/ martes 30 de junio de 2020

Incumple penal de San Miguel medidas contra Covid-19: CNDH

Se observó que no se toma la temperatura corporal a los visitantes, no se aplican pruebas rápidas y el personal médico carece de insumos necesarios

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) detectó que el Cereso de Puebla no cumple con la “sana distancia” debido a la sobrepoblación y hacinamiento en algunos espacios, además el personal médico no cuenta con los insumos necesarios para hacer frente a la pandemia y en las visitas no se aplican pruebas para la detección de Covid-19.

Las autoridades estatales tienen cierta resistencia, obstaculización y retraso en el otorgamiento, acceso y transparencia de la información para la implementación del Mecanismo Nacional de Monitoreo por Covid-19 en centros penitenciarios.

Es decir, las autoridades no proporcionan datos importantes como los grupos de edad, sexo y/o padecimientos asociados de las personas privadas de la libertad identificadas como casos sospechosos, confirmados, recuperados o fallecidos por esta enfermedad.

Así lo expone el informe especial de Covid-19 en centros penitenciarios, elaborado por la Tercera Visitaduría General de la CNDH, la cual detectó que el Centro de Reinserción Social de Puebla, también conocido como penal de San Miguel, cuenta con un protocolo de actuación para atender la emergencia sanitaria, colocación de información y pláticas relacionadas con el virus, filtro de detección de síntomas y distribución de gel antibacterial.

Sanitización de productos que ingresan al lugar, uso de cubrebocas, adecuación de espacios para recibir nuevos ingresos y aislar sospechosos, y se restringió la visita familiar e íntima.

NO APLICAN PRUEBAS COVID-19

Sin embargo, la Tercera Visitaduría de la CNDH encontró que el penal de San Miguel no cumple con la medida sanitaria de “sana distancia”, no verifica la aplicación de medidas generales de limpieza en las diversas áreas del centro ni con los privados de la libertad.

No se toma la temperatura corporal a los visitantes ni se aplican pruebas para detectar Covid-19, el personal médico no cuenta con insumos necesarios para hacer frente a la pandemia, además, este no tiene conocimiento de los protocolos de actuación del lugar.

En la repartición de alimentos los reclusos se conglomeran en diferentes puntos del centro sin respetar la sana distancia. Además, la CNDH observó desorganización en el resguardo y cuidado de los casos positivos y que los pacientes no contaban con insumos de protección.

Al 31 de mayo realizó 26 visitas de observación en 17 entidades del país con la finalidad de verificar las medidas de prevención, atención y mitigación de riesgo, así como el trato que reciben las personas privadas de la libertad, autoridades, familiares y visitas en general.

En la inspección que realizó al Cereso de Puebla observó que un grupo de 19 personas positivas a coronavirus, alojadas en el área de ingreso, se encontraban hacinadas, deambulando libremente por ese espacio y teniendo contacto con otros reos que les llevan insumos y productos, por lo que recomendó medidas para prevenir un contagio masivo.

Al momento de la visita encontró que la mayoría del personal de salud había tomado el curso “capacitación de laboratorio y toma de muestras para la aplicación de pruebas Covid-19”, impartido por la Unidad de Inteligencia Epidemiológica de la Secretaría de Salud.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) detectó que el Cereso de Puebla no cumple con la “sana distancia” debido a la sobrepoblación y hacinamiento en algunos espacios, además el personal médico no cuenta con los insumos necesarios para hacer frente a la pandemia y en las visitas no se aplican pruebas para la detección de Covid-19.

Las autoridades estatales tienen cierta resistencia, obstaculización y retraso en el otorgamiento, acceso y transparencia de la información para la implementación del Mecanismo Nacional de Monitoreo por Covid-19 en centros penitenciarios.

Es decir, las autoridades no proporcionan datos importantes como los grupos de edad, sexo y/o padecimientos asociados de las personas privadas de la libertad identificadas como casos sospechosos, confirmados, recuperados o fallecidos por esta enfermedad.

