/ jueves 4 de marzo de 2021

Sacudida en el Ejército tras avionazo

Pocas cosas pueden ocurrir en el Ejército que provoquen medidas tan drásticas, como las sucedidas después del accidente de aviación que le costó la vida a seis militares el pasado domingo 21 de febrero en la base militar de El Lencero, Veracruz.

La nave siniestrada no era cualquier avión. Se trataba de un Lear Jet 45XR con matrícula FAM-3912 , rotulada con las cuatro estrellas que identifica las aeronaves de uso exclusivo del secretario de la Defensa Nacional, y que pertenecía a la Unidad Especial de Transporte del Alto Mando (UETAM).

Las consecuencias del accidente de un avión que solía utilizar el general Luis Crescencio Sandoval González, quien convalece por Covid-19 aislado en la Quinta Galeana, su residencia oficial en Lomas de Sotelo, derivaron en el cese de su brazo derecho, el general de división Homero Mendoza Ruiz, jefe de Estado Mayor de la Defensa Nacional (EMDN), el cargo operativo más importante del Ejército mexicano.

De lo poco que se conoció de la investigación posterior al accidente, de acuerdo a diversas fuentes militares, fue que la aeronave le faltaba mantenimiento, algo que no puede ocurrir al tratarse de uno de los aviones que usa el general secretario. La responsabilidad de supervisar y tener al día estos equipos era del jefe de EMDN. Pero el general Mendoza Ruiz no solo tuvo este problema. Hubo un mal manejo del accidente que generó confusión, derivada de versiones contradictorias muy delicadas que involucraron al general André Georges Foullon Van Lissum, subsecretario de la Defensa Nacional, quien en términos militares es el titular “accidental” de la Sedena.

Las víctimas mortales del accidente fueron la tripulación compuesta por el capitán piloto aviador Adolfo Rivas Miranda, su segundo de abordo el teniente Germán Aboites Flores y el mecánico Juan Martín Villalpando Rosas, todos oficiales de la Fuerza Aérea. Los pasajeros fallecidos fueron el mayor médico militar Gumaro Acosta Peña, el capitán de sanidad Gustavo Rosas Valle, y el teniente de infantería Armando Gionanni Rodríguez Alfaro.

¿Qué hacían oficiales de servicio en ese vuelo? La primera versión que circuló decía que era un vuelo de prueba. Resultó falsa pues un vuelo de este tipo solo lo hacen elementos de la Fuerza Aérea.

La segunda fue que eran parte de la ayudantía del subsecretario, de quien se rumoró iba en ese vuelo. Esta versión era falsa y no trascendió mas allá de redes sociales. Algunas fuentes del Ejército decian que el general Foullon “se iba a subir y no se subió”. Durante el fin de semana pasado circuló la versión del relevo del general Mendoza Ruiz en la jefatura de EMDN. Se confirmó su llegada a la península de Yucatán como comandante de la décima región militar que abarca ésta entidad más Campeche y Yucatán. Su lugar lo ocupa desde el pasado domingo 1 de marzo el general de brigada Ricardo Trevilla Trejo, viejo conocido de periodistas al haber sido director de comunicación social de la Sedena. El sexenio pasado lo concluyó como comandante de la 43 zona militar en Apatzingán, en la compleja Tierra Caliente michoacana. Es cercano al general Sandoval quien lo nombró al iniciar su gestión subjefe administrativo y logístico del EMDN.

@velediaz424

Pocas cosas pueden ocurrir en el Ejército que provoquen medidas tan drásticas, como las sucedidas después del accidente de aviación que le costó la vida a seis militares el pasado domingo 21 de febrero en la base militar de El Lencero, Veracruz.

La nave siniestrada no era cualquier avión. Se trataba de un Lear Jet 45XR con matrícula FAM-3912 , rotulada con las cuatro estrellas que identifica las aeronaves de uso exclusivo del secretario de la Defensa Nacional, y que pertenecía a la Unidad Especial de Transporte del Alto Mando (UETAM).

Las consecuencias del accidente de un avión que solía utilizar el general Luis Crescencio Sandoval González, quien convalece por Covid-19 aislado en la Quinta Galeana, su residencia oficial en Lomas de Sotelo, derivaron en el cese de su brazo derecho, el general de división Homero Mendoza Ruiz, jefe de Estado Mayor de la Defensa Nacional (EMDN), el cargo operativo más importante del Ejército mexicano.

De lo poco que se conoció de la investigación posterior al accidente, de acuerdo a diversas fuentes militares, fue que la aeronave le faltaba mantenimiento, algo que no puede ocurrir al tratarse de uno de los aviones que usa el general secretario. La responsabilidad de supervisar y tener al día estos equipos era del jefe de EMDN. Pero el general Mendoza Ruiz no solo tuvo este problema. Hubo un mal manejo del accidente que generó confusión, derivada de versiones contradictorias muy delicadas que involucraron al general André Georges Foullon Van Lissum, subsecretario de la Defensa Nacional, quien en términos militares es el titular “accidental” de la Sedena.

Las víctimas mortales del accidente fueron la tripulación compuesta por el capitán piloto aviador Adolfo Rivas Miranda, su segundo de abordo el teniente Germán Aboites Flores y el mecánico Juan Martín Villalpando Rosas, todos oficiales de la Fuerza Aérea. Los pasajeros fallecidos fueron el mayor médico militar Gumaro Acosta Peña, el capitán de sanidad Gustavo Rosas Valle, y el teniente de infantería Armando Gionanni Rodríguez Alfaro.

¿Qué hacían oficiales de servicio en ese vuelo? La primera versión que circuló decía que era un vuelo de prueba. Resultó falsa pues un vuelo de este tipo solo lo hacen elementos de la Fuerza Aérea.

La segunda fue que eran parte de la ayudantía del subsecretario, de quien se rumoró iba en ese vuelo. Esta versión era falsa y no trascendió mas allá de redes sociales. Algunas fuentes del Ejército decian que el general Foullon “se iba a subir y no se subió”. Durante el fin de semana pasado circuló la versión del relevo del general Mendoza Ruiz en la jefatura de EMDN. Se confirmó su llegada a la península de Yucatán como comandante de la décima región militar que abarca ésta entidad más Campeche y Yucatán. Su lugar lo ocupa desde el pasado domingo 1 de marzo el general de brigada Ricardo Trevilla Trejo, viejo conocido de periodistas al haber sido director de comunicación social de la Sedena. El sexenio pasado lo concluyó como comandante de la 43 zona militar en Apatzingán, en la compleja Tierra Caliente michoacana. Es cercano al general Sandoval quien lo nombró al iniciar su gestión subjefe administrativo y logístico del EMDN.

@velediaz424

ÚLTIMASCOLUMNAS