/ sábado 6 de octubre de 2018

Pedían plagiarios medio millón de pesos por estudiante de la UDES

Fueron sus compañeros de universidad quienes planearon el crimen

José Andrés N, el universitario reportado como desaparecido en Puebla y posteriormente hallado sin vida en un terreno del municipio de Acajete, fue estrangulado por sus verdugos, según lo revelado ayer por el encargado de despacho de la Fiscalía General del Estado, Gilberto Higuera Bernal, quien además, confirmó la detención de tres personas, quienes de acuerdo con fuentes extraoficiales, habrían orquestado el plagio con la finalidad de cobrar medio millón de pesos.

De acuerdo con la fuente consultada, se trata de Luis Pablo N, Arturo N y Abraham N, quienes serían compañeros de universidad de la víctima y los cuales fueron asegurados cerca del plantel educativo donde estudiaban.

Este viernes, en rueda de prensa, en la cual no se permitieron hacer preguntas debido al sigilo de la investigación, Higuera Bernal señaló que el 1 de octubre y a través de redes sociales, la Fiscalía de Puebla tuvo conocimiento de la no localización del joven oaxaqueño, por lo que la Unidad de Análisis de la Agencia Estatal de Investigación comenzó con las pesquisas correspondientes. Fue hasta el día 2 de octubre, cuando los familiares de la víctima que contaba con 20 años de edad, presentaron la denuncia por desaparición de persona.

Aunque el vehículo del estudiante de la Universidad de Ciencias y Desarrollo (UDES) de Puebla, es decir, una unidad Mitsubishi Lancer con placas de Veracruz, fue hallado el mismo martes 2 de octubre en el municipio de Acatzingo, el joven continuaba desaparecido.

Dos días después, el 4 de octubre, el cuerpo de José Andrés fue hallado en un terreno de Santa María Nenetzintla, localidad perteneciente al municipio de Acajete.

Mientras el cadáver del joven fue llevado al Servicio Médico Forense, las indagatorias por parte de la Fiscalía continuaron.

Por un lado, según lo revelado este viernes por las autoridades poblanas, la necropsia de ley estableció que la causa de muerte fue asfixia por estrangulamiento, en tanto, las pesquisas realizadas por los agentes de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), condujeron a la aprehensión de tres personas, todas mayores de edad y de quienes se indaga su posible participación en los hechos.

No obstante, ayer mismo, se realizaron diversos cateos con relación a este crimen, informó la FGE, cuyo encargado aseguró que en todo momento se le ha brindado apoyo a la familia de José Andrés, quien cabe decir, hasta ayer por la mañana seguían con la esperanza de encontrarlo con vida pues se muerte sería confirmada con los resultados de los exámenes de ADN.

CATEAN INMUEBLES EN LA MÉXICO 68

Por al menos cinco horas, alrededor de 20 elementos de la Agencia Estatal de Investigación y seis peritos de la Fiscalía General del Estado, llevaron a cabo cateos en la Unidad Magisterial México 68.

Se trata de tres inmuebles localizados en diversos puntos de la avenida de la Rosa.

Armados y con equipo especial, ayer los agentes investigadores arribaron a la citada colonia, donde acordonaron la vialidad para proceder a los cateos. La presencia policial inmediatamente causó expectación entre los vecinos del lugar, quienes permanecieron fuera de sus domicilios observando las acciones policiales que concluyeron alrededor de las 17 horas.

Se espera que en próximas horas, se den a conocer los resultados de dichos cateos.

José Andrés N, el universitario reportado como desaparecido en Puebla y posteriormente hallado sin vida en un terreno del municipio de Acajete, fue estrangulado por sus verdugos, según lo revelado ayer por el encargado de despacho de la Fiscalía General del Estado, Gilberto Higuera Bernal, quien además, confirmó la detención de tres personas, quienes de acuerdo con fuentes extraoficiales, habrían orquestado el plagio con la finalidad de cobrar medio millón de pesos.

De acuerdo con la fuente consultada, se trata de Luis Pablo N, Arturo N y Abraham N, quienes serían compañeros de universidad de la víctima y los cuales fueron asegurados cerca del plantel educativo donde estudiaban.

