/ domingo 9 de agosto de 2020

Con miedo, así regresan empleados a trabajar en los comercios de Puebla

Aunque han recibido capacitaciones, tienen temor de enfermarse y contagiar a sus familias

“Regreso con bastante miedo, no sé si pueda llevar el virus a mis chiquitos”, comentó Ana, una joven madre de 27 años quien se incorporó este sábado a trabajar después de que la emergencia sanitaria por coronavirus obligó el cierre por cuatro meses su lugar de empleo: una tienda de ropa, en el Centro Histórico de Puebla.

Ana es muy precavida, lava sus manos y tiene a su alcance el gel antibacterial, porque no quiere contagiarse de Covid-19, y mantiene su fe: “Primero dios no nos va a pasar nada, pero hay que cuidarnos”, añade.

“Yo soy la única que ve a mis niños, salgo a la calle con mucho miedo. En el trabajo ya nos capacitaron para prevenir enfermarnos”.

La nueva normalidad por SARS-Cov-2 cambiará su rutina laboral, ahora, cada vez que regrese a casa tiene que sanitizarse, meter en bolsa su ropa y bañarse: “sólo así poder convivir con mis familiares”.

Durante 120 días que estuvo cerrado el negocio donde labora, la joven tuvo que dividir su sueldo –que por pandemia ya era del 50%– para poder sostener su hogar y a sus dos hijos. Cada día fue difícil y hasta con limitaciones para alimentarse, para así poder pagar la renta del sitio donde vive, entre otros servicios como energía eléctrica.

“Tuve que aguantar un poquito el hambre, pero los niños si comían. Había días que no me alcanzaban las monedas. Hubo muchas limitaciones. En un desayuno se gasta uno hasta 200 pesos, hubo muchos problemas que espero que ahora se compongan”.

El coronavirus le deja a Ana que debe de vivir al máximo el tiempo con su familia y extraña esas reuniones con su mamá para demostrarle su cariño. “Es injusto que por salir a buscar para comer te contagies, o mueras, por eso deben de mantenerse los cuidados y prevenir”

Foto: Javier Pérez | El Sol de Puebla

“HAY QUE SER MUY RESPONSABLES”

Isaac Sánchez Meza, de 18 años, también tuvo una reducción en su salario y trabajó con días diferidos en una zapatería, ubicada en el pasaje municipal. Para este retorno de actividades, dice que refuerzan las medidas de seguridad sanitaria, pues está consiente que el coronavirus no tiene cura.

“Hay que tener las medidas de cuidado, ahora que ya tenemos a nuestros clientes de nuevo, con este flujo. Hay que ser muy responsables de esto para que todo salga bien”.

El cubre bocas no deja ver su sonrisa, pero Isaac comenta muy optimista al mejorar sus ventas de calzado este fin de semana.

Foto: Javier Pérez | El Sol de Puebla

“Me siento bien, tranquilo, es bueno tener las cortinas abiertas otra vez, que la gente pueda entrar, comprar su calzado, me hace sentir bien (…) Hoy llevo como 10 clientes atendidos, cuando estaba cerrada la cortina por la pandemia eran como 3, hay una esperanza para reactivar la economía familiar”.

En los últimos cuatro meses, relató que él y su familia tuvieron que hacer algunos ajustes para sus gastos. “Mucha gente no cree en el coronavirus, mucha gente se pone a pensar hasta que alguien de su familia le toque, que no debe ser, ni se desea a nadie. Hay que cuidarnos y evitar que no nos dé, es un virus nuevo y sin cura, aún no sabemos las secuelas qué va a dejar”.

“Regreso con bastante miedo, no sé si pueda llevar el virus a mis chiquitos”, comentó Ana, una joven madre de 27 años quien se incorporó este sábado a trabajar después de que la emergencia sanitaria por coronavirus obligó el cierre por cuatro meses su lugar de empleo: una tienda de ropa, en el Centro Histórico de Puebla.

Ana es muy precavida, lava sus manos y tiene a su alcance el gel antibacterial, porque no quiere contagiarse de Covid-19, y mantiene su fe: “Primero dios no nos va a pasar nada, pero hay que cuidarnos”, añade.

“Yo soy la única que ve a mis niños, salgo a la calle con mucho miedo. En el trabajo ya nos capacitaron para prevenir enfermarnos”.

