/ martes 4 de junio de 2019

Los baldaquinos de Puebla | TURISTEANDO CON EL BARÓN ROJO

Es un tipo muy particular de diseño de altar mayor en los templos

Hola queridos lectores, aquí, como cada domingo, pasando lista de presente en la calidad y la calidez de sus hogares. En esta pequeña entrega, les hago una descripción de una parte de lo que es el decorado y diseño de los altares en los templos católicos: los baldaquinos.

El baldaquino es un tipo muy particular de diseño de altar mayor en los templos. Generalmente un altar está integrado por el foro, la mesa y el retablo; antiguamente se dividía el foro del piso donde está la feligresía sentada con un pequeño barandal de mármol, que se llama comunitorio, un reclinatorio a todo lo ancho del templo. Este se dejó de utilizar cuando entran en vigor las nuevas reglas del Concilio Vaticano II, en 1963, pero se conservó en los templos por su valor arquitectónico.

También cambia la posición de la mesa del altar, que estaba pegada a la base del retablo, pues las misas se celebraban de espaldas a la feligresía; entonces se recorre unos metros adelante del retablo. Finalmente tenemos el decorado, donde se resguarda el Santísimo, y en la parte superior la imagen que se venera en ese templo.

El baldaquino es un altar separado de la pared del fondo del templo, tiene la característica de que generalmente se construye debajo de la cúpula mayor del mismo. En sí, se describe al baldaquino como un templete soportado por cuatro columnas y sirve para darle más realce al altar mayor, además, desde el punto de vista religioso, es para que la feligresía escuche misa en sus cuatro lados, no solamente frente al altar, el ejemplo más claro de este tipo de colocación de bancas lo tenemos en nuestra Capilla del Rosario.

Entre los baldaquinos más famosos y hermosos que tenemos aquí en nuestra ciudad indudablemente está el de la Catedral, que además es el segundo más grande del mundo, después del Vaticano. Está el más bello del mundo, el de la Capilla del Rosario, además los de algunos templos como el de San Pedro, en la 2 oriente y 4 norte; el de Santa Teresa, en la 2 norte y la 8 oriente, y en Cholula, el de la Capilla Real en el zócalo de esa ciudad.

Pero hay uno muy especial, muy bello, lamentablemente fuera de la vista de los poblanos: el de la capilla de San Hipólito, anexo al templo de San Marcos, en la avenida Reforma y la 9 norte; ignoro por qué motivos esta bella capilla está siempre cerrada al público, pero esperemos que en un futuro la abran a la vista, porque vale la pena visitarla y admirar su bello baldaquino.

Pero aquí en Puebla tenemos algo más: el baldaquino más pequeño del mundo. Así es, no es para celebraciones religiosas, es una maqueta del baldaquino de la Catedral, bellamente elaborado en el siglo XVII bajo las ordenes y diseño del arquitecto español y mexicano Manuel Tolsá (1757-1816), el arquitecto que diseñó el baldaquino de la Catedral, la cual se encuentra perfectamente conservada. Mide aproximadamente un metro de alto; para su tamaño, es riquísima en detalles, se conserva en el museo Tesoros de la Catedral, en el interior de la Casa de la Cultura. A la primera oportunidad que tengas, no dejes de visitar este pequeño museo y admirar el baldaquino más pequeño del mundo.

Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, nos leemos la próxima semana.

Contacto:

  • WhatsApp: 22 14 15 85 38
  • Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Hola queridos lectores, aquí, como cada domingo, pasando lista de presente en la calidad y la calidez de sus hogares. En esta pequeña entrega, les hago una descripción de una parte de lo que es el decorado y diseño de los altares en los templos católicos: los baldaquinos.

El baldaquino es un tipo muy particular de diseño de altar mayor en los templos. Generalmente un altar está integrado por el foro, la mesa y el retablo; antiguamente se dividía el foro del piso donde está la feligresía sentada con un pequeño barandal de mármol, que se llama comunitorio, un reclinatorio a todo lo ancho del templo. Este se dejó de utilizar cuando entran en vigor las nuevas reglas del Concilio Vaticano II, en 1963, pero se conservó en los templos por su valor arquitectónico.

