/ domingo 23 de mayo de 2021

Piden tregua centros de rehabilitación poblanos tras últimos crímenes

Señalan que a raíz de la ola de violencia que se desató en menos de un mes en diferentes establecimientos, la demanda en su servicio se ha visto afectada

Tras los últimos crímenes en los que se han visto involucrados diversos centros de rehabilitación en el estado de Puebla, el grupo Fraternidad Metropolitana, en el que participan más de 200 establecimientos de esta clase, pidió que no se generalice la forma en la que operan estos lugares.

En rueda de prensa, Raúl Méndez Castillo, representante jurídico del grupo señaló que a raíz de la ola de violencia que se desató en menos de un mes en diferentes establecimientos, la demanda en su servicio se ha visto afectada, por lo que enfatizó que, al menos en los 200 centros que pertenecen a Fraternidad Metropolitana, se trabaja de manera correcta.

Estableció que los usuarios de sus centros de rehabilitación siempre reciben un trato digno por parte de especialistas en drogadicción y médicos. “La intención es decirle a la sociedad que no todos los grupos trabajan de la misma manera, nosotros no somos anexos, somos centros de rehabilitación de alcoholismo y otras adicciones”, indicó Méndez Castillo, quien aseguró que todos los establecimientos que integran Fraternidad Metropolitana buscan regularse, tanto en sus actas constitutivas como en los permisos ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

En este sentido, el representante del grupo aseveró que entre los requisitos que deben cumplir los centros de rehabilitación para su correcto funcionamiento, se encuentra la instalación de cámaras de vigilancia en el sitio, así como la presencia de médicos y otros especialistas.

Asimismo, uno de los sicólogos clínicos que atiende a los pacientes relató que parte del tratamiento que brindan consiste en atacar a la adicción como una enfermedad, a través de la concientización de lo que vive el afectado y su familia, así como de proporcionar una estabilización emocional para un desarrollo integral.

Diego Francisco González Huerta, médico cirujano partero, quien está a cargo de vigilar el estado de salud de los usuarios, refirió que durante la primera vez que las personas ingresan a uno de sus centros de rehabilitación, se hace una revisión del paciente de pies a cabeza para confirmar que no presente algún tipo de violencia física. Aseguró que se les hacen consultas de inicio y se genera un historial clínico que se guardará en el archivo como referencia para ellos y la propia familia.

En cuanto a los permisos que los centros de rehabilitación deben cumplir ante las autoridades competentes, Raúl Méndez Castillo señaló que los diferentes grupos que integran Fraternidad Metropolitana aún se encuentran en proceso de consumar los lineamientos, sin embargo, otros ya se encuentran debidamente regulados.

Respecto a la enorme diferencia que hay entre los costos de una clínica y un centro de rehabilitación, relató que se debe a que los centros trabajan con personas de escasos recursos, por lo que no sería posible para la mayoría de los internos pagar dichas cantidades, que rondan los 35 mil pesos, en comparación con los mil que cobran en promedio algunos centros contra las adicciones.

“Cada líder de los centros de rehabilitación pone dinero de su bolsillo”, refirieron los encargados y establecieron que después de que se les otorgue a cada uno de los grupos su correspondiente carta constitutiva, entonces podrán obtener recursos de algún tipo de asociación.

“Sí, nos hacemos responsables, si nos damos cuenta que algunos de nuestros centros incurren en una falta, reportamos ante las autoridades de inmediato”.

CENTROS DE REHABILITACIÓN, RELACIONADOS CON CRÍMENES

En menos de un mes, cinco personas relacionadas con centros de rehabilitación habrían sido asesinadas en diferentes puntos del estado de Puebla.

El primer caso se registró el pasado 8 de abril en la colonia Lomas de San Miguel, donde Alan N, de 21 años de edad, quien se internó por voluntad propia en el centro de rehabilitación La Piedad, perdió la vida tras presuntamente ser vapuleado al interior del anexo; familiares señalaron que personal de La Piedad le llamó para decirles que recogieran a Alan, debido a que se sentía mal.

A su arribo encontraron en muy mal estado al joven, por lo que de inmediato lo trasladaron a un hospital, donde al borde de la muerte logró decir a su hermana que lo habían golpeado en el centro de rehabilitación en el que estaba internado. Alan falleció poco después de haber ingresado al Hospital General del Norte.

Unos días después, el 28 de abril, una mujer fue hallada sin vida con golpes en el rostro en inmediaciones de la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas; se supo que la víctima respondía en vida al nombre de Karla N y que había ingresado al centro contra las adicciones “Ayuda Mutua Guerreros en Cristo”; autoridades aún investigan si fue golpeada dentro del anexo y también indagan a su pareja sentimental como principal sospechoso.

