/ martes 10 de noviembre de 2020

Virus acelera lleno de panteones, pandemia obliga a cremar cuerpos

Hasta el mes de junio había una disponibilidad de espacios del 26% en la Zona Metropolitana; algunos ya están al 100% de su capacidad

La escasa e incluso nula disponibilidad de fosas para la inhumación en panteones públicos de la capital y la zona metropolitana es un problema que desde hace varios años han ignorado los gobiernos y autoridades que administran estos espacios, situación que se agudizó durante este año derivado por la pandemia, acusan personas a las que cada vez les resulta más difícil encontrar sepulturas a perpetuidad, así como los trabajadores de los panteones y especialistas en el tema.

En Puebla y los municipios conurbados, entre enero y junio únicamente se tenía el 26% de disponibilidad de fosas y tumbas, mientras que el 74% ya estaba ocupado.

Mientras, la Covid-19 obligó a los poblanos a aceptar la cremación como una nueva modalidad de despedir a sus seres queridos, a pesar de que en el pasado prefirieron la inhumación, principalmente por un sentir religioso. Un caso es la familia Sedeño, que compartió que la voluntad de su familiar era ser inhumada, sin embargo, la cremación fue un hecho forzoso con todo y que nunca recibieron la confirmación de que la fallecida fuera positiva al virus.

PANDEMIA AGUDIZÓ ESCASES DE FOSAS Y TUMBAS

Recientemente el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó Información de los Panteones Públicos en las Zonas Metropolitanas del País, 2020, en el que detalla que en territorio nacional solamente el 16.7% de fosas y tumbas estuvieron disponibles durante el primer semestre del año, mientras que el 83.3% ya estaban ocupadas.

En el caso específico de la zona metropolitana de Puebla, durante este mismo periodo (enero-junio), únicamente se tenía el 26% de disponibilidad de fosas y tumbas, mientras que el 74% ya estaba ocupado.

Por su parte Octavio Flores Hidalgo, doctor en Procesos Territoriales y catedrático de la facultad de Arquitectura de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP) reconoció que, en efecto, la alta ocupación que registran los panteones del país y los de la capital poblana, representa ya, un serio problema al que no se le ha dado la atención pertinente.

Foto: Maricarmen Hernández | El Sol de Puebla

“Es un tremendo problema que debemos aterrizarlo a partir del manejo y aprovechamiento del suelo en función de panteones. Hace falta una revisión porque es un tema pendiente, ya tiene mucho tiempo que no se discute sobre este tema que además, también es de salud pública”, indicó.

A la par, el especialista consideró necesario una pronta renovación de los planteamientos de cómo trabajar, manejar, reglamentar y regular los panteones para poder hacer un “reciclaje de espacios” dentro de los propios panteones, e incluso, de otros territorios que están en desuso y pudieran ser aprovechados como camposantos.

PANTEONES DE LA CAPITAL SIN DISPONIBLIDAD

Mediante un recorrido realizado en los principales panteones de la capital poblana, como el de Guadalupe Hidalgo, San Francisco Totimehuacán y San Baltazar Campeche, los trabajadores y vecinos del lugar compartieron con este medio que ya no hay disponibilidad de lotes a perpetuidad.

Aseguraron que las inhumaciones que se han realizado durante este año, han sido únicamente en terrenos de familias que, desde hace varios años, ya contaban con el espacio. Al preguntarles a los administradores y encargados de estos panteones sobre los costos y disponibilidad, se limitaron a decir que en efecto, ya no cuentan con fosas disponibles.

De manera paralela, al solicitar información en el panteón de La Piedad sobre los costos de fosas a perpetuidad así como el porcentaje de disponibilidad, indicaron que el costo es de 19 mil 070 pesos, pero advirtieron que es “en la parte final del panteón”, toda vez que el lugar ya tiene más del 90% de ocupación.

