/ viernes 7 de febrero de 2020

Los Miserables, de Ladj Ly, muestra el lado oscuro de Francia

El realizador Ladj Ly presenta el lado menos glamoroso del país europeo, al retratar las comunidades marginadas que se enfrentan diariamente a los abusos policíacos

Antes de dirigir Los miserables, Ladj Ly fue arrestado en un barrio de Francia señalado del secuestro de un hombre. Fue uno de los tantos casos de abuso policíaco a comunidades migrantes registradas en aquel país Ahora, el realizador representa a su nación con esta historia que aspira a llevarse el Oscar a Mejor Película Internacional.

Los miserables, que con la obra de Víctor Hugo sólo comparte el nombre, muestra a Stéphane, un nuevo policía que se une a dos agentes encargados de mantener la paz en un vecindario con métodos cuestionables. La historia se ubica en un barrio francés donde conviven diversos grupos migrantes organizados y regidos por su propia ley cercado por la impunidad y el racismo de las autoridades que los vigilan.

Londres acogerá el primer concierto de una gira mundial sobre The Joker

“Los barrios son barriles de pólvora, hay clanes, y a pesar de esto todos tratamos de vivir juntos para evitar que se salga de control. Yo muestro esto en la película: la experiencia diaria que tenemos para sobrevivir”, explica el cineasta.

La cinta, toma algunas vivencias y confrontaciones que él y los miembros de su barrio han padecido durante años con la policía. Ladj Ly sufrió en carne propia los disturbios ocurridos en Francia en 2005, movimiento que inició tras la muerte de dos jóvenes musulmanes de origen africano, quienes fallecieron tras recibir un shock eléctrico cuando escapaban de las autoridades por temor a ser interrogados, pues era conocido el abuso policíaco que su comunidad vivía en ese entonces.

“Es cierto que en esta película yo hablo un poco sobre mi vida, mis experiencias y las de mis parientes. Todo se basa en eventos reales: el júbilo de la victoria de la Copa del Mundo, por supuesto, la llegada del nuevo policía al barrio, entre otras cosas”, explica el director.

“Por cinco años yo filmé todo lo que sucedió en mi vecindario, particularmente a los policías. En el momento en el que aparecian, yo agarraba mi cámara y filmaba, hasta el día que filmé un verdadero error policial. Quería mostrar la increíble diversidad de estos barrios. Todavía vivo allí: es mi vida y me encanta filmar allí. ¡Es mi set!”, dice.

Estrenada en el Festival de Cannes, la cinta fue considerada como provocadora, pues ponía en pantalla esta tensión entre policías y miembros de la comunidad migrante que por muchos años ha sido negada por el gobierno francés.

Los miserables remonta de inmediato a la obra escrita por Victor Hugo, y aunque no está basada en su texto sí tiene ciertas semejanzas por retratar a las comunidades marginadas de Francia. Además, la película inicia con la frase “No hay malas hierbas ni hombres malos, solo malos cultivadores", escrita por el dramaturgo clásico en 1862.

Sin embargo, la cinta comienza con una imagen contrastante, con la euforia de un país unido por el triunfo de su selección en el Mundial de Futbol el 12 de julio de 1998. “Esa fecha me marcó de por vida. Lo recuerdo hasta el día de hoy: tenía 18 años y fue mágico”, afirma el realizador.

“El fútbol logró unirnos: no más color de piel, no más clases sociales, éramos simplemente franceses. Volvimos a sentir eso durante la última Copa del Mundo, como si sólo el fútbol tuviera el poder para reunirnos Es una pena que no haya otro vínculo, pero al mismo tiempo, esos son momentos increíbles como experiencia para filmar. La película comienza con esto, antes de volver a la realidad más sombría de la vida cotidiana, donde cada persona camina según el color de la piel, la religión, la clase social”, agrega.

Para acompañar el estreno de la cinta, Diamond Films México en colaboración con la Organización Internacional para la migración (OIM), Save the Children y Sala de Arte Cinépolis, montaron en Plaza Carso una exposición con 68 imágenes, algunas extraídas del filme, que muestran la mirada de miles de migrantes de diversas naciones en su paso a través del mundo.

Antes de dirigir Los miserables, Ladj Ly fue arrestado en un barrio de Francia señalado del secuestro de un hombre. Fue uno de los tantos casos de abuso policíaco a comunidades migrantes registradas en aquel país Ahora, el realizador representa a su nación con esta historia que aspira a llevarse el Oscar a Mejor Película Internacional.

