/ miércoles 1 de abril de 2020

Enfrentaría cuatro años de prisión mujer que abandonó a su hija en el Paseo Bravo

La patria potestad o tutela del menor puede ser retirada a quien cometa el delito, señala la ley

Un mes y hasta cuatro años de prisión es la condena a lo que podría hacerse acreedora Kiara N, la mujer de 27 años de edad arrestada por policías estatales turísticos, luego de que la tarde del pasado lunes amarrara y abandonara a su pequeña hija de un año y ocho meses de nacida en una banca de la zona del Paseo Bravo, donde también colocó un letrero en el que explicaba el motivo de su decisión.

Aunque hasta ayer por la noche la joven seguía a disposición del agente del Ministerio Público, fuentes extraoficiales comentaron que se tiene previsto que sea este miércoles por la tarde cuando se determine la situación jurídica de la mujer, es decir, si su caso será o no judicializado bajo el delito de abandono de persona.

En este sentido, el artículo 346 del Código Penal del Estado de Puebla, señala que la sanción puede ir de un mes hasta los cuatro años de prisión, además de que la patria potestad o tutela del menor puede ser retirada a quien cometa el delito.

Foto: Cortesía

“Al que abandone a un niño incapaz de cuidarse a sí mismo o a una persona enferma, teniendo obligación de cuidarlos, se le impondrá de un mes a cuatro años de prisión y se le privará de la patria potestad o de la tutela, si ejerciere uno de esos cargos”, dicta el referido artículo del Código Penal de Puebla en su Sección Segunda, apartado “Abandono de personas”.

Fue el lunes poco antes de las 14 horas cuando a decir de testigos la mujer llegó a la avenida 11 Sur y Reforma frente al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en la zona mejor conocida como el reloj del “gallito”. Ahí, la joven sentó a la niña para después amarrarla con una soga a una de las bancas del Paseo Bravo.

Tras ponerle a un lado un letrero en el que se podía leer lo siguiente: “si no me dejaron tener a mis dos bebe juntos, entonces no la quiero”, la mujer corrió para evitar ser detenida por la gente.

Foto: Cortesía

Sin embargo, algunos transeúntes que se percataron de la situación llamaron a la policía, mientras que otros siguieron a la madre de la pequeña. Fue así como elementos de la policía estatal turística lograron ubicar y detener a la acusada en un restaurante de comida rápida ubicado en la avenida Juárez y calle 13 Norte, mientras que la menor quedó a resguardo del DIF estatal, donde hasta ayer continuaba con estado de salud estable.

SUSCRÍBETE A NUESTRO YOUTUBE

Un mes y hasta cuatro años de prisión es la condena a lo que podría hacerse acreedora Kiara N, la mujer de 27 años de edad arrestada por policías estatales turísticos, luego de que la tarde del pasado lunes amarrara y abandonara a su pequeña hija de un año y ocho meses de nacida en una banca de la zona del Paseo Bravo, donde también colocó un letrero en el que explicaba el motivo de su decisión.

Aunque hasta ayer por la noche la joven seguía a disposición del agente del Ministerio Público, fuentes extraoficiales comentaron que se tiene previsto que sea este miércoles por la tarde cuando se determine la situación jurídica de la mujer, es decir, si su caso será o no judicializado bajo el delito de abandono de persona.

En este sentido, el artículo 346 del Código Penal del Estado de Puebla, señala que la sanción puede ir de un mes hasta los cuatro años de prisión, además de que la patria potestad o tutela del menor puede ser retirada a quien cometa el delito.

Foto: Cortesía

“Al que abandone a un niño incapaz de cuidarse a sí mismo o a una persona enferma, teniendo obligación de cuidarlos, se le impondrá de un mes a cuatro años de prisión y se le privará de la patria potestad o de la tutela, si ejerciere uno de esos cargos”, dicta el referido artículo del Código Penal de Puebla en su Sección Segunda, apartado “Abandono de personas”.

Fue el lunes poco antes de las 14 horas cuando a decir de testigos la mujer llegó a la avenida 11 Sur y Reforma frente al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en la zona mejor conocida como el reloj del “gallito”. Ahí, la joven sentó a la niña para después amarrarla con una soga a una de las bancas del Paseo Bravo.

Tras ponerle a un lado un letrero en el que se podía leer lo siguiente: “si no me dejaron tener a mis dos bebe juntos, entonces no la quiero”, la mujer corrió para evitar ser detenida por la gente.

Foto: Cortesía

Sin embargo, algunos transeúntes que se percataron de la situación llamaron a la policía, mientras que otros siguieron a la madre de la pequeña. Fue así como elementos de la policía estatal turística lograron ubicar y detener a la acusada en un restaurante de comida rápida ubicado en la avenida Juárez y calle 13 Norte, mientras que la menor quedó a resguardo del DIF estatal, donde hasta ayer continuaba con estado de salud estable.

SUSCRÍBETE A NUESTRO YOUTUBE

Local

Nora Merino, la primera mujer en presidir la Junta de Gobierno del Congreso de Puebla

En el mes del Día Internacional de la Mujer, la diputada sustituye a Gabriel Biestro

Local

Nuera Jenkins rompe el silencio, dice que todo es falso y llama "despreciable" a su hijo

Elodia Sofía de Landa Jenkins lamenta que el esfuerzo de la fundación de su suegro se vea dañado por las recientes acusaciones

Local

Perfila Nueva Alianza candidaturas propias en Puebla capital

La exaspirante Evelyn Hurtado anunció su postulación para la alcaldía de la ciudad

Local

Nora Merino, la primera mujer en presidir la Junta de Gobierno del Congreso de Puebla

En el mes del Día Internacional de la Mujer, la diputada sustituye a Gabriel Biestro

Doble Vía

Un semillero de liderazgo y perspectiva de género

El l Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir comunicó su vocación feminista en el marco de su 20 aniversario

Sociedad

En México, seis de cada 10 denuncias son remitidas al archivo temporal: IMCO

El archivo temporal también es conocido como una “congeladora legal”, donde los casos son enviados para esperar su prescripción

Local

Rinden protesta 9 diputados suplentes en el Congreso de Puebla

Estas sustituciones llegan tras las licencias otorgadas a legisladores que buscarán un puesto en las próximas elecciones