/ domingo 25 de julio de 2021

Chigmecatitlán, el único municipio de Puebla sin contagios Covid

A más de un año de la pandemia, no hay ningún caso positivo o defunción por coronavirus

Si no fuera por la escasa venta de sus artesanías, en Chigmecatitlán el coronavirus pasaría desapercibido. Hasta el momento, es el único municipio en el estado de Puebla que no ha registrado ni un caso sospechoso de esta enfermedad y, por lo tanto, ningún positivo y ninguna defunción por la Covid-19.

De la capital de Puebla a Chigmecatitlán la distancia es de dos horas y media. Para llegar a dicho municipio se tiene que transitar un gran tramo de carretera, está alejado de las demás demarcaciones y por eso, los pobladores consideran que los contagios masivos no han llegado.

El camino hacia Chigmecatitlán luce vacío, no hay negocios a la orilla de la carretera ni mucho movimiento de vehículos, incluso hay postes de luz, pero siguen sin conectarse a la energía eléctrica. Al entrar a la comunidad hay un arco de piedra que tiene una Virgen al centro y dice: “Bienvenidos a Chigmecatitlán”, seguido de una capilla.

Te recomendamos: Estos son los principales síntomas de la variante Delta de la Covid-19

Al llegar al parque principal casi no hay ruido, se ven muy pocos niños jugando en las calles y la mayoría de los pobladores no usan cubrebocas. En las calles, la presidencia municipal, en el panteón, en la iglesia y en los comercios sí hay lonas en dónde piden cuidarse del coronavirus, solicitan el uso de cubrebocas, así como la sana distancia, pero muy pocas personas acatan dicha información.

Se sigue usando las bocinas como forma de comunicación en español y en mixteco. Hay poco transporte para llegar a este municipio y es más común ver a los pobladores con bicicletas, así como motos que en vehículos grandes.

De acuerdo con el último reporte de población, en este municipio hay un total de mil 225 habitantes. Y no es un municipio fantasma a causa de la migración, muy pocos de sus pobladores han optado por el país vecino para mejorar sus condiciones de vida.

ECONOMÍA LOCAL

Aunque parece que la enfermedad no ha llegado a esta comunidad, el coronavirus sí afectó la vida de los pobladores, quienes principalmente se dedican a la elaboración de artesanías con rafia y palma. Si bien, la venta de artesanías ya iba a la baja, en cuanto cancelaron las fiestas patronales y las ferias, este intercambio comercial se perdió en su totalidad.

Fue hasta que los compradores de otros municipios y compradores de otras entidades les notificaron a los artesanos que iban a dejar de adquirir sus productos que se enteraron que existía una pandemia.

Al principio, dudaron de que fuera cierto, incluso creyeron que eran pretextos de los compradores de artesanías para dejar de adquirir sus creaciones, pero como fue pasando el tiempo y vieron más noticias entendieron que la pandemia era real.

En este municipio viven de sus artesanías y una vez que se dejaron de comprarles tuvieron que buscar actividades alternas en la albañilería o trabajos en sembradíos. Pero por la pandemia, estas actividades también estuvieron escasas.

La familia Arizpe se dedica a la creación de figuras con rafia. Rogelio Pineda y su esposa Carmen Arizpe son los que hacen las sonajas, solían ir personas de la Ciudad de México a comprarles, pero con la pandemia el mercado se paró. En últimos días otra vez los están buscando, pero ya no quieren pagarles lo que cuesta su mano de obra, en suma, la rafia ha subido de precio, lo que complica su trabajo.

La señora Ángeles Arizpe Ibáñez es artesana, tiene 89 años y toda su vida ha hecho figuras con rafia. Por su edad y por un problema que tiene en una mano, el tiempo de creación para hacer 12 venados de rafia es de casi una semana y media; pese al tiempo, así como su esfuerzo, quieren comprarle cada uno en 20 pesos, cuando ella considera que tendrían que pagarle mínimo 50 pesos.

“Me dicen que me las tienen que comprar baratas por la enfermedad , pero ya no puedo darlo más barato porque ya no me alcanzaría. Estoy mala de mi mano, todo el tiempo estoy haciendo las figuras y ya nadie las quiere comprar”, comentó .

Lo mismo ocurre con la familia Cabrera, ellos son conocidos en Chigmecatitlán por elaborar figuras con palma, pero hoy en día, las fiestas patronales, que eran su fuerte, están prohibidas. El coronavirus vino a cambiar su vida y temen que un día se extinga su trabajo, que es lo que saben hacer desde niños.

El señor Mario Cabrera es el encargado de ir al campo, cortar la palma y su esposa Rosalía Ríos, así como sus hijas lo ayudan a ponerla en agua, a que se quite su color y posteriormente a pintarla.

