/ sábado 1 de junio de 2019

¿Cómo dejar de usar el auto? Especialistas dan sus recomendaciones

Este tipo de estrategias promueven el cuidado del medio ambiente

Educación vial, ciclovías, seguridad pública, vialidades exclusivas para el transporte público, parquímetros y aumentar el costo de estacionamientos, son algunas de las medidas que pueden desincentivar el uso del auto particular en el Centro Histórico y mitigar la contaminación ambiental, recomendaron Genoveva Rosano Ortega, directora de la Facultad de Ingeniería Ambiental de la UPAEP y Melisa Miranda Correa, integrante del proyecto para la Ciudad de México “Comunidades Resilientes ante el Cambio Climático: Estrategias Comunitarias de Adaptación al Riesgo”.

A propósito de la revelación de que los automóviles privados son los más numerosos y contaminantes en la Zona Metropolitana de Puebla y de la importancia de promover alternativas de transporte para mayor número de personas con menor emisión de gases contaminantes, las especialistas se pronunciaron sobre una serie de medidas para lograr estos propósitos.

Rosano Ortega expuso que, como medida inicial, debe fortalecerse la seguridad para todos los ciudadanos, de modo que los poblanos opten por dejar su vehículo en casa y valoren otros medios de transporte, como la bicicleta y el transporte público convencional.

Y es que resaltó que en la actualidad, aunque hay muchas personas que desean caminar, pedalear o usar el transporte público convencional, no lo hacen porque temen exponerse a los peligros actuales de la ciudad y las vialidades, como los atracos y los atropellamientos.

Por esta razón, resaltó, garantizar la seguridad para quienes circulan por la vía pública, a pie o en bicicleta, puede ser el principio para promover estas alternativas de transporte, “Hacer de la ciudad una ciudad segura para ir en bicicleta, para caminar y no salir con el pendiente de que si me van a atropellar o si me van a asaltar”, expresó.

O en su defecto, continuó, incentivar la educación vial para hacer que los automovilistas reconozcan a los ciclistas y respeten su derecho a circular por las mismas vialidades.

En tanto que Miranda Correa añadió que medidas que ya se han aplicado en otros países del mundo como Colombia, Escocia o su natal Chile, en donde se han establecido vialidades con carriles u horarios exclusivos para el transporte público, las cuales hacen posible la circulación ágil de las unidades de transporte público.

Además, mencionó, para evitar que los ciudadanos lleven sus autos hacia el Centro Histórico es conveniente instalar parquímetros e incrementar las tarifas de los estacionamientos, de modo que la gente prefiera dejar su vehículo en casa y buscar algún otro medio de transporte para llegar a él.

“Funciona sobre todo en los lugares donde hay mucha, mucha congestión, que puede ser el caso del Centro Histórico”, continuó.

Educación vial, ciclovías, seguridad pública, vialidades exclusivas para el transporte público, parquímetros y aumentar el costo de estacionamientos, son algunas de las medidas que pueden desincentivar el uso del auto particular en el Centro Histórico y mitigar la contaminación ambiental, recomendaron Genoveva Rosano Ortega, directora de la Facultad de Ingeniería Ambiental de la UPAEP y Melisa Miranda Correa, integrante del proyecto para la Ciudad de México “Comunidades Resilientes ante el Cambio Climático: Estrategias Comunitarias de Adaptación al Riesgo”.

A propósito de la revelación de que los automóviles privados son los más numerosos y contaminantes en la Zona Metropolitana de Puebla y de la importancia de promover alternativas de transporte para mayor número de personas con menor emisión de gases contaminantes, las especialistas se pronunciaron sobre una serie de medidas para lograr estos propósitos.

Rosano Ortega expuso que, como medida inicial, debe fortalecerse la seguridad para todos los ciudadanos, de modo que los poblanos opten por dejar su vehículo en casa y valoren otros medios de transporte, como la bicicleta y el transporte público convencional.

Y es que resaltó que en la actualidad, aunque hay muchas personas que desean caminar, pedalear o usar el transporte público convencional, no lo hacen porque temen exponerse a los peligros actuales de la ciudad y las vialidades, como los atracos y los atropellamientos.

Por esta razón, resaltó, garantizar la seguridad para quienes circulan por la vía pública, a pie o en bicicleta, puede ser el principio para promover estas alternativas de transporte, “Hacer de la ciudad una ciudad segura para ir en bicicleta, para caminar y no salir con el pendiente de que si me van a atropellar o si me van a asaltar”, expresó.

O en su defecto, continuó, incentivar la educación vial para hacer que los automovilistas reconozcan a los ciclistas y respeten su derecho a circular por las mismas vialidades.

En tanto que Miranda Correa añadió que medidas que ya se han aplicado en otros países del mundo como Colombia, Escocia o su natal Chile, en donde se han establecido vialidades con carriles u horarios exclusivos para el transporte público, las cuales hacen posible la circulación ágil de las unidades de transporte público.

Además, mencionó, para evitar que los ciudadanos lleven sus autos hacia el Centro Histórico es conveniente instalar parquímetros e incrementar las tarifas de los estacionamientos, de modo que la gente prefiera dejar su vehículo en casa y buscar algún otro medio de transporte para llegar a él.

“Funciona sobre todo en los lugares donde hay mucha, mucha congestión, que puede ser el caso del Centro Histórico”, continuó.

Local

Cierran 20 escuelas privadas en Puebla ante crisis por Covid-19

Con el argumento de no tener alumnos inscritos, estos colegios solicitaron a la Secretaría de Educación estatal suspender operaciones de forma voluntaria

Estado

Peregrinos lamentan que la pandemia no les permita acudir a la Basílica

Los más pequeños del grupo, aunque su devoción aún no es tan grande, comentan que se sienten tristes de que esta tradición no se pueda realizar