de más de tres sujetos, entre ellos los hoy detenidos, a bordo de una camioneta, interceptaron a los universitarios y al chofer de Uber para despojarlos de sus pertenencias, someterlos y llevárselos junto con el taxi ejecutivo, para finalmente asesinarlos.

Tras los datos de prueba aportados por el agente del Ministerio Público, sin que se precisara el grado de participación de los detenidos, ni el móvil de los hechos, incluso sin que se mencionara el supuesto robo del sombrero azul de Ximena, el juez de la causa vinculó a proceso a Pablo de Jesús N, Ángel N, y Lisset N, los cuales se reservaron el derecho a declarar.

No obstante, bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, los acusados fueron enviados al penal de Cholula, donde permanecen en espera de que se resuelva su situación legal.

MARCHA HISTÓRICA EN CALLES DE PUEBLA

El pasado 5 de marzo, los deudos del joven veracruzano marcharon por las calles de Puebla junto a miles de estudiantes que exigieron un alto a la violencia.

El grito y el llamado para las autoridades llegó hasta Casa Aguayo, donde Luis Miguel Barbosa Huerta salió a recibir a una comitiva de universitarios, y a la par, dar un mensaje en el que aseguró que habría más detenidos por el caso.

“Yo estoy actuando con honestidad y con fuerza, estamos desmontando todo un sistema corrupto. No tengo nada que esconder. En el caso de los muchachos no hay impunidad, ya hay tres detenidos y va a haber más, pero ustedes necesitan más seguridad y se las vamos a dar”, aseveró el mandatario estatal aquel 5 de marzo en el que también se comprometió a crear una Fiscalía Especializada en Atender a Universitarios, entre otras acciones, para brindar seguridad a los estudiantes.

BUSCAN A 15 INVOLUCRADOS

El 12 de marzo, Gilberto Higuera Bernal informó que al menos 15 personas relacionadas con el homicidio de los tres estudiantes de Medicina y conductor de Uber en Xalmimilulco, Huejotzingo, serían detenidas. Ese día en entrevista posterior a acudir a una reunión con estudiantes, el titular de la FGE refirió que los tenían identificados y se trataba de un grupo criminal local que se dedica al robo de autos, robo de vehículo con mercancía y secuestro.

Sin embargo, a la fecha no hay más detenidos por este caso que generó manifestaciones y movilizaciones históricas por parte de estudiantes de decenas de universidades públicas y privadas no solo de Puebla, sino también de universidades de otros estados que se sumaron al repudio por este crimen que trascendió fronteras.

Local

Estas son las 11 medidas para evitar rebrote de Covid-19 en Puebla

Transporte Publico, la mayor fuente de contagios de coronavirus en la entidad

Estado

Trágico accidente, bebé sale proyectado tras aparatosa volcadura y muere

Tres infantes más resultaron lesionados durante el percance

Policiaca

Esto dice la carta de la madre de Yaz, la niña violentada y abusada sexualmente

Con este escrito la mujer pide ver a su hija “un último momento”

Turismo

Comité Mundial de Crisis para el Turismo creará nuevos protocolos

Seguridad en viajes internacionales, derechos de los turísticas y proteger fuentes de empleo fueron tópicos analizados en la sexta reunión

Finanzas

Teziutlán, Tehuacán y Puebla tendrá proyectos de inversión pública: SHCP

El titular de la dependencia sostuvo una mesa de trabajo con el mandatario poblano

Local

El 94% de delitos denunciados en Puebla no se resolvieron: México Evalúa

La entidad también está por debajo de la media nacional en cuanto a asesores jurídicos, peritos, policías ministeriales, jueces y fiscales o agentes del MP

Local

Recibe Congreso oficio para analizar desaparición del Cabildo de Nopalucan

Esta petición deriva de haber revocado a Estela Aguilar Caballero, como presidenta de la junta auxiliar de Santa María Ixtiyucan

Local

Relaciones homosexuales no son bienes de interés público y no deben legalizarse: ConFamilia

El término etimológico de la palabra "matrimonio" incluye que éstos sucedan entre iguales y “las personas homosexuales no lo son”