/ sábado 21 de agosto de 2021

San Manuel de rancho a fraccionamiento modelo | Los tiempos idos

Fue modelo de urbanización al contar con todos los servicios e incluir espacios para jardines, campos deportivos y lugares para escuelas

Hace seis décadas, se cimentó uno de los primeros fraccionamientos de Puebla de la época moderna: Jardines de San Manuel, en donde, una glorieta con una fuente al centro, daba la bienvenida a los habitantes y los proyectaba sobre sus calles.

Se levantó sobre terrenos que ocupó el Rancho San Manuel y se diseñó con amplias vialidades para comunicarlo desde su interior con la ciudad. Fue ejemplo de urbanización al contar con todos los servicios e incluir espacios para jardines, campos deportivos y lugares para escuelas.

Así fue como cientos de familias poblanas le dieron identidad a esta colonia colmada de jardines en la que forjaron sus historias de vida.

Foto2_ Así lucía la avenida 14 sur de San Manuel en los inicios del fraccionamiento | Foto: Skyscrapercity

HISTORIAS DE VIDA FELICES

Mis papás llegaron a San Manuel en 1968, a la calle Río Bravo, todavía no estaba muy habitado. Vivir ahí era muy tranquilo, nos conocíamos entre todos los vecinos, era muy diferente a lo que ahora es”, asegura Concepción Lizaola Alva.

Refiere que así como su nombre lo dice: Jardines de San Manuel, estaba lleno de jardines bien bonitos y muy cuidados; casi en cada calle había un parque, solo que algunos tenían juegos (columpios y resbaladilla) y otros tenías canchas de basquetbol. Dice que ella salía a jugar con las vecinas a los parques para jugar a la pelota o andar en bicicleta, pero también sacaban a pasear a los perritos.

“Íbamos a misa los domingos en la mañana, a la iglesia de María Reina que está en la misma calle, y al salir siempre había lo típico: pan de burro, tamales y atoles. Para cada festividad cerraban la calle porque había feria”, comenta.

Fraccionamiento del predio rústico del Rancho San Manuel. Dirección de Obras Públicas del Estado | Foto: Libro Colonias de Puebla

“Nosotras éramos cuatro hermanas y esa época no nos daban permiso de andar con niños por eso no estudiamos en el Instituto Oriente que ya estaba ahí, nosotras fuimos al María Luisa Pacheco que era escuela de puras niñas”, advierte.

Yolanda Ortiz de Medel, dice que ella llegó a vivir a San Manuel, a la calle de Jamapa 5736, cuando se casó con Enrique Medel y Moreno en 1970, y allí crió a sus cinco hijos.

“Ni frente a mi casa ni junto, había una sola mi casa, estaban salpicadas. Donde sí había era donde estaba la fuente, en la rotonda, donde hoy es Plaza Solé, en el cruce de las 18 sur y el circuito Juan Pablo”, asegura.

Comenta que donde sí había muchas casas era sobre la 18 sur hasta llegar a las Suites Puebla, que ya estaban ahí. Detalla que eran un hotel para estancias largas, lo rentaban por temporadas, para estudiantes o ejecutivos que venían de fuera por un tiempo.

“También estaba la Universidad Femenina, que era de monjitas y ocupaba un terreno muy grande entre la 22 y la 18 sur, cuando las monjas se fueron, lo cerraron e hicieron un conjunto habitacional de interés social, ahí hay muchas casitas”, afirma.

Yolanda refiere que a la vuelta de su casa, sobre San Francisco, estaba la tienda de abarrotes de doña Raque, que todo mundo conocía y aún permanece. Dice que estaba bien surtida y en un principio tenía hasta carnicería.

Primeras casas del fraccionamiento Jardines de San Manuel en 1962 | Foto: Facebook Puebla Antigua

Más adelante, sobre la misma calle, recuerda que un viejito empezó a salir a la puerta de su casa y ponía una mesita con dulces que vendía; así fue creciendo hasta que la familia puso una tiendita, que se llama: Paty.