Los miserables, que con la obra de Víctor Hugo sólo comparte el nombre, muestra a Stéphane, un nuevo policía que se une a dos agentes encargados de mantener la paz en un vecindario con métodos cuestionables. La historia se ubica en un barrio francés donde conviven diversos grupos migrantes organizados y regidos por su propia ley cercado por la impunidad y el racismo de las autoridades que los vigilan.

Londres acogerá el primer concierto de una gira mundial sobre The Joker

“Los barrios son barriles de pólvora, hay clanes, y a pesar de esto todos tratamos de vivir juntos para evitar que se salga de control. Yo muestro esto en la película: la experiencia diaria que tenemos para sobrevivir”, explica el cineasta.

La cinta, toma algunas vivencias y confrontaciones que él y los miembros de su barrio han padecido durante años con la policía. Ladj Ly sufrió en carne propia los disturbios ocurridos en Francia en 2005, movimiento que inició tras la muerte de dos jóvenes musulmanes de origen africano, quienes fallecieron tras recibir un shock eléctrico cuando escapaban de las autoridades por temor a ser interrogados, pues era conocido el abuso policíaco que su comunidad vivía en ese entonces.

“Es cierto que en esta película yo hablo un poco sobre mi vida, mis experiencias y las de mis parientes. Todo se basa en eventos reales: el júbilo de la victoria de la Copa del Mundo, por supuesto, la llegada del nuevo policía al barrio, entre otras cosas”, explica el director.

“Por cinco años yo filmé todo lo que sucedió en mi vecindario, particularmente a los policías. En el momento en el que aparecian, yo agarraba mi cámara y filmaba, hasta el día que filmé un verdadero error policial. Quería mostrar la increíble diversidad de estos barrios. Todavía vivo allí: es mi vida y me encanta filmar allí. ¡Es mi set!”, dice.

Estrenada en el Festival de Cannes, la cinta fue considerada como provocadora, pues ponía en pantalla esta tensión entre policías y miembros de la comunidad migrante que por muchos años ha sido negada por el gobierno francés.

Los miserables remonta de inmediato a la obra escrita por Victor Hugo, y aunque no está basada en su texto sí tiene ciertas semejanzas por retratar a las comunidades marginadas de Francia. Además, la película inicia con la frase “No hay malas hierbas ni hombres malos, solo malos cultivadores", escrita por el dramaturgo clásico en 1862.

Sin embargo, la cinta comienza con una imagen contrastante, con la euforia de un país unido por el triunfo de su selección en el Mundial de Futbol el 12 de julio de 1998. “Esa fecha me marcó de por vida. Lo recuerdo hasta el día de hoy: tenía 18 años y fue mágico”, afirma el realizador.

“El fútbol logró unirnos: no más color de piel, no más clases sociales, éramos simplemente franceses. Volvimos a sentir eso durante la última Copa del Mundo, como si sólo el fútbol tuviera el poder para reunirnos Es una pena que no haya otro vínculo, pero al mismo tiempo, esos son momentos increíbles como experiencia para filmar. La película comienza con esto, antes de volver a la realidad más sombría de la vida cotidiana, donde cada persona camina según el color de la piel, la religión, la clase social”, agrega.

Para acompañar el estreno de la cinta, Diamond Films México en colaboración con la Organización Internacional para la migración (OIM), Save the Children y Sala de Arte Cinépolis, montaron en Plaza Carso una exposición con 68 imágenes, algunas extraídas del filme, que muestran la mirada de miles de migrantes de diversas naciones en su paso a través del mundo.

Salud

Detecta Federación subregistro de decesos en Puebla

A la par, se informó que Puebla presenta un exceso de mortalidad del 38% por Covid-19

Local

Pese a amenaza de rebrote, vida nocturna de Puebla burla restricciones

Bares disfrazados de restaurantes atentan contra las medidas de prevención sanitarias

Local

Con Teutli, aumenta inseguridad en 93.8% en Coronango

De acuerdo con cifras del SESNSP, de 2018 a la fecha, las carpetas de investigación incrementaron de 308 a 595

Local

Busca Enrique Doger de nuevo la alcaldía de Puebla

El exalcalde considera que tras el resultado en Coahuila e Hidalgo, el PRI tiene amplias posibilidades de ganar en 2021

Finanzas

La inversión española no se va de México: Antonio Basagoiti

Mejorar el clima de negocios en México puede acelerar la llegada de capital europeo, dice Antonio Basagoiti

Sociedad

Maquilas de la frontera, en alerta roja por rebrote de Covid

En la compañía DataProducts en Mexicali, se han registrado 22 personas contagiadas

Finanzas

ASA le quita a Interjet el crédito para comprar turbosina

Desde abril, la aerolínea tiene que pagar por adelantado el combustible, debido a su deuda con la paraestatal