/ lunes 22 de abril de 2024

En Punto

El candidato a gobernador de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Alejandro Armenta Mier, sostuvo una provechosa reunión con líderes migrantes representativos de algunas de las ciudades más importantes de Estados Unidos y originarios del estado de Puebla.

El encuentro se realizó la tarde del domingo en el restaurante La Casita de Antaño.

Ahí el aspirante morenista reunió a cuatro decenas de personajes, mujeres y hombres, que cerraron filas en torno a su proyecto político.

Entre los asistentes destacaron los siguientes líderes:

Alex García, empresario de festivales y rodeos radicado en Nueva York.

Alfonso Zapata, empresario originario de Zacapala y radicado en Houston.

Baraquiel Ramírez, líder migrante originario de Tehuitzingo, actualmente residente en Passaic.

Olivia Gaspar, líder del Grupo del Sagrado Corazón en Nueva York.

Erasmo Ponce, el famoso líder de la tortilla radicado también en la Gran Manzana.

Felipe Salinas, nacido en Atlixco, presidente de Many Organization en Brooklyn.

Jaime Delgado, de Axutla, vicealcalde de Passaic y empresario de la construcción

Manuel Guerrero, líder migrante radicado en Nueva York.

María Dolores Valera García, representante del Comité de Morena 1 de Nueva York.

Y Rosbalt Arista, líder del Club Chila de la Sal.

La reunión con el candidato a gobernador sirvió para sellar acuerdos de inversión para Puebla en proyectos que sirvan para detonar la economía y el desarrollo en las regiones del estado expulsoras de migrantes.

Los invitados al cónclave, todos exitosos después de haber dejado la entidad por las mismas razones que cada año lo hacen miles de poblanos: encontrar una mejor calidad de vida, dijeron estar dispuestos a invertir en Puebla para ayudar a sacar a sus paisanos de la pobreza.

Por supuesto, los migrantes esperan reciprocidad de Armenta, en caso de que gane la elección y se convierta en gobernador del estado.

Le pidieron que esa confianza que les transmite ahora se concrete una vez que arribe a la administración estatal, no solo para vigilar que el dinero que aporten sea bien invertido en Puebla, sino para respaldarlos a ellos, cuando sea institucionalmente posible, en las iniciativas que generan allá en Estados Unidos.

El candidato a gobernador y senador con licencia respondió que “sí” y comprometió su palabra para ayudarlos en lo que requieran.

* * *

Alejandro Armenta no es el único candidato a gobernador que sufre cuando visita algunos municipios del interior del estado, donde los partidos representantes de la 4T van separados y son enemigos y rivales entre sí, como, por ejemplo, Tehuacán.

Al candidato de la coalición Mejor Rumbo para Puebla, Eduardo Rivera Pérez, le ocurre lo mismo de vez en cuando, como le pasó ayer en Atlixco.

Ante las diferencias del PRI y la dupla PAN-PRD en ese municipio cercano a Puebla, que los llevó a postular candidatos distintos, Rivera Pérez tuvo dos eventos separados: el primero acompañado del candidato del tricolor a la presidencia municipal, Eleazar Pérez, y el segundo con el abanderado del blanquiazul y el partido del sol azteca, Benjamín Minutti.

El candidato a gobernador de la oposición quedó bien en ambos lados. Sin cargarse en sus palabras a favor de uno u otro, a los dos les deseó suerte en la contienda por la alcaldía.

* * *

Atlixco entre dos fuegos.

Para comprender la incomodidad que debió pasar Eduardo Rivera en su visita al municipio hay que repasar solo dos detalles.

En el evento del PRI, Eleazar Pérez dirigió sus críticas al panista Benjamín Minutti y lo retó a hacerse una prueba antidoping; mientras que el panista respondió diciendo que el priísta tiene “una cola larguísima”.

Ambas declaraciones fueron públicas y se dieron en el marco de la visita de su candidato a gobernador.


