/ viernes 28 de junio de 2019

Jugar en Puebla, lo mejor de mi vida: Ronaldo “Ronnie” Camacho

Recuerda sus años con los Pericos y agradece la directiva la distinción de retirar su número el próximo domingo en el Serdán

El excañonero sonorense Ronaldo “Ronnie” Camacho se mostró agradecido y feliz por la distinción que le ofrecerá la directiva de los Pericos de Puebla al retirar el próximo domingo, el número “9” que utilizó en su estancia de nueve temporadas con la organización verde.

“Es una satisfacción y estoy muy contento de haber estado esos años en una ciudad donde el beisbol era prioritario. Era un auge enorme de la afición cada vez que jugábamos y ganamos.

“Ha sido lo mejor que me ha pasado en mi vida como beisbolista profesional y haber sido parte importante en ese equipo que ganó el campeonato en 1963 al lado de un Miguel Sotelo que tuvo una campaña de ensueño.

“La gente quería más y más, pero ya no se pudo porque comenzaron a desmantelar el equipo”.

Ronnie llegó a Puebla en 1960 con el cambio de la franquicia de Nuevo Laredo a la angelópolis. Al año siguiente fue enviado al Águila y terminó con el México, para regresar a los Pericos en 1962, con quienes se mantuvo hasta la mudanza a Yucatán.

“Recuerdo que en 1960 me cambiaron al Águila por Cuco Toledo, pero solo ese año, ya que andaba un poco lastimado de una pierna y tenían dudas sobre mi bateo.

“El Águila hizo un movimiento y me mandó al México, pero al año siguiente los Budib reclamaron mi regreso y amenazaron con retirarse de la liga si no me regresaban a Pericos.

“Se hizo el movimiento, y volvió gracias a Dios a Puebla donde impuso el primer récord de 25 jonrones, y al año siguiente me fui 39 veces a la calle para ayudar a mi equipo a ganar el campeonato.

“Te puedo decir que muy pocos equipos han tenido el gusto de tener en el Salón de la Fama a un cuadro completo, como sucede con ese grupo de 1963.

“En ese grupo están Rudy Sandoval, (cátcher), Moi Camacho (segunda), “Zacatillo” Guerrero (tercera base) y Jorge Fitch (SS), además del pitcher Miguel Sotelo. Pocos se han dado ese lujo, y todos merecen la misma distinción”, comentó desde su natal Empalme, Sonora.

Ronnie llegará este viernes a Puebla acompañado de su señora esposa, y será el personaje central de la serie entre Monclova y Pericos en el Hermanos Serdán.

Entre hoy y mañana repartirá autógrafos, y el domingo lanzará la primera bola y su número nueve que coincide con las nueve temporadas que jugó con Pericos, será el primero que luzca en una zona especial del Hermanos Serdán entre todo el enorme grupo de “caballos” que han vestido la franela poblana.

El excañonero sonorense Ronaldo “Ronnie” Camacho se mostró agradecido y feliz por la distinción que le ofrecerá la directiva de los Pericos de Puebla al retirar el próximo domingo, el número “9” que utilizó en su estancia de nueve temporadas con la organización verde.

“Es una satisfacción y estoy muy contento de haber estado esos años en una ciudad donde el beisbol era prioritario. Era un auge enorme de la afición cada vez que jugábamos y ganamos.

“Ha sido lo mejor que me ha pasado en mi vida como beisbolista profesional y haber sido parte importante en ese equipo que ganó el campeonato en 1963 al lado de un Miguel Sotelo que tuvo una campaña de ensueño.

“La gente quería más y más, pero ya no se pudo porque comenzaron a desmantelar el equipo”.

Ronnie llegó a Puebla en 1960 con el cambio de la franquicia de Nuevo Laredo a la angelópolis. Al año siguiente fue enviado al Águila y terminó con el México, para regresar a los Pericos en 1962, con quienes se mantuvo hasta la mudanza a Yucatán.

“Recuerdo que en 1960 me cambiaron al Águila por Cuco Toledo, pero solo ese año, ya que andaba un poco lastimado de una pierna y tenían dudas sobre mi bateo.

“El Águila hizo un movimiento y me mandó al México, pero al año siguiente los Budib reclamaron mi regreso y amenazaron con retirarse de la liga si no me regresaban a Pericos.

“Se hizo el movimiento, y volvió gracias a Dios a Puebla donde impuso el primer récord de 25 jonrones, y al año siguiente me fui 39 veces a la calle para ayudar a mi equipo a ganar el campeonato.

“Te puedo decir que muy pocos equipos han tenido el gusto de tener en el Salón de la Fama a un cuadro completo, como sucede con ese grupo de 1963.

“En ese grupo están Rudy Sandoval, (cátcher), Moi Camacho (segunda), “Zacatillo” Guerrero (tercera base) y Jorge Fitch (SS), además del pitcher Miguel Sotelo. Pocos se han dado ese lujo, y todos merecen la misma distinción”, comentó desde su natal Empalme, Sonora.

Ronnie llegará este viernes a Puebla acompañado de su señora esposa, y será el personaje central de la serie entre Monclova y Pericos en el Hermanos Serdán.

Entre hoy y mañana repartirá autógrafos, y el domingo lanzará la primera bola y su número nueve que coincide con las nueve temporadas que jugó con Pericos, será el primero que luzca en una zona especial del Hermanos Serdán entre todo el enorme grupo de “caballos” que han vestido la franela poblana.

Local

Sin temor al coronavirus, poblanos abarrotan mercado pese a emergencia mundial

En la zona la sana distancia no existe y pocos compradores utilizan cubrebocas

Policiaca

Acusan maltratos en penal de Cholula con nueva administración

Baños con agua helada y encierros de 12 horas en las celdas, algunos de los presuntos abusos

Policiaca

[Video] Así asaltan transporte público en Puebla

Cámara de viodevigilancia capta el momento exacto en el que un delincuente amaga a pasajeros y chofer

Virales

Mexicanos publican 100 tuits sobre Covid-19 cada seis minutos

La Secretaría de Salud es la entidad que más personas ha alcanzado en redes sociales

Sociedad

¡Fake News! Mensaje de "toque de queda" por Covid-19 en México es falso

El Gobierno de México aseguró que es falso una imagen que circula en redes sociales

Local

Por Covid-19, iglesias de Puebla cierran sus puertas el día de la visita a las siete casas

Sólo un templo ignoró las medidas para prevenir los contagios de coronavirus y celebró misa con feligreses en su interior

Finanzas

OPEP+ aplaza decisión sobre recorte de crudo a la espera de México

Tras once horas de negociaciones vía videoconferencia, las partes no pudieron llegar a un acuerdo