/ jueves 25 de abril de 2019

Será de metal, mástil de voladores en Atlixco

Organizadores aseguran que el mantenimiento del nuevo mástil es más austero y se evita el deterioro

El palo de los voladores de Cuetzalan levantado en el corazón de la plazuela del cerro de San Miguel para el clímax y final del Atlixcáyotl volverá a ser de metal, y ya no de madera como ocurría desde hace una década.

Desde las primeras horas de este miércoles una cuadrilla de diez hombres comenzó dos procesos: por un lado, el retiro, prácticamente a marrazos, del palo proveniente de un árbol, instalado hace más de una década.

Y casi al mismo tiempo subir hasta esa explanada cuatro pesados tubos de metal, los cuales en su conjunto pesan cada uno más de 200 kilos. Una tarea de aproximadamente siete horas continuas.

Esa acción, la cual concluirá el próximo viernes con el ritual “místico” para la instalación del nuevo soporte de los voladores, generó un debate sobre la identidad de los elementos de la considerada fiesta cultural más importante de Atlixco.

Por un lado, las autoridades defendieron la medida bajo el argumento de tratarse de un paso a la modernidad y seguridad de los propios voladores y del mismo Atlixcáyotl.

POLLILLAS

Miguel Cordero es el titular de la oficina de Turismo, Tradiciones y Cultura, y explicó los motivos del cambio: “En primer lugar es abonará a la seguridad de los voladores. El anterior comenzó a ser devorado por las termitas. Además, este paso cuenta con la aprobación del patronato de esa fiesta”.

Incluso, comentó el funcionario, “el propio patronato del Atlixcáyotl ya había promovido el uso de un mástil de metal para seguridad de los voladores y facilidad del movimiento. Este retiro, necesario, fue pagado en su gran mayoría por el gobierno del estado a través de un trabajo de gestión”.

Cordero insistió: “el anterior mástil dañó algunas casas durante su traslado de San Pedro Benito Juárez al cerro de San Miguel. Es más austero y seguro el mantenimiento (pintura) para evitar el deterioro”.

Y, dijo, “los escalones se mantienen tradicionales: de madera para seguridad de los voladores. En el proceso de retiro participaron los voladores de Cuetzalan quienes el viernes harán el ritual tradicional de colocación”.

Esto último será a las 16 horas en la propia explanada del cerro de San Miguel y será abierto al público quienes deben asistir de blanco y con pañoletas rojas, adelantó el director de cultura.

IDENTIDAD

Sin embargo, para algunos cronistas, precursores e impulsores del Atlixcáyotl esa medida, del palo de metal, de “alguna manera rompe con la identidad o armonía de la propia fiesta. Y sucede por una razón: es el mismo compromiso con la divinidad y los dioses de las danzas el buscar, encontrar, cortar y trasladar el árbol, en los bosques, de donde saldrá el palo de los voladores, el colocarlo con el guajolote como ofrenda”.

Quizá, sostuvieron en una respuesta a este medio de comunicación, es la “banalización de la fiesta por personas de fueras o por integrantes del patronato quienes jamás podrían identificarse con las danzas y la trascendencia de los pueblos de bailar en esa explanada donde pondrán un enorme pararrayos”.

El palo de los voladores de Cuetzalan levantado en el corazón de la plazuela del cerro de San Miguel para el clímax y final del Atlixcáyotl volverá a ser de metal, y ya no de madera como ocurría desde hace una década.

Desde las primeras horas de este miércoles una cuadrilla de diez hombres comenzó dos procesos: por un lado, el retiro, prácticamente a marrazos, del palo proveniente de un árbol, instalado hace más de una década.

Y casi al mismo tiempo subir hasta esa explanada cuatro pesados tubos de metal, los cuales en su conjunto pesan cada uno más de 200 kilos. Una tarea de aproximadamente siete horas continuas.