Finalmente, en el Panteón Municipal aseguraron no tener fosas a perpetuidad, pues únicamente cuentan con asignación de fosas para servicio inmediato (para un tiempo de 7 años) el cual tiene un costo de 15 mil 102 pesos. Incluso, de manera extraoficial, indicaron que solo queda alrededor del 3% de disponibilidad.

Foto: Maricarmen Hernández | El Sol de Puebla

A pesar de que este medio solicitó información al secretario de Infraestructura y Servicios Públicos del Municipio, Israel Román Romano, sobre la situación que presentan los panteones de la capital y la propuesta de esta administración para atender el tema, no se obtuvo respuesta alguna por parte del funcionario.

EN SEGUNDO LUGAR, ZONA METROPOLITANA DE PUEBLA CON MAYOR CANTIDAD DE PANTEONES EN OPERACIÓN

De acuerdo a la información de los panteones públicos de las 74 Zonas Metropolitanas del país, la zona de Puebla se ubicó en el segundo lugar con la mayor cantidad de panteones en operación durante el primer semestre del 2020, con un total de 227.

Con esta cifra se posicionó únicamente por debajo de la zona metropolitana del Valle de México con 569 panteones, mientras que la zona metropolitana de Poza Rica se ubicó en el tercer lugar con 205.

El informe también indica que, de los 109 panteones del país que durante la pandemia realizaron ampliaciones para aumentar el número de fosas, en la Zona Metropolitana de Puebla dos panteones hicieron este tipo de modificaciones, aunque no se precisa el nombre de los cementerios donde se realizaron estos trabajos.

Sobre la contratación de personal adicional o personal auxiliar no remunerado, 89 panteones realizaron este tipo de contratación, siendo la zona metropolitana del Valle de México con la mayor cantidad de panteones que reportaron este tipo de contratación (12); mientras que en la zona de Puebla dos panteones fueron los que recurrieron a esta modalidad.

El INEGI también incluyó un gráfico en el que tomó en consideración la percepción de los trabajadores de panteones sobre el número de inhumaciones y cremaciones realizadas de enero a junio de 2020, esto en comparación con las efectuadas de enero a junio de 2019. En este sentido, en la Zona Metropolitana de Puebla, el 64.4% consideró que el incremento fue “mucho mayor a lo habitual”.

Foto: Maricarmen Hernández | El Sol de Puebla

Respecto a la operación de fosas comunes, en el país se reportaron un total de 6 mil 069, de las cuales, 44 se encuentran en la Zona Metropolitana de Puebla.

  • El municipio de Puebla cuenta con 42 panteones
  • Dos están bajo la administración de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos: Panteón Municipal y el de San Francisco Totimehuacán.
  • Las presidencias de Juntas Auxiliares administran 32.
  • Particulares: 7
  • Gobierno del estado administra el Panteón de la Piedad.

LA CREMACIÓN UNA NUEVA MODALIDAD DE DESPEDIR A SUS SERES QUERIDOS

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó la Recopilación de información de los cementerios públicos en las zonas metropolitanas del país, en el que indicó que en el primer semestre del 2020 el número de cadáveres cremados registró un aumento del 76.8 por ciento, en comparación con el 2019.

Específicamente en la zona metropolitana de Puebla, el aumento en el número de incineraciones fue incluso del cien por ciento, toda vez que durante el periodo enero-junio del 2019, se registraron únicamente 100 cremaciones, mientras que en el mismo periodo pero de este año, se reportaron 259 cadáveres cremados, lo que significó un aumento del 159 por ciento.

Aunque en el caso de la capital poblana aún no hay cifras oficiales sobre el índice de cremaciones, personal que se dedica a esta actividad coincide en que, en efecto, esta práctica aumentó en más del cien por ciento a causa de la contingencia sanitaria, periodo en el que han realizado los procedimientos con los certificados que acreditan la positividad al virus, mientras que en otros casos las familias quedan en la espera de la confirmación.

