/ viernes 12 de abril de 2024

En Punto

Los señores líderes de las cámaras empresariales de Puebla siguen siendo eso: puros señores.

Ni la incursión de Olga Méndez Juárez como candidata en el proceso de renovación de presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), realizado a finales de 2022, ni los movimientos feministas que se muestran con estridencia cada año, han hecho entender a los representantes de estos organismos privados la necesidad de equilibrar su propia integración.

En la cúpula empresarial se siguen exhibiendo machistas y misóginos, como revela un detalle mostrado el miércoles durante la asistencia de los candidatos al gobierno del estado al foro que estos señores organizaron en un hotel de la zona de Angelópolis.

Cinco personajes se erigieron como organizadores del encuentro y solo ellos tuvieron el privilegio de acompañar a los aspirantes –también hombres, todos, por cierto– durante su presentación en el presídium.

Estos fueron Héctor Alberto Sánchez Morales, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, el anfitrión principal; Gustavo Vargas Constantini, líder de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC); Juan Pablo Cisneros Madrid, representante de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco); Rubén Furlong Martínez, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), y Carlos Sosa Spínola, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Todos hombres.

Parece que para los representantes de la iniciativa privada organizada en las cámaras el punto de vista de las mujeres no es valioso.

Han de tener aversión a ellas.

O, quizá, en las decenas de empresas que dicen representar no hay una sola mujer que sea dueña o directora, y por tanto no ven necesario darle espacio a las representantes del género femenino en las actividades importantes.

* * *

Los presidentes de las cámaras empresariales no menosprecian solo a las mujeres, sino también a los reporteros y fotógrafos, quienes fueron enviados a un corral de apenas 10 metros cuadrados –sin mesas para trabajar, ni sillas para sentarse– durante más de cuatro horas, el tiempo que Fernando Morales Martínez, de Movimiento Ciudadano; Eduardo Rivera Pérez, de la coalición opositora, y Alejandro Armenta Mier, del bloque oficialista, usaron para presentar sus propuestas de trabajo.

Los representantes de la prensa expresaron su disgusto en persona, allá en el hotel, y a través de sus redes sociales, pero no lograron cambiar las condiciones de trabajo que estos señores dispusieron para ellos.

Como profesionales que son, se quedaron a trabajar para informar al público de sus medios lo que sucedía en esa apretujada sala.

En medio del desconcierto, porque lo hubo incluso entre los empresarios asistentes, uno de ellos cuestionó la situación a Héctor Sánchez a manera de reproche, pero tampoco consiguió nada.

“Están acostumbrados a trabajar así”, respondió el presidente del CCE.

La insensibilidad no sorprendió al interlocutor del dirigente.

Después de todo, a ellos, los asistentes, se les cobraron 950 pesos por boleto, para escuchar a los candidatos, y por un coffe break de menor nivel al que se da en las aerolíneas de bajo costo.

* * *

Jorge Álvarez Maynez cerró con broche de oro el conversatorio de candidatos que los estudiantes de la UPAEP realizaron esta semana. Y no solo por el éxito del evento que se desarrolló durante tres días, sino por las reacciones que generó entre los muchachos el candidato a presidente de Movimiento Ciudadano.

Álvarez Maynez tuvo un foro lleno, prendió mucho a los jóvenes y su participación se extendió por casi dos horas, el doble de tiempo que se otorgó a los candidatos a la presidencia municipal de Puebla y al gobierno del estado.

“¿Por qué un candidato que se encuentra en el sótano de las encuestas y sin posibilidad de ganar la elección presidencial causó esa expectación y entusiasmo entre los universitarios?”, se preguntará usted.

Quizá por su desempeño en el debate del domingo pasado.

Álvarez Maynez logró con ese encuentro el conocimiento que no tenía.

Y eso, para él, ya fue un triunfo.

Los señores líderes de las cámaras empresariales de Puebla siguen siendo eso: puros señores.

