/ martes 16 de abril de 2019

Arrolla y mata a ciclista, solo ofrecen 5 mil pesos a familiares

“Yo pido justicia por él, porque me quedé con dos hijos y no tengo trabajo" ,dice entre lágrimas y dolor la esposa de la víctima

La viuda y los padres del ciclista muerto por atropellamiento en la colonia Solidaridad exigen justicia y que el dueño de la concesión del transporte público involucrado en los hechos se haga responsable.

A pesar de que en las últimas horas, el dueño de la Unidad 8 de la Ruta 38-A, implicada en el accidente sostuvo una plática con los dolientes, este únicamente les ofrece entre 3 mil y 5 mil pesos de indemnización, cantidad que ni siquiera cubre el costo del ataúd que los padres de la víctima, con ayuda de amigos y vecinos, lograron comprarle al hoy occiso.

“Yo pido justicia por él, porque me quedé con dos hijos, no tengo trabajo y quiero que me ayuden para sacar adelante a mis hijos, mi niña tiene diez años y mi niño acaba de cumplir quince y se me enferman mucho”, entre las lágrimas y el dolor, fue la exigencia que la esposa de la víctima pidió tras la muerte de su esposo, quien, desde hace nueve años, por un accidente, quedó incapacitado ya que una lesión en una pierna le impidió seguir trabajando en la Central de Abasto.

Mercados Morelos. La Unión, Hidalgo y La Acocota, los más conflictivos de Puebla

La mañana del viernes pasado, Alejandro N, de 36 años de edad, salió de su domicilio a bordo de una bicicleta en la que ya se había acostumbrado a andar; el varón había acudido al mercado de la zona para comprar parte de su despensa, sin embargo, antes de poder llegar a su domicilio, fue arrollado por la Unidad 8 de la Ruta 38-A, cuyo conductor prefirió huir de la zona.

Aunque Técnicos en Urgencias Médicas se trasladaron a la calle Soberanía Nacional, ya no fue posible hacer nada más por la víctima, ya que este pereció de forma casi instantánea. Tras lo ocurrido, agentes viales del municipio encabezaron los peritajes y el levantamiento del cuerpo, ordenando que la unidad colectiva fuera llevada al corralón.

Los deudos hoy tienen el temor de que el peritaje realizado por agentes viales del Sector número Cuatro pueda ser cambiado a favor del chofer del transporte público, ya que el dueño de la concesión les ha referido que el responsable del accidente fue el hoy occiso y no el chofer prófugo de la justicia.

Ante tal situación, la familia de Alejandro pide la ayuda e intervención de las autoridades para que la esposa del hoy occiso reciba una indemnización justa, así como una pensión para los dos menores que hoy quedan en la orfandad, pues se trata de una familia humilde que ante la desgracia busca cómo salir adelante.

Incluso, fue con la caridad de vecinos y amigos de la víctima, que la mañana del domingo pesado, Alejandro N fue sepultado.

Ayer, al interior de su domicilio, aun podía observarse el altar de flores y santos, que le fueron colocados en su ataúd para darle el último adiós.

Por su parte, colonos de Solidaridad exigen la instalación de semáforos y la colocación de topes en la zona del accidente, pues aseguran que se trata de una de las principales vialidades del lugar, ya que es paso para gente de varias colonias aledañas.

Acusaron que muchos de los conductores del transporte público toman dicha calle como si se tratara de una pista de carreras, además de que siempre van distraídos con el celular, sin poner atención a su frente, poniendo en peligro a los peatones.

La viuda y los padres del ciclista muerto por atropellamiento en la colonia Solidaridad exigen justicia y que el dueño de la concesión del transporte público involucrado en los hechos se haga responsable.

A pesar de que en las últimas horas, el dueño de la Unidad 8 de la Ruta 38-A, implicada en el accidente sostuvo una plática con los dolientes, este únicamente les ofrece entre 3 mil y 5 mil pesos de indemnización, cantidad que ni siquiera cubre el costo del ataúd que los padres de la víctima, con ayuda de amigos y vecinos, lograron comprarle al hoy occiso.