Así lo expone el informe especial de Covid-19 en centros penitenciarios, elaborado por la Tercera Visitaduría General de la CNDH, la cual detectó que el Centro de Reinserción Social de Puebla, también conocido como penal de San Miguel, cuenta con un protocolo de actuación para atender la emergencia sanitaria, colocación de información y pláticas relacionadas con el virus, filtro de detección de síntomas y distribución de gel antibacterial.

Sanitización de productos que ingresan al lugar, uso de cubrebocas, adecuación de espacios para recibir nuevos ingresos y aislar sospechosos, y se restringió la visita familiar e íntima.

NO APLICAN PRUEBAS COVID-19

Sin embargo, la Tercera Visitaduría de la CNDH encontró que el penal de San Miguel no cumple con la medida sanitaria de “sana distancia”, no verifica la aplicación de medidas generales de limpieza en las diversas áreas del centro ni con los privados de la libertad.

No se toma la temperatura corporal a los visitantes ni se aplican pruebas para detectar Covid-19, el personal médico no cuenta con insumos necesarios para hacer frente a la pandemia, además, este no tiene conocimiento de los protocolos de actuación del lugar.

En la repartición de alimentos los reclusos se conglomeran en diferentes puntos del centro sin respetar la sana distancia. Además, la CNDH observó desorganización en el resguardo y cuidado de los casos positivos y que los pacientes no contaban con insumos de protección.

Al 31 de mayo realizó 26 visitas de observación en 17 entidades del país con la finalidad de verificar las medidas de prevención, atención y mitigación de riesgo, así como el trato que reciben las personas privadas de la libertad, autoridades, familiares y visitas en general.

En la inspección que realizó al Cereso de Puebla observó que un grupo de 19 personas positivas a coronavirus, alojadas en el área de ingreso, se encontraban hacinadas, deambulando libremente por ese espacio y teniendo contacto con otros reos que les llevan insumos y productos, por lo que recomendó medidas para prevenir un contagio masivo.

Al momento de la visita encontró que la mayoría del personal de salud había tomado el curso “capacitación de laboratorio y toma de muestras para la aplicación de pruebas Covid-19”, impartido por la Unidad de Inteligencia Epidemiológica de la Secretaría de Salud.

Local

En la mira morenovallistas tras eliminación del fuero

Barbosa celebró la aprobación por mayoría calificada de la reforma constitucional que él promovió

Estado

Alpanocan, una bomba de tiempo limítrofe y el Congreso no escucha

Además de los conflictos territoriales, la población se enfrenta a la sobre explotación de recursos como el agua y los bosques

Estado

[Video] Víbora de agua sorprende a pobladores de Huixcolotla

Las fuertes ráfagas de viento arrastraron mallas de plástico de algunos cultivos

Policiaca

Sin temor a la justicia, sale de la cárcel y vuelve a delinquir

Joaquín N, alias el “T”, atraca tiendas Oxxo en Cholula, Puebla capital, Cuautlancingo y  Amozoc

Política

No se abordó tema del muro fronterizo con Trump: AMLO

El aseguró que el muro fronterizo es un tema que su Gobierno no quería tratar en su visita a Washington

Policiaca

Por ejercicio indebido de funciones públicas, vinculan a proceso a exedil de Tehuacán

Señalan en audiencia que sin contar con facultades, Felipe de Jesús N. designó al encargado de despacho de la Secretaría General del Ayuntamiento

Justicia

AMLO niega que detención de César Duarte en EU tenga fin político

El mandatario señaló "somos respetuosos para no mezclar lo político y lo jurídico"

Local

Inician Ayuntamiento de Cuautlancingo y Barzón Poblano programa “Promoviendo la Sana Alimentación”

Entregan despensas de verduras a bajo costo a más de 400 familias en situación de vulnerabilidad

Local

Difícil regreso a clases el 10 de agosto: gobierno de Puebla

“No podremos regresar al ciclo escolar en Puebla hasta que no haya semáforo naranja o amarillo”, afirma gobernador