/ jueves 22 de agosto de 2019

Valor y respeto, así es para Braulio ser bombero 

Asegura que su mayor recompensa es ayudar a la gente

Valor y respeto, son las palabras con las que Braulio Hernández Gaspar de 51 años de edad, define el hecho de ser bombero, un oficio en el que además de arriesgar la vida, se pierden muchos momentos de convivencia familiar. A pesar de lo anterior, la mayor recompensa para Braulio es poder ayudar a la gente y obtener los ingresos suficientes para velar por su esposa e hijos, quienes, a lo largo de 26 años, han sido su mayor impulso.

Desde su centro de trabajo y portando su uniforme, Braulio contó que fue a través de un amigo, en el año 1993, como se interesó en ingresar a las filas del Heroico Cuerpo de Bomberos.

Luego de realizar diversas pruebas y exámenes, recibió la noticia de haber sido aceptado. Aunque, por un lado, la aspiración de obtener un lugar dentro de la corporación de bomberos, se hizo realidad, por el otro, también comenzaron las dificultades para poder convivir con su familia sin descuidarla.

Pese a lo anterior, Braulio, supo sortear los obstáculos que se le presentaron, de tal manera que logró compaginar el papel de esposo, padre de familia y bombero. Lo anterior, gracias a la comprensión de sus seres queridos.

En cuanto a los riesgos que existen dentro de esta labor, Hernández Gaspar consideró que son parte del mismo trabajo, situación por la cual es importante prepararse bien y seguirse actualizando.

“Los riesgos siempre existen, pero siempre confiamos en nuestra preparación. Es muy importante conocer y estudiar los riesgos que hay en un lugar, principalmente en estructuras colapsadas”, contó Braulio en entrevista para El Sol de Puebla.

Foto: Javier Pérez

Aunque el bombero de 51 años, siempre tiene presente los peligros de su trabajo, cuando sale de casa, en él, solo cabe un pensamiento, el de regresar sano y salvo.

Hoy, Braulio no solo es bombero y el más grande orgullo de sus hijos, sino que también es licenciado en Derecho por la Universidad Leonardo Da Vinci, institución de la cual se graduó en julio de 2019 con mención honorífica, además de haber sido el mejor promedio de su generación.

En este 22 de agosto, Día del Bombero, Braulio Hernández Gaspar, recordó el orgullo que representa el uniforme de alguien dedicado a salvar vidas en incendios, barrancas, ríos o incluso en estructuras colapsadas, tan solo en Puebla, al día, bomberos atiende un promedio de 40 servicios a través de sus distintas estaciones.


Valor y respeto, son las palabras con las que Braulio Hernández Gaspar de 51 años de edad, define el hecho de ser bombero, un oficio en el que además de arriesgar la vida, se pierden muchos momentos de convivencia familiar. A pesar de lo anterior, la mayor recompensa para Braulio es poder ayudar a la gente y obtener los ingresos suficientes para velar por su esposa e hijos, quienes, a lo largo de 26 años, han sido su mayor impulso.

Desde su centro de trabajo y portando su uniforme, Braulio contó que fue a través de un amigo, en el año 1993, como se interesó en ingresar a las filas del Heroico Cuerpo de Bomberos.

Luego de realizar diversas pruebas y exámenes, recibió la noticia de haber sido aceptado. Aunque, por un lado, la aspiración de obtener un lugar dentro de la corporación de bomberos, se hizo realidad, por el otro, también comenzaron las dificultades para poder convivir con su familia sin descuidarla.

Pese a lo anterior, Braulio, supo sortear los obstáculos que se le presentaron, de tal manera que logró compaginar el papel de esposo, padre de familia y bombero. Lo anterior, gracias a la comprensión de sus seres queridos.

En cuanto a los riesgos que existen dentro de esta labor, Hernández Gaspar consideró que son parte del mismo trabajo, situación por la cual es importante prepararse bien y seguirse actualizando.

“Los riesgos siempre existen, pero siempre confiamos en nuestra preparación. Es muy importante conocer y estudiar los riesgos que hay en un lugar, principalmente en estructuras colapsadas”, contó Braulio en entrevista para El Sol de Puebla.

Foto: Javier Pérez

Aunque el bombero de 51 años, siempre tiene presente los peligros de su trabajo, cuando sale de casa, en él, solo cabe un pensamiento, el de regresar sano y salvo.

Hoy, Braulio no solo es bombero y el más grande orgullo de sus hijos, sino que también es licenciado en Derecho por la Universidad Leonardo Da Vinci, institución de la cual se graduó en julio de 2019 con mención honorífica, además de haber sido el mejor promedio de su generación.

En este 22 de agosto, Día del Bombero, Braulio Hernández Gaspar, recordó el orgullo que representa el uniforme de alguien dedicado a salvar vidas en incendios, barrancas, ríos o incluso en estructuras colapsadas, tan solo en Puebla, al día, bomberos atiende un promedio de 40 servicios a través de sus distintas estaciones.


Estado

Cadáver hallado en aguas negras, es el de madre buscada por sus hijos en Tehuacán

Los menores de 13 y 14 años salieron a las calles pidiendo ayuda para localizar a su madre quien tenía tres semanas desaparecida

Salud

[Video] “Con todo el corazón, que nos hagan caso”: Paciente con cáncer pide medicamentos

Gabriela Medina, como otras mujeres se manifestaron en el Hospital General del Norte para pedir la aplicación de su tratamiento

Local

Analizan Claudia Rivera y Miguel Barbosa seguridad de Puebla

Alcaldesa y gobernador se reúnen para evaluar estrategias

Local

Exjueza que dictó orden de aprehensión contra Lydia Chacho busca ser fiscal de Puebla

Tras la convocatoria del Congreso del Estado, 16 aspirantes se registraron para el cargo

Celebridades

Asaltan autobús del grupo Bronco en carretera

Pese a lo sucedido, el grupo aseguró que no se cancela su presentación de esta noche en el Palenque de la Feria de Moroleón, Guanajuato

Local

Exige Artículo 19 liberación de activista de radio comunitaria de Zacatepec

El comunicador fue detenido después de salir de una reunión con autoridades estatales