Para el 5 de mayo, un centro de rehabilitación fue rafagueado por sujetos desconocidos sobre la carretera estatal Tehuacán-Teotitlán, en el que dos personas resultaron heridas de bala y una más falleció.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

Finalmente, en pleno Día de las Madres, el encargado del anexo “Última Oportunidad” en el municipio de San Andrés Cholula fue asesinado presuntamente a manos de 10 internos que intentaban escapar del lugar.

Es así como en menos de un mes, cinco personas relacionadas con centros de rehabilitación encontraron la muerte en Puebla.

MENORES, LAS NUEVAS VÍCTIMAS DE LAS ADICCIONES

Silvestre y Juan son dos menores de 13 y 17 años de edad, respectivamente, que han luchado para vencer su adicción al cristal en los últimos meses; ambos aseguran que en los centros de rehabilitación a los que pertenecen, no se les violenta.

Juan de 17 años refrió que es miembro del grupo “El Alto” desde hace más de un año por su adicción al cristal, tiempo en el que ha logrado su rehabilitación de manera exitosa, sin embargo, aún acude a visitar a sus compañeros y apoya en algunas actividades.

“La quería probar y la verdad ya no lo pude dejar”, contó a El Sol de Puebla, y agregó que se hizo adicto a la droga desde que tenía sólo ocho años.

Asimismo, Silvestre de 13 años de edad, quien pertenece al centro de rehabilitación “Fuerza y Voluntad”, detalló que aún continúa su proceso para dejar su adicción al cristal, misma que inició cuando tenía 10 años tras la separación de sus padres.

“Eso de vivir en las drogas, pues está feo, ¿no?, porque ya se han vivido experiencias más fuertes” y hace un llamado a otros jóvenes como él, a no caer en el mundo de la drogadicción para que, en algún momento puedan ayudar a sus padres dignamente.

Tras los últimos crímenes en los que se han visto involucrados diversos centros de rehabilitación en el estado de Puebla, el grupo Fraternidad Metropolitana, en el que participan más de 200 establecimientos de esta clase, pidió que no se generalice la forma en la que operan estos lugares.

En rueda de prensa, Raúl Méndez Castillo, representante jurídico del grupo señaló que a raíz de la ola de violencia que se desató en menos de un mes en diferentes establecimientos, la demanda en su servicio se ha visto afectada, por lo que enfatizó que, al menos en los 200 centros que pertenecen a Fraternidad Metropolitana, se trabaja de manera correcta.

Estableció que los usuarios de sus centros de rehabilitación siempre reciben un trato digno por parte de especialistas en drogadicción y médicos. “La intención es decirle a la sociedad que no todos los grupos trabajan de la misma manera, nosotros no somos anexos, somos centros de rehabilitación de alcoholismo y otras adicciones”, indicó Méndez Castillo, quien aseguró que todos los establecimientos que integran Fraternidad Metropolitana buscan regularse, tanto en sus actas constitutivas como en los permisos ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

En este sentido, el representante del grupo aseveró que entre los requisitos que deben cumplir los centros de rehabilitación para su correcto funcionamiento, se encuentra la instalación de cámaras de vigilancia en el sitio, así como la presencia de médicos y otros especialistas.

Asimismo, uno de los sicólogos clínicos que atiende a los pacientes relató que parte del tratamiento que brindan consiste en atacar a la adicción como una enfermedad, a través de la concientización de lo que vive el afectado y su familia, así como de proporcionar una estabilización emocional para un desarrollo integral.

Diego Francisco González Huerta, médico cirujano partero, quien está a cargo de vigilar el estado de salud de los usuarios, refirió que durante la primera vez que las personas ingresan a uno de sus centros de rehabilitación, se hace una revisión del paciente de pies a cabeza para confirmar que no presente algún tipo de violencia física. Aseguró que se les hacen consultas de inicio y se genera un historial clínico que se guardará en el archivo como referencia para ellos y la propia familia.

En cuanto a los permisos que los centros de rehabilitación deben cumplir ante las autoridades competentes, Raúl Méndez Castillo señaló que los diferentes grupos que integran Fraternidad Metropolitana aún se encuentran en proceso de consumar los lineamientos, sin embargo, otros ya se encuentran debidamente regulados.

Respecto a la enorme diferencia que hay entre los costos de una clínica y un centro de rehabilitación, relató que se debe a que los centros trabajan con personas de escasos recursos, por lo que no sería posible para la mayoría de los internos pagar dichas cantidades, que rondan los 35 mil pesos, en comparación con los mil que cobran en promedio algunos centros contra las adicciones.

“Cada líder de los centros de rehabilitación pone dinero de su bolsillo”, refirieron los encargados y establecieron que después de que se les otorgue a cada uno de los grupos su correspondiente carta constitutiva, entonces podrán obtener recursos de algún tipo de asociación.

“Sí, nos hacemos responsables, si nos damos cuenta que algunos de nuestros centros incurren en una falta, reportamos ante las autoridades de inmediato”.