“Estuve viviendo 35 años en San Manuel, era muy bonito. En la casa teníamos un jardín grande y mis hijos jugaban ahí, pero cuando empezaron a crecer, íbamos caminando hasta Ciudad Universitaria (que estaba abierta al público), había pocos edificios y todo eran campos. Me los llevaba con sus bicis a jugar allá. Yo fui muy feliz de criar a mis hijos ahí”, sentencia.

UN FRACCIONAMIENTO MODERNO

“El Fraccionamiento Jardines de San Manuel fue un proyecto que se realizó en la época de la modernidad (1950-1960), cuyos emprendedores tomaron territorio del Rancho San Manuel, cuyos propietarios eran la familia Blumenkron”, asegura Carlos Montero Pantoja, catedrático del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP, doctorado en arquitectura y urbanismo con especialidad en centros históricos.

Refiere que, de acuerdo con la Ley de Fraccionamientos Urbanos para la ciudad de Puebla, en 1953, la Dirección de Obras Públicas concedió el permiso para fraccionar el predio rústico conocido con el nombre de “Rancho San Manuel”, a José López Menéndez, quien fue nombrado apoderado general por la propietaria, Carmen López Blumenkron (o López de Wenzel).

El proyecto de Jardines de San Manuel fue dictaminado por los ingenieros Humberto Rojas Lions y el arquitecto Mario Pani; las obras de infraestructura y urbanización fueron realizadas por el Ingeniero José Moreno Herrera, quien hizo lo propio en la Ciudad Universitaria, motivo por el cual quedaron integradas, señala el doctor.

Logo del fraccionamiento Jardines de San Manuel en expediente del Archivo General Municipal de Puebla | Foto: Erika Reyes

Agrega que San Manuel fue diseñado con amplias vialidades para la comunicación interior y la conexión con la ciudad (Calles 14, 18, 22 y 24 Sur) de tres carriles para automóviles, con camellón central arbolado; fue ejemplo de lugar completamente urbanizado y en la mitad de las manzanas espacios para jardines, zonas de juego y campos deportivos; asimismo, se dispuso de lugares para escuelas como la Universidad Femenina (que antes estuvo en 2 norte 6, hoy preparatoria Emiliano Zapata, y aquí fue inaugurada en 1953), el Instituto Oriente y la preparatoria Benito Juárez (1966-1969).

“Como proyecto urbano se inició en los sesentas y se fue llenando de viviendas en los setentas, gracias a la presencia de jóvenes que estudiaban en Ciudad Universitaria; fue por eso que los habitantes destinaron lugar en la vivienda para atender a estos. Las viviendas eran de un piso y todas con muro y techos de concreto, sobre una base de concreto que se llama losa de cimentación. Por tanto, eran casas monolíticas de un piso y con techos a dos aguas. Luego, fueron creciendo verticalmente, así como, construyendo otros prototipos”, detalla.

“La ciudad llegaba hasta la 25 oriente-poniente, lo que es la Zona Dorada, El Mirador y Bellavista no estaban consolidadas, entonces de la 31 en adelante no había nada construido. Lo único que existía era Aurrera y luego todo estaba vacío, atrás (en lo que ahora es la zona Villa Carmel y El Mirador) estaban unos llanos a los que les pusieron portería para que la gente los usara como campos de futbol, se llamaban Campos Tlaloc”, añade.

Campo de futbol en Jardines de San Manuel (1975-1978) | Foto: Archivo General Municipal de Puebla

Montero asegura que el fraccionamiento contaba con todos los servicios: calles pavimentadas de concreto hidráulico, alumbrado eléctrico con postes de brazo. Su diseño se caracterizó por la proyección de las calles desde una glorieta ya desaparecida (18 sur y circuito Juan Pablo II), en cuyo centro había una gran fuente que fue demolida para agilizar el tránsito vehicular.

“Lo que es hoy Plaza Solé (18 sur y circuito Juan Pablo II) era una residencia muy bonita del que fue gobernador de Puebla, Guillermo Morales Blumenkron. No sé si la vendió o él mismo construyó la plaza comercial. El circuito Juan Pablo la partió porque abarcaba un gran extensión sobre la 18. Y ahí donde ahora hay un conjunto que tiene unas torrecitas y son departamentos de lujo, era la casa que habitaba la señora Carmen Wenzel, de la familia Blumenkron, la autora de las esculturas que están en la entrada de la UDLAP”, comentó.