El candidato a gobernador de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Alejandro Armenta Mier, sostuvo una provechosa reunión con líderes migrantes representativos de algunas de las ciudades más importantes de Estados Unidos y originarios del estado de Puebla.

El encuentro se realizó la tarde del domingo en el restaurante La Casita de Antaño.

Ahí el aspirante morenista reunió a cuatro decenas de personajes, mujeres y hombres, que cerraron filas en torno a su proyecto político.

Entre los asistentes destacaron los siguientes líderes:

Alex García, empresario de festivales y rodeos radicado en Nueva York.

Alfonso Zapata, empresario originario de Zacapala y radicado en Houston.

Baraquiel Ramírez, líder migrante originario de Tehuitzingo, actualmente residente en Passaic.

Olivia Gaspar, líder del Grupo del Sagrado Corazón en Nueva York.

Erasmo Ponce, el famoso líder de la tortilla radicado también en la Gran Manzana.

Felipe Salinas, nacido en Atlixco, presidente de Many Organization en Brooklyn.

Jaime Delgado, de Axutla, vicealcalde de Passaic y empresario de la construcción

Manuel Guerrero, líder migrante radicado en Nueva York.

María Dolores Valera García, representante del Comité de Morena 1 de Nueva York.

Y Rosbalt Arista, líder del Club Chila de la Sal.

La reunión con el candidato a gobernador sirvió para sellar acuerdos de inversión para Puebla en proyectos que sirvan para detonar la economía y el desarrollo en las regiones del estado expulsoras de migrantes.

Los invitados al cónclave, todos exitosos después de haber dejado la entidad por las mismas razones que cada año lo hacen miles de poblanos: encontrar una mejor calidad de vida, dijeron estar dispuestos a invertir en Puebla para ayudar a sacar a sus paisanos de la pobreza.

Por supuesto, los migrantes esperan reciprocidad de Armenta, en caso de que gane la elección y se convierta en gobernador del estado.

Le pidieron que esa confianza que les transmite ahora se concrete una vez que arribe a la administración estatal, no solo para vigilar que el dinero que aporten sea bien invertido en Puebla, sino para respaldarlos a ellos, cuando sea institucionalmente posible, en las iniciativas que generan allá en Estados Unidos.

El candidato a gobernador y senador con licencia respondió que “sí” y comprometió su palabra para ayudarlos en lo que requieran.

* * *

Alejandro Armenta no es el único candidato a gobernador que sufre cuando visita algunos municipios del interior del estado, donde los partidos representantes de la 4T van separados y son enemigos y rivales entre sí, como, por ejemplo, Tehuacán.

Al candidato de la coalición Mejor Rumbo para Puebla, Eduardo Rivera Pérez, le ocurre lo mismo de vez en cuando, como le pasó ayer en Atlixco.

Ante las diferencias del PRI y la dupla PAN-PRD en ese municipio cercano a Puebla, que los llevó a postular candidatos distintos, Rivera Pérez tuvo dos eventos separados: el primero acompañado del candidato del tricolor a la presidencia municipal, Eleazar Pérez, y el segundo con el abanderado del blanquiazul y el partido del sol azteca, Benjamín Minutti.

El candidato a gobernador de la oposición quedó bien en ambos lados. Sin cargarse en sus palabras a favor de uno u otro, a los dos les deseó suerte en la contienda por la alcaldía.

* * *

Atlixco entre dos fuegos.

Para comprender la incomodidad que debió pasar Eduardo Rivera en su visita al municipio hay que repasar solo dos detalles.

En el evento del PRI, Eleazar Pérez dirigió sus críticas al panista Benjamín Minutti y lo retó a hacerse una prueba antidoping; mientras que el panista respondió diciendo que el priísta tiene “una cola larguísima”.

Ambas declaraciones fueron públicas y se dieron en el marco de la visita de su candidato a gobernador.


ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 30 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 29 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

martes 28 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

lunes 27 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

viernes 24 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

jueves 23 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 22 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

martes 21 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

lunes 20 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

viernes 17 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

Cargar Más