CENTROS DE REHABILITACIÓN, RELACIONADOS CON CRÍMENES

En menos de un mes, cinco personas relacionadas con centros de rehabilitación habrían sido asesinadas en diferentes puntos del estado de Puebla.

El primer caso se registró el pasado 8 de abril en la colonia Lomas de San Miguel, donde Alan N, de 21 años de edad, quien se internó por voluntad propia en el centro de rehabilitación La Piedad, perdió la vida tras presuntamente ser vapuleado al interior del anexo; familiares señalaron que personal de La Piedad le llamó para decirles que recogieran a Alan, debido a que se sentía mal.

A su arribo encontraron en muy mal estado al joven, por lo que de inmediato lo trasladaron a un hospital, donde al borde de la muerte logró decir a su hermana que lo habían golpeado en el centro de rehabilitación en el que estaba internado. Alan falleció poco después de haber ingresado al Hospital General del Norte.

Unos días después, el 28 de abril, una mujer fue hallada sin vida con golpes en el rostro en inmediaciones de la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas; se supo que la víctima respondía en vida al nombre de Karla N y que había ingresado al centro contra las adicciones “Ayuda Mutua Guerreros en Cristo”; autoridades aún investigan si fue golpeada dentro del anexo y también indagan a su pareja sentimental como principal sospechoso.

Para el 5 de mayo, un centro de rehabilitación fue rafagueado por sujetos desconocidos sobre la carretera estatal Tehuacán-Teotitlán, en el que dos personas resultaron heridas de bala y una más falleció.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

Finalmente, en pleno Día de las Madres, el encargado del anexo “Última Oportunidad” en el municipio de San Andrés Cholula fue asesinado presuntamente a manos de 10 internos que intentaban escapar del lugar.

Es así como en menos de un mes, cinco personas relacionadas con centros de rehabilitación encontraron la muerte en Puebla.

MENORES, LAS NUEVAS VÍCTIMAS DE LAS ADICCIONES

Silvestre y Juan son dos menores de 13 y 17 años de edad, respectivamente, que han luchado para vencer su adicción al cristal en los últimos meses; ambos aseguran que en los centros de rehabilitación a los que pertenecen, no se les violenta.

Juan de 17 años refrió que es miembro del grupo “El Alto” desde hace más de un año por su adicción al cristal, tiempo en el que ha logrado su rehabilitación de manera exitosa, sin embargo, aún acude a visitar a sus compañeros y apoya en algunas actividades.

“La quería probar y la verdad ya no lo pude dejar”, contó a El Sol de Puebla, y agregó que se hizo adicto a la droga desde que tenía sólo ocho años.

Asimismo, Silvestre de 13 años de edad, quien pertenece al centro de rehabilitación “Fuerza y Voluntad”, detalló que aún continúa su proceso para dejar su adicción al cristal, misma que inició cuando tenía 10 años tras la separación de sus padres.

“Eso de vivir en las drogas, pues está feo, ¿no?, porque ya se han vivido experiencias más fuertes” y hace un llamado a otros jóvenes como él, a no caer en el mundo de la drogadicción para que, en algún momento puedan ayudar a sus padres dignamente.

Policiaca

Ahora asaltan oficina del predial en San Baltazar Campeche

Los delincuentes se llevaron un botín de alrededor de 137 mil pesos

Local

Subastarán objetos de más de 200 años de antigüedad en Los Sapos

La Feria de las Antigüedades del Estado de Puebla se realizará del 8 al 10 de diciembre en esta plazuela

Local

Como “una nueva desaparición”, califican familiares retiro de fotografías del zócalo

Autoridades municipales aseguraron que no hubo instrucción para retirar las imágenes del "Árbol de la Esperanza"

Estado

Pedro Tepole asegura que hubo fuga de dinero en mercados y rastro municipal

Durante el mes de noviembre lograron ingresar 900 mil pesos tan solo de los mercados municipales

Estado

Explosión de polvorín clandestino en Felipe Ángeles deja al menos 20 lesionados

Cuerpos de rescate ya se encuentran laborando en el lugar y se desconoce el número total de lesionados y fallecidos

Local

Como “una nueva desaparición”, califican familiares retiro de fotografías del zócalo

Autoridades municipales aseguraron que no hubo instrucción para retirar las imágenes del "Árbol de la Esperanza"

Virales

Festeja su cumpleaños con fiesta temática de la Familia P. Luche y se vuelve viral

Solo hizo falta el payasito lámpara servilletero para adornar las mesas

Local

Subastarán objetos de más de 200 años de antigüedad en Los Sapos

La Feria de las Antigüedades del Estado de Puebla se realizará del 8 al 10 de diciembre en esta plazuela

Celebridades

El hijo de Lety Calderón irá a la universidad, pese a los obstáculos sociales

Su hijo nació con síndrome de Down, pero eso no lo limita a seguir con su preparación profesional