Ellos hacen aretes, artesanías y figuras del modelo que el cliente pida, hasta figuras de Spider-Man y Mario Bros, pero hoy en día, “muy rara vez” les compran y su economía se ha visto muy afectada por la contingencia.

Lo mismo ocurre en las tiendas de rafia, están solas, nadie va y aunque los dueños creen que es una bendición que no haya llegado el virus a sus casas, los problemas colaterales como la mala economía sí llegaron a Chigmecatitlán.

RELIGIÓN EN CHIGMECATITLÁN

En Chigmecatitlán son religiosos, los mismos pobladores aceptan que no hay mucho movimiento en sus calles ni en sus parques, pero cuando se trata de ir a la iglesia y novenarios, siempre están presente.

El pasado 20 julio fue la fiesta del niñito divino y como pocas veces se ve, la mayoría de los pobladores estaban en las calles celebrando. Aunque algunos no vieron esto con buenos ojos, ya que festejaron en plena tercera ola de contagios, pero como no hay casos confirmados, decidieron salir y convivir.

Carlos Ramos es el padre del pueblo, compartió que en el sitio religioso han aplicado todas las medidas correspondientes para evitar contagios. Además, que al inicio de la pandemia cerraron para evitar infecciones.

En su opinión, no se ha registrado un alto número de contagios porque los mercados en dónde los pobladores solían a vender sus artesanías cerraron por la contingencia y también porque el templo cerró cuando inició la pandemia y esto evitó que todos se aglomeraran.

La iglesia está cerrada de lunes a viernes, sólo abre los domingos, no se permite la entrada sin cubrebocas y el aforo es reducido. El padre aceptó que estas medidas no gustaron a todos los vecinos y que esto también ha hecho que dejen de acudir.

No obstante, tienen una capilla al lado de la iglesia que se abre todos los días y aquí algunas personas aprovechan para ir a rezar.

SALUD

En este municipio sólo hay un Centro de Salud, lo atiende una enfermera y un médico, los pobladores dicen que gracias a ellos no hay contagios, ya que además de dar consejos en las citas, salen a hacer recomendaciones entre los pobladores.

No obstante, la gente también considera que sí puede haber casos sospechosos de esta enfermedad, pero debido a que no hay pruebas para detectar coronavirus en este lugar, lo que hacen es ubicarlos a Tepexi Rodríguez o a Zacapoala; y en estos lugares se confirma o se descarta la Covid-19. Es decir, que oficialmente ya no queda registrado el caso sospechoso en Chigmecatitlán.

Hay rumores de vecinos que enfermaron de este virus, pero muchos prefirieron cuidarse en sus casas y no hacerse la prueba cuando el médico y la enfermera les dijeron que tenían que ir a Tepexi. Por esta situación, es probable que también no exista ni un caso positivo.

Podría interesarte: Síndrome de Burnout, la otra enfermedad que nos dejó la pandemia de Covid-19

La aplicación de vacunas para hacerle frente al SARS-CoV-2 ha tenido buena respuesta, se hace en este lugar y la gran mayoría de personas de la tercera edad sí acudieron. Los vecinos confirmaron que muchos de los adultos mayores estuvieron renuentes, pero gracias a que en la televisión pedían que se vacunaran y el mismo presidente, Andrés Manuel López Obrador lo solicitó, acudieron.

SISTEMA DE MONITOREO COVID

Aunque para el gobierno del estado son Chigmecatitlán, Axutla, San Diego La Mesa Tochimiltzingo, Tepeyahualco de Cuauhtémoc, así como Tepeyahualco de Hidalgo, Tlapacoya, Hermenegildo Galeana y Atlequizayan los municipios que no reportan ningún caso activo por Covid-19 al día de hoy, cifras del gobierno federal señalan que sí hay casos sospechosos, así como defunciones siendo Chigmecatitlán el único que ni siquiera casos sospechosos de Covid lleva en lo que va de la pandemia.

Si no fuera por la escasa venta de sus artesanías, en Chigmecatitlán el coronavirus pasaría desapercibido. Hasta el momento, es el único municipio en el estado de Puebla que no ha registrado ni un caso sospechoso de esta enfermedad y, por lo tanto, ningún positivo y ninguna defunción por la Covid-19.

De la capital de Puebla a Chigmecatitlán la distancia es de dos horas y media. Para llegar a dicho municipio se tiene que transitar un gran tramo de carretera, está alejado de las demás demarcaciones y por eso, los pobladores consideran que los contagios masivos no han llegado.