“El Instituto Oriente llegó como proyecto integrado a San Manuel, son de la misma época, ese proyecto lo hicieron los ingenieros Enrique Estrada y Marco Aurelio Barocio, junto con el Arq. René Guzmán; el conjunto arquitectónico se formaba con dos edificios lindos con un entorno de campos deportivos agradables, aunque ahora es muy diferente”, agrega.

Vialidad del fraccionamiento en la que se alcanza a observar un autobús de la línea Jardines de San Manuel (1975) | Foto: Archivo General Municipal de Puebla

San Manuel también se benefició con la prolongación de la calle 14 sur (que en ese entonces llegaba solo hasta 25 oriente), para lo cual se expropiaron terrenos (1959). La prolongación de esta calle daría acceso al fraccionamiento pero también, se uniría con la calle que iba de esta ciudad (bulevar Valsequillo) a la Presa Manuel Ávila Camacho.

El 18 de diciembre de 1958 se hicieron modificaciones al proyecto de 1953 con el objeto de que los residentes contarán con las comodidades y servicios que exigía la vida moderna. Se hizo una distribución proporcional e integral en el área del fraccionamiento de los servicios cívico, comunales y espacios verdes. Se buscó una continuidad en el trazo de las calles que permitiera comunicar al fraccionamiento con el resto de la ciudad, dando a la vez facilidades para su acceso y desahogo.

Por este motivo, comenta que el trazo de las calles se modificó para que presentaran una forma continuada y a su vez se les dio el ancho suficiente para que los vehículos que cruzaran el asentamiento pudieran alcanzar altas velocidades.

Dice que del proyecto anterior se conservaron los principales ejes, tanto los que cruzaban el fraccionamiento de norte a sur, como de este a oeste, y se procuró que las adecuaciones hechas al proyecto formarán parte de la ciudad y no se vieran como un agregado hecho sin apego a la técnica urbanística.

Primeras hojas del expediente No. 176 (año 1957-1960) que contiene todo lo relacionado con el fraccionamiento Jardines de San Manuel | Foto: Erika Reyes

ACERCA DEL PROYECTO

En el Archivo General Municipal de Puebla está el expediente No. 176 (año 1957-1960) que contiene todo lo relacionado con el Fraccionamiento Jardines de San Manuel.

Ahí se encuentra el escrito de la solicitud del señor José López Méndez para fraccionar el Rancho San Manuel, ubicado en la parte sur-oriente de la ciudad de Puebla y quien en su momento fue el apoderado de la propietaria, Carmen López de Wenzel.

Asimismo la autorización para modificar el proyecto original del fraccionamiento y así ofrecer una distribución más integral y mejores servicios a los habitantes. También recibos de pago de impuesto y servicios, planos y especificaciones de todo lo que se refiere a la técnica urbanística utilizada.

Con las nuevas modificaciones del proyecto, se modificaron las superficies y aumentaron de forma considerable. Por tanto, Jardines de San Manuel, se erigió sobre una superficie total de casi un millón 700 mil metros cuadrados.

Aspecto actual del sitio donde se encontraba la glorieta de San Manuel antes de ser removida para mejorar el tránsito vehicular | Foto: Iván Venegas | El Sol de Puebla

Hace seis décadas, se cimentó uno de los primeros fraccionamientos de Puebla de la época moderna: Jardines de San Manuel, en donde, una glorieta con una fuente al centro, daba la bienvenida a los habitantes y los proyectaba sobre sus calles.

Se levantó sobre terrenos que ocupó el Rancho San Manuel y se diseñó con amplias vialidades para comunicarlo desde su interior con la ciudad. Fue ejemplo de urbanización al contar con todos los servicios e incluir espacios para jardines, campos deportivos y lugares para escuelas.

Así fue como cientos de familias poblanas le dieron identidad a esta colonia colmada de jardines en la que forjaron sus historias de vida.

