/ lunes 8 de abril de 2024

En Punto

Los estudiantes universitarios de la UPAEP se quedarán esta mañana con las ganas de ser testigos de un novedoso encuentro político que organizaron para recibir a los tres candidatos a la presidencia municipal de Puebla que se encuentran en disputa: José Chedraui Budib, Mario Riestra Piña y Rafael Cañedo Carrión.

De los tres personajes invitados, solo el abanderado de la coalición opositora, Mejor Rumbo para Puebla, asistirá a lo que formalmente se ha denominado “Diálogo con candidatos”, programado para arrancar en punto de las 9 de la mañana en el Centro de Vinculación de esa institución privada.

Riestra Piña confirmó su asistencia desde que recibió la invitación por parte de los representantes de la comunidad universitaria, a mediados del mes de enero.

Chedraui Budib, de la coalición oficialista Sigamos Haciendo Historia, no declinó, pero tampoco confirmó. A los reporteros que cubren sus actos proselitistas les dijo que recibió la convocatoria de los jóvenes sin tiempo suficiente para incluir su participación en la agenda, por lo que se descarta que vaya a asistir.

El tercer candidato, Cañedo Carrión, de Movimiento Ciudadano, había dicho que sí, que con mucho gusto estaría en la UPAEP este día, pero el fin de semana envió una carta a la universidad para informar que no irá, debido a la muerte de su madre.

Así que eso sucederá:

El escenario de la UPAEP, una de las universidades más importantes del estado, quizá la más politizada de todas las instituciones de educación superior particulares, será solo para el candidato opositor.

Los estudiantes habían preparado un ejercicio interesante.

Una suerte de debate en el que, por turnos, los abanderados presentarían sus propuestas de gobierno para la capital y las confrontarían con las de sus oponentes.

* * *

El martes habrá otro “Diálogo con candidatos”, también en la UPAEP, pero esta vez con los tiradores a la gubernatura. Bueno, solo con dos.

Eduardo Rivera Pérez, del bloque opositor, y Fernando Morales Martínez, de MC, respondieron afirmativamente a la invitación de las muchachas y los muchachos de esa universidad. Quien dijo que no, por no tener disponibilidad de agenda, fue Alejandro Armenta Mier, de la alianza oficialista.

El senador con licencia de Morena y la 4T usó un argumento similar al de su compañero de coalición, “Pepe” Chedraui, al esgrimir que tenía compromisos ya pactados con anterioridad a la fecha en la que fue informado de la invitación, pero al mismo tiempo devolvió la pelota a los convocantes, al pedirles que organicen otro encuentro, en un día y a una hora a la que sí pueda asistir.

La respuesta pública de Armenta es interesante porque no cierra la puerta a su asistencia.

El candidato sabe que será muy complejo empatar la agenda de los tres contendientes para elegir una nueva fecha, y que por ello muy probablemente ese encuentro no ocurrirá, pero deja en el aire la propuesta a los organizadores y se desprende de la responsabilidad.

Si el abanderado de MC no se echa para atrás, al menos en este día los universitarios de la UPAEP sí verán un duelo de propuestas y uno que otro ataque, aunque sea de mediano nivel.

* * *

Conclusión:

La inasistencia de Armenta y Chedraui a los diálogos de la UPAEP estaba cantada.

Eso de que ambos candidatos recibieron la invitación hace poco tiempo y que por ello ya tenían agenda ocupada es solo la salida elegante para decir que “no” a su participación en un acto que, desde la perspectiva política, podría ser hostil.

La UPAEP es el alma mater de Eduardo Rivera, la cuna universitaria de la derecha y por ende un aliado institucionalizado del PAN, partido en el que militan tanto Rivera como Mario Riestra.

El rechazo a la invitación es una manera de prevenir una crisis, en un escenario que, desde su perspectiva, podría ser preparado para hacerlos quedar mal.

¿Sucedería eso en caso de que se presenten Armenta y Chedraui?

¿Aprovecharían el momento los jerarcas de la universidad para, a través de los estudiantes, tender una trampa a los candidatos de Morena?

Eso es poco probable.

Los tiempos han cambiado y hoy es difícil que los miembros del patronato y el rector Emilio José Baños Ardavín quisieran prestarse a ello para sacar beneficio partidista de un evento académico.

Aun así, los abanderados escucharon a sus asesores y prefirieron declinar la invitación, por si acaso.

Con la negativa quizá perdieron la oportunidad de anotarse una victoria pública a partir del intercambio de ideas con un sector joven, pensante y crítico, no solo de los políticos morenistas, sino de todos en general.