Este viernes, en rueda de prensa, en la cual no se permitieron hacer preguntas debido al sigilo de la investigación, Higuera Bernal señaló que el 1 de octubre y a través de redes sociales, la Fiscalía de Puebla tuvo conocimiento de la no localización del joven oaxaqueño, por lo que la Unidad de Análisis de la Agencia Estatal de Investigación comenzó con las pesquisas correspondientes. Fue hasta el día 2 de octubre, cuando los familiares de la víctima que contaba con 20 años de edad, presentaron la denuncia por desaparición de persona.

Aunque el vehículo del estudiante de la Universidad de Ciencias y Desarrollo (UDES) de Puebla, es decir, una unidad Mitsubishi Lancer con placas de Veracruz, fue hallado el mismo martes 2 de octubre en el municipio de Acatzingo, el joven continuaba desaparecido.

Dos días después, el 4 de octubre, el cuerpo de José Andrés fue hallado en un terreno de Santa María Nenetzintla, localidad perteneciente al municipio de Acajete.

Mientras el cadáver del joven fue llevado al Servicio Médico Forense, las indagatorias por parte de la Fiscalía continuaron.

Por un lado, según lo revelado este viernes por las autoridades poblanas, la necropsia de ley estableció que la causa de muerte fue asfixia por estrangulamiento, en tanto, las pesquisas realizadas por los agentes de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), condujeron a la aprehensión de tres personas, todas mayores de edad y de quienes se indaga su posible participación en los hechos.

No obstante, ayer mismo, se realizaron diversos cateos con relación a este crimen, informó la FGE, cuyo encargado aseguró que en todo momento se le ha brindado apoyo a la familia de José Andrés, quien cabe decir, hasta ayer por la mañana seguían con la esperanza de encontrarlo con vida pues se muerte sería confirmada con los resultados de los exámenes de ADN.

CATEAN INMUEBLES EN LA MÉXICO 68

Por al menos cinco horas, alrededor de 20 elementos de la Agencia Estatal de Investigación y seis peritos de la Fiscalía General del Estado, llevaron a cabo cateos en la Unidad Magisterial México 68.

Se trata de tres inmuebles localizados en diversos puntos de la avenida de la Rosa.

Armados y con equipo especial, ayer los agentes investigadores arribaron a la citada colonia, donde acordonaron la vialidad para proceder a los cateos. La presencia policial inmediatamente causó expectación entre los vecinos del lugar, quienes permanecieron fuera de sus domicilios observando las acciones policiales que concluyeron alrededor de las 17 horas.

Se espera que en próximas horas, se den a conocer los resultados de dichos cateos.

Policiaca

Autobús se queda sin frenos y embiste a cinco vehículos

El camión salía de la ciudad de Cardel y se dirigía al tianguis de San Martín Texmelucan

Local

Robo de rieles corresponde a la Guardia Nacional, señala gobernador de Puebla

El San Martín Texmelucan se reporta el robo de vías del tren, por lo que vecinos temen un descarrilamiento

Local

Definen lugar para la toma de protesta de Eduardo Rivera

Por la pandemia de Covid-19 solo habrá acceso para mil 200 personas

Policiaca

Vinculan a proceso a policía que mató a menor tras intento de asalto

El inculpado se encuentra en prisión preventiva oficiosa hasta concluir las investigaciones

Gossip

“La Prieta Linda” y la historia de cómo descubrió a Juan Gabriel

Su encuentro quedó inmortalizado en una de las primeras cintas del “Divo de Juárez”

Deportes

Fallece Evelia Chapa, dueña de las ganaderías Felipe González y Tenopala

La empresaria perdió la vida esta madrugada en la Ciudad de México, tras algunos días de convalecencia

Policiaca

Autobús se queda sin frenos y embiste a cinco vehículos

El camión salía de la ciudad de Cardel y se dirigía al tianguis de San Martín Texmelucan

Policiaca

Se desata persecución y tiroteo tras asalto a Coppel de Amozoc

Cinco hombres y una mujer rompieron las vitrinas de la tienda y extrajeron la mercancía

Local

Violencia de género representa casi la mitad de casos informados por la Fiscalía

En 44 por ciento de los boletines analizados se utilizaron expresiones que justifican la violencia