Foto2_ Así lucía la avenida 14 sur de San Manuel en los inicios del fraccionamiento | Foto: Skyscrapercity

HISTORIAS DE VIDA FELICES

Mis papás llegaron a San Manuel en 1968, a la calle Río Bravo, todavía no estaba muy habitado. Vivir ahí era muy tranquilo, nos conocíamos entre todos los vecinos, era muy diferente a lo que ahora es”, asegura Concepción Lizaola Alva.

Refiere que así como su nombre lo dice: Jardines de San Manuel, estaba lleno de jardines bien bonitos y muy cuidados; casi en cada calle había un parque, solo que algunos tenían juegos (columpios y resbaladilla) y otros tenías canchas de basquetbol. Dice que ella salía a jugar con las vecinas a los parques para jugar a la pelota o andar en bicicleta, pero también sacaban a pasear a los perritos.

“Íbamos a misa los domingos en la mañana, a la iglesia de María Reina que está en la misma calle, y al salir siempre había lo típico: pan de burro, tamales y atoles. Para cada festividad cerraban la calle porque había feria”, comenta.

Fraccionamiento del predio rústico del Rancho San Manuel. Dirección de Obras Públicas del Estado | Foto: Libro Colonias de Puebla

“Nosotras éramos cuatro hermanas y esa época no nos daban permiso de andar con niños por eso no estudiamos en el Instituto Oriente que ya estaba ahí, nosotras fuimos al María Luisa Pacheco que era escuela de puras niñas”, advierte.

Yolanda Ortiz de Medel, dice que ella llegó a vivir a San Manuel, a la calle de Jamapa 5736, cuando se casó con Enrique Medel y Moreno en 1970, y allí crió a sus cinco hijos.

“Ni frente a mi casa ni junto, había una sola mi casa, estaban salpicadas. Donde sí había era donde estaba la fuente, en la rotonda, donde hoy es Plaza Solé, en el cruce de las 18 sur y el circuito Juan Pablo”, asegura.

Comenta que donde sí había muchas casas era sobre la 18 sur hasta llegar a las Suites Puebla, que ya estaban ahí. Detalla que eran un hotel para estancias largas, lo rentaban por temporadas, para estudiantes o ejecutivos que venían de fuera por un tiempo.

“También estaba la Universidad Femenina, que era de monjitas y ocupaba un terreno muy grande entre la 22 y la 18 sur, cuando las monjas se fueron, lo cerraron e hicieron un conjunto habitacional de interés social, ahí hay muchas casitas”, afirma.

Yolanda refiere que a la vuelta de su casa, sobre San Francisco, estaba la tienda de abarrotes de doña Raque, que todo mundo conocía y aún permanece. Dice que estaba bien surtida y en un principio tenía hasta carnicería.

Primeras casas del fraccionamiento Jardines de San Manuel en 1962 | Foto: Facebook Puebla Antigua

Más adelante, sobre la misma calle, recuerda que un viejito empezó a salir a la puerta de su casa y ponía una mesita con dulces que vendía; así fue creciendo hasta que la familia puso una tiendita, que se llama: Paty.

“Estuve viviendo 35 años en San Manuel, era muy bonito. En la casa teníamos un jardín grande y mis hijos jugaban ahí, pero cuando empezaron a crecer, íbamos caminando hasta Ciudad Universitaria (que estaba abierta al público), había pocos edificios y todo eran campos. Me los llevaba con sus bicis a jugar allá. Yo fui muy feliz de criar a mis hijos ahí”, sentencia.

UN FRACCIONAMIENTO MODERNO

“El Fraccionamiento Jardines de San Manuel fue un proyecto que se realizó en la época de la modernidad (1950-1960), cuyos emprendedores tomaron territorio del Rancho San Manuel, cuyos propietarios eran la familia Blumenkron”, asegura Carlos Montero Pantoja, catedrático del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP, doctorado en arquitectura y urbanismo con especialidad en centros históricos.