El camino hacia Chigmecatitlán luce vacío, no hay negocios a la orilla de la carretera ni mucho movimiento de vehículos, incluso hay postes de luz, pero siguen sin conectarse a la energía eléctrica. Al entrar a la comunidad hay un arco de piedra que tiene una Virgen al centro y dice: “Bienvenidos a Chigmecatitlán”, seguido de una capilla.

Te recomendamos: Estos son los principales síntomas de la variante Delta de la Covid-19

Al llegar al parque principal casi no hay ruido, se ven muy pocos niños jugando en las calles y la mayoría de los pobladores no usan cubrebocas. En las calles, la presidencia municipal, en el panteón, en la iglesia y en los comercios sí hay lonas en dónde piden cuidarse del coronavirus, solicitan el uso de cubrebocas, así como la sana distancia, pero muy pocas personas acatan dicha información.

Se sigue usando las bocinas como forma de comunicación en español y en mixteco. Hay poco transporte para llegar a este municipio y es más común ver a los pobladores con bicicletas, así como motos que en vehículos grandes.

De acuerdo con el último reporte de población, en este municipio hay un total de mil 225 habitantes. Y no es un municipio fantasma a causa de la migración, muy pocos de sus pobladores han optado por el país vecino para mejorar sus condiciones de vida.

ECONOMÍA LOCAL

Aunque parece que la enfermedad no ha llegado a esta comunidad, el coronavirus sí afectó la vida de los pobladores, quienes principalmente se dedican a la elaboración de artesanías con rafia y palma. Si bien, la venta de artesanías ya iba a la baja, en cuanto cancelaron las fiestas patronales y las ferias, este intercambio comercial se perdió en su totalidad.

Fue hasta que los compradores de otros municipios y compradores de otras entidades les notificaron a los artesanos que iban a dejar de adquirir sus productos que se enteraron que existía una pandemia.

Al principio, dudaron de que fuera cierto, incluso creyeron que eran pretextos de los compradores de artesanías para dejar de adquirir sus creaciones, pero como fue pasando el tiempo y vieron más noticias entendieron que la pandemia era real.

En este municipio viven de sus artesanías y una vez que se dejaron de comprarles tuvieron que buscar actividades alternas en la albañilería o trabajos en sembradíos. Pero por la pandemia, estas actividades también estuvieron escasas.

La familia Arizpe se dedica a la creación de figuras con rafia. Rogelio Pineda y su esposa Carmen Arizpe son los que hacen las sonajas, solían ir personas de la Ciudad de México a comprarles, pero con la pandemia el mercado se paró. En últimos días otra vez los están buscando, pero ya no quieren pagarles lo que cuesta su mano de obra, en suma, la rafia ha subido de precio, lo que complica su trabajo.

La señora Ángeles Arizpe Ibáñez es artesana, tiene 89 años y toda su vida ha hecho figuras con rafia. Por su edad y por un problema que tiene en una mano, el tiempo de creación para hacer 12 venados de rafia es de casi una semana y media; pese al tiempo, así como su esfuerzo, quieren comprarle cada uno en 20 pesos, cuando ella considera que tendrían que pagarle mínimo 50 pesos.

“Me dicen que me las tienen que comprar baratas por la enfermedad , pero ya no puedo darlo más barato porque ya no me alcanzaría. Estoy mala de mi mano, todo el tiempo estoy haciendo las figuras y ya nadie las quiere comprar”, comentó .

Lo mismo ocurre con la familia Cabrera, ellos son conocidos en Chigmecatitlán por elaborar figuras con palma, pero hoy en día, las fiestas patronales, que eran su fuerte, están prohibidas. El coronavirus vino a cambiar su vida y temen que un día se extinga su trabajo, que es lo que saben hacer desde niños.

El señor Mario Cabrera es el encargado de ir al campo, cortar la palma y su esposa Rosalía Ríos, así como sus hijas lo ayudan a ponerla en agua, a que se quite su color y posteriormente a pintarla.

Ellos hacen aretes, artesanías y figuras del modelo que el cliente pida, hasta figuras de Spider-Man y Mario Bros, pero hoy en día, “muy rara vez” les compran y su economía se ha visto muy afectada por la contingencia.

Lo mismo ocurre en las tiendas de rafia, están solas, nadie va y aunque los dueños creen que es una bendición que no haya llegado el virus a sus casas, los problemas colaterales como la mala economía sí llegaron a Chigmecatitlán.

RELIGIÓN EN CHIGMECATITLÁN

En Chigmecatitlán son religiosos, los mismos pobladores aceptan que no hay mucho movimiento en sus calles ni en sus parques, pero cuando se trata de ir a la iglesia y novenarios, siempre están presente.