NOS COSTÓ TRABAJO ACEPTAR LA CREMACIÓN

Hace unos meses Magdalena Sedeño tuvo que despedirse de su madre bajo ciertos protocolos sanitarios a pesar de que el deceso fue por causas naturales. Aunque su deseo era despedirla por inhumación, las circunstancias de la pandemia no se lo permitieron.

Foto: Maricarmen Hernández | El Sol de Puebla

“En nuestro caso tuvimos que aceptar la cremación de mi mamá porque prácticamente no tuvimos opción. Nosotros hubiéramos preferido que fuera un velorio de cuerpo presente y acudir al panteón, porque también era algo en lo que creía mi mamá pero, por la pandemia, tuvimos que aceptar la indicación que nos dieron”.

Magdalena comentó que, con tristeza y dolor, tuvieron que aceptar esta manera de despedir a doña Irma -su madre- siendo la primera vez admitían esta modalidad con un familiar fallecido. “Desgraciadamente no se pudo tomar una decisión entre hermanos sobre lo que opinábamos al respecto y, simplemente, nos vimos en la necesidad de acatarlo. Y sí, nos costó mucho trabajo aceptar la idea de la cremación”, compartió.

Paulatinamente la familia lo fue asimilando y ahora, de manera reflexiva, reconoce que la alta ocupación en los panteones, la lejanía de estos, incluso, los elevados costos del proceso, provoca que cada vez la ciudadanía acepte la incineración para despedirse de sus familiares.

“A veces las circunstancias y el rol de vida nos hace cambiar porque, en cuanto a la religión, sí soy creyente y por tradición uno decide que quiere ser sepultado y velado (…) pero, desgraciadamente también nos enfrentamos a que cada vez los panteones ya están con espacios agotados y se eleva muchísimo el costo. Si hablamos de que la mayoría somos de una economía media-baja, sí nos pega (económicamente) entonces cada vez se nos va orillando a optar por la cremación”, consideró.

RECICLAJE DE ESPACIOS Y PANTEONES VERTICALES

Por su parte, Octavio Flores Hidalgo, doctor en procesos territoriales y catedrático de la facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Puebla (UPAEP), indicó que ante la falta de fosas en los cementerios, una de las opciones es el reciclaje de espacios abandonados para la implementación de nuevas estructuras verticales que permitan el depósito de los cuerpos.

“Actualmente hay nuevas propuestas para panteones que son de tipo vertical. Estos son más de tipo urnarios (urnas para cenizas) y también estilo criptas que permiten tener los cuerpos depositados en el sitio. Estas pueden ser algunas alternativas, aunque también, tiene mucho que ver la cultura que se tiene sobre este tema”, compartió el académico.

Indicó que como primera instancia es importante que en los panteones se realice una revisión de las condiciones en las que se encuentran los espacios y con esto poder reciclar aquellos que estén en abandono.

“Hay espacios culturales importantes dentro de los panteones que tienen un valor histórico y que hay que conservar, por el diseño y los materiales; pero también, hay otras zonas que están totalmente abandonadas y que vale la pena darles una segunda vida donde se puedan generar nuevas capillas para urnas”, indicó.

Este reciclaje, agregó el especialista, también puede ser mediante la adquisición de manzanas o lotes que están en abandono, como es el caso de algunas ex fábricas y bodegas. “El 20 por ciento del suelo de Puebla está subutilizado y hay áreas que se pueden adquirir. Dentro de la ciudad existe suelo que no se está ocupando correctamente y que se pudieran adquirir para este propósito”, consideró.

Aunado a esto, Flores Hidalgo dijo que si bien, se tiene muy arraigado el tema cultural y religioso de la inhumación, consideró importante que la ciudadanía poco a poco acepte opciones como la cremación para eficientar el uso del suelo.

