/ domingo 30 de diciembre de 2018

Religiosos ingresan a cárceles para dar paz y evitar suicidios

Visitan a secuestradores, violadores, homicidas, narcos, estafadores y ladrones de cuello blanco

Con el único fin de brindar fortalecimiento espiritual a las personas privadas de la libertad, promover el amor a Cristo, predicar el evangelio y ayudarlos a encontrar su camino espiritual sobre todo en esta época decembrina, ministros de culto religiosos se dan a la tarea de visitar en sus celdas a secuestradores, violadores, homicidas, narcotraficantes, estafadores y ladrones de cuello blanco que se encuentra presos en uno de los 17 centros Federales de Reinserción Social en el país.

En estas cárceles, a cargo del Órgano Administrativo, Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, la vigilancia de los reos, es extrema, en parte porque en diciembre aumenta el riesgo de suicidios por la soledad que representa estar encerrados y lejos de sus familias.

“El 84% de los casos (de suicidios) ocurre en los dormitorios, mientras el 16% restante sucede en áreas diversas como cocinas, comedores, talleres, sitios de visita íntima y familiar”, señala un estudio de la CNDH.

Estadísticas penitenciarias señalan que en los últimos cinco años, dos mil 609 ministros de culto visitaron a algunos de los 24 mil internos en centros federales, destacando la Iglesia Bethania de Guadalajara, la Red Ministerial Apostólica, Jabad México, Testigos de Jehová, la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo, Iglesia Bautista las que más acuden a los centros penitenciarios.

Autoridades carcelarias señalan que en el centro federal de readaptación social del Altiplano, (de donde se escapó el Chapo Guzmán), en los últimos cinco años 81 ministros de culto de la Red Ministerial Apostólica Iglesia del Señor, la dioses de Toluca y Jabad México, acudieron a brindar fortalecimiento espiritual a las personas privadas de la libertad que profesan la religión católica.

Mientras que al centro de readaptación social del occidente acudieron 200 ministros de culto del pastoral penitenciario ministerios carcelarios de México y de la Iglesia Bethania de Guadalajara, a impartir formación religiosa y predicar el evangelio. En el penal del Noroeste, acudieron 744 ministros de culto de la diócesis de Tepic, y de la asociación civil culto cristiano.

Al penal federal de Oriente, 80 ministro de culto de la arquidiócesis de Xalapa, fundación Alas Rotas, y ayuda a Volar entre otras; en el del Suroeste 30 ministros de los testigos de Jehová; 240 en el noroeste de la iglesia de Dios en México, casa de oración de Durango; 59 en el penal norponiente, de una orden religiosa italiana.

En el penal federal del norte, se registraron 139 ministros de culto de ministerios de Chihuahua y Ciudad Juárez para ayudar a restaurar a los reos a la sociedad, con valores morales y espirituales, del Cefereso de Sonora, han acudido 86 ministros de culto, de la iglesia cristiana de Estados Unidos, y templo central de Dios.

Mientras que en el penal federal de Guanajuato, 147 ministros de culto de la arquidiócesis de León y testigos de Jehová; 8 mas al Cefereso de Oaxaca, 17 al de Durango, 75 al de Chiapas, 15 al de Morelos, 628 al de rehabilitación psicosocial, y 58 al complejo penitenciario Islas Marías.

MEDIDAS DE SEGURIDADE EXTREMAS

De acuerdo a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en invierno y verano es cuando más suicidios se registran en los penales. Incluso, hay un horario mortal, entre las 6:00 horas y el medio día.

La CNDH señala que el 84% de los casos ocurre en los dormitorios, mientras el 16% restante sucede en áreas diversas como cocinas, comedores, talleres, sitios de visita íntima y familiar.

Estadísticas más recientes, señalan que el mayor número de suicidios se reportó en penales de Jalisco, Sonora, así como Guanajuato, Nuevo León, Tabasco y Zacatecas.

TERAPIA PSICOLÓGICA PARA PREVENIR SIUCIDIOS

En los penales federales, el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, ha emprendido programas integrales para la prevención del suicidio, tales como terapias sicológicas a cargo de especialistas que atienden a los poco más de 24 mil internos que hay en las 17 centros penitenciarios federales.

La clasificación la lleva a cabo el consejo técnico, con base en el estudio clínico criminológico o de personalidad practicado al interno, a través del cual se le asigna su ubicación en dormitorio y por ningún motivo los internos pueden ser ubicados en lugares distintos a los que, por determinación expresa del Consejo, sean destinados para su alojamiento.


Con el único fin de brindar fortalecimiento espiritual a las personas privadas de la libertad, promover el amor a Cristo, predicar el evangelio y ayudarlos a encontrar su camino espiritual sobre todo en esta época decembrina, ministros de culto religiosos se dan a la tarea de visitar en sus celdas a secuestradores, violadores, homicidas, narcotraficantes, estafadores y ladrones de cuello blanco que se encuentra presos en uno de los 17 centros Federales de Reinserción Social en el país.

