/ lunes 29 de enero de 2024

En Punto

Claudia Rivera Vivanco ha sido hábil en el manejo de la incorporación mediática de Ana Elizabeth García Vilchis como aspirante de Morena a la presidencia municipal de Puebla. En su calidad de contendiente, en lugar de rechazar a la supuesta nueva competidora, la exalcaldesa ha decidido utilizar una narrativa que la beneficia a ella misma.

Según Rivera Vivanco, cosa que dijo este domingo en una conferencia de prensa, el ingreso de Vilchis significa que la Comisión Nacional de Elecciones del partido ha decidido que sea una mujer candidata, y no un hombre, así como una integrante y fundadora del movimiento obradorista.

Por supuesto, ella misma encaja en esa descripción: mujer y fundadora del movimiento, por lo que ha acomodado el discurso en esa lógica, para insistir en sacar de la competencia al empresario y expriista José Chedraui Budib.

El problema para Rivera Vivanco es que esa narrativa resulta muy limitada a la hora de enfrentarse a la realidad. Vilchis parece haber salido rápido de la contienda, de la misma forma que entró, así que eso de que Morena optó por una mujer y fundadora del movimiento para postular su candidata a presidenta municipal de Puebla no es así.

* * *

Fernando Morales Martínez criticó hace unos días a los partidos del frente opositor por tener pocos cuadros para postular en esta contienda electoral y dijo que tienen que recurrir a los personajes de siempre, incluso parientes y amigos, para competir. Y puso como ejemplo de su señalamiento a Susana Riestra Piña, quien, afirmó, será candidata a diputada local plurinominal.

La propia biografía de Morales desactivó sus palabras inmediatamente después de que fueron expresadas. Él ingresó a la política por ser hijo de Melquiades Morales Flores y es presidente y candidato a gobernador de Movimiento Ciudadano al mismo tiempo.

Pero, fuera de lo evidente, se sabe que ahí en MC están sufriendo para completar las candidaturas. Eso explica por qué ha recurrido a perfiles ciudadanos, como Luz Arredondo, del colectivo de violencia vicaria, y Elena Larrea, de Cuacolandia, y la invitación a sus colaboradores a sumar “a quien sea” para llenar, al menos, las suplencias.

Entonces no es en el frente opositor donde parece haber carencia de cuadros.

* * *

Adán Domínguez Sánchez debería mandar un grupo de sabuesos –dicho sea en sentido estrictamente figurado– para saber cómo trabaja la Secretaría de Gestión y Desarrollo Urbano, a cargo de José Felipe Velázquez Gutiérrez.

Ciudadanos que han recurrido a esa dependencia del ayuntamiento de Puebla para tratar de resolver sus problemas se han topado con funcionarios ineficientes que en ocasiones dan la pinta de obedecer más intereses personales, incluso económicos, que los dictados de las leyes y los reglamentos que tendrían que seguir al pie de la letra para cumplir con sus obligaciones.

Lo que aseguran estas personas, por lo que se hace la sugerencia para el recién arribado presidente municipal, es que Velázquez Gutiérrez no es ajeno a esas prácticas, y que las vendría tolerando desde la primera vez que ocupó esa cartera, entonces llamada Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, en el primer trienio de Eduardo Rivera Pérez (2022-2024).

Si Adán Domínguez no corrige lo que sucede ahí, y a tiempo, seguro habrá inconformes que no acudirán a votar a favor de su aliado y amigo, Eduardo Rivera, sino en su contra.

* * *

El subsecretario de Transporte y Vías de Comunicación de la Secretaría de Movilidad y Transporte José Hugo Cruz parece tener un interés en especial en empoderar a Antorcha Campesina en el sur de la ciudad de Puebla.

De otra forma no se entiende por qué pretende regularizar unidades pirata que esa agrupación tiene en circulación en San Andrés Azumiatla, en perjuicio de una sociedad cooperativa que, con los permisos correspondientes, presta el servicio de transporte a través de la Ruta Verde S5.

Aquí también resulta necesaria una revisión por parte de los jefes, tanto de Omar Álvarez Arronte como de Javier Aquino Limón, secretario de Gobernación.


Claudia Rivera Vivanco ha sido hábil en el manejo de la incorporación mediática de Ana Elizabeth García Vilchis como aspirante de Morena a la presidencia municipal de Puebla. En su calidad de contendiente, en lugar de rechazar a la supuesta nueva competidora, la exalcaldesa ha decidido utilizar una narrativa que la beneficia a ella misma.