SE RESISTEN A ESTA MODALIDAD, PREFIEREN INHUMACIÓN

La cremación o incineración nunca ha sido una opción para la familia Rodríguez Hernández, motivo por el que siempre han despedidos a sus familiares bajo el proceso de inhumación. “Mis padres siempre estuvieron muy apegados a la religión y, respecto a la muerte, decían que ´polvo eres y en polvo te convertirás´. Para ellos, el hecho de cremarlos, era ir en contra de un proceso natural por el que debe atravesar el hombre. Yo respeté su decisión y afortunadamente pude cumplirles su última voluntad: ser inhumados”, compartió Josefina Rodríguez, quien hace cuatro años perdió a su padre y hace siete meses a su mamá.

Frente al altar de sus padres compartió que, al igual que ellos, preferiría la inhumación, aunque al final son los familiares los que deciden. “Nunca hemos tenido que incinerar a nadie y tampoco quisiera eso para mí”, confiesa.

Al acudir al panteón para limpiar las tumbas de sus padres, Josefina asegura tener una conexión más significativa con ellos, además de que en la temporada de Día de Muertos, le gusta compartir esta significativa tradición en los sepulcros de quienes le dieron la vida y a quienes cuidó hasta sus últimos días.

“Para mi es importante visitarlos, estar con ellos y continuar con nuestra tradición. Entiendo que por las circunstancias cada vez hay menos espacios en los panteones y que es más frecuente la incineración, aunque, para aquellos que tenemos estos usos y costumbres, es importante y significativa la inhumación”, finalizó.

La escasa e incluso nula disponibilidad de fosas para la inhumación en panteones públicos de la capital y la zona metropolitana es un problema que desde hace varios años han ignorado los gobiernos y autoridades que administran estos espacios, situación que se agudizó durante este año derivado por la pandemia, acusan personas a las que cada vez les resulta más difícil encontrar sepulturas a perpetuidad, así como los trabajadores de los panteones y especialistas en el tema.

En Puebla y los municipios conurbados, entre enero y junio únicamente se tenía el 26% de disponibilidad de fosas y tumbas, mientras que el 74% ya estaba ocupado.

Mientras, la Covid-19 obligó a los poblanos a aceptar la cremación como una nueva modalidad de despedir a sus seres queridos, a pesar de que en el pasado prefirieron la inhumación, principalmente por un sentir religioso. Un caso es la familia Sedeño, que compartió que la voluntad de su familiar era ser inhumada, sin embargo, la cremación fue un hecho forzoso con todo y que nunca recibieron la confirmación de que la fallecida fuera positiva al virus.

PANDEMIA AGUDIZÓ ESCASES DE FOSAS Y TUMBAS

Recientemente el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó Información de los Panteones Públicos en las Zonas Metropolitanas del País, 2020, en el que detalla que en territorio nacional solamente el 16.7% de fosas y tumbas estuvieron disponibles durante el primer semestre del año, mientras que el 83.3% ya estaban ocupadas.

En el caso específico de la zona metropolitana de Puebla, durante este mismo periodo (enero-junio), únicamente se tenía el 26% de disponibilidad de fosas y tumbas, mientras que el 74% ya estaba ocupado.

Por su parte Octavio Flores Hidalgo, doctor en Procesos Territoriales y catedrático de la facultad de Arquitectura de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP) reconoció que, en efecto, la alta ocupación que registran los panteones del país y los de la capital poblana, representa ya, un serio problema al que no se le ha dado la atención pertinente.

Foto: Maricarmen Hernández | El Sol de Puebla

“Es un tremendo problema que debemos aterrizarlo a partir del manejo y aprovechamiento del suelo en función de panteones. Hace falta una revisión porque es un tema pendiente, ya tiene mucho tiempo que no se discute sobre este tema que además, también es de salud pública”, indicó.

A la par, el especialista consideró necesario una pronta renovación de los planteamientos de cómo trabajar, manejar, reglamentar y regular los panteones para poder hacer un “reciclaje de espacios” dentro de los propios panteones, e incluso, de otros territorios que están en desuso y pudieran ser aprovechados como camposantos.