Refiere que, de acuerdo con la Ley de Fraccionamientos Urbanos para la ciudad de Puebla, en 1953, la Dirección de Obras Públicas concedió el permiso para fraccionar el predio rústico conocido con el nombre de “Rancho San Manuel”, a José López Menéndez, quien fue nombrado apoderado general por la propietaria, Carmen López Blumenkron (o López de Wenzel).

El proyecto de Jardines de San Manuel fue dictaminado por los ingenieros Humberto Rojas Lions y el arquitecto Mario Pani; las obras de infraestructura y urbanización fueron realizadas por el Ingeniero José Moreno Herrera, quien hizo lo propio en la Ciudad Universitaria, motivo por el cual quedaron integradas, señala el doctor.

Logo del fraccionamiento Jardines de San Manuel en expediente del Archivo General Municipal de Puebla | Foto: Erika Reyes

Agrega que San Manuel fue diseñado con amplias vialidades para la comunicación interior y la conexión con la ciudad (Calles 14, 18, 22 y 24 Sur) de tres carriles para automóviles, con camellón central arbolado; fue ejemplo de lugar completamente urbanizado y en la mitad de las manzanas espacios para jardines, zonas de juego y campos deportivos; asimismo, se dispuso de lugares para escuelas como la Universidad Femenina (que antes estuvo en 2 norte 6, hoy preparatoria Emiliano Zapata, y aquí fue inaugurada en 1953), el Instituto Oriente y la preparatoria Benito Juárez (1966-1969).

“Como proyecto urbano se inició en los sesentas y se fue llenando de viviendas en los setentas, gracias a la presencia de jóvenes que estudiaban en Ciudad Universitaria; fue por eso que los habitantes destinaron lugar en la vivienda para atender a estos. Las viviendas eran de un piso y todas con muro y techos de concreto, sobre una base de concreto que se llama losa de cimentación. Por tanto, eran casas monolíticas de un piso y con techos a dos aguas. Luego, fueron creciendo verticalmente, así como, construyendo otros prototipos”, detalla.

“La ciudad llegaba hasta la 25 oriente-poniente, lo que es la Zona Dorada, El Mirador y Bellavista no estaban consolidadas, entonces de la 31 en adelante no había nada construido. Lo único que existía era Aurrera y luego todo estaba vacío, atrás (en lo que ahora es la zona Villa Carmel y El Mirador) estaban unos llanos a los que les pusieron portería para que la gente los usara como campos de futbol, se llamaban Campos Tlaloc”, añade.

Campo de futbol en Jardines de San Manuel (1975-1978) | Foto: Archivo General Municipal de Puebla

Montero asegura que el fraccionamiento contaba con todos los servicios: calles pavimentadas de concreto hidráulico, alumbrado eléctrico con postes de brazo. Su diseño se caracterizó por la proyección de las calles desde una glorieta ya desaparecida (18 sur y circuito Juan Pablo II), en cuyo centro había una gran fuente que fue demolida para agilizar el tránsito vehicular.

“Lo que es hoy Plaza Solé (18 sur y circuito Juan Pablo II) era una residencia muy bonita del que fue gobernador de Puebla, Guillermo Morales Blumenkron. No sé si la vendió o él mismo construyó la plaza comercial. El circuito Juan Pablo la partió porque abarcaba un gran extensión sobre la 18. Y ahí donde ahora hay un conjunto que tiene unas torrecitas y son departamentos de lujo, era la casa que habitaba la señora Carmen Wenzel, de la familia Blumenkron, la autora de las esculturas que están en la entrada de la UDLAP”, comentó.

“El Instituto Oriente llegó como proyecto integrado a San Manuel, son de la misma época, ese proyecto lo hicieron los ingenieros Enrique Estrada y Marco Aurelio Barocio, junto con el Arq. René Guzmán; el conjunto arquitectónico se formaba con dos edificios lindos con un entorno de campos deportivos agradables, aunque ahora es muy diferente”, agrega.