En estas cárceles, a cargo del Órgano Administrativo, Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, la vigilancia de los reos, es extrema, en parte porque en diciembre aumenta el riesgo de suicidios por la soledad que representa estar encerrados y lejos de sus familias.

“El 84% de los casos (de suicidios) ocurre en los dormitorios, mientras el 16% restante sucede en áreas diversas como cocinas, comedores, talleres, sitios de visita íntima y familiar”, señala un estudio de la CNDH.

Estadísticas penitenciarias señalan que en los últimos cinco años, dos mil 609 ministros de culto visitaron a algunos de los 24 mil internos en centros federales, destacando la Iglesia Bethania de Guadalajara, la Red Ministerial Apostólica, Jabad México, Testigos de Jehová, la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo, Iglesia Bautista las que más acuden a los centros penitenciarios.

Autoridades carcelarias señalan que en el centro federal de readaptación social del Altiplano, (de donde se escapó el Chapo Guzmán), en los últimos cinco años 81 ministros de culto de la Red Ministerial Apostólica Iglesia del Señor, la dioses de Toluca y Jabad México, acudieron a brindar fortalecimiento espiritual a las personas privadas de la libertad que profesan la religión católica.

Mientras que al centro de readaptación social del occidente acudieron 200 ministros de culto del pastoral penitenciario ministerios carcelarios de México y de la Iglesia Bethania de Guadalajara, a impartir formación religiosa y predicar el evangelio. En el penal del Noroeste, acudieron 744 ministros de culto de la diócesis de Tepic, y de la asociación civil culto cristiano.

Al penal federal de Oriente, 80 ministro de culto de la arquidiócesis de Xalapa, fundación Alas Rotas, y ayuda a Volar entre otras; en el del Suroeste 30 ministros de los testigos de Jehová; 240 en el noroeste de la iglesia de Dios en México, casa de oración de Durango; 59 en el penal norponiente, de una orden religiosa italiana.

En el penal federal del norte, se registraron 139 ministros de culto de ministerios de Chihuahua y Ciudad Juárez para ayudar a restaurar a los reos a la sociedad, con valores morales y espirituales, del Cefereso de Sonora, han acudido 86 ministros de culto, de la iglesia cristiana de Estados Unidos, y templo central de Dios.

Mientras que en el penal federal de Guanajuato, 147 ministros de culto de la arquidiócesis de León y testigos de Jehová; 8 mas al Cefereso de Oaxaca, 17 al de Durango, 75 al de Chiapas, 15 al de Morelos, 628 al de rehabilitación psicosocial, y 58 al complejo penitenciario Islas Marías.

MEDIDAS DE SEGURIDADE EXTREMAS

De acuerdo a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en invierno y verano es cuando más suicidios se registran en los penales. Incluso, hay un horario mortal, entre las 6:00 horas y el medio día.

La CNDH señala que el 84% de los casos ocurre en los dormitorios, mientras el 16% restante sucede en áreas diversas como cocinas, comedores, talleres, sitios de visita íntima y familiar.

Estadísticas más recientes, señalan que el mayor número de suicidios se reportó en penales de Jalisco, Sonora, así como Guanajuato, Nuevo León, Tabasco y Zacatecas.

TERAPIA PSICOLÓGICA PARA PREVENIR SIUCIDIOS

En los penales federales, el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, ha emprendido programas integrales para la prevención del suicidio, tales como terapias sicológicas a cargo de especialistas que atienden a los poco más de 24 mil internos que hay en las 17 centros penitenciarios federales.

La clasificación la lleva a cabo el consejo técnico, con base en el estudio clínico criminológico o de personalidad practicado al interno, a través del cual se le asigna su ubicación en dormitorio y por ningún motivo los internos pueden ser ubicados en lugares distintos a los que, por determinación expresa del Consejo, sean destinados para su alojamiento.


Estado

Los matan a sangre fría tras renovación de Juez de Paz en Huatlatlahuca

El sangriento homicidio ocurrió en la comunidad de Tochmatzintla

Local

[Entrevista] Aspiran 10 panistas a la gubernatura de Puebla

Perfiles podrían ser medidos en una encuesta para ver el posicionamiento de cada uno de ellos

Policiaca

Tras escándalos en la SSPTM, designan nuevos jefes y comandantes

En días recientes, fueron detenidos seis policías involucrados en diversos delitos

Estado

En baño de una vivienda descubren a hombre semicalcinado

Los llamados de auxilio referían una explosión de gas

Futbol

Gallos Blancos despide al técnico Rafael Puente 

Querétaro sumó su séptima derrota en igual número de partidos durante este Torneo Clausura 2019 de la Liga MX

Política

AMLO ordena detener desalojos de los beneficiarios del Infonavit con adeudos

Durante el aranque del programa Sembrando Vida en Durango el Presidente informó que los trabajadores eventuales con mayor antigüedad, serán los primeros en ser basificados a partir de este año

Sociedad

Mar se aleja 10 metros en playas de Acapulco

Según los mismos trabajadores de los establecimientos, el fenómeno es de lo más normal