PANTEONES DE LA CAPITAL SIN DISPONIBLIDAD

Mediante un recorrido realizado en los principales panteones de la capital poblana, como el de Guadalupe Hidalgo, San Francisco Totimehuacán y San Baltazar Campeche, los trabajadores y vecinos del lugar compartieron con este medio que ya no hay disponibilidad de lotes a perpetuidad.

Aseguraron que las inhumaciones que se han realizado durante este año, han sido únicamente en terrenos de familias que, desde hace varios años, ya contaban con el espacio. Al preguntarles a los administradores y encargados de estos panteones sobre los costos y disponibilidad, se limitaron a decir que en efecto, ya no cuentan con fosas disponibles.

De manera paralela, al solicitar información en el panteón de La Piedad sobre los costos de fosas a perpetuidad así como el porcentaje de disponibilidad, indicaron que el costo es de 19 mil 070 pesos, pero advirtieron que es “en la parte final del panteón”, toda vez que el lugar ya tiene más del 90% de ocupación.

Finalmente, en el Panteón Municipal aseguraron no tener fosas a perpetuidad, pues únicamente cuentan con asignación de fosas para servicio inmediato (para un tiempo de 7 años) el cual tiene un costo de 15 mil 102 pesos. Incluso, de manera extraoficial, indicaron que solo queda alrededor del 3% de disponibilidad.

Foto: Maricarmen Hernández | El Sol de Puebla

A pesar de que este medio solicitó información al secretario de Infraestructura y Servicios Públicos del Municipio, Israel Román Romano, sobre la situación que presentan los panteones de la capital y la propuesta de esta administración para atender el tema, no se obtuvo respuesta alguna por parte del funcionario.

EN SEGUNDO LUGAR, ZONA METROPOLITANA DE PUEBLA CON MAYOR CANTIDAD DE PANTEONES EN OPERACIÓN

De acuerdo a la información de los panteones públicos de las 74 Zonas Metropolitanas del país, la zona de Puebla se ubicó en el segundo lugar con la mayor cantidad de panteones en operación durante el primer semestre del 2020, con un total de 227.

Con esta cifra se posicionó únicamente por debajo de la zona metropolitana del Valle de México con 569 panteones, mientras que la zona metropolitana de Poza Rica se ubicó en el tercer lugar con 205.

El informe también indica que, de los 109 panteones del país que durante la pandemia realizaron ampliaciones para aumentar el número de fosas, en la Zona Metropolitana de Puebla dos panteones hicieron este tipo de modificaciones, aunque no se precisa el nombre de los cementerios donde se realizaron estos trabajos.

Sobre la contratación de personal adicional o personal auxiliar no remunerado, 89 panteones realizaron este tipo de contratación, siendo la zona metropolitana del Valle de México con la mayor cantidad de panteones que reportaron este tipo de contratación (12); mientras que en la zona de Puebla dos panteones fueron los que recurrieron a esta modalidad.

El INEGI también incluyó un gráfico en el que tomó en consideración la percepción de los trabajadores de panteones sobre el número de inhumaciones y cremaciones realizadas de enero a junio de 2020, esto en comparación con las efectuadas de enero a junio de 2019. En este sentido, en la Zona Metropolitana de Puebla, el 64.4% consideró que el incremento fue “mucho mayor a lo habitual”.

Foto: Maricarmen Hernández | El Sol de Puebla

Respecto a la operación de fosas comunes, en el país se reportaron un total de 6 mil 069, de las cuales, 44 se encuentran en la Zona Metropolitana de Puebla.

  • El municipio de Puebla cuenta con 42 panteones
  • Dos están bajo la administración de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos: Panteón Municipal y el de San Francisco Totimehuacán.
  • Las presidencias de Juntas Auxiliares administran 32.
  • Particulares: 7
  • Gobierno del estado administra el Panteón de la Piedad.