La nueva normalidad por SARS-Cov-2 cambiará su rutina laboral, ahora, cada vez que regrese a casa tiene que sanitizarse, meter en bolsa su ropa y bañarse: “sólo así poder convivir con mis familiares”.

Durante 120 días que estuvo cerrado el negocio donde labora, la joven tuvo que dividir su sueldo –que por pandemia ya era del 50%– para poder sostener su hogar y a sus dos hijos. Cada día fue difícil y hasta con limitaciones para alimentarse, para así poder pagar la renta del sitio donde vive, entre otros servicios como energía eléctrica.

“Tuve que aguantar un poquito el hambre, pero los niños si comían. Había días que no me alcanzaban las monedas. Hubo muchas limitaciones. En un desayuno se gasta uno hasta 200 pesos, hubo muchos problemas que espero que ahora se compongan”.

El coronavirus le deja a Ana que debe de vivir al máximo el tiempo con su familia y extraña esas reuniones con su mamá para demostrarle su cariño. “Es injusto que por salir a buscar para comer te contagies, o mueras, por eso deben de mantenerse los cuidados y prevenir”

Foto: Javier Pérez | El Sol de Puebla

“HAY QUE SER MUY RESPONSABLES”

Isaac Sánchez Meza, de 18 años, también tuvo una reducción en su salario y trabajó con días diferidos en una zapatería, ubicada en el pasaje municipal. Para este retorno de actividades, dice que refuerzan las medidas de seguridad sanitaria, pues está consiente que el coronavirus no tiene cura.

“Hay que tener las medidas de cuidado, ahora que ya tenemos a nuestros clientes de nuevo, con este flujo. Hay que ser muy responsables de esto para que todo salga bien”.

El cubre bocas no deja ver su sonrisa, pero Isaac comenta muy optimista al mejorar sus ventas de calzado este fin de semana.

Foto: Javier Pérez | El Sol de Puebla

“Me siento bien, tranquilo, es bueno tener las cortinas abiertas otra vez, que la gente pueda entrar, comprar su calzado, me hace sentir bien (…) Hoy llevo como 10 clientes atendidos, cuando estaba cerrada la cortina por la pandemia eran como 3, hay una esperanza para reactivar la economía familiar”.

En los últimos cuatro meses, relató que él y su familia tuvieron que hacer algunos ajustes para sus gastos. “Mucha gente no cree en el coronavirus, mucha gente se pone a pensar hasta que alguien de su familia le toque, que no debe ser, ni se desea a nadie. Hay que cuidarnos y evitar que no nos dé, es un virus nuevo y sin cura, aún no sabemos las secuelas qué va a dejar”.

Local

Se reúnen Eduardo Rivera y Genoveva Huerta para definir candidatura de la capital

Se prevé que el objetivo de esta reunión sea perfilar los acuerdos para que el ex alcalde vuelva a competir por la presidencia municipal de Puebla

Local

Adiós certificado de no embarazo, eliminan este requisito en Puebla

No contratar o despedir a una mujer en estado de gravidez es discriminación

Policiaca

Les roban casi un millón de pesos al llegar a San Gregorio Atzompa

Empleados de una constructora acababan de retirar el efectivo en una sucursal bancaria

Estado

Benjamín Hernández gobierna mal Izúcar pero quiere otro periodo

El suplente de Melitón Lozano es señalado por tener un perfil político bajo y su poca instrucción para gobernar

Local

Biden y preservación del DACA dan optimismo a migrantes poblanos

El nuevo mandatario estadounidense no hará deportaciones en 100 días y preservará el programa que beneficia a los llamados dreamers

Futbol

Poblanos a seguir perfectos en el Guardianes ahora contra Tijuana

La Franja se juega la posibilidad de seguir perfecta y más importante, el continuar en los puestos de arriba de la clasificación

Mundo

UE se cierra por nueva cepa de Covid

Líderes acuerdan restringir los viajes no esenciales; reportan la mutación en al menos en 60 países

Sociedad

AMIIF advierten riesgo de desabasto de medicamentos

La organización acusó además que al solicitar modificaciones al etiquetado de los productos se pone “en riesgo” los sellos de seguridad o la calidad del producto

Finanzas

Biden quiere crear red eléctrica con México

El nuevo presidente de EU pretende extender la red hasta Colombia, según su plan de sustentabilidad