Según Rivera Vivanco, cosa que dijo este domingo en una conferencia de prensa, el ingreso de Vilchis significa que la Comisión Nacional de Elecciones del partido ha decidido que sea una mujer candidata, y no un hombre, así como una integrante y fundadora del movimiento obradorista.

Por supuesto, ella misma encaja en esa descripción: mujer y fundadora del movimiento, por lo que ha acomodado el discurso en esa lógica, para insistir en sacar de la competencia al empresario y expriista José Chedraui Budib.

El problema para Rivera Vivanco es que esa narrativa resulta muy limitada a la hora de enfrentarse a la realidad. Vilchis parece haber salido rápido de la contienda, de la misma forma que entró, así que eso de que Morena optó por una mujer y fundadora del movimiento para postular su candidata a presidenta municipal de Puebla no es así.

* * *

Fernando Morales Martínez criticó hace unos días a los partidos del frente opositor por tener pocos cuadros para postular en esta contienda electoral y dijo que tienen que recurrir a los personajes de siempre, incluso parientes y amigos, para competir. Y puso como ejemplo de su señalamiento a Susana Riestra Piña, quien, afirmó, será candidata a diputada local plurinominal.

La propia biografía de Morales desactivó sus palabras inmediatamente después de que fueron expresadas. Él ingresó a la política por ser hijo de Melquiades Morales Flores y es presidente y candidato a gobernador de Movimiento Ciudadano al mismo tiempo.

Pero, fuera de lo evidente, se sabe que ahí en MC están sufriendo para completar las candidaturas. Eso explica por qué ha recurrido a perfiles ciudadanos, como Luz Arredondo, del colectivo de violencia vicaria, y Elena Larrea, de Cuacolandia, y la invitación a sus colaboradores a sumar “a quien sea” para llenar, al menos, las suplencias.

Entonces no es en el frente opositor donde parece haber carencia de cuadros.

* * *

Adán Domínguez Sánchez debería mandar un grupo de sabuesos –dicho sea en sentido estrictamente figurado– para saber cómo trabaja la Secretaría de Gestión y Desarrollo Urbano, a cargo de José Felipe Velázquez Gutiérrez.

Ciudadanos que han recurrido a esa dependencia del ayuntamiento de Puebla para tratar de resolver sus problemas se han topado con funcionarios ineficientes que en ocasiones dan la pinta de obedecer más intereses personales, incluso económicos, que los dictados de las leyes y los reglamentos que tendrían que seguir al pie de la letra para cumplir con sus obligaciones.

Lo que aseguran estas personas, por lo que se hace la sugerencia para el recién arribado presidente municipal, es que Velázquez Gutiérrez no es ajeno a esas prácticas, y que las vendría tolerando desde la primera vez que ocupó esa cartera, entonces llamada Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, en el primer trienio de Eduardo Rivera Pérez (2022-2024).

Si Adán Domínguez no corrige lo que sucede ahí, y a tiempo, seguro habrá inconformes que no acudirán a votar a favor de su aliado y amigo, Eduardo Rivera, sino en su contra.

* * *

El subsecretario de Transporte y Vías de Comunicación de la Secretaría de Movilidad y Transporte José Hugo Cruz parece tener un interés en especial en empoderar a Antorcha Campesina en el sur de la ciudad de Puebla.

De otra forma no se entiende por qué pretende regularizar unidades pirata que esa agrupación tiene en circulación en San Andrés Azumiatla, en perjuicio de una sociedad cooperativa que, con los permisos correspondientes, presta el servicio de transporte a través de la Ruta Verde S5.

Aquí también resulta necesaria una revisión por parte de los jefes, tanto de Omar Álvarez Arronte como de Javier Aquino Limón, secretario de Gobernación.


ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 01 de marzo de 2024

En Punto

En Punto

jueves 29 de febrero de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 28 de febrero de 2024

En Punto

En Punto

martes 27 de febrero de 2024

En Punto

En Punto

lunes 26 de febrero de 2024

En Punto

En Punto

viernes 23 de febrero de 2024

En Punto

En Punto

jueves 22 de febrero de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 21 de febrero de 2024

En Punto

En Punto

martes 20 de febrero de 2024

En Punto

En Punto

lunes 19 de febrero de 2024

En Punto

En Punto

Cargar Más