También cambia la posición de la mesa del altar, que estaba pegada a la base del retablo, pues las misas se celebraban de espaldas a la feligresía; entonces se recorre unos metros adelante del retablo. Finalmente tenemos el decorado, donde se resguarda el Santísimo, y en la parte superior la imagen que se venera en ese templo.

El baldaquino es un altar separado de la pared del fondo del templo, tiene la característica de que generalmente se construye debajo de la cúpula mayor del mismo. En sí, se describe al baldaquino como un templete soportado por cuatro columnas y sirve para darle más realce al altar mayor, además, desde el punto de vista religioso, es para que la feligresía escuche misa en sus cuatro lados, no solamente frente al altar, el ejemplo más claro de este tipo de colocación de bancas lo tenemos en nuestra Capilla del Rosario.

Entre los baldaquinos más famosos y hermosos que tenemos aquí en nuestra ciudad indudablemente está el de la Catedral, que además es el segundo más grande del mundo, después del Vaticano. Está el más bello del mundo, el de la Capilla del Rosario, además los de algunos templos como el de San Pedro, en la 2 oriente y 4 norte; el de Santa Teresa, en la 2 norte y la 8 oriente, y en Cholula, el de la Capilla Real en el zócalo de esa ciudad.

Pero hay uno muy especial, muy bello, lamentablemente fuera de la vista de los poblanos: el de la capilla de San Hipólito, anexo al templo de San Marcos, en la avenida Reforma y la 9 norte; ignoro por qué motivos esta bella capilla está siempre cerrada al público, pero esperemos que en un futuro la abran a la vista, porque vale la pena visitarla y admirar su bello baldaquino.

Pero aquí en Puebla tenemos algo más: el baldaquino más pequeño del mundo. Así es, no es para celebraciones religiosas, es una maqueta del baldaquino de la Catedral, bellamente elaborado en el siglo XVII bajo las ordenes y diseño del arquitecto español y mexicano Manuel Tolsá (1757-1816), el arquitecto que diseñó el baldaquino de la Catedral, la cual se encuentra perfectamente conservada. Mide aproximadamente un metro de alto; para su tamaño, es riquísima en detalles, se conserva en el museo Tesoros de la Catedral, en el interior de la Casa de la Cultura. A la primera oportunidad que tengas, no dejes de visitar este pequeño museo y admirar el baldaquino más pequeño del mundo.

Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, nos leemos la próxima semana.

Contacto:

  • WhatsApp: 22 14 15 85 38
  • Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Local

"Puebla York" o “PueVegas”, en Estados Unidos se aferran a sus tradiciones

De todos los poblanos que se van al país vecino del norte, el 50 por ciento decide asentarse en Nueva York y Los Ángeles

Policiaca

Central de Abasto, asaltan local de venta de chiles secos

Fingieron ser clientes para sorprender a los empleados

Finanzas

Trabajadores sindicalizados, ¿tienen más beneficios que los de confianza?

En el último año se han registrado 12.3 % de renuncias de personal sindicalizado

Finanzas

2.3 millones de mexicanos buscaron empleo en octubre: INE

El Instituto señaló que la tasa de desempleo se ubicó en 3.9%

Estado

Tepeaca, el municipio más seguro en octubre

Pese a sr considerado el líder en el robo de hidrocarburo, el municipio registra la incidencia delictiva más baja, según el Semáforo Delictivo

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | Robots asesinos, una amenaza más allá de la ciencia ficción

A medida que la tecnología militar avanza hacia una autonomía cada vez mayor, crece la preocupación sobre cómo pueden usar estas nuevas armas para revolucionar la guerra.

Estado

Turismo, la apuesta en Zautla para la reactivación económica

El gobierno municipal busca incentivar la economía local a través de eventos turísticos y la atracción de visitantes 

Policiaca

Prestamista manda a "colombiano" a golpear a mujer, solo le faltaban dos pagos

El sujeto elevó de la noche a la mañana los intereses del préstamo de 2 al 25 por ciento

Local

La salud y el deporte, una de las prioridades en nuestra institución: rectora Lilia Cedillo

Asiste al Cuarto Informe de Labores de Rodrigo Iván Aguilar Enríquez, director de la Facultad de Cultura Física