LA CREMACIÓN UNA NUEVA MODALIDAD DE DESPEDIR A SUS SERES QUERIDOS

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó la Recopilación de información de los cementerios públicos en las zonas metropolitanas del país, en el que indicó que en el primer semestre del 2020 el número de cadáveres cremados registró un aumento del 76.8 por ciento, en comparación con el 2019.

Específicamente en la zona metropolitana de Puebla, el aumento en el número de incineraciones fue incluso del cien por ciento, toda vez que durante el periodo enero-junio del 2019, se registraron únicamente 100 cremaciones, mientras que en el mismo periodo pero de este año, se reportaron 259 cadáveres cremados, lo que significó un aumento del 159 por ciento.

Aunque en el caso de la capital poblana aún no hay cifras oficiales sobre el índice de cremaciones, personal que se dedica a esta actividad coincide en que, en efecto, esta práctica aumentó en más del cien por ciento a causa de la contingencia sanitaria, periodo en el que han realizado los procedimientos con los certificados que acreditan la positividad al virus, mientras que en otros casos las familias quedan en la espera de la confirmación.

NOS COSTÓ TRABAJO ACEPTAR LA CREMACIÓN

Hace unos meses Magdalena Sedeño tuvo que despedirse de su madre bajo ciertos protocolos sanitarios a pesar de que el deceso fue por causas naturales. Aunque su deseo era despedirla por inhumación, las circunstancias de la pandemia no se lo permitieron.

Foto: Maricarmen Hernández | El Sol de Puebla

“En nuestro caso tuvimos que aceptar la cremación de mi mamá porque prácticamente no tuvimos opción. Nosotros hubiéramos preferido que fuera un velorio de cuerpo presente y acudir al panteón, porque también era algo en lo que creía mi mamá pero, por la pandemia, tuvimos que aceptar la indicación que nos dieron”.

Magdalena comentó que, con tristeza y dolor, tuvieron que aceptar esta manera de despedir a doña Irma -su madre- siendo la primera vez admitían esta modalidad con un familiar fallecido. “Desgraciadamente no se pudo tomar una decisión entre hermanos sobre lo que opinábamos al respecto y, simplemente, nos vimos en la necesidad de acatarlo. Y sí, nos costó mucho trabajo aceptar la idea de la cremación”, compartió.

Paulatinamente la familia lo fue asimilando y ahora, de manera reflexiva, reconoce que la alta ocupación en los panteones, la lejanía de estos, incluso, los elevados costos del proceso, provoca que cada vez la ciudadanía acepte la incineración para despedirse de sus familiares.

“A veces las circunstancias y el rol de vida nos hace cambiar porque, en cuanto a la religión, sí soy creyente y por tradición uno decide que quiere ser sepultado y velado (…) pero, desgraciadamente también nos enfrentamos a que cada vez los panteones ya están con espacios agotados y se eleva muchísimo el costo. Si hablamos de que la mayoría somos de una economía media-baja, sí nos pega (económicamente) entonces cada vez se nos va orillando a optar por la cremación”, consideró.

RECICLAJE DE ESPACIOS Y PANTEONES VERTICALES

Por su parte, Octavio Flores Hidalgo, doctor en procesos territoriales y catedrático de la facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Puebla (UPAEP), indicó que ante la falta de fosas en los cementerios, una de las opciones es el reciclaje de espacios abandonados para la implementación de nuevas estructuras verticales que permitan el depósito de los cuerpos.

“Actualmente hay nuevas propuestas para panteones que son de tipo vertical. Estos son más de tipo urnarios (urnas para cenizas) y también estilo criptas que permiten tener los cuerpos depositados en el sitio. Estas pueden ser algunas alternativas, aunque también, tiene mucho que ver la cultura que se tiene sobre este tema”, compartió el académico.

Indicó que como primera instancia es importante que en los panteones se realice una revisión de las condiciones en las que se encuentran los espacios y con esto poder reciclar aquellos que estén en abandono.