Ni la incursión de Olga Méndez Juárez como candidata en el proceso de renovación de presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), realizado a finales de 2022, ni los movimientos feministas que se muestran con estridencia cada año, han hecho entender a los representantes de estos organismos privados la necesidad de equilibrar su propia integración.

En la cúpula empresarial se siguen exhibiendo machistas y misóginos, como revela un detalle mostrado el miércoles durante la asistencia de los candidatos al gobierno del estado al foro que estos señores organizaron en un hotel de la zona de Angelópolis.

Cinco personajes se erigieron como organizadores del encuentro y solo ellos tuvieron el privilegio de acompañar a los aspirantes –también hombres, todos, por cierto– durante su presentación en el presídium.

Estos fueron Héctor Alberto Sánchez Morales, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, el anfitrión principal; Gustavo Vargas Constantini, líder de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC); Juan Pablo Cisneros Madrid, representante de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco); Rubén Furlong Martínez, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), y Carlos Sosa Spínola, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Todos hombres.

Parece que para los representantes de la iniciativa privada organizada en las cámaras el punto de vista de las mujeres no es valioso.

Han de tener aversión a ellas.

O, quizá, en las decenas de empresas que dicen representar no hay una sola mujer que sea dueña o directora, y por tanto no ven necesario darle espacio a las representantes del género femenino en las actividades importantes.

* * *

Los presidentes de las cámaras empresariales no menosprecian solo a las mujeres, sino también a los reporteros y fotógrafos, quienes fueron enviados a un corral de apenas 10 metros cuadrados –sin mesas para trabajar, ni sillas para sentarse– durante más de cuatro horas, el tiempo que Fernando Morales Martínez, de Movimiento Ciudadano; Eduardo Rivera Pérez, de la coalición opositora, y Alejandro Armenta Mier, del bloque oficialista, usaron para presentar sus propuestas de trabajo.

Los representantes de la prensa expresaron su disgusto en persona, allá en el hotel, y a través de sus redes sociales, pero no lograron cambiar las condiciones de trabajo que estos señores dispusieron para ellos.

Como profesionales que son, se quedaron a trabajar para informar al público de sus medios lo que sucedía en esa apretujada sala.

En medio del desconcierto, porque lo hubo incluso entre los empresarios asistentes, uno de ellos cuestionó la situación a Héctor Sánchez a manera de reproche, pero tampoco consiguió nada.

“Están acostumbrados a trabajar así”, respondió el presidente del CCE.

La insensibilidad no sorprendió al interlocutor del dirigente.

Después de todo, a ellos, los asistentes, se les cobraron 950 pesos por boleto, para escuchar a los candidatos, y por un coffe break de menor nivel al que se da en las aerolíneas de bajo costo.

* * *

Jorge Álvarez Maynez cerró con broche de oro el conversatorio de candidatos que los estudiantes de la UPAEP realizaron esta semana. Y no solo por el éxito del evento que se desarrolló durante tres días, sino por las reacciones que generó entre los muchachos el candidato a presidente de Movimiento Ciudadano.

Álvarez Maynez tuvo un foro lleno, prendió mucho a los jóvenes y su participación se extendió por casi dos horas, el doble de tiempo que se otorgó a los candidatos a la presidencia municipal de Puebla y al gobierno del estado.

“¿Por qué un candidato que se encuentra en el sótano de las encuestas y sin posibilidad de ganar la elección presidencial causó esa expectación y entusiasmo entre los universitarios?”, se preguntará usted.

Quizá por su desempeño en el debate del domingo pasado.

Álvarez Maynez logró con ese encuentro el conocimiento que no tenía.

Y eso, para él, ya fue un triunfo.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 28 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

lunes 27 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

viernes 24 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

jueves 23 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 22 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

martes 21 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

lunes 20 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

viernes 17 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

jueves 16 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 15 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

Cargar Más