/ miércoles 24 de febrero de 2021

"A veces sólo como una vez en el día", su hija y nieto lo dejan en la calle

Un hombre de 62 años ahora tiene que dormir en una casa de campaña en un área común de Bosques de San Sebastián

Aproximadamente desde hace seis meses y en plena pandemia, Carlos Solano Hernández, de 62 años, fue obligado por su propia hija y nieto a abandonar su hogar en la colonia Miguel Hidalgo. Desde entonces, el hombre ha tenido que dormir en la caja de un tráiler y en una casa de campaña en un área común en la zona de Bosques de San Sebastián. Un triciclo lo ayudaría a retomar su oficio como reciclador para no tener que depender de la caridad de los habitantes.

“Don Carlos”, -como se le ha acuñado en el vecindario-, recuerda que fue trabajador de la planta automotriz alemana Volkswagen, donde se desempeñaba como hojalatero y reciclador, oficios que le valieron algunos ahorros para comprar el terreno y casa del que fue echado por sus propios familiares.

Con melancolía en la mirada, Carlos recuerda que uno de sus vecinos, chofer de un tráiler que rentaba un espacio en la vía pública para estacionar su unidad, lo dejaba dormir en secreto en el camarote o en la caja seca del tractocamión, pues temía que le quitaran el lugar donde dejaba su vehículo, no obstante, todos los días alrededor de las 5 de la mañana, el propietario del tráiler despertaba a “Don Carlos” para que saliera sin que los colonos se percataran. A esa hora iniciaba su recorrido para recolectar material reciclable, que después vendía para comprar algunos alimentos.

El conductor tenía que salir de viaje frecuentemente, por lo que tuvo que abandonar la caja seca de la unidad.

“Dormir en el tráiler fue uno de los mejores lugares donde me agarró la noche”, expresó Carlos, quien dijo que hubo días en los que no “pegó los ojos” cuando llovía por las noches, al amparo de una lona improvisada y un par de cobijas.

“Don Carlos” migró a Bosques de San Sebastián, ya que era una zona que conoció durante su trabajo como reciclador y que colinda con la Miguel Hidalgo. Sin darse cuenta Bosques se convirtió en su nuevo hogar, aunque sin casa; dormía sobre unos cartones y se cubría del frío con los mismos cobertores que le regalaba la gente.

Al paso de los días y tras percatarse sobre su presencia, los habitantes se organizaron para adaptarle una casa de campaña, y que así pudiera pasar algunas noches.

“A veces sólo como una vez en el día”, refirió el hombre, quien incluso ayuda a un panadero contiguo al lugar donde duerme, pues fue el primero en apoyarlo cuando llegó a Bosques. Otras comerciantes frecuentemente le regalan de comer cuando lo ven pasar hacia la iglesia, donde cada mañana se sienta a contemplar el paso de los transeúntes.

Hace unos días, el sexagenario recibió un cargamento de block, ladrillo, bultos de cemento, arena y grava para la construcción -en común acuerdo con los colonos- de un cuarto, sin embargo, uno de los vecinos acusó que parte del terreno a utilizar, le pertenece, por lo que los planes detuvieron su marcha. Incluso “Don Carlos” bromea acerca de que el cemento se echará a perder por la humedad: “Que pase lo que tenga que pasar”, dijo con inocente sonrisa.

El hombre tiene conocimiento de que su esposa vive en casa de una mujer, a quien vio crecer cuando era pequeña en el municipio de Huejotzingo, aunque indicó que no puede ir para allá porque “no es su casa”.

Sobre su futuro no puede decir mucho, pues no sabe bien qué pasará con él, sin embargo, está consciente de que vive una situación muy difícil.

“Don Carlos” señaló que aún tiene fuerza, aunque no las herramientas para seguir trabajando, por lo que le gustaría tener un triciclo en el que pudiera trasladarse para recolectar material reciclable y mantenerse por sí mismo.




Aproximadamente desde hace seis meses y en plena pandemia, Carlos Solano Hernández, de 62 años, fue obligado por su propia hija y nieto a abandonar su hogar en la colonia Miguel Hidalgo. Desde entonces, el hombre ha tenido que dormir en la caja de un tráiler y en una casa de campaña en un área común en la zona de Bosques de San Sebastián. Un triciclo lo ayudaría a retomar su oficio como reciclador para no tener que depender de la caridad de los habitantes.