“Hay espacios culturales importantes dentro de los panteones que tienen un valor histórico y que hay que conservar, por el diseño y los materiales; pero también, hay otras zonas que están totalmente abandonadas y que vale la pena darles una segunda vida donde se puedan generar nuevas capillas para urnas”, indicó.

Este reciclaje, agregó el especialista, también puede ser mediante la adquisición de manzanas o lotes que están en abandono, como es el caso de algunas ex fábricas y bodegas. “El 20 por ciento del suelo de Puebla está subutilizado y hay áreas que se pueden adquirir. Dentro de la ciudad existe suelo que no se está ocupando correctamente y que se pudieran adquirir para este propósito”, consideró.

Aunado a esto, Flores Hidalgo dijo que si bien, se tiene muy arraigado el tema cultural y religioso de la inhumación, consideró importante que la ciudadanía poco a poco acepte opciones como la cremación para eficientar el uso del suelo.

SE RESISTEN A ESTA MODALIDAD, PREFIEREN INHUMACIÓN

La cremación o incineración nunca ha sido una opción para la familia Rodríguez Hernández, motivo por el que siempre han despedidos a sus familiares bajo el proceso de inhumación. “Mis padres siempre estuvieron muy apegados a la religión y, respecto a la muerte, decían que ´polvo eres y en polvo te convertirás´. Para ellos, el hecho de cremarlos, era ir en contra de un proceso natural por el que debe atravesar el hombre. Yo respeté su decisión y afortunadamente pude cumplirles su última voluntad: ser inhumados”, compartió Josefina Rodríguez, quien hace cuatro años perdió a su padre y hace siete meses a su mamá.

Frente al altar de sus padres compartió que, al igual que ellos, preferiría la inhumación, aunque al final son los familiares los que deciden. “Nunca hemos tenido que incinerar a nadie y tampoco quisiera eso para mí”, confiesa.

Al acudir al panteón para limpiar las tumbas de sus padres, Josefina asegura tener una conexión más significativa con ellos, además de que en la temporada de Día de Muertos, le gusta compartir esta significativa tradición en los sepulcros de quienes le dieron la vida y a quienes cuidó hasta sus últimos días.

“Para mi es importante visitarlos, estar con ellos y continuar con nuestra tradición. Entiendo que por las circunstancias cada vez hay menos espacios en los panteones y que es más frecuente la incineración, aunque, para aquellos que tenemos estos usos y costumbres, es importante y significativa la inhumación”, finalizó.

Cultura

Medio siglo de Ciudad Universitaria | Los tiempos idos

El 4 de junio de 1965 se inició la construcción del nuevo campus y cuatro años más tarde la empezaron a poblar los estudiantes

Policiaca

Suman cinco "encobijados" en menos de una semana en Puebla capital

Los cadáveres de tres mujeres, un hombres y un cuerpo no identificado fueron localizados en distintas zonas de la ciudad

Local

Vía alterna en Periférico requerirá una inversión de 367 millones de pesos

Su construcción llevará tres años y unos de los principales objetivos es desfogar el intenso tráfico vehicular que se genera en torno a la planta Volkswagen

Literatura

México necesita promover la cultura de la ciencia: Greco Hernández

El investigador mexicano presentó su libro "El acertijo de la vida"

Local

Con el lema “Orgullo y dignidad”, personas con discapacidad marchan para exigir inclusión

Los manifestantes pidieron infraestructura adecuada e integración en el ámbito educativo, laboral y social

Policiaca

Detienen a sujeto involucrado en robos a vehículos en colonias de Puebla

Anselmo “N”, de 44 años de edad, fue detenido mientras se drogaba en el interior de un automóvil

Local

¡Sigue a la baja! Anuncian nueva disminución en el precio del gas LP en Puebla

Este precio es el más bajo que ha reportado la entidad desde que el gobierno federal inició la regulación de costos

Doble Vía

Con brazo falso, hombre intenta vacunarse contra la Covid-19

La prótesis estaba muy bien hecha, pero el color y la sensación al tacto despertaron las sospechas de la enfermera