/ miércoles 13 de marzo de 2019

Con este ritual en su "ombligo", festejan los 744 mil años del Popocatépetl 

Llegar hasta el lugar de la ofrenda lleva más de tres horas a pie, sorteando los obstáculos que Don Goyo pone en el camino

Don Goyo cumplió 744 mil años, imponente se alzó en el horizonte y anunció que sigue siendo el vigilante de Puebla; el coloso recibió a sus invitados con una fumarola cerca de las 11 de la mañana y a pesar de ser como un padre para los pobladores, aún causa temores cada vez que se despierta.

El festejo no es nada simple, subir hasta su ombligo ya es parte del regalo, uno que según don Hilario, el tiempero de la celebración, se debe dar con amor, sin miedos y sobretodo con mucho entusiasmo, así la subida será más llevadera.

Su cumpleaños es cada 12 de marzo, la fecha en la que decenas de personas se congregan desde las 5 de la mañana para escalar el Popocatépetl. Algunos llegan a San Nicolás de los Ranchos otros a Xalitzintla, de ahí parten en caravana para subir la montaña en auto por cerca de dos horas, pero esto solo es la primera prueba ya que el terreno no es amable con los conductores.

Llegar hasta el lugar de la ofrenda lleva más de tres horas a pie, sorteando los obstáculos que don Goyo pone en el camino y aunque en momentos parece inalcanzable por los caminos escarpados, matorrales que se pierden con la arena y lomas que muestran un mundo poco explorado, el volcán no da tregua, entre piedra volcánica, la presión, el calor y hasta corrientes frías que dan un respiro al viajero.

En definitiva, llegar al ombligo del volcán es un triunfo que se convierte en una verbena para los viajeros que gustosos erigen el altar en honor al Popocatépetl, acompañado de dulces, cerveza, maíz, fruta y hasta admiración ante la cruz. ´

EL MANJAR

Las mañanitas comenzaron a sonar, los agradecimientos a don Goyo se extendieron, pero sobre todo las súplicas para que el gigante no desate su furia con una catástrofe y en cambio ayude a la cosecha del año y celebre la entrada de la primavera.

Antes de cantarle las mañanitas, el Popocatépetl recibe un manjar acompañado de dos cruces que miden cerca de metro y medio, una con flores y otra que porta la vestimenta de gala. Este año, dos mayordomos hicieron la tarea de poner dos altares, el primera usó un atuendo particularmente campirano, camisa cuadros, sombrero ranchero y cinturón.

Su otro padrino, no escatimó en comprarle un traje azul, corbata, saco, camisa, zapatos y hasta ropa interior.

La comida en ambas ofrendas, digna de los dioses, fue un rico y caliente mole poblano con todo y guajolote, tortillas de mano recién calentadas en las faldas del Popo, frutas tropicales, tequila, pulque, cigarros y la espiritualidad del copal ahumó a los presentes.

LAS ALABANZAS

El tiempero, como figura central de la ceremonia hizo lujo del náhuatl, ya que al mismo tiempo que colocaba la comida mencionaba alabanzas en esta lengua ancestral.

"El Popocatépetl es lo máximo para mi" dijo el tiempero, un hombre de mediana edad que toma su oficio muy en serio, un sabio que caminaba sin mediar el terreno, para él estar con papá Goyo es estar en contacto directo de la madre naturaleza.

Las alabanzas terminaron y como agradecimiento, Don Gregorio lanzó una fumarola, una imagen que mostraba a un costado a sus invitados, los cohetes que anunciaban la fiesta y sobre todo el esplendor de celebrar al gigante de mesoamericana; volcán Popocatépetl, el coloso más activo de América.

Don Goyo cumplió 744 mil años, imponente se alzó en el horizonte y anunció que sigue siendo el vigilante de Puebla; el coloso recibió a sus invitados con una fumarola cerca de las 11 de la mañana y a pesar de ser como un padre para los pobladores, aún causa temores cada vez que se despierta.

El festejo no es nada simple, subir hasta su ombligo ya es parte del regalo, uno que según don Hilario, el tiempero de la celebración, se debe dar con amor, sin miedos y sobretodo con mucho entusiasmo, así la subida será más llevadera.