Los estudiantes universitarios de la UPAEP se quedarán esta mañana con las ganas de ser testigos de un novedoso encuentro político que organizaron para recibir a los tres candidatos a la presidencia municipal de Puebla que se encuentran en disputa: José Chedraui Budib, Mario Riestra Piña y Rafael Cañedo Carrión.

De los tres personajes invitados, solo el abanderado de la coalición opositora, Mejor Rumbo para Puebla, asistirá a lo que formalmente se ha denominado “Diálogo con candidatos”, programado para arrancar en punto de las 9 de la mañana en el Centro de Vinculación de esa institución privada.

Riestra Piña confirmó su asistencia desde que recibió la invitación por parte de los representantes de la comunidad universitaria, a mediados del mes de enero.

Chedraui Budib, de la coalición oficialista Sigamos Haciendo Historia, no declinó, pero tampoco confirmó. A los reporteros que cubren sus actos proselitistas les dijo que recibió la convocatoria de los jóvenes sin tiempo suficiente para incluir su participación en la agenda, por lo que se descarta que vaya a asistir.

El tercer candidato, Cañedo Carrión, de Movimiento Ciudadano, había dicho que sí, que con mucho gusto estaría en la UPAEP este día, pero el fin de semana envió una carta a la universidad para informar que no irá, debido a la muerte de su madre.

Así que eso sucederá:

El escenario de la UPAEP, una de las universidades más importantes del estado, quizá la más politizada de todas las instituciones de educación superior particulares, será solo para el candidato opositor.

Los estudiantes habían preparado un ejercicio interesante.

Una suerte de debate en el que, por turnos, los abanderados presentarían sus propuestas de gobierno para la capital y las confrontarían con las de sus oponentes.

* * *

El martes habrá otro “Diálogo con candidatos”, también en la UPAEP, pero esta vez con los tiradores a la gubernatura. Bueno, solo con dos.

Eduardo Rivera Pérez, del bloque opositor, y Fernando Morales Martínez, de MC, respondieron afirmativamente a la invitación de las muchachas y los muchachos de esa universidad. Quien dijo que no, por no tener disponibilidad de agenda, fue Alejandro Armenta Mier, de la alianza oficialista.

El senador con licencia de Morena y la 4T usó un argumento similar al de su compañero de coalición, “Pepe” Chedraui, al esgrimir que tenía compromisos ya pactados con anterioridad a la fecha en la que fue informado de la invitación, pero al mismo tiempo devolvió la pelota a los convocantes, al pedirles que organicen otro encuentro, en un día y a una hora a la que sí pueda asistir.

La respuesta pública de Armenta es interesante porque no cierra la puerta a su asistencia.

El candidato sabe que será muy complejo empatar la agenda de los tres contendientes para elegir una nueva fecha, y que por ello muy probablemente ese encuentro no ocurrirá, pero deja en el aire la propuesta a los organizadores y se desprende de la responsabilidad.

Si el abanderado de MC no se echa para atrás, al menos en este día los universitarios de la UPAEP sí verán un duelo de propuestas y uno que otro ataque, aunque sea de mediano nivel.

* * *

Conclusión:

La inasistencia de Armenta y Chedraui a los diálogos de la UPAEP estaba cantada.

Eso de que ambos candidatos recibieron la invitación hace poco tiempo y que por ello ya tenían agenda ocupada es solo la salida elegante para decir que “no” a su participación en un acto que, desde la perspectiva política, podría ser hostil.

La UPAEP es el alma mater de Eduardo Rivera, la cuna universitaria de la derecha y por ende un aliado institucionalizado del PAN, partido en el que militan tanto Rivera como Mario Riestra.

El rechazo a la invitación es una manera de prevenir una crisis, en un escenario que, desde su perspectiva, podría ser preparado para hacerlos quedar mal.

¿Sucedería eso en caso de que se presenten Armenta y Chedraui?

¿Aprovecharían el momento los jerarcas de la universidad para, a través de los estudiantes, tender una trampa a los candidatos de Morena?

Eso es poco probable.

Los tiempos han cambiado y hoy es difícil que los miembros del patronato y el rector Emilio José Baños Ardavín quisieran prestarse a ello para sacar beneficio partidista de un evento académico.

Aun así, los abanderados escucharon a sus asesores y prefirieron declinar la invitación, por si acaso.

Con la negativa quizá perdieron la oportunidad de anotarse una victoria pública a partir del intercambio de ideas con un sector joven, pensante y crítico, no solo de los políticos morenistas, sino de todos en general.


ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 30 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 29 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

martes 28 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

lunes 27 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

viernes 24 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

jueves 23 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 22 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

martes 21 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

lunes 20 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

viernes 17 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

Cargar Más