“Don Carlos”, -como se le ha acuñado en el vecindario-, recuerda que fue trabajador de la planta automotriz alemana Volkswagen, donde se desempeñaba como hojalatero y reciclador, oficios que le valieron algunos ahorros para comprar el terreno y casa del que fue echado por sus propios familiares.

Con melancolía en la mirada, Carlos recuerda que uno de sus vecinos, chofer de un tráiler que rentaba un espacio en la vía pública para estacionar su unidad, lo dejaba dormir en secreto en el camarote o en la caja seca del tractocamión, pues temía que le quitaran el lugar donde dejaba su vehículo, no obstante, todos los días alrededor de las 5 de la mañana, el propietario del tráiler despertaba a “Don Carlos” para que saliera sin que los colonos se percataran. A esa hora iniciaba su recorrido para recolectar material reciclable, que después vendía para comprar algunos alimentos.

El conductor tenía que salir de viaje frecuentemente, por lo que tuvo que abandonar la caja seca de la unidad.

“Dormir en el tráiler fue uno de los mejores lugares donde me agarró la noche”, expresó Carlos, quien dijo que hubo días en los que no “pegó los ojos” cuando llovía por las noches, al amparo de una lona improvisada y un par de cobijas.

“Don Carlos” migró a Bosques de San Sebastián, ya que era una zona que conoció durante su trabajo como reciclador y que colinda con la Miguel Hidalgo. Sin darse cuenta Bosques se convirtió en su nuevo hogar, aunque sin casa; dormía sobre unos cartones y se cubría del frío con los mismos cobertores que le regalaba la gente.

Al paso de los días y tras percatarse sobre su presencia, los habitantes se organizaron para adaptarle una casa de campaña, y que así pudiera pasar algunas noches.

“A veces sólo como una vez en el día”, refirió el hombre, quien incluso ayuda a un panadero contiguo al lugar donde duerme, pues fue el primero en apoyarlo cuando llegó a Bosques. Otras comerciantes frecuentemente le regalan de comer cuando lo ven pasar hacia la iglesia, donde cada mañana se sienta a contemplar el paso de los transeúntes.

Hace unos días, el sexagenario recibió un cargamento de block, ladrillo, bultos de cemento, arena y grava para la construcción -en común acuerdo con los colonos- de un cuarto, sin embargo, uno de los vecinos acusó que parte del terreno a utilizar, le pertenece, por lo que los planes detuvieron su marcha. Incluso “Don Carlos” bromea acerca de que el cemento se echará a perder por la humedad: “Que pase lo que tenga que pasar”, dijo con inocente sonrisa.

El hombre tiene conocimiento de que su esposa vive en casa de una mujer, a quien vio crecer cuando era pequeña en el municipio de Huejotzingo, aunque indicó que no puede ir para allá porque “no es su casa”.

Sobre su futuro no puede decir mucho, pues no sabe bien qué pasará con él, sin embargo, está consciente de que vive una situación muy difícil.

“Don Carlos” señaló que aún tiene fuerza, aunque no las herramientas para seguir trabajando, por lo que le gustaría tener un triciclo en el que pudiera trasladarse para recolectar material reciclable y mantenerse por sí mismo.




Doble Vía

Automóvil, un uso necesario ante pocas alternativas de transporte

Falta de políticas públicas, pocas alternativas para otro medio de circulación y hasta la pandemia son frenos para reducir el uso de los vehículos

Local

Claudia y Eduardo Rivera concluyen reuniones de transición

Los alcaldes entrante y saliente abordaron temas relacionados con Gobernación y Protección Civil

Finanzas

Reeligen a Ignacio Alarcón como presidente del CCE en Puebla

El líder del Consejo Coordinador Empresarial presentó su segundo informe

Local

Oficial: Lilia Cedillo gana la rectoría de la BUAP, hace historia

La especialista en microbiología tomará protesta el 4 de octubre

Local

Puebla casi llega a las 15 mil defunciones por Covid-19

El mandatario poblana celebra que se vayan a vacunar a niños con comorbilidades

Doble Vía

El motivo que hace al equinoccio de otoño tan especial

Durante esta estación del año, en el hemisferio norte las noches serán más largas y las horas de luz solar serán más cortas

Local

Les prometieron trabajo en Canadá, les pidieron dinero y todo fue un fraude

Autoridades del gobierno de Puebla exhortan a los interesados en migrar a otro país para trabajar a solicitar asesoría antes de depositar dinero

Estado

Sí habrá Festival del Mole de Caderas en Tehuacán

El año pasado se canceló la sexta edición de este festival y sólo se transmitieron videos sobre la preparación del platill