“Yo pido justicia por él, porque me quedé con dos hijos, no tengo trabajo y quiero que me ayuden para sacar adelante a mis hijos, mi niña tiene diez años y mi niño acaba de cumplir quince y se me enferman mucho”, entre las lágrimas y el dolor, fue la exigencia que la esposa de la víctima pidió tras la muerte de su esposo, quien, desde hace nueve años, por un accidente, quedó incapacitado ya que una lesión en una pierna le impidió seguir trabajando en la Central de Abasto.

Mercados Morelos. La Unión, Hidalgo y La Acocota, los más conflictivos de Puebla

La mañana del viernes pasado, Alejandro N, de 36 años de edad, salió de su domicilio a bordo de una bicicleta en la que ya se había acostumbrado a andar; el varón había acudido al mercado de la zona para comprar parte de su despensa, sin embargo, antes de poder llegar a su domicilio, fue arrollado por la Unidad 8 de la Ruta 38-A, cuyo conductor prefirió huir de la zona.

Aunque Técnicos en Urgencias Médicas se trasladaron a la calle Soberanía Nacional, ya no fue posible hacer nada más por la víctima, ya que este pereció de forma casi instantánea. Tras lo ocurrido, agentes viales del municipio encabezaron los peritajes y el levantamiento del cuerpo, ordenando que la unidad colectiva fuera llevada al corralón.

Los deudos hoy tienen el temor de que el peritaje realizado por agentes viales del Sector número Cuatro pueda ser cambiado a favor del chofer del transporte público, ya que el dueño de la concesión les ha referido que el responsable del accidente fue el hoy occiso y no el chofer prófugo de la justicia.

Ante tal situación, la familia de Alejandro pide la ayuda e intervención de las autoridades para que la esposa del hoy occiso reciba una indemnización justa, así como una pensión para los dos menores que hoy quedan en la orfandad, pues se trata de una familia humilde que ante la desgracia busca cómo salir adelante.

Incluso, fue con la caridad de vecinos y amigos de la víctima, que la mañana del domingo pesado, Alejandro N fue sepultado.

Ayer, al interior de su domicilio, aun podía observarse el altar de flores y santos, que le fueron colocados en su ataúd para darle el último adiós.

Por su parte, colonos de Solidaridad exigen la instalación de semáforos y la colocación de topes en la zona del accidente, pues aseguran que se trata de una de las principales vialidades del lugar, ya que es paso para gente de varias colonias aledañas.

Acusaron que muchos de los conductores del transporte público toman dicha calle como si se tratara de una pista de carreras, además de que siempre van distraídos con el celular, sin poner atención a su frente, poniendo en peligro a los peatones.

Local

Ojo, en estas calles de Puebla capital ya hay monitores viales

Analizará Comuna las velocidades a la que circulan los vehículos para reforzar sistema de señalización, aseguran

Local

Nochebuena, joya ornamental atlixquense

Puebla es el  cuarto productor nacional de esta representativa flor de Navidad

Local

[Video] “Las mujeres no se matan”, exigen justicia para  Abigail a cuatro meses de su asesinato 

Familiares y amigos realizan marcha por las calles de Puebla contra los feminicidios ocurridos en la entidad

Sociedad

Huachicol, un cáncer para la tierra fértil

Se han contabilizado cientos de derrames en cultivos, sin embargo, autoridades estatales y federales hacen caso omiso

Sociedad

Indígenas no pedimos el Tren Maya: Concejo de Las Abejas de Acteal

Señalan que su construcción impactará de manera negativa no sólo a las comunidades por donde pasará sino a otras cercanas

Política

Sin licitación, 77% de las compras de AMLO

El IMCO reportó que en la actual administración, 8 de cada 10 contratos se otorgaron por adjudicación directa

Finanzas

Banco del Bienestar gasta 274 mdp en seguridad

La institución incrementó 10 veces el presupuesto para vigilar las instalaciones donde se realiza la dispersión de programas sociales

Gossip

Bronco busca mostrar una nueva y actual etapa

La popular agrupación ayer hizo su quinto Auditorio Nacional en 40 años de carrera

Mundo

"Un violador en tu camino", una verdad reprimida en todo el mundo

Desde su aparición en Chile, se convirtió en un desafío claro y pacífico a la cultura machista; ha animado a cientos de mujeres a confesar sus historias de abusos