/ viernes 22 de marzo de 2024

En Punto

Quien crea que la imposición de candidatos con escaso o poco merecimiento y la exclusión de cuadros valiosos y leales a las causas políticas se dan solo en los partidos aliados de la 4T, como Morena, se equivoca. Las malas decisiones, derivadas muchas de ellas del interés por favorecer a parientes, amigos y compadres también se dan en el bloque opositor, donde se encuentran PAN, PRI y PRD.

Un ejemplo reciente es lo ocurrido con la diputada local Guadalupe Leal Rodríguez, panista, quien fue excluida por los dirigentes del partido blanquiazul para participar en el proceso electoral en marcha.

Después de varias semanas de guardar la compostura, la legisladora finalmente ayer salió para descalificar el proceso de selección de candidatos del PAN y criticar las decisiones que se han venido tomando en la coalición opositora.

“Lupita” Leal, quien se ha destacado por representar causas sociales vinculadas a la movilidad, sobre todo en bicicleta, acusó que al Comité Directivo Estatal (CDE) y a su presidenta, Augusta Valentina Díaz de Rivera, de recurrir al “dedazo” para la designación de candidaturas a las diputaciones locales, federales y alcaldías, sin escuchar a la militancia ni tomar en cuenta trayectorias.

Tras expresar su inconformidad, adelantó que buscará convertirse en presidente del Comité Municipal de Puebla en el próximo proceso de renovación y más adelante, en 2027, competirá por la candidatura a la alcaldía de la capital.

Aquí son importantes dos puntos.

Primero, que, en efecto, en todos los partidos políticos son iguales.

La imposición y la discriminación se dan por igual.

Y segundo, que Leal Rodríguez no renunció a su partido porque hoy le dieron la espalda sus gerentes. Eso se llama congruencia, na característica de la que la gran mayoría de personajes públicos no puede presumir.

* * *

Los enemigos del PRI, pero sobre todo de Néstor Camarillo Medina, en el Congreso del estado y fuera de él, se quedaron con las ganas de propinarle al partido tricolor la máxima de las humillaciones políticas vistas en las últimas dos décadas: que se quedara sin representación en el Poder Legislativo local.

La diputada Lidia Ocaña Madrid, suplente de Camarillo, confirmó que se mantendrá como representante del PRI en el Congreso de Puebla y descartó tener interés en sumarse al Grupo Plural.

Ocaña manifestó estar orgullosa de ser priista, por lo que seguirá en sus filas incluso después de que seis diputados abandonaron recientemente la bancada.

Esta postura derrumba el objetivo de los detractores del priismo, que se encuentran principalmente en los partidos aliados de la 4T, que creyeron que con el éxodo registrado en las últimas semanas dejarían al tricolor sin un solo diputado, por primera vez en su historia, después de ser la fuerza hegemónica.

De cualquier forma, el PRI ya ha sido humillado.

Un solo diputado tampoco es mucho para presumir.

* * *

A propósito de conflictos en el legislativo poblano.

Resulta que los diputados Jorge Estefan Chidiac, Laura Zapata Martínez, Lizette Minto García, Norma Reyes Cabrera y Adolfo Alatriste Cantú, renovaron su licencia por menos de 30 días, para impedir que sus suplentes lleguen al Congreso.

Tal como usted lo lee.

En la Comisión Permanente de este jueves, el legislador local Miguel Octaviano Huerta Rodríguez leyó los oficios que enviaron por separado los expriistas y la expanista. Así la envidia, los celos y el encono entre compañeros que en el pasado proceso electoral se juraron camaradería eterna.

El suplente de Jorge Estefan es José Ambrosio Corona Carbarín, quien interpuso un Juicio para la protección de los Derechos Político Electorales (JDC) ante el Tribunal Electoral Federal, para intentar dejar sin efectos la licencia del expriista, porque presuntamente no puede ostentar dos cargos en dos poderes distintos.

La suplente de Laura Zapata es Silvia de Santillana Rodríguez, que interpuso el mismo recurso. Nantzi Berenice Fuentes Barrientos es suplente de Norma Sirley y Uriel Barrios Rodríguez de Adolfo Alatriste Cantú.

Lizette Minto era suplente de Aurora Sierra, así que no cuenta con relevo establecido.

Quien crea que la imposición de candidatos con escaso o poco merecimiento y la exclusión de cuadros valiosos y leales a las causas políticas se dan solo en los partidos aliados de la 4T, como Morena, se equivoca. Las malas decisiones, derivadas muchas de ellas del interés por favorecer a parientes, amigos y compadres también se dan en el bloque opositor, donde se encuentran PAN, PRI y PRD.