El pasado 20 julio fue la fiesta del niñito divino y como pocas veces se ve, la mayoría de los pobladores estaban en las calles celebrando. Aunque algunos no vieron esto con buenos ojos, ya que festejaron en plena tercera ola de contagios, pero como no hay casos confirmados, decidieron salir y convivir.

Carlos Ramos es el padre del pueblo, compartió que en el sitio religioso han aplicado todas las medidas correspondientes para evitar contagios. Además, que al inicio de la pandemia cerraron para evitar infecciones.

En su opinión, no se ha registrado un alto número de contagios porque los mercados en dónde los pobladores solían a vender sus artesanías cerraron por la contingencia y también porque el templo cerró cuando inició la pandemia y esto evitó que todos se aglomeraran.

La iglesia está cerrada de lunes a viernes, sólo abre los domingos, no se permite la entrada sin cubrebocas y el aforo es reducido. El padre aceptó que estas medidas no gustaron a todos los vecinos y que esto también ha hecho que dejen de acudir.

No obstante, tienen una capilla al lado de la iglesia que se abre todos los días y aquí algunas personas aprovechan para ir a rezar.

SALUD

En este municipio sólo hay un Centro de Salud, lo atiende una enfermera y un médico, los pobladores dicen que gracias a ellos no hay contagios, ya que además de dar consejos en las citas, salen a hacer recomendaciones entre los pobladores.

No obstante, la gente también considera que sí puede haber casos sospechosos de esta enfermedad, pero debido a que no hay pruebas para detectar coronavirus en este lugar, lo que hacen es ubicarlos a Tepexi Rodríguez o a Zacapoala; y en estos lugares se confirma o se descarta la Covid-19. Es decir, que oficialmente ya no queda registrado el caso sospechoso en Chigmecatitlán.

Hay rumores de vecinos que enfermaron de este virus, pero muchos prefirieron cuidarse en sus casas y no hacerse la prueba cuando el médico y la enfermera les dijeron que tenían que ir a Tepexi. Por esta situación, es probable que también no exista ni un caso positivo.

Podría interesarte: Síndrome de Burnout, la otra enfermedad que nos dejó la pandemia de Covid-19

La aplicación de vacunas para hacerle frente al SARS-CoV-2 ha tenido buena respuesta, se hace en este lugar y la gran mayoría de personas de la tercera edad sí acudieron. Los vecinos confirmaron que muchos de los adultos mayores estuvieron renuentes, pero gracias a que en la televisión pedían que se vacunaran y el mismo presidente, Andrés Manuel López Obrador lo solicitó, acudieron.

SISTEMA DE MONITOREO COVID

Aunque para el gobierno del estado son Chigmecatitlán, Axutla, San Diego La Mesa Tochimiltzingo, Tepeyahualco de Cuauhtémoc, así como Tepeyahualco de Hidalgo, Tlapacoya, Hermenegildo Galeana y Atlequizayan los municipios que no reportan ningún caso activo por Covid-19 al día de hoy, cifras del gobierno federal señalan que sí hay casos sospechosos, así como defunciones siendo Chigmecatitlán el único que ni siquiera casos sospechosos de Covid lleva en lo que va de la pandemia.

Local

Se acabó el encanto, cierran estacionamientos cercanos al socavón en Zacatepec

Cuando el socavón surgió llegaban alrededor de 5 mil personas al mes, ahora ya nadie arriba al lugar

Local

Eduardo Rivera y Claudia Rivera alistan nueva reunión de transición

Donde abordarán los temas de protección civil y gobernanza.

Estado

Rapiña en la Puebla- Orizaba tras volcadura de tractocamión

A pie y hasta en carros llegaron los lugareños para llevarse los animales

Gossip

Víctimas del Dr. Cerebro conmemora 31 años de trayectoria

El día de su presentación lanzarán el disco Ahí vienen las brujas y preparan un nuevo álbum que lleva por nombre Esther

Sociedad

Sedena compra la medicina más cara del mundo

El proveedor había sido vetado por el presidente López Obrador debido a prácticas monopólicas realizadas durante la administración anterior

Gossip

Raphael presenta el documental sobre vida

El cantante español dio a conocer el filme Raphaelísimo en la edición 69 del Festival de Cine de San Sebastián

Cine

Inicia Festival Internacional de Cine de Guanajuato con homenaje a su fundador

La 24 edición del Festival Internacional de Cine de Guanajuato inició con una muestra fotográfica dedicada a su cofundador

Mundo

Países ricos siguen acaparando vacunas

Tienen excedente de 1,200 millones y siguen cerrando contratos con empresas

Gossip

Gaby Mellado habla de su papel en la desalmada

La telenovela cuenta con cuatro millones de televidentes