Su cumpleaños es cada 12 de marzo, la fecha en la que decenas de personas se congregan desde las 5 de la mañana para escalar el Popocatépetl. Algunos llegan a San Nicolás de los Ranchos otros a Xalitzintla, de ahí parten en caravana para subir la montaña en auto por cerca de dos horas, pero esto solo es la primera prueba ya que el terreno no es amable con los conductores.

Llegar hasta el lugar de la ofrenda lleva más de tres horas a pie, sorteando los obstáculos que don Goyo pone en el camino y aunque en momentos parece inalcanzable por los caminos escarpados, matorrales que se pierden con la arena y lomas que muestran un mundo poco explorado, el volcán no da tregua, entre piedra volcánica, la presión, el calor y hasta corrientes frías que dan un respiro al viajero.

En definitiva, llegar al ombligo del volcán es un triunfo que se convierte en una verbena para los viajeros que gustosos erigen el altar en honor al Popocatépetl, acompañado de dulces, cerveza, maíz, fruta y hasta admiración ante la cruz. ´

EL MANJAR

Las mañanitas comenzaron a sonar, los agradecimientos a don Goyo se extendieron, pero sobre todo las súplicas para que el gigante no desate su furia con una catástrofe y en cambio ayude a la cosecha del año y celebre la entrada de la primavera.

Antes de cantarle las mañanitas, el Popocatépetl recibe un manjar acompañado de dos cruces que miden cerca de metro y medio, una con flores y otra que porta la vestimenta de gala. Este año, dos mayordomos hicieron la tarea de poner dos altares, el primera usó un atuendo particularmente campirano, camisa cuadros, sombrero ranchero y cinturón.

Su otro padrino, no escatimó en comprarle un traje azul, corbata, saco, camisa, zapatos y hasta ropa interior.

La comida en ambas ofrendas, digna de los dioses, fue un rico y caliente mole poblano con todo y guajolote, tortillas de mano recién calentadas en las faldas del Popo, frutas tropicales, tequila, pulque, cigarros y la espiritualidad del copal ahumó a los presentes.

LAS ALABANZAS

El tiempero, como figura central de la ceremonia hizo lujo del náhuatl, ya que al mismo tiempo que colocaba la comida mencionaba alabanzas en esta lengua ancestral.

"El Popocatépetl es lo máximo para mi" dijo el tiempero, un hombre de mediana edad que toma su oficio muy en serio, un sabio que caminaba sin mediar el terreno, para él estar con papá Goyo es estar en contacto directo de la madre naturaleza.

Las alabanzas terminaron y como agradecimiento, Don Gregorio lanzó una fumarola, una imagen que mostraba a un costado a sus invitados, los cohetes que anunciaban la fiesta y sobre todo el esplendor de celebrar al gigante de mesoamericana; volcán Popocatépetl, el coloso más activo de América.

Estado

Asesinan al "Rey de la papa" en su bodega de Tlatlauquitepec

Aseguran habitantes que el empresario le daba trabajo a muchas familias de la región

Local

[VIDEO] “No soy ni seré una mártir jamás”, así pide Lydia Cacho reparación del daño al Estado

La periodista lanzó una petición en Change.org donde hace un llamado a las autoridades federales, de Puebla y Quintana Roo

Local

"Por el bien de Morena en Puebla acepté dialogar con Barbosa": Armenta

Con la intervención de Ricardo Monreal, el candidato y el Senador mostraron su reunión en Twitter

Local

Sobreviven lavaderos de la diagonal ante escasez de agua en Puebla

Las amas de casa llevan semanas, algunos años, caminando kilómetros para realizar uno de los quehaceres más indispensables

Local

Advierten severo castigo a candidatos si infringen Ley Electoral

En lo que va del proceso electoral de Puebla no se han detectado indicios de irregularidades

Futbol

La rifa del tigre para las Franjitas en cuartos de final

La llave arranca en el Cuauhtémoc y cierra en el volcán

Gossip

Diana Bracho desaprueba identidad renovada de la nueva Catalina Creel

La actriz Diana Bracho desaprueba la identidad renovada que tendrá la villana de Cuna de Lobos

Deportes

La feria nacional de San Marcos principal engrane económico

La Fiesta Brava en la feria de Aguascalientes representa uno de los pilares más importantes del estado

Sociedad

Para cruzar de Matamoros a Brownsville, piden pase exprés para estudiantes

El gobierno de Baja California buscan solución a demora en cruce de mercancías en garita de Otay