Un ejemplo reciente es lo ocurrido con la diputada local Guadalupe Leal Rodríguez, panista, quien fue excluida por los dirigentes del partido blanquiazul para participar en el proceso electoral en marcha.

Después de varias semanas de guardar la compostura, la legisladora finalmente ayer salió para descalificar el proceso de selección de candidatos del PAN y criticar las decisiones que se han venido tomando en la coalición opositora.

“Lupita” Leal, quien se ha destacado por representar causas sociales vinculadas a la movilidad, sobre todo en bicicleta, acusó que al Comité Directivo Estatal (CDE) y a su presidenta, Augusta Valentina Díaz de Rivera, de recurrir al “dedazo” para la designación de candidaturas a las diputaciones locales, federales y alcaldías, sin escuchar a la militancia ni tomar en cuenta trayectorias.

Tras expresar su inconformidad, adelantó que buscará convertirse en presidente del Comité Municipal de Puebla en el próximo proceso de renovación y más adelante, en 2027, competirá por la candidatura a la alcaldía de la capital.

Aquí son importantes dos puntos.

Primero, que, en efecto, en todos los partidos políticos son iguales.

La imposición y la discriminación se dan por igual.

Y segundo, que Leal Rodríguez no renunció a su partido porque hoy le dieron la espalda sus gerentes. Eso se llama congruencia, na característica de la que la gran mayoría de personajes públicos no puede presumir.

* * *

Los enemigos del PRI, pero sobre todo de Néstor Camarillo Medina, en el Congreso del estado y fuera de él, se quedaron con las ganas de propinarle al partido tricolor la máxima de las humillaciones políticas vistas en las últimas dos décadas: que se quedara sin representación en el Poder Legislativo local.

La diputada Lidia Ocaña Madrid, suplente de Camarillo, confirmó que se mantendrá como representante del PRI en el Congreso de Puebla y descartó tener interés en sumarse al Grupo Plural.

Ocaña manifestó estar orgullosa de ser priista, por lo que seguirá en sus filas incluso después de que seis diputados abandonaron recientemente la bancada.

Esta postura derrumba el objetivo de los detractores del priismo, que se encuentran principalmente en los partidos aliados de la 4T, que creyeron que con el éxodo registrado en las últimas semanas dejarían al tricolor sin un solo diputado, por primera vez en su historia, después de ser la fuerza hegemónica.

De cualquier forma, el PRI ya ha sido humillado.

Un solo diputado tampoco es mucho para presumir.

* * *

A propósito de conflictos en el legislativo poblano.

Resulta que los diputados Jorge Estefan Chidiac, Laura Zapata Martínez, Lizette Minto García, Norma Reyes Cabrera y Adolfo Alatriste Cantú, renovaron su licencia por menos de 30 días, para impedir que sus suplentes lleguen al Congreso.

Tal como usted lo lee.

En la Comisión Permanente de este jueves, el legislador local Miguel Octaviano Huerta Rodríguez leyó los oficios que enviaron por separado los expriistas y la expanista. Así la envidia, los celos y el encono entre compañeros que en el pasado proceso electoral se juraron camaradería eterna.

El suplente de Jorge Estefan es José Ambrosio Corona Carbarín, quien interpuso un Juicio para la protección de los Derechos Político Electorales (JDC) ante el Tribunal Electoral Federal, para intentar dejar sin efectos la licencia del expriista, porque presuntamente no puede ostentar dos cargos en dos poderes distintos.

La suplente de Laura Zapata es Silvia de Santillana Rodríguez, que interpuso el mismo recurso. Nantzi Berenice Fuentes Barrientos es suplente de Norma Sirley y Uriel Barrios Rodríguez de Adolfo Alatriste Cantú.

Lizette Minto era suplente de Aurora Sierra, así que no cuenta con relevo establecido.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 25 de abril de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 24 de abril de 2024

En Punto

En Punto

martes 23 de abril de 2024

En Punto

En Punto

lunes 22 de abril de 2024

En Punto

En Punto

viernes 19 de abril de 2024

En Punto

En Punto

jueves 18 de abril de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 17 de abril de 2024

En Punto

En Punto

martes 16 de abril de 2024

En Punto

En Punto

lunes 15 de abril de 2024

En Punto

En Punto

viernes 12 de abril de 2024

En Punto

En Punto

Cargar Más