Esa acción, la cual concluirá el próximo viernes con el ritual “místico” para la instalación del nuevo soporte de los voladores, generó un debate sobre la identidad de los elementos de la considerada fiesta cultural más importante de Atlixco.

Por un lado, las autoridades defendieron la medida bajo el argumento de tratarse de un paso a la modernidad y seguridad de los propios voladores y del mismo Atlixcáyotl.

POLLILLAS

Miguel Cordero es el titular de la oficina de Turismo, Tradiciones y Cultura, y explicó los motivos del cambio: “En primer lugar es abonará a la seguridad de los voladores. El anterior comenzó a ser devorado por las termitas. Además, este paso cuenta con la aprobación del patronato de esa fiesta”.

Incluso, comentó el funcionario, “el propio patronato del Atlixcáyotl ya había promovido el uso de un mástil de metal para seguridad de los voladores y facilidad del movimiento. Este retiro, necesario, fue pagado en su gran mayoría por el gobierno del estado a través de un trabajo de gestión”.

Cordero insistió: “el anterior mástil dañó algunas casas durante su traslado de San Pedro Benito Juárez al cerro de San Miguel. Es más austero y seguro el mantenimiento (pintura) para evitar el deterioro”.

Y, dijo, “los escalones se mantienen tradicionales: de madera para seguridad de los voladores. En el proceso de retiro participaron los voladores de Cuetzalan quienes el viernes harán el ritual tradicional de colocación”.

Esto último será a las 16 horas en la propia explanada del cerro de San Miguel y será abierto al público quienes deben asistir de blanco y con pañoletas rojas, adelantó el director de cultura.

IDENTIDAD

Sin embargo, para algunos cronistas, precursores e impulsores del Atlixcáyotl esa medida, del palo de metal, de “alguna manera rompe con la identidad o armonía de la propia fiesta. Y sucede por una razón: es el mismo compromiso con la divinidad y los dioses de las danzas el buscar, encontrar, cortar y trasladar el árbol, en los bosques, de donde saldrá el palo de los voladores, el colocarlo con el guajolote como ofrenda”.

Quizá, sostuvieron en una respuesta a este medio de comunicación, es la “banalización de la fiesta por personas de fueras o por integrantes del patronato quienes jamás podrían identificarse con las danzas y la trascendencia de los pueblos de bailar en esa explanada donde pondrán un enorme pararrayos”.

Local

Colocan "Árbol de la esperanza" con fotos de desaparecidos en Puebla

Familiares de personas desaparecidas en Puebla colocaron fotografías de las víctimas en un “árbol de la esperanza” en el zócalo de la capital

Estado

Hombre pierde la vida dentro de un cajero en Texmelucan

Un usuario reportó que había una persona al interior por lo que solicitó el apoyo de cuerpos de emergencia

Local

¡Llegó la Navidad! Nochebuenas ponen color a las fiestas decembrinas

En diversos puntos de Atlixco se pueden observar estas plantas que adornan los hogares en Navidad

Finanzas

Incrementa en un 74% la producción de ganado bovino en Puebla

Este crecimiento se debe a la reactivación económica del 100 por ciento

Mundo

Primeros indicios sobre la gravedad de Ómicron son alentadores, señala Casa Blanca

Investigadores intentan identificar si Ómicron es más transmisible y/o resistente a la inmunidad de las vacunas

Local

Regreso a clases en BUAP depende de festividades decembrinas

La rectora la universidad pide no bajar la guardia ante la nueva variante

Finanzas

En 2022 restaurantes invertirán 40 mdp para ampliación

Con esta ampliación se podrán generar más de 150 empleos directos

Cine

¡Por fin! Llega la secuela de “La Masacre de Texas,” de 1974; mira el nuevo avance

Los fans de esta icónica película de terror tendrán la oportunidad se saber que pasó con esta historia

Local

Colocan "Árbol de la esperanza" con fotos de desaparecidos en Puebla

Familiares de personas desaparecidas en Puebla colocaron fotografías de las víctimas en un “árbol de la esperanza” en el zócalo de la capital