Vialidad del fraccionamiento en la que se alcanza a observar un autobús de la línea Jardines de San Manuel (1975) | Foto: Archivo General Municipal de Puebla

San Manuel también se benefició con la prolongación de la calle 14 sur (que en ese entonces llegaba solo hasta 25 oriente), para lo cual se expropiaron terrenos (1959). La prolongación de esta calle daría acceso al fraccionamiento pero también, se uniría con la calle que iba de esta ciudad (bulevar Valsequillo) a la Presa Manuel Ávila Camacho.

El 18 de diciembre de 1958 se hicieron modificaciones al proyecto de 1953 con el objeto de que los residentes contarán con las comodidades y servicios que exigía la vida moderna. Se hizo una distribución proporcional e integral en el área del fraccionamiento de los servicios cívico, comunales y espacios verdes. Se buscó una continuidad en el trazo de las calles que permitiera comunicar al fraccionamiento con el resto de la ciudad, dando a la vez facilidades para su acceso y desahogo.

Por este motivo, comenta que el trazo de las calles se modificó para que presentaran una forma continuada y a su vez se les dio el ancho suficiente para que los vehículos que cruzaran el asentamiento pudieran alcanzar altas velocidades.

Dice que del proyecto anterior se conservaron los principales ejes, tanto los que cruzaban el fraccionamiento de norte a sur, como de este a oeste, y se procuró que las adecuaciones hechas al proyecto formarán parte de la ciudad y no se vieran como un agregado hecho sin apego a la técnica urbanística.

Primeras hojas del expediente No. 176 (año 1957-1960) que contiene todo lo relacionado con el fraccionamiento Jardines de San Manuel | Foto: Erika Reyes

ACERCA DEL PROYECTO

En el Archivo General Municipal de Puebla está el expediente No. 176 (año 1957-1960) que contiene todo lo relacionado con el Fraccionamiento Jardines de San Manuel.

Ahí se encuentra el escrito de la solicitud del señor José López Méndez para fraccionar el Rancho San Manuel, ubicado en la parte sur-oriente de la ciudad de Puebla y quien en su momento fue el apoderado de la propietaria, Carmen López de Wenzel.

Asimismo la autorización para modificar el proyecto original del fraccionamiento y así ofrecer una distribución más integral y mejores servicios a los habitantes. También recibos de pago de impuesto y servicios, planos y especificaciones de todo lo que se refiere a la técnica urbanística utilizada.

Con las nuevas modificaciones del proyecto, se modificaron las superficies y aumentaron de forma considerable. Por tanto, Jardines de San Manuel, se erigió sobre una superficie total de casi un millón 700 mil metros cuadrados.

Aspecto actual del sitio donde se encontraba la glorieta de San Manuel antes de ser removida para mejorar el tránsito vehicular | Foto: Iván Venegas | El Sol de Puebla

Local

Puebla, primer lugar con mayor número de asaltos en carreteras

Inegi reportó 176 asaltos en carreteras del estado de enero a diciembre del año pasado

Local

[Fotoreportaje] Taller de piezas navideñas reabre tras pandemia

El taller se mantuvo cerrado por casi dos años, su fundadora doña Margarita perdió la vida a consecuencia de Covid19

Local

Suman 26 denuncias por delitos contra el medio ambiente en Puebla

La capital poblana es la que más registró este tipo de hechos

Deportes

Pericos gana el título del Sur en la invernal mexicana

Entre la quinta y sexta entrada, Pericos anotó en cinco ocasiones,

Policiaca

Central de Abasto, asaltan local de venta de chiles secos

Fingieron ser clientes para sorprender a los empleados

Doble Vía

En Canadá, un albañil mexicano compró esta lujosa casa valuada en 12 mdp

Diego cuenta con videos para ayudar a las personas a inmigrar a Canadá

Local

Proyectan un nuevo hotel en San Andrés Cholula: secretario de Turismo

El gobierno local analiza esta propuesta empresarial, que, de autorizarse, estaría consolidándose al cierre de este año o en el próximo

Local

Reactivarán módulos de vigilancia en Cuautlancingo

El robo en la modalidad de vehículo es el predominante en este municipio

Local

Paracaidistas construyen cerca de ductos en Cuautlancingo; iniciarán notificaciones

En la zona se pretendía erigir un parque público, lo que las autoridades han impedido